SANTIAGO MORALES

Por: Luis G. Infante PP#34028

Santiago Morales fue un miembro de los teams de infiltración de la Brigada 2506 y un expreso político en Isla de Pinos que sufrió los rigores del plan de trabajo forzado en la circular 2 en el bloque 18 y posteriormente en otras prisiones.

En el exilio, que sepamos, ha mantenido un perfil bien bajo en cuanto a militancia anticastrista. Raramente se le ha visto asistiendo a reuniones o cualquier otra actividad ni de la Brigada ni la de los expresos. Esto no quiere decir que no se reúna y mantenga contacto con otros expresos en residencias y lugares privados y que como él se mantienen apartados.

Morales aparece con todo su derecho apoyando la candidatura demócrata y es uno de los poquísimos presos políticos históricos que estén comulgando con el partido del burro. Pero no es él solamente hay otros del patio que también lo hacen calladamente y otros públicamente apareciendo en propaganda que apoya a los candidatos de ese mismo partido a posiciones federales y estatales.

Alega Morales que está cansado de las mentiras del presidente Trump y que ha dividido el país. Bien se conoce que la división se agudizó cuando el ex presidente Barack Hussein Obama, el mayor y más diestro simulador de los últimos cinco decenios en la política de Estados Unidos exacerbó las pasiones raciales y que utilizó la división como estratagema de su presidencia. Por eso llegó Donald Trump a la presidencia.

Como muchos repiten y es consabido, estas elecciones son trascendentales, y no importa que Morales y otros se denominen demócratas centristas, si estás apoyando y votando demócrata en esta ocasión, estás contribuyendo a labrarle el camino al socialismo en Estados Unidos, llámese Socialismo Democrático, del Siglo XXI o de cualquier otra naturaleza; o este nuevo “socialismo prágmatico” de la Congresista federal Donna Shalala.

Santiago Morales no tiene arraigo en la Brigada 2506 y es medianamente conocido entre la comunidad de ex prisioneros políticos y nada carismático entre nosotros como un Roberto Martín Pérez, o un Eusebio Peñalver(+), para pensar que el millón de dólares que costó su spot publicitario, le vaya a sumar una significativa cantidad de votos al ticket demócrata, ni siquiera en el Condado Miami-Dade.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15