PUEBLOS DIFERENTES: CUBANO Y CUBANOIDE. EN LA SAGA DEL COSTA-RICAZO II PARTE

CUBANOIDESGOZANDOCapture

Cubanoides en la gozadera

SANTIAGOCARDENASDR.Por, Dr. Santiago Cárdenas-Especial para Nuevo Acción

Es muy difícil precisar cuándo se conformó este segundo pueblo: el cubanoide. Asi sucede en estos procesos  históricos y  socioculturales,  que se van engendrando poco a poco, de manera que no tenemos la fecha exacta  de su nacimiento.  Si tomamos un lapso  de unos veinte años por cada  generación, sería aproximadamente  en el 2000 cuando las características de los cubanoides estarían  bien identificadas. Esto coincide  con el punto de inflexión de Elián,  el atentado a  las Torres Gemelas   y el inicio de un nuevo milenio.

Recuerdo perfectamente que  cuando el éxodo de 1994, los balseros  pudieron asimilarse rápidamente  y aun eran cubanos en su forma y fondo. Como los cambios demográficos al igual que los culturales, se van realizando a largo plazo, pudiéramos lanzar  al vuelo  una  hipótesis:  En el 2015, otro pueblo estaba  ya entronizado dentro de la isla, y éste es el que emigra ahora, y el que vemos reclamando sus “derechos” en tierra ajena. En el Archipiélago bajan la cabeza y aplauden. Maceo es para los cubanoides un gran desconocido.

La imposición, la represión, la censura total, la cárcel, el monopartido y la desesperanza  ante un cambio que ven lejano, muy  lejano e imposible,  va conformando mentes,  gestos, actitudes y  conformismo, que Montaner  calificó como el síndrome de la indefensión adquirida. Estos patrones  se extienden a grandes  grupos  poblacionales, ayudados por la indoctrinación en las escuelas, desde  los balbuceos hasta la universidad.

Es fácil reconocer  al pueblo cubanoide en expresiones tales como el bloqueo, o los cinco héroes de la patria,   que ese es   el lenguaje  de su pan nuestro de cada día. “No cojas lucha “; “Eto no e’ facil” ;  y “! Dale!, como despedida formal, forman parte de la impronta cubanoide. El momento tragicómico,  el culminante  de la apotilicidad,  lo  protagonizaron el Duque  Hernández y Liván, su hermano, cuando al bajarse de la balsa y pisando suelo amigo  le dijeron a la prensa internacional que ellos eran apolíticos. Y eso es solo un botón de la muestra.
TIPICACUBANOIDEEl pueblo cubanoide es real. Lo insinúa Yoanis Sánchez en la descripción de  su generación “Y”. (en la foto de la izquierda: típica cubanoide, cuyo video en facebook es famoso y que no publicamos por respeto a nuestros lectores, debido al lenguaje que usa) En  esencia es un pueblo semejante al cubano; pero, no  es cubano. Sus características se irán perfilando mejor en años porvenir. Es un  pueblo víctima, digno de lástima y como tal debería ser tratado y  re-educado. Esto último es relativamente fácil en el exilio. Lo difícil será en la isla, cuando llegue el momento.

El daño antropológico del que nos habla Dagoberto Valdés  desde Pinar del Río es mayor de lo que comúnmente se  puede apreciar y debería ser tomado muy en serio por los futuros educadores  de esas generaciones,  cuya pedagogía  también va desapareciendo poco a poco.

Como cada pueblo aspira o consigue un pedazo de territorio propio o arrendado (como ha  sucedido con  el pueblo cubano   en  Miami), me atrevo a sugerir a Tampa, esa capital  alternativa del  neo castrismo y su subversión en la Florida, para que en sus alrededores  se asiente el pueblo cubanoide. Allí se sentirán mejor, se adaptarán rápidamente, y el cambio no le resultará tan traumático, dadas las afinidades  que allí existen con el castrismo que los engendró. A largo plazo, en los entornos de Tampa Bay, ellos  podrán entender un poco mejor a Martí  y a Ybor City.

Estoy seguro que dos pueblos hermanos: el cubano y el cubanoide, surgidos del mismo  núcleo de  ADN, de la sangre uno  y del  guarapo el otro, podrán  alcanzar poco a poco,  sino el final de  una guerra fría, al menos una coexistencia más pacífica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15