RAÚL CASTRO: EL PRIMER Y GRAN SECUESTRADOR DE YANKEES EN AMÉRICA- PRIMERA PARTE

NORTEAMERICANOSSECUESTRADOSPORRAULCASTRO

SANTIAGOCARDENASDR.Por, Dr. Santiago Cárdenas- En primicia, especial para Nuevo Acción.

A  los veintisiete años de edad,  a  tres meses de ser ungido comandante por su  hermano en la Plata, Sierra Maestra; con 67 hombres a su mando y  con una novia, Vilma, como traductora de inglés, desde  su comandancia de la Pata de la Mesa en la sierra de Cristal, Raúl Castro emitió el 22 de junio la orden #30. Cuatro días después, su guerrilla había capturado a unos cuarenta y siete pacíficos  estadounidenses y tres canadienses en la zona nordeste de la provincia de Oriente. Era el año del Señor de 1958. Faltaban solo seis meses para el colapso de Batista  bajo el asedio de los violentos embates  del Movimiento 26 de julio.

La idea del multi-foquismo no fue de los Castros; sino del líder evangélico Frank País en cuyo  honor post mortem fue bautizado el II Frente—un santuario ecológico desde los años treinta de la república, llamado en aquel tiempo reserva natural, actualmente Parque Nacional—que   abarcaba un territorio de unos 10,00 kms. cuadrados, fauna virgen con almiquíes, flora exótica y el pico Cristal de 1213 pies el tercero en altitud de la isla de Cuba.

Fue durante el primer refuerzo  santiaguero a la guerrilla de la Sierra  en marzo de 1957 que Frank  le planteó a  Fidel  la apertura de varios frentes rurales  con autonomía militar para diluir la presión a la que estaba sometida la comandancia central.  Al poco tiempo  se decidió que una columna  al mando del Che Guevara realizara esta distracción geográfica  que resultó  muy exitosa.

Con   esa  experiencia acumulada, Juan  Almeida fue asignado el  primero de marzo a las inmediaciones de Santiago de Cuba y  Raúl  Castro a la zona montañosa del nordeste de Oriente. Allí llegó unos doce días después, luego de cruzar la carretera  central en las inmediaciones de Contramaestre. Eso  sucedió sin tirar un tiro la noche del 10 de marzo del 1958 aprovechando las fiestas nocturnas de las tropas del batistato que conmemoraban con jolgorio el golpe de estado del 52.

LOS  NORTEAMERICANOS SECUESTRADOS

El 26 de junio diez ingenieros estadounidenses de la Moa Bay Mining Company y dos canadienses fueron secuestrados junto al robo de algunos bulldozeres y equipos variados  de la mina que tenían un  gran  valor económico. Nunca fueron devueltos. Esta compañía era la propiedad mayor que el gobierno de los EEUU. tenía fuera de sus fronteras.

Al día siguiente el terrorismo se extendió a un ómnibus que transportaba de regreso a la Base de Guantánamo  a veinticuatro marines y personal auxiliar que estaban de pase, ignorantes de lo sucedido el día anterior. Los secuestros se extendieron por toda el área en lugares diversos y de manera esporádica hasta fines del mes de junio. En total  fueron asaltados unos cincuenta norteamericanos.

El interrogador principal de los secuestrados fue el entonces desconocido Manuel Piñeiro. Años después “Barbarroja” fungió como el jefe absoluto de la inteligencia cubana durante la sovietización del  archipiélago. Algunos rehenes al ser liberados se quejaron que los métodos utilizados en los interrogatorios eran de corte comunista. La administración estadounidense estableció una censura muy efectiva y la prensa de EEUU, obsequiosamente, no habló una palabra en relación a esto.

Las negociaciones para la liberación duraron aproximadamente dos semanas en que Batista suspendió todas las operaciones bélicas, incluyendo las aéreas. Se realizaron en el poblado de Calabazas en la periferia del territorio rebelde. Los rehenes—huéspedes “invitados”, a decir de Raúl—fueron  excarcelados en parejas con gran fanfarria y ante la vista de unos ciento diez periodistas de todo el mundo que a la isla arribaron rápidamente bajo la exquisita protección del gobierno cubano.

negociacionesparadelvoverlosrehenesnorteamericanossecuestradosporraulEl  embajador Earl Smith, comisionó a sus cónsul en Santiago de Cuba, Park Wollam  y a su segundo Robert Wiecha para las conversaciones en inglés con Vilma Espín. Robert era un oficial de la CIA, con cobertura de vice cónsul que terminó años después siendo un ferviente partidario de la involución cubana. El 18 de julio no quedaban norteamericanos en poder de  Raúl Castro.(foto de la izquierda: Conversaciones para lograr la liberación de los secuestrados por Raúl Castro. De izquierda aderecha:Park Wollam, Consul de USA en Santiago de Cuba, de espaldas a la cámara; Vilma Espín; Raúl Castro, de pie; un escolta de Raúl Castro y Robert Wiecha, de la CIA.) Foto: Revista Life.

Hasta aquí los hechos objetivos. Éstos merecen un análisis más detallado, que haré en el próximo artículo.  Ud. verá sus causas y consecuencias; la posición de la administración de Eisenhower y las declaraciones de Fidel Castro ante este insólito acontecimiento en Latinoamérica.

Hoy esta historia está censurada por el gobierno americano con el consentimiento implícito de la gran y mediana prensa de los EEUU.(Continuará)

Un Comentario sobre “RAÚL CASTRO: EL PRIMER Y GRAN SECUESTRADOR DE YANKEES EN AMÉRICA- PRIMERA PARTE

  1. Exelente..!!! Esperando el proximo.

    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15