¿POR QUÉ TRATAR DE EXONERAR A LA TIRANÍA CASTRISTA DE SUS CULPAS?

¿Quién duda que son ellos mismos, los que están detrás de los ataques sónicos a los diplomáticos norteamericanos?

Por, Héctor Julio Cedeño Negrín-Periodista Libre de Cuba.

Cuando se produjo la caída del llamado campo socialista, algunos pensaron que se caería también el gobierno cubano. Completamente errados, el gobierno cubano nunca fue ciertamente un satélite de los rusos y los que se han creído esto por tanto tiempo, están equivocados. Cuba no solo nunca fue un satélite ruso, sino que han sido los rusos los verdaderos satélites de los gobernantes cubanos, Cuba fue la que les chupó la sangre

Fue Fidel Castro, quien acudió a los rusos para enfrentarlos a los Estados Unidos y utilizarlos a su antojo y en su favor y no los rusos los que buscaron a Cuba, ese ha sido siempre un error de cálculo, para los detractores de la tiranía castrista

Cuando fueron instalados los cohetes con ojivas nucleares en Pinar del Rio o más exactamente, cuando intentaron instalarlos, la idea de aquella locura no fue definitivamente de los gobernantes rusos, si no de los hermanos Castro.

El desenlace de aquel acontecimiento se saldó con el retiro de los cohetes, por exigencia del gobierno norteamericano. Los rusos nunca los entregaron a Fidel Castro, como planeaba el tirano. Jrushchov frustró las intenciones del sátrapa de convertir a Cuba en una potencia nuclear, su verdadero propósito, pero Rusia los utilizó para sus fines, retirando los cohetes, en contra de la voluntad del gobernante cubano.

Hace algunos años cuando al defenestrado Carlos Lage, se le ocurrió la “genial” idea de decir; que Cuba tenía dos Presidentes, el Partido Liberal de Cuba (PLC) en el que yo militaba y en el que ostentaba un alto cargo ejecutivo, estimó que debía hacerse un pronunciamiento desmintiendo esas afirmaciones, porque según ellos era un intento de imponer otro Presidente a Cuba.

Me negué a firmar aquella proclamación porque la consideré fuera de lugar, les expresé que lo que ocurriría sería exactamente lo contrario, el gobierno cubano era quien gobernaría y de hecho es quien gobierna hoy a Venezuela. De todas formas hicieron la declaración rompiendo el consenso que se estilaba en nuestras declaraciones. ¿Alguien hoy, se atreve a desmentir mi afirmación?

Cuba, participó en guerras como las de Angola y Etiopía utilizando a los cubanos como carne de cañón. Esa no fue una orden dada por los rusos a sus súbditos cubanos, sino una idea elaborada por Fidel Castro, que le costó muchos miles de millones de rublos a Rusia, que además puso las armas y todo lo demás, aparte de que José Eduardo Dos Santos, pagaba seis mil dólares mensuales a Cuba, por cada soldado cubano participante en la guerra, de lo que ninguno de ellos se enteró nunca, ni disfrutó de sus beneficios.

Fidel Castro, incluso se negó a retirar las tropas cubanas de Angola, a pesar de haber sufrido más de diez mil muertos en la contienda. Los propios rusos, además de Arnaldo Ochoa y Patricio De Laguardia le recomendaron a Fidel que retirara las tropas para evitar más muertos y el sátrapa se negó rotundamente hasta el último momento. Tampoco los rusos dirigieron los combates, lo que intentó hacer el sátrapa desde unas instalaciones en Matanzas.

La creación de numerosos grupos guerrilleros en toda la América Latina, fue iniciativa personal de Fidel Castro, cuando Rusia ya había desistido de utilizar este método estalinista para conseguir sus fines y lo había sustituido por la creación de vitrinas socialistas, para estimular el avance del socialismo a nivel mundial.

Como estos puede haber cientos de ejemplos que demuestran, que son los gobernantes cubanos los verdaderos elucubradores de todas esas ideas y no los otros, ni los rusos, iraníes, ni los chinos. ¿Por qué será que los fascistas y asesinos gobernantes cubanos, encuentran siempre tantos defensores? Los rusos son verdaderos angelitos ante los gobernantes cubanos, los verdaderos demonios.

Siguen insistiendo en cambiarle a Venezuela por puras migajas, cuando ellos son los verdaderos dueños del país sudamericano. Que tontos, no lo conseguirán nunca, que mal conocen a los tiranos cubanos. Tendrían que ofrecerles tantos millones, como los del “Plan Marshall”, para que negocien. Eso equivaldría a levantar el embargo norteamericano y otorgarles créditos multimillonarios, que es lo que ellos desean ciertamente.

A los gobernantes cubanos solo los sacarán de Venezuela, por la fuerza de las armas o por lo menos bajo esa amenaza y cuando los destructores y los porta aviones norteamericanos estén a la vista, nunca antes. Yo dudo que los gobernantes cubanos tengan el valor de enfrentar a las tropas norteamericanas, pero por lo menos formaran su gritería.

Pienso que enfrentar al ejército norteamericano, sería como una locura porque aunque ellos desean que los yanquis provoquen miles de muertos entre los cubanos, para provocar el odio, sería una especie de declaración de guerra contra los Estados Unidos, algo así como un suicidio, porque las tropas estadounidenses tomarían en solo horas el territorio nacional y pondrían fin a la dictadura.

En lo que respecta a los ataques sónicos, contra los diplomáticos norteamericanos, en lo que deben centrarse los investigadores, es en el verdadero motivo detrás de todo eso, pero no buscarlo en otros, sino en los propios los gobernantes cubanos, que son los verdaderos responsables de todo, tampoco son los coreanos del norte. Nadie se mueve en Cuba sin la aprobación absoluta, de los gobernantes cubanos.

Ni fueron Oficiales de la inteligencia por cuenta propia como sugirió alguien, eso aquí no sucede. El Oficial que haga algo por la libre lo hacen tirarse de la azotea del edificio más alto de la ciudad, como el que tuvo que tirarse del noveno piso del edificio de Línea y A—la Dirección de Inteligencia (DI)—hace algún tiempo, a plena luz del día y a la vista de todo el mundo, nadie lo empujó, él solo se tiró.

Posiblemente el motivo de los ataques a los diplomáticos norteamericanos fuera el deshacerse de ellos, porque realizaban una labor no conveniente a sus intereses o porque su influencia dentro de la Embajada la consideraran nefasta, ellos tienen muchas veces tanta información sobre los diplomáticos que nadie se la imagina.

Cuando por fin salga la verdad a flote veremos si estoy equivocado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15