PUNTO Y APARTE

ALDOSENTADOPor El Director

Algunos familiares y varios amigos me interrogan incrédulos: ¿Eres pitoniso o qué? ¿Cómo es posible que desde hace años has venido anunciando lo que ahora está ocurriendo con el arreglo entre el obamismo y el raulato? 

Nada de pitoniso, ni de adivino, ni espiritista que lee el futuro, sino simplemente un observador dedicado que, conocedor de las tácticas de infiltración puestas en práctica por los enemigos de la libertad y la democracia desde hace muchos años, solo ha averiguado el pasado de los que integran el equipo de colaboradores de que se ha rodeado Obama, para que le ayuden a llevar a cabo la agenda que se trazó desde que decidió a aspirar a Presidente; y por supuesto el pasado del propio Obama.

Esto que he  hecho yo—y muchísimos otros como yo—lo puede hacer cualquier persona con mediana inteligencia, si se lo propone. Métase en el internet o visite una biblioteca y busque información de las actividades y las posturas políticas de años atrás de , por ejemplo John Kerry,  Erich Holder, de Roberta Steinfeld (hoy Roberta Jacobson) y de cualquiera de los funcionarios que Barack Obama ha llevado a su equipo. 

Averigüe quien es Van Jones, el que Obama nombró Zar de la Energía Verde, al que tuvo que despedir, por el escándalo que provocó su nombramiento.

Esta columna es breve, por lo que no voy a dar la enorme lista de nombres con sus backgrounds políticos y sus historias de activismos radicales. 

Cada vez que vea un nombre en puestos importantes en la Administración Obama, averigüe su pasado; encontrará muchas claves que lo conducirán a “adivinar” como se comportarán en el presente y en el futuro y cuál es la agenda que favorecerán.

Tal y como afirmamos ya la tiranía ha hecho saber que cuándo le levantan el embargo habrá que pagarle el seremil de millones de dólares que exigen por “el daño causado al pueblo cubano por más de medio siglo de criminal bloqueo”. 

Esa descarada petición fuera suficiente—si la parte norteamericana tuviera vergüenza y dignidad—para terminar las conversaciones.

La lógica y la razón dictan que fuera todo lo contrario: Que la delegación de USA, hubiese exigido como premisa ineludible, que para levantar el embargo, la tiranía tenía que aceptar un acuerdo para pagar los millones de dólares que les debe a los legítimos propietarios de todos los negocios robados descaradamente, pero claro, eso no ocurrirá, la entrega bochornosa, con los pantalones a la altura de las rodillas, es una repetición en miniatura del regalo a Stalin (en Yalta y Posdam) de toda la Europa Oriental y la condonación de la enorme deuda del “préstamo arriendo” hecho por las potencias occidentales a los rojos, durante la II guerra mundial. 

Como pueden ver, la historia se repite: los comunistas son capaces de pactar con sus peores enemigos—contraviniendo todas sus prédicas—si  conviene a sus intereses.

No debe de asombrar a nadie que ahora Raúl lo haga. Ya su ídolo Joseph Stalin lo hizo cuando pactó con Hitler para repartirse Polonia. 

Y los actuales gobernantes de EE.UU. solo siguen el ejemplo dado por sus antecesores, que fueron a la guerra “por la libertad de Polonia”, pero que una vez vencedores, dejaron no solo a Polonia, sino una enorme porción del mundo en manos del totalitarismo marxista.

Conclusión: No hay que ser adivino ni una lumbrera intelectual para saber lo que va a pasar; dos más dos siempre suman cuatro y los rojos siempre le dan jaque mate a los “adversarios capitalistas”; hasta que un día haya un grupo de locos, que le den la patada a la mesa de ajedrez, boten todas las fichas y terminen de una vez por todas con este juego criminal que nos lleva a las horcas caudinas y a la implantación de un nuevo orden mundial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15