REFERÉNDUM EN MIAMI

ENRIQUEARTALEJOVERDADERAPor, Enrique Artalejo

La temperatura en Miami está en estos días más elevada que de costumbre. Para nadie es secreto que la contienda en el Distrito 26 entre Joe Garcia y Carlos Curbelo, es un referéndum.

Pero vamos a ser claros y entrarle Con la Manga al Codo a las elecciones del próximo martes 4 de noviembre. Esto no es una contienda electoral común y corriente de quítate tú pa´ponerme yo, sino un termómetro una definición ideológica.

Tampoco es secreto lo que está en juego el próximo martes. ¿Está el sur de la Florida listo para el próximo paso o no?

El proyecto marxista de globalización, que para los cubanos que leen la historia de Cuba comenzó a principios del siglo pasado y, para otros no ha comenzado, está midiendo fuerza.

Desde luego que haber elegido a Joe García hace dos años fue un magnífico golpe. Pero re elegirlo de nuevo ahora sería el puntillazo que necesitan para darle motor a lo que por tantos años han guardado y aguardado.

Cuba está mal, esto no es noticia, pero la situación de Venezuela es crítica para los globalizadores y “sin azúcar no hay país”, sin petróleo y los petrodólares es un callejón sin salida.

El problema de Cuba es urgente y el poder detrás del trono lo sabe. No es por casualidad que la campaña de los creadores de Fidel Castro, y su cara mediática el The New York Times, se haya pronunciado repetidamente en los pasados días sobre la “necesidad” de levantar el embargo de los préstamos en dinero contante y sonante a la tiranía castrista.  Al bote no le cabe un hueco más.

Los buitres lo saben y por eso se manifiestan. Cuando la plata corra hay que estar en la carrera y firmar peticiones para no quedarse fuera.

Regresemos a la elección del próximo martes. Los analistas y representantes de los medios más “respetados” de Latinoamérica, radicados en Washington, se preguntan si el poder cubano en el sur de la Florida es tan fuerte como para influir en la política de Estados Unidos para Cuba y el resto del hemisferio.

Prefiero pensar que sus dudas o sus opiniones son producto de la ignorancia ya que son muchos, demasiados, para pensar que todos actúan de Mala Fe.

Saben y aceptan que el país está dividido y más politizado y polarizado que nunca antes. Y repiten que no entienden los problemas que enfrenta Barack Hussein cuando según ellos “la economía está muy bien y recuperándose”, el Dow Jones por las nubes etc.

No voy a entrar a opinar hoy sobre la economía. Sigo queriendo pensar que el que repite eso, en su mayoría lo hace por ignorancia y el resto por obligación.

Solo un dato sobre la noticia más reciente. No precisamente sobre las empresas que cierran y dejan cada día a más desempleados, me refiero a la mal llamada Reserva Federal.

Estos señores llevan años inyectando a la economía billones de “dólares de Monopolio” a la economía norteamericana. Esto es más o menos como si a usted no le alcanzan sus ingresos mensuales para vivir y decide pedirle al banco todos los meses, que le de un poco de plata para terminar el mes. Pero qué pasa cuando el banco le dice que no le puede prestar más. No, no creo que tenga que explicarle el problema que usted enfrentará, me imagino que lo sepa.

¿La bancarrota? Pero, el de la economía nacional es otro, se imaginan la Casa Blanca en bancarrota. ¿La comprarán los chinos igual que el Waldorf Astoria de New York?

Recuerda el cuento del recordado  Guillermo Álvarez Guedes de los tres telegramas. Pues los “muchachos” de la Reserva Federica, los que han mantenido los intereses muy bajitos y bombeando plata para que el globo siga creciendo… digo la deuda nacional… ya han enviado más de los tres telegramas y enviaron esta semana el último. Esta fiesta se acabó, no van a comprar ni un bono más de los que imprime Obama & Co.

Los chicos de Wall Street todavía no han digerido el mensaje y sigue la euforia mediática. Forbes tratando de vender su revista y  en casa de Obama el Pepto Bismol corre más rápido que Fortún en sus buenos tiempos. (No olviden que soy viejo de verdad como decía Fausto Miranda)

El próximo martes, como he repetido en la Red, se puede adelantar o retrasar el desastre, no evitarlo porque ya es demasiado tarde.

Si los representantes del Nuevo Orden Mundial cobran fuerza, veremos a Cuba sentada de nuevo junto a sus amigos en la Organización de Estados Alienados (OEA), y los “préstamos” de las instituciones financieras de Estados Unidos, la de los “jovenzuelos” de los “dólares de Monopoly, los del jueguito” fluyendo hacia la tiranía.

Qué menos pueden hacer, a estas alturas del partido, por los hombres que habrán destruido física y moralmente a nuestra isla, pero le han entregado Latinoamérica completa en bandeja de plata.

El martes por la noche nos enteraremos que corre primero, la plata o el Pepto Bismol. Las aspirinas y el Tylenol corren hace rato.

WordPress theme: Kippis 1.15