¡QUÉ PAGUEN LOS CASTRO POR ORIENTE!

fidelcastromillonario

ESTEBITATRAGICOYSERIOPor, Esteban Fernández

Sí, perfectamente sé que muchos de mis compatriotas bondadosos y caritativos van a ayudar a los damnificados  del huracán Matthew en Cuba. Porque nosotros somos buenos y nobles y jamás criticaré a nadie por tener buen corazón. No obstante eso lo que debíamos decir es ¡Qué pague el clan de los Castro por la reconstrucción de Baracoa y Guantánamo! Y… que el costo  no salga de los depauperados fondos de la nación ni de los compatriotas que obligaron a abandonar la Isla. ¡Que salga del peculio personal de los tiranos!

Quede bien claro, para que nadie pueda tergiversar mis palabras, que todo cubano que desee ayudar a sus compatriotas allá está en todo su derecho, simplemente opino vehementemente y con toda sinceridad que los que debían pagar personalmente por todo son los dos hijos de la gran perra que se han enriquecido a costillas del pueblo cubano.

Es lo menos que pueden hacer estos dos degenerados que son oriundos de allí y que han acumulado -y se han apoderado- de BILLONES DE DÓLARES. Creo que lo que intentarán será que los decentísimos y conmovidos exiliados cubanos les saquen las castañas del fuego. Tratarán de que las organizaciones caritativas del mundo se apiaden de la  población cubana. Y a mí lo que me gustaría es gritar a los cuatro vientos: ¡Paguen ustedes cachos de H.P.!

Noventa por ciento de todo lo que gastan los turistas en Cuba va a parar a las arcas de los hermanos  Castro,  entonces ¿por qué diablos no sacan por lo menos unos 50 millones para levantar al Oriente que los vio nacer?

Me juego todo al canelo a que ni a Alejandro Castro Espín, ni  Deborah Castro, ni Mariela, ni a Ramiro Valdés se les han caído las viviendas ni han sufrido ningún percance. Les aseguro que Antonio Castro no tratará de venderle el lujoso Yate Acuarama II de su padre a un extranjero para ayudar   a las víctimas  del huracán.

Todas las revistas del mundo los ponen a ellos -a los malditos Castro- entre los individuos más acaudalados del planeta. Entonces que no joroben y suelten el gallo, tiren la plata para Oriente, que reconstruyan, que les den aunque sea 100 dólares a cada de sus coterráneos guantanameros y baracoenses.

Ya desde que Celia Sánchez bajó de la Sierra Maestra  traía un saco con más de un millón de dólares. ¿Qué trabajos realizaron en el Pico Turquino para ganarse honradamente ese dinero? Y ese millón lo convirtieron en ¡billones de dólares! Todos y cada uno de los dólares han sido robados e incautados al que fuera un próspero país y lo han convertido en menesteroso.

Y son  los dueños totales de las tierras siendo los latifundistas más grandes del mundo. Acabaron con la propiedad privada y se adueñaron de todo y ahora ¿aspiran a que los que llamaron gusanos, a los que sacaron a patadas y a escupitajos por el puerto del Mariel, sean los que les envíen 50 dólares a un guajiro oriental?

O ¿es qué quieren que todos olvidemos el discurso del monstruo tras los sucesos de la embajada de Perú vociferando: “Qué se vayan, no los queremos, no los necesitamos”? Y la muchedumbre gritaba “¡Paredón, que se vayan los gusanos!”

El que no recuerde ese asqueroso discurso -porque aquí hay muchos desmemoriados y otros que no habían nacido cuando eso- que busquen la película Scarface y al principio lo escucharán clarito.

¿No los necesitamos? Bueno, eso duró lo que un merengue en la puerta de un colegio, fue hasta que -por culpa de ellos, no por la gestión atribuida a Ronald Reagan- la URSS fue a la bancarrota y entonces necesitan a los desterrados no solamente para salvarlos del desastre de Baracoa y Guantánamo sino hasta para que los cubanos tengan papel higiénico y toallitas sanitarias en todo lo largo y ancho de la Isla.

La gran diferencia de Cuba y de los Estados Unidos es que aquí existe siempre un gobierno que le da el frente a todos los desastres nacionales e internacionales. Allá Fidel y Raúl no van a soltar ni un centavo. Los muy perversos no les van a resolver la trágica situación a Oriente. Pero yo quiero que quede claro en este escrito NO ES PORQUE NO PUEDAN SINO PORQUE SON UNOS TACAÑOS Y UNOS HIJOS DE LA MALA LECHE DEL VIEJO ÁNGEL.

El que prefiera mejor criticarme a mí por estas palabras  que condenar a los dos grandes culpables de la destrucción de Oriente, allá ellos. Porque culpables  son por  ocuparse solamente de acumular el capital más gigantesco que cubano alguno ha conseguido, en lugar de prevenir primero y  hacerle frente económicamente después a todos los desastres que padezca Cuba.

2 comentario sobre “¡QUÉ PAGUEN LOS CASTRO POR ORIENTE!

  1. 100 0/0 de acuerdo. Que lo paguen los pptesoredy

  2. Muy bien Estebita, muy bien. Pero cuidado que nos van a apuntar en la lista de los “insensibles y crueles” los que le hacen el juego a los enemigos enviando fulas indescriminadamente y sobre todo a la supuesta “disidencia” para supuestamente ayudar al pueblo. Los que lo hacen tienen una agenda turbia o no quieren entender que la mejor manera de ayudar a ese pueblo es enfrentándose abierta y firmemente a la sangrienta y brutal dictadura. Y los que tengan familiares en la isla, que les envien únicamente lo más necesario por medios reconocidos y siempre, repito lo más necesario.
    Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15