¿QUÉ IMPORTA HOY?

Por Andrés Pascual- Especial para Nuevo Acción

¿Qué significa “miedo creíble”? ¿Cómo podría justificarlo un kubanoide que no se comprometió contra “el bolechurrismo” en el feudo? quizás los portavoces del “relajo isleño” debieran emplear tiempo en enviarles el mensaje de que no hay posibilidades de entrar aquí y explicarlo bien: “culpa de Obama”.

La llamada tragedia del pueblo venezolano trata de sobrevivir al tiempo y a la inacción de quienes pudieran hacer “algo”; entonces vemos cómo Maduro ha recibido restricciones, sanciones de todo tipo de parte de los americanos y “no pasa na’”; sin embargo, ningún régimen de países como Venezuela cederá el poder a la oposición si Europa se declara favorable al cambio con el desgano que no demostró cuando impusieron a Mandela sobre Frederik de Klerc, e instalaron un régimen de reacción y revancha negro que el tiempo demostrará cuánto de más criminal que el Apartheid es, porque ya amenaza de lo que será capaz y jamás lo han denunciado.

Hace 59 años, cuando se preparaba la traicionada Brigada 2506, el pueblo venezolano y todos los otros de América Latina perdieron la oportunidad de impedir que Hugo Chávez, Evo Morales o los sandinistas asaltaran el poder.

La reacción contra la libertad de Cuba se contubernió al desacreditar la ayuda con palabras traidoras como “¡Yanquis, manos fuera de Cuba!”; después disfrutaron el slogan “comercial”, muy bueno para todo un continente que SIEMPRE ha sido de esencia comunista: “Girón, 1era Derrota del Imperialismo en América”, por eso los venezolanos prefieren el demo-comunismo americano, pero exigen que Trump los “libere”.

¿Cuántos recuerdan que Lázaro Cárdenas, militarote, ex presidente que “nacionalizó el petróleo”, general de la Revolución Mexicana, clamó por un ejército continental para “ayudar a Castro” contra los americanos? Sin embargo, nadie conoce de semejante arenga para reclutar el que hubiera valido la pena y sacara de Cuba a los bolcheviques propios y a los extraños desde 1961.

Ni Ike ni Kennedy podían deponer al tirano, el Establishment de entonces, como la poderosa fuerza invisible internacionalmente de hoy (NOM, BILDERBERG…), no lo permitía; si no lo hubieran hecho, a pesar de la personalidad light del ex general y la inclinación al centro-izquierdismo del querido de Marilyn; entonces a Kennedy le dejaron la tarea de abortar la consecución de la cabeza de playa que declararían territorio libre de Cuba, para efectuar la petición de ayuda a los Estados Unidos y que interviniera militarmente a fin de que se restableciera plenamente la democracia usurpada y el estado de derecho asesinado.

La invasión nunca recibió el respaldo de la aviación (realmente fueron tres entregas traidoras), porque cuentan la de los patriotas guerrilleros alzados en armas en las montañas desde el centro hasta el occidente de Cuba y la guerrilla urbana; sin embargo, la “organizaron” y la dejaron correr al límite perdedor a fin de presentar una cara diferente de la que le escondieron al pueblo cubano, que presentaron como “un compromiso de honor con la vecindad”; además de declararse altamente preocupados por la expansión del “monstruo rojo”, mientras se frotaban las manos en Washington por el dinero que correría a través del aceleramiento del Complejo Militar Industrial en la zona (la amenaza CASTRO-SOVIÉTICA, que después incluyó a Bulgaria) y otras fuentes, empleando a su mejor “activo soldado” nunca vuelto a repetir: Fidel Castro.

Como que todo se hizo para confundir, hasta un Plan Marshall para América Latina propuso Kennedy, según informaron (alguna vez Adlai Stevenson desde el podio del “aparato antiamericano” que ayudó a crear en los 40’s, la ONU), sería la ridícula e innecesaria contrapartida de lo que representaba el comunismo castrista para el continente: LA ALIANZA PARA EL PROGRESO, si lo analizó bien, los americanos trataron de imponer la falacia de que en Cuba resplandecería bajo la bota comunista un país lleno de esperanza con abundancia material extrema y el Plan falso lo ratifica; porque suponía que tenían que adecentar a los pueblos de por acá debido a la propaganda comunista ante el castro-comunismo.

No tuvieron consideración a que en el Pacto de Varsovia los pueblos esclavos se morían de hambre sin ninguna oportunidad; el colmo fue que lo intentaron después de que las fotos de la masacre en Budapest y la tortura al cardenal Midzenty en la revista LIFE, más los relatos de disidentes que escapaban como Valtin o Djilas le habían dado la vuelta el mundo, entonces ¿A qué obedeció la Alianza para el Progreso realmente?

O se equivocó el Nuevo Herald o se equivocó Guaidó, la información señala que el Pdte interino dijo: “el TIAR será aprobado y asumo mi responsabilidad”; mi amigo, la alianza inefectiva peor contra el comunismo jamás hecha y los cubanos lo sabemos bien, ya está aprobada, usted “lo invocó”, que son otros 5 pesos, busca convalidarla entre sus adeptos oficiales, y mucho cuidado, que se está revolviendo en demasiada mierda como para creer que no se va a “enmierdar” con tanta “conversación de sobremesa” con los chavo-castristas.

Hay algo alrededor de Venezuela y “la lucha” por su liberación (no sé si incluir como parte de los que no son libres al pueblo, porque, quien pueda irse sin problemas de allí, incluso entrar y salir a Colombia para comprar, no está tan escaso de libertad como lo estuvo el pueblo cubano durante la era castrista de la Cortina de hierro -1961 a 1995 aproximadamente-; de hecho, por tal razón ni los venezolanos han conocido nunca la Cortina de Hierro ni los kubanoides desde tal vez 18-20 años la sufren).

Decía que algo me impide reconocer la lucha de los venezolanos y es la forma como pisotean el nombre de CUBA y de los CUBANOS, llamando así al castrista y al feudo, que bien pueden hacer la referencia como los castro-comunistas o “el país que alguna vez fue Cuba”.

Hay más y resulta del contubernio con la politiquería de alto nivel de Miami y la tiranía para desconocer a Posada Carriles, que, por el miedo a nadie sabe qué (si el pueblo venezolano no reconoce a Posada en toda su magnitud de líder, pues no vale la pena ni escribir libertad referido a ellos), nunca lo mencionan, definitivamente creo que lo consideran un terrorista en vez del Adalid máximo de la lucha contra el comunismo en todo el continente.

Y me queda Arocena, que debieran tenerlo como referencia y parte de su propia tragedia, por estas razones ni apoyo esa lucha ni me importa dónde concluirá; aunque, por lo que veo, no podrán hacer que Maduro entregue sin Europa y América apoyando la confrontación como hicieron contra Mandela, el final no se aprecia claro en un enfrentamiento que no fructificará para el pueblo, sino para que, dentro y fuera de Venezuela (Miami sobre todo), sigan llenándose los bolsillos “los opositores” que hacen que lo venezolano no pierda fuerza en los titulares de noticias; hay que reconocer que estos “luchadores” salpican, igual que aquel “tiburón de la política cubana de principios del siglo”.

Piense en lo siguiente: a George W. Bush lo atacaban porque invadió a Irak buscando armas de destrucción masiva que no encontraron (aunque existieron); sin embargo, esa denuncia negó que el mundo fuera condescendiente desde el punto de vista humano con la liberación de un pueblo que estuvo masacrado por uno de los más terribles abusadores y sanguinarios dictadores en la historia de la región y solo por eso valió la pena; la misma razón por la que muchos venezolanos y otros ajenos piden la intervención militar americana. Hay que vivir sin gandinga para tener en cuenta una cosa igual a otra que fue descalificada por el rancio antiamericanismo que cunde en Venezuela y en más de medio mundo.

Acorde con la manera como maneja Trump ciertas cosas, que habla, promete, no actúa y él sabrá la razón; de acuerdo a que Europa apoyó al castrismo, ayudó a consolidarlo y contribuye con el NOM a mantenerlo a pesar de las visiones producto de la crisis actual; considerando que el viejo y apestoso continente, antro del terrorismo musulmán radical no se comporta igual contra el chavismo como fue contra el Apartheid; tomando en cuenta que tiranías dictatoriales como la de Maduro y el castrismo en Cuba le son útiles al NOM, al Poder financiero capitalista-esclavista-comunista desde instituciones malvadas o contaminadas tales como la realeza británica, el comunismo español, la Iglesia, el Fabianismo, Bilderberg, incluso Iluminatti; pues se debe concluir que la única victoria posible, para lo que no necesitaban que Trump se decidiera por la intervención militar, la dejaron escapar cuando el sub-continente americano no apoyó a aquella intervención contra el castro-comunismo.

Hispanoamérica, en vez de actuar como buenos y preocupados vecinos hasta por su propia seguridad, alzaron las voces contra la libertad de Cuba al desacreditar la invasión a Playa Girón, porque para el latinoamericano prevalece el odio a América, como en España y Francia, antes que el sufrimiento eterno de un pueblo al que todavía llaman oportunista y descaradamente “hermano”.

El tiempo, que todo lo arregla razonablemente, demostró que la suerte de Venezuela ante el chavismo se jugó en abril de 1961, cuando al apoyar al castrismo, Latinoamérica ayudó a cavar la tumba de la democracia, la soberanía individual y la prosperidad venezolana.

La única forma de librarse del comunismo es nunca sufriendo la experiencia, un segundo le basta a la infecto-contagiosa para sobrevivir por siempre jamás y enfermar a todas las generaciones que nazcan en el país posteriormente.

2 comentario sobre “¿QUÉ IMPORTA HOY?

  1. Que buen escrito y cuantas verdades dichas en lo que a descrito Andres Pacual

  2. Estimado Andrés Pascual, muy bien escrito, consiso y directo, quisiera5su autorización para enviarlo6a mis amistades, espero su respuesta muchas gracias anticipadas, JV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15