POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: LOS AMOS DEL MUNDO

ELFORODEDAVOSPor Miguel Angel de Renzis 

Por estos días se va a escuchar hablar del Foro de Davos.

Es la reunión mundial económica más importante del planeta Tierra. Participan más de mil empresarios que son manejados por una minoría conocida como los “socios estratégicos” que la integran las cien principales corporaciones del mundo.

De estos cien, cuarenta y ocho son a su vez miembros del Club Bildelberger.

Este club reúne a no más de 150 selectos poderosos que manejan la otra parte del poder mundial. Allí participan la J.P.Morgan, el Deutsche Bank, Goldman Sachs, Microsoft Corp, el Banco HSBC, el Banco Nacional de Kuwait, Siemens, Standart, Unilever, Pepsico, Citi Group, todos ellos miembros del Club de Davos y de los Bilderberger.

(lista completa en file:///C:/Users/pc01/Downloads/myslide.es_socios-estrategicos-del-foro-economico-mundial-de-davos-que-son-miembros-de.pdf)

La ciudad de Davos es la comuna más grande de Suiza, y es uno de los once distritos del cantón de los Grisones, con 220 hoteles.

Está a 1560 m sobre el nivel del mar, con una escasa población de 11036 personas, lo que da un promedio inferior a 40 habitantes por km2.

Davos es conocida además del foro mundial, por ser sede en invierno de los juegos de hockey sobre hielo. Es la ciudad europea más alta de los Alpes y está al sudeste del país. Su idioma oficial es el alemán. El aeropuerto más próximo es el de Zurich, y de allí dos horas y media en tren, o dos horas por carretera. Tiene cien restoranes y 300 km de pistas de sky. Allí estará el presidente Mauricio Macri con su comitiva, acompañado de Sergio Massa.

Los organizadores se reúnen anualmente con la presencia de líderes empresarios, políticos, periodistas e intelectuales, los que son cuidadosamente elegidos por los Amos del Mundo.

Mientras tanto, los fondos buitre le mandaron a decir al mediador que quieren negociar en secreto con el gobierno argentino. El ministro de Hacienda, que se anticipó en el viaje junto con la canciller, les dijo que querían mantener informado al país sobre la negociación.

Davos será una oportunidad para cruzarse con estos especuladores.

Mientras esto pasa, el Indec ya informó que hasta septiembre no habrá mediciones oficiales y que se van a manejar con mediciones de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de San Luis.

Ocurre que esto debilita notoriamente las paritarias, porque los empresarios harán valer la carencia de datos oficiales para disimular la inflación y discutir menores porcentuales de aumento.

Por otro lado, el presidente Macri les informó a los gobernadores que la Nación avalará futuros endeudamientos de las provincias, por lo cual después de Davos asistiremos al festival de la deuda.

So pretexto de inversionistas que traerán imaginarios capitales se ablandarán las reglas de control  que, junto con la apertura de importaciones, juegan un rol central ante el pedido de los poderosos.

Davos sirve para relacionarse. Pero también para endeudarse. Del gobierno dependerá el camino elegido.

Mauricio Macri estudió en Cardenal Newman. León XIII, el Papa de la Doctrina Social de la Iglesia, lo hizo cardenal a Newman que se había ordenado el 30 de mayo de 1847. Había nacido el 21 de febrero de 1801 en Londres y murió en Birmingham el 11 de agosto de 1890. El beato John Henry Newman fue al igual que Leon XIII, un luchador incansable contra el liberalismo y las influencias masónicas.

Menem, De la Rua, Duhalde ya estuvieron en Davos. Los Kirchner no fueron, sobre todo después de haberse adherido al Foro Social de Porto Alegre.

De las relaciones internacionales, cuando un país sabe ejercer la soberanía política, se pueden lograr inmejorables negocios para exportar. Pero el desatino de las estrategias de los gobiernos argentinos ha sido abrirse a las exportaciones sin exigir nada a cambio.

Es evidente que los últimos cuatro años del gobierno de Cristina no se produjo un solo empleo privado, utilizándose al Estado como único empleador.

Ahora se corre el riesgo que so pretexto de limpieza de “ñoquis” se pretenda achicar el Estado donde por ejemplo en La Quiaca el radical Morales tiene el 70% de empleados públicos.

El achicamiento de los trabajadores del Estado trae como consecuencia gente sin trabajo, la que a su vez se postula con pretensiones de menor salario a la empresa privada, logrando de esta forma abaratar costos en la ingeniería liberal para poder exportar.

Gobernar es crear trabajo. El kirchnerismo usó al Estado, saturó y quedó atrapado en su propio círculo. El liberalismo quiere achicar al Estado para que los desocupados compitan y evitar así que en las paritarias los dirigentes sindicales puedan hablar de aumentos ante la amenaza de la desocupación.

Esta película ya la vimos y cuando terminó salimos del cine llorando.

Solo nos resta esperar que Mauricio Macri en sus años de alumno, haya leído alguna vez al inglés Newman, condenando al liberalismo y a la masonería.

Davos y los Bilderberger son el refugio y la cuna de este pensamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15