REGALA LA UNPACU OTRA VICTORIA A LA TIRANÍA

LIDERJUVEILUNPACUHUELGADEHAMBRE

ALDOROSADOTUEROFOTONUEVA2Por Aldo Rosado-Tuero

El martes pasado todos los huelguistas de hambre de la UNPACU abandonaron la tan anunciada “hasta las últimas consecuencias” huelga de hambre, sin lograr ni una sola de las demandas planteadas.

Desde el punto de vista humano, conforta ver que no se perdió ninguna vida, pero desde el punto de vista político y moral  es deplorable ver como esa “oposición” ayuda a la tiranía con estas impensadas tretas propagandísticas que no hacen más que desprestigiar día a día una herramienta tan respetada mundialmente como las huelgas de hambres.

Estos montajes—evidentemente ideados para obtener propaganda y notoriedad en el exterior—han llegado a un grado tal de repetición, que ya nadie que tenga dos dedos de frente y un poco de perspicacia en cuestiones políticas y patrióticas, cree en ellas. Han llegado al punto de que en Cuba se puede repetir—con fatales consecuencias—la fábula del pastorcillo mentiroso que gritaba: “Viene el lobo, viene el lobo”. Si en el futuro a algún patriota verdadero se le ocurre iniciar una huelga seria, seguramente marcharía a una muerte segura, pues la tiranía acostumbrada a las fanfarronadas que terminan en nada, ni caso le prestaría…y los periodistas y exiliados creerían que es otro de los ya acostumbrados montajes, iniciados con unas ridículas promesas de vencer o morir, y que finalmente, después de logrados unos días de propaganda en el exterior, se terminan, sin haber conseguido nada beneficioso para la causa de la libertad de Cuba. Y esa muerte debiera ser cargada en la conciencias de los inventores de estas campañas propagandistas, que según los mal pensados, tienen como objetivo el lograr más dinero para los dirigentes que andan por aquí para que lleven para Cuba más fulas y pacotilla.

Se discute entre analistas de la situación cubana, si esta huelga que ayer terminó, fue un éxito o un rotundo fracaso para los que la idearon y ordenaron. Mi personal opinión, es que puede catalogarse como un éxito o un fracaso, según se entienda la verdadera posición de sus propulsores. Me explico: Si son verdaderamente anti castristas y no parte de la falsa y leal oposición preparada y dirigida por la tiranía, ha sido un rotundo fracaso, producto de la falta de visión estratégica y la inexperiencia política de estos dirigentes y cabría el consejo de buena fe de que se cujeen más, lean más, abandonen las aspiraciones caudillistas y acepten consejos y aprenden de las experiencias ajenas.

Pero puede ocurrir, que—como son marionetas usadas por el raulato para desprestigiar cada día más a los anticastristas, para desalentar a los pobres cubanos que en su desesperación se tragan sus cuentos de camino—todo haya resultado un éxito, tal y como fue planeado por los aparatos del régimen castrista, buenos discípulos de los “aparatichiks” checoeslovacos que enseñaron a los castristas cubanos a fabricar los escenarios y los actores para lograr increíbles montajes, incapaces de imaginar por los cerebros de personas buenas e ingenuas, que sueñan con la libertad de Cuba.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15