RESPONDE ZOÉ VALDÉS A “LA COMUNISTA GUERRILLERA DE LOS EVERGLADES” DE MIAMI

De Facebook- vía Baracutey Cubano

“La Comunista Guerrillera de los Everglades de Miami tiene información equivocada sobre mí, o no, o simplemente se suma a los castrocomunistas que llevan décadas tratando de cambiar mi biografía, y ellos mismos se la habrán facilitado a su manera. O, quiere que yo la mencione por su nombre para darse valijú conmigo. No lo voy a hacer.

Pero, aclaro una vez más:

Jamás me gradué de ninguna carrera universitaria en Cuba. De la Licenciatura de Educación Física en el Pedagógico Superior, fui expulsada en el último año. De la carrera de Filología en la Facultad de Filología de la Universidad de La Habana me autoexpulsé yo misma, cuando comprendí que no me hacía falta ningún diploma universitario castrista, y que incluso era mejor no tenerlo, para no agradecerles ni el agua.

Jamás fui militante de nada, y me di de baja de los CDR y de la FMC (organizaciones masivas con carácter obligatorio) a los 21 años, asumiendo todo lo que significaba en Cuba renunciar a esa dependencia política y psíquica. Mi padre estuvo 5 años preso en Cuba por razones políticas. Mi madre fue siempre una anticomunista probada. En Cuba apoyé a grupos disidentes y a cineastas contestatarios, lo que es fácil de comprobar, y cuyo riesgo todavía estoy pagando. Los enfrentamientos políticos que tuve con figuras como Alfredo Guevara, Pablo Armando Fernández, Miguel Barnet, y el argentino Jorge Timossi, nunca fueron filmados ni enviados por internet al mundo entero. Pero ocurrieron, y dudo mucho que algunos hayan emplazado a estos personajes o a otros igual a ellos en su debido momento como yo lo hice dentro de Cuba. Y lo seguí haciendo desde el exilio.

No fui yo la persona nombrada a trabajar en la UNASCO (UNESCO), fue Manuel Pereira, hoy exiliado en México, quien era mi esposo en aquel momento.

Trabajé solamente 4 años como contratada en Cuba en la Revista ‘Cine Cubano’, antes que yo habían ocupado mi puesto los siguientes escritores: Eduardo Manet (creador de la revista, exiliado en Francia), Manuel Pereira (exiliado en México), Antonio Conte (murió exiliado en Miami, con anterioridad había vivido en el exilio en Colombia).

Me fui definitiva y físicamente de Cuba a la edad de 34 años. Guillermo Cabrera Infante, que fue diplomático de Cuba en Bélgica y antes fundador y director de la publicación y programa televisivo ‘Lunes de Revolución’, se largó con 35. La lista de autores exiliados como Juan Arcocha (diplomático cubano), Jesús Díaz (ferviente castrocomunista de la revista ‘Pensamiento Crítico’ y ‘El Caimán Barbudo’, después exiliado en España), Raúl Rivero (corresponsal en la URSS, autor de poemas comunistas, miembro del grupo disidente ‘Criterio Alternativo’ y creador de una agencia de prensa independiente, por lo que fue a prisión en Cuba en la Primavera Negra del 2003, exiliado en España y hoy en Miami), Pío Serrano (exiliado en España y fundador de la editorial ‘Verbum’ en España) es considerablemente larga… Algunos de ellos se fueron de Cuba pasados los 50 años.

Mi obra literaria y política desde hace más de cuarenta años, dentro y fuera de Cuba, mi defensa de los DDHH en Cuba y en el mundo, y mi enfrentamiento a la tiranía castrocomunista así como a dictaduras de otros lugares del mundo y en contra del comunismo y del fascismo, es notoria.

De modo que la Guerrillera Castrocomunista de los Everglades de Miami se puede ir a lavar la boca sucia (y de paso otras partes pudibundas) antes de hablar o escribir algo sobre mi persona.

Ahora, a ella sí le costará mucho limpiarse de toda esa costra ponzoñosa que escribe y habla en contra de los cubanos y de su lucha por la libertad y la democracia, y desembarazarse de todas esas fotos disfrazada de guerrillera en apoyo al castrocomunismo, y de un historial que se ha ido forjando como trepadora en las televisiones miamenses que da vergüenza y asco. Su comentario sobre mi persona repleto de mentiras y odio es propio de los ñángaras más repulsivos.

Bah. Fo qué peste. Lo que trajo el barco.”

Zoé Valdés.

WordPress theme: Kippis 1.15