SEMBLANZAS DE ALGUNOS DE “LOS IRREDUCTIBLES” GREGORIO DEL CAMPO DEL VALLE

Nacido en España, pero cubano en su sentir y su accionar. Egresado de la Academía Militar de Zaragoza, se destaca muy joven en la lucha contra Batista y es de los primeros que en la Colina Universitaria se rebela contra la traición que se ve venir. Es un anticomunista visceral. Conoce por la familia, los horrores cometidos por los rojos  en la Guerra Civil de España. Ya en el mismo 1959, está al lado de Pedro Luis Boitel dando la lucha contra la infiltración marxista y tratando de evitar que se adueñen de la FEU. Más tarde es Jefe de células de Acción y Sabotaje del MRR.

Al llegar al exilio, se integra enseguida a la lucha armada independiente. Se alista en la Unidades Cubanas del Ejército Norteamericano, donde conoce a nuestro Director Aldo Rosado-Tuero. Al licenciarse ingresa al MNC (Movimiento Nacionalista Cristiano), movimiento de élite, político-militar, que se empeña en llevar la guerra a Cuba y en brindar ayuda a los combatientes de la isla, independientemente y sin aceptar ni la tutela ni la ayuda de las agencias norteamericanas. Es nombrado por el Jefe Nacional del Movimiento, Aldo Rosado-Tuero, como Jefe Militar del MNC, donde participa en varias acciones de infiltración y en varios intentos frustrados por destruir desde el exterior la planta de Tallapiedra y el central Punta Alegre.

En la foto grande que ilustra su semblanza aparece Gregorio en un cayo de la costa norte de Cuba, esperando a que caiga la noche para iniciar una infiltración a la Isla grande. Está de completo uniforme, al igual que los otros compañeros que aparecen en (la foto chica a la izquierda), tomada de madrugada, antes de salir de Miami y de abordar el barco para esa infiltración,  para si eran capturados hubiera que tratarlos como prisioneros de guerra. Como no se sabe  si se regresa con vida de la misión se decide tomar la foto, tal vez para la historia.  (De izquierda a derecha: José Freire, con el estandarte del MNC, Aldo Rosado-Tuero y Luis Hernández Rojas). Por cierto es bueno que se diga que el símbolo del MNC fue una idea conjunta de Gregorio del Campo y Aldo Rosado, cuyo dibujo lo realizaría, en el apartamento de Gregorio, la primera esposa de Gregorio, Tania de Cubas.

Desafortunadamente Gregorio fue otro de los irreductibles, a los que la muerte le impidieron realizar su sueño de ver a Cuba Libre e independiente. (Fotos: archivo de Aldo Rosado-Tuero)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15