PUNTO Y APARTE

ALDOROSADO-TUEROENSUBIBLIOTECAPor, el director 

El más reciente artículo de Armando Valladares sobre la visita de Obama al Santuario de la Ermita de la Caridad, nos trajo unos comentarios y unas sugerencias que no esperábamos.

Muchas sugerencias, llamadas telefónicas, e-mails privados y hasta unos comentarios en Nuevo Acción—debajo del mencionado artículo—en los que se decía que si José Martí fue “El Delegado” del Partido Revolucionario Cubano que llevó la guerra a Cuba, Armando era la persona que encajaba para esa posición y que era hora de que se trabajara en eso.

Yo he dicho muchas veces que la unidad total es un mito irrealizable y he expuesto los porqués, sugiriendo que lo que se impone es la unidad de los afines.

A estas alturas del partido eso que han planteado muchos tiene todos los visos de ser una utopía o el sueño de una noche de verano, pero nunca he sido ave de mal agüero ni agorero, ni desalentador, máxime cuando sé que los que propugnan eso son personas bien intencionadas y patriotas además.

Por lo tanto solo me cabe responderles colectiva y públicamente, que la idea es factible si se trabaja con ahínco y buena fe, pero que en parte discrepo de lo planteado y me explico:

Tendría que trabajarse por lograr la unidad de los que realmente quieren barrer con el totalitarismo castrista, excluyendo a los dialogueros, a los falsos opositores y a los manengues que solo buscan una vía de vivir del cuento—tanto allá como aquí—pegándose a la teta de algún grant.

Una vez logrado un consenso de quienes podrían integrar esa Mesa o Foro para poner a Cuba en Marcha—vuelvo a discrepar de la idea de un Delegado omnipotente—podría elegirse un triunvirato para que se ocupara de la dirección.

Aclaro una vez más, que en estos momentos esta idea tiene todos los aspectos de una utopía irrealizable, pero la he aireado para complacer a los que a mí se han dirigido planteándola y pidiendo que la haga pública.

Como soñar no cuesta nada y para terminar, una última aclaración: No aspiro a formar parte de los que integren cualquier organismo de dirección, si se lograse el milagro y afirmo públicamente que mi voto para que integraran el triunvirato sería para: Armando Valladares, el Reverendo Martín Añorga y Julio M. Schilling, las razones de mi voto por estos tres ilustrsa cubanos, me las guardo para explicarlas si lo que proponen esta idea la iniciaran y fuesen capaces de llevarla a cabo.  

2 comentario sobre “PUNTO Y APARTE

  1. Apoyamos tu sugerencia Aldo,agregando el nombre de Guillermo Novo Sampol y en la zona norte el de Alvin Ross y Angel Alfonso “Lacota”.Claro si ellos aceptan
    Viva Cristo Rey
    Por Dios,la Patria y la Familia
    Horacio Minguillon Alonso

  2. Fui yo quien hizo esa sugerencia, pero yo soy solo un cubano que llevo 60 años viviendo en USA.y de politica no se nada, solo quisiera ver a Cuba encausarse en el camino de la democracia, creo que el Sr Tuero ha hecho una magnifica seleccion para un trio de verdaderos luchadores, 100% de acuerdo, ya la idea empezo, ya esta en marcha, quizas hay otros dos para una pentarquia,
    Saludos cordiales Humberto Estrada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15