RECUERDOS DE UNA ANTIGUA CÁMARA: LA CASA ALDO DE CAIBARIÉN

Esta foto tomada en la ciudad de Caibarién hace varios años, muestra una fábrica de caramelos montada por el régimen castrista en el local de la que antes de la llegada de la roboilusión era una bodega llamada CASA ALDO, que era propiedad del entonces casi un niño, Aldo Rosado-Tuero, quien con un poco de más de 20 años de edad, pese a su temprana edad, por iniciativa propia, mientras estudiaba, con su esfuerzo y un préstamo de la familia, abrió una muy bien surtida bodega, en la esquina de las calles Luz Caballero y Parrado. Encima de donde hoy dice en letras chicas “Fábrica de caramelos La Sorpresa”, con grandes letras rojas había un letrero que proclamaba con orgullo “Casa Aldo”, donde un joven emprendedor demostraba su espíritu empresarial, pero el llamado de la patria, le hizo abandonarlo todo y volver a la lucha por la libertad conculcada, dejando todos los bienes materiales, para cumplir con su deber.

Es destacar que el joven Rosado-Tuero no se volvió contra el castrismo porque perdiera la bodega, sino que fue todo lo contrario, perdió la bodega por volverse anticastrista…y que conste que jamás ha pensado en reclamar nada.

3 comentario sobre “RECUERDOS DE UNA ANTIGUA CÁMARA: LA CASA ALDO DE CAIBARIÉN

  1. Muchos hicimos lo mismo nuestros Padres trabajaron arduamente para un dia perderlo Todo y abandonar Nuestro pais. Un abrazon Manolo rodil del Cafe playa

    • El Café Playa. ícono de mi niñez y mi juventud. Familia de trabajadores y decentes a todo tren. Con la sola excepción de un par de años, siempre viví muy cerquita del Café Playa. Gratos recuerdos me ha traido tu comentario. Reciproco el abrazo.
      Aldo Rosado-Tuero

    • ¿Eres hijo de Nemesio o de Manolín?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15