PROHIBIDO OLVIDAR: EL HOMBRE DE LA FINCA EL MOLINO, UN CRIMINAL CASTRISTA

ANDRESJUANLEYVACASTROAndrés Juan Leiva Castro, General de Brigada, ya retirado, del Ministerio del Interior castrista, torturador, criminal al servicio del comunismo en Cuba. Foto de 1970.

JOSERAMONBORGESSERRANOPor: José Ramón Borges Serrano.-Representante del FANTU en EUA.

Natural de Vueltas, Las villas, Andrés Juan Leiva Castro Actualmente reside en el Reparto Escambray en Santa Clara. Desde los 15 años militó en las filas del Partido Socialista Popular, PSP, cubano.

En octubre de 1961 formó el grupo conocido como de “El Molino”. Que no era otra cosa que provocadores de la Policía Política castrista, se vestían como los Guerrilleros Campesinos Anticomunistas del Escambray y salían a engañar a la población.

Muchos cubanos, hombres de bien, fueron engañados por estos falsos guerrilleros. Los farsantes llegaban a una casa en el lomerio y pedían comida, unos se la daban por simpatizantes de la causa anticomunista, otros por miedo. Pero después venían las milicias castristas, le quitaban la finca y los metían presos por “colaborar con los (falsos) alzados”.

Aplicaban también métodos de tortura psicológica, falsos fusilamientos y otros para aterrorizar a sus víctimas, escuchemos palabras del propio represor:

«Cogíamos al colaborador de bandidos* y preparábamos un paripé de interrogatorio. El hombre no decía nada, pero le hacíamos una carta donde afirmábamos que había cooperado con nosotros y que la información brindada había sido muy útil. Por la noche salíamos con él, custodiado por dos o tres hombres, como de traslado a otro sitio.

«En el lugar previsto, el carro se rompía, y apenas caminados unos metros una banda de supuestos alzados —nosotros mismos— los capturaba. A los soldados rebeldes se les fusilaba o, al menos, eso le hacíamos creer al colaborador, quien escuchaba los disparos y se atemorizaba.

«Tú no eres colaborador nada, tú eres del G2. Mira lo que dice esta carta. El hombre, acobardado, pues sabía que su vida peligraba, se defendía afirmando que era mentira, y entonces sí nos daba la información que necesitábamos.

«Luego, nosotros caíamos en una emboscada de las tropas de la LCB (Lucha contra Bandidos) y éramos conducidos de vuelta al lugar de donde mismo habíamos salido unas horas antes: al G2. El hombre quedaba preso de nuevo, y «los falsos bandidos» íbamos tranquilamente a dormir en nuestras casas.

«Así fue capturada la banda de Osvaldo Ramírez. El simulacro lo hicimos en la loma La Puntilla, cerca de Remedios. Fue exactamente el 10 de abril de 1962, y el colaborador nos dio la ubicación exacta donde estaban los alzados y los lugares por donde acostumbraban moverse».

ANDRESLEIVACASTROEXGENERALDEBRIGADACASTRISTA

Foto actual del criminal-bandido Leiva Castro, en la sala de su casa, Santa Clara, Cuba.

Ya para 1970, por los “servicios prestados” el criminal Leiva Castro fungía como jefe de la Policía Política, DSE, G-2, en la provincia Las Villas. Hasta los días de hoy se ha mantenido reprimiendo a la población cubana…

*Bandidos: Forma despectiva en que los represores castristas llamaban a los valientes Guerrilleros Campesinos Anticomunistas del Escambray, todo como parte de la Ola de terror que aplicaron los comunistas contra los habitantes del lomerio. Al final la historia ha demostrado quienes son los verdaderos bandidos: Castro y sus huestes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15