PUNTO Y APARTE

ALDOSENTADOPor El Director

En los últimos días he recibido unas cuantas llamadas que pretenden ser amenazantes, en las que me dicen—una veces—que si sigo escribiendo mierdas—y otras—que si sigue escribiendo de la forma que lo estoy haciendo “me queda poco tiempo de vida”.

Esas llamadas lo que me provocan es risa, y no es porque yo sea valiente, sino porque la lógica claramente indica que a mi edad, escriba lo que escriba o deje de escribir, de todos modos me queda poco tiempo de vida.

Morir no es tan doloroso como el miedo a morir. Yo, como “el pirata” de Espronceda abandono la seguridad  de los demás, para “lanzarme a la mar” para gozar de la libertad irrestricta sin compromisos mediocres.

El porvenir que se vislumbra para los que amamos la libertad es inequívocamente lúgubre y poco alentador.

Desde que en EE.UU. resultó electo un presidente marxista; en el mundo entero, pero especialmente, en lo que nos importa más a los lectores de Nuevo Acción, Iberoamérica, irremisiblemente las fuerzas marxistas han ido cobrando fuerzas y se han instalado en varios gobiernos de la región y las circunstancias indican claramente que están ahí para quedarse.

Paso a paso el Foro de Sao Paulo y los “socialistas del Siglo XXI” han ido colocando sus peones en país tras país y han demostrado que como buenos marxistas piensan eternizarse en el poder.

Los antiguos guerrilleros marxistas, subversivos, terroristas, asaltantes de banco y narco traficantes, están en el poder y están pasando cuentas y tomando venganza contra todos los que, defendiendo al Estado y la ley, les combatieron.

Y ya no hay ningún militar en nuestro Hemisferio que se atreva a ponerse al servicio del pueblo, en defensa de la libertad y la democracia, porque sabe que desde Washington, en unísono y en contubernio con los marxistas, vendrá la condena que les truncará sus carreras en el mejor de los casos o se les llevará a las cárceles.

El panorama no es nada alentador y si no surge un milagro, la libertad quedará opacada en nuestra América por un largo período con el consabido sufrimiento de los pueblos.

Solo si surge una conjunción de líderes verdaderamente democráticos y un despertar nacionalista, podrá Iberoamérica abrir el alma a la esperanza.

Ese despertar puede comenzar en Colombia, que es la próxima pieza destinada por los conspiradores para caer en las redes castro marxistas.

En ese hermano país existe una legión de políticos preclaros y preparados y un ejército profesional “cujeado” en la guerra dura contra el terrorismo, las guerrillas marxistas y el narcotráfico, para liderar a las fuerzas que podrían frustrar la jugada ya en marcha, preparada en La Habana.

Es hora de que todos los luchadores y los amantes de la libertad demos nuestro total respaldo a los colombianos que hoy se oponen a esta vil entrega.

Ellos nos necesitan y es nuestro deber responderles, en todos los frentes: En la propaganda, en lo económico, en la solidaridad y hasta con la presencia física si llegara a ser necesaria, porque en Colombia, se va a librar en los próximos meses, la batalla definitiva por la supervivencia de una Iberoamérica libre y democrática.

Hay que respaldar a los líderes civiles que no están dispuestos a conseguir una paz a la medida de las FARC que traigan la comunización de Colombia y por ende de la mal llamada América Latina.

Paz sí, pero con justicia y sin entregas traidoras a los enemigos de la Nación, que traería la destrucción de las Fuerzas Armadas de Colombia tal y como las conocemos actualmente, para convertirlas en un remedo del Cartel de los Soles venezolano.

Tal vez, si sean esas Fuerzas Armadas colombianas, a las que no les quede más remedio que asumir su papel y ser el último reducto que salve a nuestro Hemisferio; porque como bien dijera Oswald Splenger: “siempre ha sido un  pelotón de soldados el que  ha salvado a la civilización”.

4 comentario sobre “PUNTO Y APARTE

  1. Nuevamente Sr. Rosado, vuelve Ud. a dar en el clavo. El panorama es tal y como Ud. lo pinta. Gracias por llamarnos la atencioón. Ojalá y su llamado encuentre eco.

  2. Quizas en un futuro, haya que crear las FADEC Fuerzas Armadas Democráticas de Colombia para luchar con las armas contra el narco terrorismo comunista en ese pais. Y de paso ayudar a los venezolanos, no entregandoles a la dictadura chavista a lo estudiantes opositores como hace Santos.

  3. Amigo Aldo
    Hace días que estoy por llamarte,(pero hay algunos días peores que otros) para decirte que estás muy bien en todo lo que escribes, los comentarios sobre Francisco el cara de cemento, formidables, y sobre las amenazas ni hablar, los perros que ladran… Sin duda Colombia es la presa en la mira.
    En fin
    Un Abrazo
    Dionisio Suárez

  4. Te felicito Aldo,por este artículo que solo refleja la verdad que una gran mayoría no se atreve a decir o quiere vivir en la luna,pensando que ya vendrán tiempos mejores,y es lo contrario,cada día esto se pone peor,y el que no lo vea así,está totalmente equivocado.Ojalá fuera yo,el que me equivoque,pero me da la impresión que no.Y si escucharon al Papa en E.U.Cuando habló de la globalisacion del mundo,solo me vino a la cabeza,el NOM.(Nuevo Orden Mundial)al cual,creo que apoya,porque diciendo eso,que me está diciendo?.Y eso es poner a todos de rodillas,como los países comunistas del Mundo,que tiene mas de 3 millones,entre muertos, fucilados,y ahogado en el mar,buscando la libertad,como miles de Cubanos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15