SANTOS SABE DONDE ESTÁ EL DINERO DE LAS FARC

JUANMSANTOSEXTREMECLOSEUPJUAN M. SANTOS-CLOSE UP

RICARDOPUENTESMELOPor Ricardo Puentes Melo- Periodismo sin fronteras

Cuando el camarada Santos anunció que buscaría a “los miembros analistas” de su gabinete que habían soltado a la revista The Economist el dato de que el gobierno sabía en 2012 que las FARC tenían cerca de 10.5 billones de dólares (la friolera de 33 trillones de pesos colombianos), muchos sabíamos que lo encontraría muy pronto.

Y así fue. Desde La Habana, Timochenko y Márquez enviaron mensajes a Juan Manuel Santos para que rectificara esa información públicamente y, de paso, descabezara al osado que se atrevió a revelar a la revista británica el secreto que querían mantener oculto: Que Juan Manuel Santos y su gobierno sí saben exactamente en qué está invertida la descomunal fortuna de FARC-ELN, que proviene del tráfico de droga, los secuestros, las extorsiones, el manejo de redes de prostitución y otros delitos.

LUISEDMUNDOSUAREZSOTOLuis Edmundo Suárez Soto, Director de la UIAF (foto  encima de estos renglones)

El lenguaraz funcionario que reveló ese secreto fue Luis Edmundo Suárez, Director de la Unidad de Información y Análisis Financiera (UIAF) a quien le fue solicitada su inmediata renuncia, a pesar de que el pobre hombre trató de arreglar su infidencia con comunicados de prensa que no lograron conmover a los cabecillas de las FARC ni a Juan Manuel Santos. A Edmundo Suárez creyó le pasó lo mismo que a Vicky Dávila, ambos se extralimitaron en las funciones encargadas por Santos y se metieron con quienes no debían: Edmundo con las finanzas de las FARC y Vicky con Carlos Ferro, ambos mimados por el mandatario. (Ver los comunicados de prensa. Excusándose por entrevista a la revista: UIAF Comunicado de prensa y “aclarando” que UIAF Comunicado de Prensa_ la UIAF no tiene estudios sobre finanzas de las Farc )

En Periodismo Sin Fronteras hemos publicado muchas de las cosas que la UIAF le confirmó a The Economist y que dan cuenta de las inversiones de ese dinero mal habido de las FARC en conocidas empresas de transporte en Colombia, en la Bolsa de Valores de Bogotá, Nueva York y otras en países de Europa que protegen a estos bandidos. Además, como lo denunciamos en estas páginas, los narcoterroristas tienen intereses en proyectos de infraestructura energética tan poderosos como HidroItuango (1), en minería ilegal, enormes latifundios de tierras ganaderas en Colombia, Venezuela, Ecuador y Argentina. Castro y las FARC también manejan el mercado negro de las armas, un negocio que les representa cerca de 800 millones de dólares al año. Un imperio criminal de los más poderosos del mundo, tan poderoso que han logrado sobornar a gobiernos para poder sentarse a “negociar la paz” de Colombia, cuando sabemos que esa farsa de La Habana no se trata de la paz, sino de la toma del poder y el lavado de activos de sus actividades criminales.

Pues bien. Además de las inversiones que los terroristas tienen en empresas legales, y hasta en sociedades mixtas donde el Estado es el socio mayoritario, sabemos, gracias a nuestras fuentes de inteligencia, que el gobierno de Juan Manuel Santos es totalmente consciente de que los bandidos tienen miles de millones de dólares en efectivo, en algo se conoce como “Reserva del Comandante en Jefe”.

Los Castro y Lula Da Silva

La “Reserva del Comandante en Jefe” es una oficina -si puede llamarse así-, una entidad que está en La Habana y cuyo propósito es disponer de cifras escandalosas para casos “especiales” que son definidos como tal por los Castro. Son los Castro lo que, a su única discreción, definen el destino de esos dineros y deciden qué casos, y cuáles no, son especiales.

FIDELLULAYRAULSolo los hermanos Castro ( en esta foto con Lula Da Silva) saben exactamente cuánto dinero hay en la “Reserva del Comandante en jefe”. También tienen acceso a ésta José Ramón Machado Ventura y Alejandro Castro Espín, el hijo de Raúl. Ramón Machado es fundador del Partido Comunista de Cuba, y hoy ocupa el segundo cargo político más importante en la isla.

Las FARC, el ELN y demás terroristas, incluidos extremistas islámicos, no necesitan guardar su dinero en paraísos fiscales. Su paraíso fiscal está en Cuba y se llama “Reserva del Comandante en Jefe”, que queda en la Plaza de la Revolución. Hasta los K tienen cerca de 3 mil millones de dólares allí.

Ni siquiera Timochenko tiene acceso directo a esos fondos. Él sabe que su dinero, el dinero de las FARC, está ahí, pero, una vez depositado allí, solamente los Castro deciden sobre el destino del mismo. “La Reserva” es muy conocida en Cuba porque los mismos hermanos Castro han hablado de ella.

COMANDANTESDELASFARCCOMOREYESENLAHABANAFARC dicen que no tienen ni un centavo para reparar a las víctimas

El fin, evidentemente, es esconder las inmensas fortunas de los terroristas aliados con Cuba. Allí está guardado el oro de Venezuela, allí está el dinero que será lavado una vez se concrete la impunidad para los bandidos de las FARC y ELN. De esas arcas monumentales es que sale dinero que ya, en estos momentos, está siendo lavado mediante la “industria” turística cubana. Mucho de esos fondos será lavado mediante inversiones en la infraestructura turística en las provincias de Las Tunas, Camagüey Holguín (2). La Bolsa de Valores lo sabe y de ahí el interés en restablecer las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. De igual manera, hay fuertes indicios acerca de que el dinero también está siendo “blanqueado” a través de las ONG afines e, incluso, poderosos sectores de la Iglesia.

El gobierno de Juan Manuel Santos también sabe que las FARC y los Castro han aumentado los cultivos ilícitos en Colombia, y que siguen con el tráfico de drogas que, gracias a las gestiones diplomáticas de Santos, Castro y los gobiernos de Suecia y Noruega, se ha expandido notablemente en Europa.

Por ello es que ni los Castro ni sus compinches serán mencionados jamás en los “panamá papers” u otras reservas bancarias levantadas de paraísos fiscales.

Como lo mencionamos desde el comienzo del sainete de La Habana, acá no se trata de lograr la paz. Se trata de tener el poder, lograr la impunidad y lavar la descomunal fortuna de los delincuentes internacionales y de quienes apoyan esta entrega.

Todo esto lo sabe muy Juan Manuel Santos y ha tratado de impedir que se conozca. El ex embajador en Colombia y actual subsecretario para Narcóticos de los Estados Unidos, William Brownfield, también lo sabe; tanto, que le recordó que mucha de esa información que tiene el gobierno norteamericano será usada en eventuales procesos judiciales.

Insistimos: Juan Manuel Santos debe ser destituido y juzgado, o las Fuerzas Militares deben invitarlo a que renuncie.

_________________________________

(1) TERRORISTAS CON AVAL POLÍTICO, TERRORISTAS ACCIONISTAS DE GRANDES PROYECTOS EN COLOMBIA http://www.periodismosinfronteras.org/terroristas-con-aval-politico-terroristas-accionistas-de-grandes-proyectos-en-colombia.html

(2) FARC INVERTIRÁN SUS NARCODÓLARES EN TURISMO DE CUBA http://www.periodismosinfronteras.org/farc-invertiran-sus-narcodolares-en-turismo-de-cuba.html

http://www.elespectador.com/noticias/politica/presidente-santos-responde-the-economist-sobre-dinero-d-articulo-627318

http://www.noticiasrcn.com/nacional-pais/renuncio-director-uiaf-tras-publicacion-economist-dinero-las-farc

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15