¿QUIÉN ENTIENDE LO DE OBAMA?

Una breve nota de Aldo Rosado-Tuero

Antes de irse hace lo que no han hecho en toda la historia de esta nación ninguno de los presidentes anteriores. Todos, al ser elegido un nuevo mandatario, han congelado las decisiones que no sean urgentes y esperan que el nuevo POTUS sea quién las implemente o decida qué hacer, pero Obama está en un frenesí, sobre todo en lo que tiene que ver con complacer todas o la mayoría de las peticiones que le hizo Raúl Castro para consolidar la mojiganga Obama-Raúl.

Ahora mismo se pone de acuerdo con su amado “Raulín” y echa abajo la regulación de “pies secos, pies mojados” y además elimina el programa que concedía asilo y visa a los médicos cubanos que desertaran o abandonaran sus puestos en los países en que cumplen misiones de la tiranía, que cobra millones por estas misiones.

Pero sucede que al mismo tiempo aprueba un acuerdo más de la mojiganga para que el castrismo pueda enviar a médicos cubanos a trabajar con médicos norteamericanos “en la asistencia médica a comunidades vulnerables” en la Ciudad de Chicago.

Ahora resulta que los médicos cubanos—según dicen en el comunicado en que se anuncia esta otra parte de la mojiganga—van a enseñar a los profesionales de la medicina estadounidense “en la atención materno-infantil y la detección y prevención del cáncer.”

Aunque no han explicado nada sobre salarios y gastos, es de esperar que, como en todo lo que participa la tiranía, ésta saque muy buen dinero.

Falta solo una semana para que Barack Obama deje la presidencia, estemos atentos a ver que más va a hacer para favorecer a los enemigos de EE.UU. No se sorprendan, si su última “mamarrachada” sea dejar libre a la espía Ana Belén Montes.

WordPress theme: Kippis 1.15