REUNIÓN EN LA MEJORANA

por Esteban Fernández

De muchacho yo no sabía si era escritor, inventor o jodedor. La cuestión era que a través de las letras y la inventiva yo salía ileso de los exámenes sin haber estudiado y sin saber la materia. Mientras, con los números no engañaba a nadie.

Recuerdo que un profesor de apellido Méndez que era fidelista me preguntó delante de la clase: “Esteban, descríbame en pocas palabras ¿Qué cosa es EL TERRITORIO?”

Y yo le respondí con una consigna que había escuchado durante esos días: “Lo que le puedo decir es que los yanquis recogerán el polvo de nuestro suelo anegado en sangre si invaden el Territorio cubano”. Me dio un sobresaliente del cual se arrepintió eternamente desde que se enteró que yo era rabiosamente anticastrista.

Yo le describí a un maestro la conversación que sostuvieron Máximo Gómez, Antonio Maceo y José Martí en La Mejorana con lujos de detalles y sin yo tener la menor idea de que habían hablado esos tres patriotas en ese encuentro el cinco de mayo de 1895.

Yo no estudié en lo absoluto para hacer el examen de la ciudadanía norteamericana. Jamás olvido la cara de sorpresa de Efrén Besanilla Vargas -quien me servía de padrino- con mis brillantes y absurdas respuestas a las preguntas que me hacía un puertorriqueño, el cual ante cada contestación mía sólo decía: “¡Ay, bendito!”

Usted me puede hacer la pregunta histórica que desee y yo puedo brindarle por lo menos 10 minutos de una respuesta rápida e inventada. Un día Mario Byrne me dijo: “¿Tú sabes quién fue Pépé Le Moko?” y yo estuve largo rato dándole una disertación sobre “Pepe Lemoko” un mulato amigo mío en Güines. Mario se quedó estupefacto.

Ya sé que a Carlos Manuel de Céspedes le decíamos “El Padre de la Patria” porque trataron de chantajearlo cuando capturaron a su hijo y él respondió que “Oscar no es mi único hijo, yo soy el padre de todos los cubanos”.

Pero la primera vez que la profesora Hortensia Carrión me cogió sorprendido con esa pregunta no le gustó mucho cuando le dije con asombrosa seriedad que era “Porque tuvo muchas mujeres y un montón de descendientes a través del país”.

Pero la inolvidable Hortensia tampoco se rió cuando me atreví a decirle que: “Antes que lo llamáramos “el Padre de la Patria” era conocido en Yara como “el Semental”.

Pero no quiero presumir mucho porque no crean que todos han sido triunfos ya que por poco el Sr. Raúl Guitart, director del Colegio Presbiteriano, me expulsa del plantel tras una composición que hice sobre Adán y Eva en el paraíso.

Lo que más irritó a todos los maestros del Colegio Americano fue cuando me lancé en el atrevimiento de querer explicar e inventar el motivo por el cual “siendo Adán y Eva blancos de donde salieron los negros”. Eso fue un desastre.

Y yo no tengo ni que portarme bien en la vida, porque en el futuro sólo deseo que San Pedro me permita escribirle una cuartilla sobre “los motivos por los cuales yo no debo ir al Infierno” Si me dejan escribir me salvo de la candela.

Un Comentario sobre “REUNIÓN EN LA MEJORANA

  1. Es un genio es exponer cualquier tema…sea serio o jocoso. Pero tenia que ser Cubano. Orgulloso de su origen y dichado por Dios para ese genio exclusivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15