SI QUITAN A TRUMP

por Esteban Fernández

Lo que no entienden muchas personas que ardientemente quieren sacar a Donald Trump del poder es ¿Quién creen que lo va a sustituir? Nada más y nada menos que Mike Pence.

¿Es que no saben que Mike Pence es mil veces más derechista, más religioso, más conservador, que Donald Trump? ¿Cuantos minutos ustedes creen que se demorarían los liberales, los demócratas, la mierdera prensa amarilla, los socialistas en lanzarse al galope contra Pence?

Y cualquiera que pongan en lugar de Trump y no sea un comunistoide van a comenzar a barrer el piso con él.

Vamos a estar clarísimos en algo: el odio acérrimo contra Donald Trump es simplemente PORQUE ESTE SE DEFIENDE como un tigre acorralado.

Lo cierto es que las mismas diatribas yo las vi utilizar contra Richard Nixon, contra Ronald Reagan, contra George H. W Bush y contra su hijo Jorgito.

La diferencia es que estos aguantaron sin apenas chistar todas las calumnias, verdades y medias verdades con las cuales fueron acusados. Optaron -quizás inteligentemente- por no defenderse.

Pero Donald Trump es una persona acostumbrada a guapear dentro de un giro hostil que lo acostumbró a constantemente contraatacar.

El cocomacaco Maxine Waters fue la única que acepta: Impeach (procesar) a Trump, saquémoslo de la presidencia y ACTO SEGUIDO IMPEACH A MIKE PENCE. Esa es la verdad.

Es que aquí hay mucha gente no que resiste, ni quiere, ni admite que un conservador asuma la dirección del país. Es más, no quieren ni que dentro de las filas demócratas se postule alguien centrista y equilibrado. Por favor si hasta el decrépito Joe Biden lo consideran un simple “cambia casacas” muy poco afín con las ideas que la claque “socialistoide” quiere imponer.

Aquí lo que quieren es que un COMUNISTA (socialista es simplemente un disfraz de comunista) asuma una dictadura en U.S.A.

La verdad es que aquí hay mucha gente no que resiste, ni quiere, ni admite que un conservador asuma la dirección del país.

Aquí había un joven súper inteligente,  el cual asumió la vicepresidencia, llamado Dan Qualy y le vieron ciertas posibilidades de llegar a la presidencia y lo hicieron papillas. Hoy en día vive en el ostracismo.

A Richard Nixon lo hicieron mierda, no supo defenderse, y lo único que les faltó fue sacarlo a patadas de la Casa Blanca. Sin embargo, yo les aseguro a ustedes que Bill y Hillary Clinton han cometido cientos de atrocidades un millón de veces peores que Richar Nixon.

Imaginense que descubran a Donald Trump teniendo sexo oral con una internada o becada en la Casa Blanca. Lo llevan al paredón.

Lo único que yo quisiera es que el próximo presidente republicano en el 2024 (ya el 2020 está asegurado) aprenda la lección dada por Donald Trump y se defienda como gato boca arriba.

Porque lo que no se puede permitir es que un democrata  sea la primera figura de la nación porque entonces si se perdió esto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15