POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: LA JUSTICIA COMO HERRAMIENTA POLÍTICA. UN PARALELO ENTRE DOS CASOS DE INJUSTICIA JUDICIAL EN COLOMBIA

En la foto: Olga Behar con su esposo, el terrorista del M19 Gerardo Ardila. Ahora, del Jet set colombiano. (Foto JetSet) 

Por Luis Alfonso Plazas Vega-   Fuente: Periodismo sin  fronteras

El proceso contra el coronel Luis Alfonso Plazas Vega

1.- Unos años antes de “reabrirse” la investigación del Palacio de Justicia, circuló profusamente, buscando exonerar al M-19 de sus crímenes a la vez que se los endilgaba al Ejército Nacional, un libro de la periodista Olga Behar: “Noches de Humo”.

2.- La Revista Semana le dio un buen cubrimiento al libro, el 11 de abril de 2007.

“La Fiscal de Hierro”, Ángela María Buitrago. Sigue impune

3.- En el caso del Palacio de Justicia, el Tribunal Especial de Instrucción creado para investigar el caso, determinó que los responsables de esa tragedia fueron los miembros del grupo terrorista M-19. No obstante la Fiscalía 4 Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, enrumbó sus baterías contra el coronel Plazas Vega.

4.- El proceso dirigido por la Fiscal Ángela María Buitrago en 2007, no le vio importancia a que los hechos correspondieran a 22 años atrás, en 1985.

5.- El 9 de abril de 2007, la Revista Semana gerenciada por Alejandro Santos, sobrino de Juan Manuel Santos, publicó un especial sobre el Palacio de Justicia, en cuya portada aparecía la fotografía a cuadros de un supuesto testigo que aclaraba los hechos del Palacio de Justicia.

6.- Al interior de la revista la crónica en la cual la revista daba por ciertas todas las afirmaciones de un falso testigo: UN EX POLICÍA llamado Ricardo Gámez Mazuera, llevado a declarar mentiras por el cura Javier Giraldo, testimonio ya descartado años atrás por la Procuraduría General de la Nación, pero que la Revista Semana revivía. Calumnias que presentaban al coronel Plazas Vega como responsable de unas desapariciones forzadas y lo consideraban un peligro para la sociedad. Después aparecieron otros falsos testigos.

7.- Los abogados que representaban a las víctimas de tales “desapariciones forzadas”, eran los del “Colectivo de Abogados, José Alvear Restrepo”, uno de ellos Daniel Prado Albarracín.

Este grupo de abogados es conocido en Colombia por sus “ejecutorias”, como la invención de falsos testigos en el caso de Mapiripán, y su eficiencia en conseguir en repetidas ocasiones, condenas multimillonarias contra Colombia en la Corte Interamericana de DDHH.

En julio del mismo año, la Fiscal Ángela Buitrago, ordenó mi privación de la libertad, y en su auto de detención curiosamente trajo argumentos similares a los que la Revista Semana había formulado en su especial del mes de abril con el falso testigo.

8.- El falso testigo Ricardo Gámez Mazuera, SE REFUGIÓ EN EUROPA, y allí permanece impune.

9.- Ocho años y medio me costó comprobar mi inocencia, ante el prevaricato continuado de considerarme culpable sin prueba alguna, cometido por varios fiscales, jueces y magistrados que buscaron a toda costa mi prisión perpetua. Un proceso que, por hechos de 1985, solo se inició cuando salí de la Dirección de Estupefacientes, cargo en el cual, bajo la Dirección de Fernando Londoño Hoyos y el Gobierno de Álvaro Uribe, se dio la más eficiente lucha contra las mafias del narcotráfico, como lo han reconocido en repetidas formas los funcionarios de la DEA y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Los libros de Olga Behar, la esposa del bandido del M19, Gerardo Ardila

No puedo olvidar que el 3 de diciembre de 2014 se conoció la noticia de que el magistrado Luis Guillermo Salazar Otero, había presentado ponencia absolutoria de mi caso desde septiembre de ese año. En diciembre salieron los jueces colombianos a vacaciones colectivas, pero mi abogado Jaime Granados Peña muy optimista me manifestó que la decisión favorable solo tardaría un par de meses.

10.- Finalmente aparece un personaje cuyas andanzas hasta ahora se conocen, gracias a las Fiscalías de Estados Unidos y Colombia: el magistrado Leonidas Bustos.

En enero de 2015, la Corte eligió como presidente de la Corporación al magistrado Leonidas Bustos, y empezó el calvario. Todos los miércoles se reunían los magistrados de la Corte para tomar decisiones, en particular sobre los temas de Casación. Pero para el caso de Plazas Vega cada miércoles aparecía alguna razón para no adelantar una votación que estaba cantada como absolutoria.

En algún momento el magistrado Leonidas Bustos ya calificado por el gobierno de Juan Manuel Santos, con titular en la revista Semana, como el Magistrado para la Paz, lanzó la más absurda expresión: “el narcotráfico no era un delito autónomo, sino un delito conexo”. Es decir les abría a los integrantes del Cartel de las Farc, la posibilidad de ser favorecidos con Amnistía o Indulto.

¿Por qué este magistrado no se declaró impedido para juzgar al coronel Plazas Vega quien como Director Nacional de Estupefacientes cumplió una tarea diametralmente opuesta a la tesis que ahora el jurista estaba esgrimiendo?

Los atentados mortales contra quienes encabezaban la lucha contra las drogas no habían tenido efecto, por milagros de Dios. Varios contra el presidente Álvaro Uribe Vélez y uno espeluznante contra Fernando Londoño Hoyos.

Y ahora ocurría otro milagro, que es un aliento para quienes hemos combatido el narcotráfico: fui absuelto por mayoría de la Corte Suprema de Justicia el 16 de diciembre de 2015 a las 17:25 de la tarde. El Magistrado Leonidas Bustos presentó salvamento de voto.

El proceso contra el ganadero Santiago Uribe.

Lo que encuentro ahora en el proceso contra Santiago Uribe, es espeluznante, porque los actores de este otro proceso, son los mismos. Lo titulan en forma perversa como Los Doce Apóstoles, porque es una expresión llamativa para la galería.

1.- Alrededor de este caso aparece un libro escrito por la Periodista Olga Behar: “El Clan de los doce apóstoles”.

2.- La Revista Semana le da un buen cubrimiento al libro, el 29 de agosto de 2011

3.- En el caso del grupo “Los 12 apóstoles”, el Consejo de Estado, determinó que los responsables fueron un alcalde de Yarumal, el comandante de la Policía del municipio, el párroco y algunos comerciantes. No obstante la Fiscalía 10 Delegada ante la Corte Suprema de Justicia enrumbó sus baterías contra Santiago Uribe Vélez.

Leonidas Bustos y Juan Manuel Santos, socios en los acuerdos con FARC

4.- El proceso dirigido por el Fiscal Carlos Iván Mejía Abello, no le vio importancia a que los hechos correspondieran a 22 años atrás en 1994.

5.- La Revista Semana gerenciada por Alejandro Santos sobrino de Juan Manuel Santos, le dedica una importante sección en su edición del 12 de junio de 2017, presentándolo como un asesino.

6.- Tanto la revista como otros medios de comunicación, da por ciertas las afirmaciones de un falso testigo, UN EX POLICÍA llamado Juan Carlos Meneces, con grado de Mayor, que ha declarado lo que ahora son los cargos que la justicia presenta contra Santiago Uribe Vélez, el hermano del ex Presidente que enfrentó valerosamente al narcotráfico. Testigo que ya se retractó. Después aparecieron otros falsos testigos.

En la foto de la izquierda, Daniel Prado Albarracín, alias “Piero”, antiguo terrorista del M19, abogado del Colectivo Alvear Restrepo

7.- Los abogados que representan a las supuestas víctimas, son los del “Colectivo de Abogados, José Alvear Restrepo”, uno de ellos Daniel Prado Albarracín.

8.- Uno de los falsos testigos, Eunicio Pineda, tiene problemas mentales. Sin embargo, está REFUGIADO EN EUROPA, y allí permanece impune.

9.- Dios ha querido que en este caso también el abogado de la verdadera víctima que es Santiago Uribe Vélez, sea el jurista Jaime Granados Peña.

10.- Finalmente hay que mencionar a un personaje cuyas andanzas hasta ahora se conocen, gracias a las Fiscalías de Estados Unidos y Colombia: el magistrado Leonidas Bustos.

El Magistrado Leonidas Bustos al parecer fue quien hizo nombrar al Fiscal que investiga a Santiago Uribe.

¿El Magistrado Leonidas Bustos a quién le reporta políticamente?

CONCLUSIONES

En el CASO PLAZAS VEGA, se trataba de destruir al Director de Estupefacientes de Álvaro Uribe Vélez.

En el CASO SANTIAGO URIBE, presumiblemente quieren destruir al propio hermano de Álvaro Uribe Vélez

La esperanza es que la similitud que falta, se consolide: esperamos al igual que Luis Alfonso

Un Comentario sobre “POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: LA JUSTICIA COMO HERRAMIENTA POLÍTICA. UN PARALELO ENTRE DOS CASOS DE INJUSTICIA JUDICIAL EN COLOMBIA

  1. Que preocupante que en Colombia ese tipo de jueces y fiscales, actúen en contra de los representantes de la ley y a favor de los terroristas y guerrilleross narcotraficantes. ¿pero qué esperar si el propio presidente Santos es de facto el mejor aliado de esa canalla?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15