SOROS PAGÓ $650,000 DÓLARES A OBISPOS DE EE.UU. PARA QUE ATACARAN A TRUMP Y APOYARAN LOS PLANES EUGENÉSICOS DE LA IZQUIERDA

SOROSCOMPRANDOALAIGLESIA

Alerta Digital

Los correos filtrados a través de Wikileaks revelan que el multimillonario George Soros –uno de los mayores inversores en la campaña presidencial de Hillary Clinton- pagó 650.000 dólares para influenciar a los obispos durante la visita del Papa Francisco a EEUU en 2015. ¿Su objetivo? Cambiar los paradigmas nacionales y las prioridades durante el periodo previo a la campaña presidencial de 2016.

Según informa LifeSiteNews y reproduce Intereconomía-basándose en los correos filtrados- los fondos fueron asignados en abril de 2015 y en el informe sobre la efectividad de los mismos se establece que la inversión logró “comprar a cada obispo de forma individual para incrementar la voz pública de los mensajes de apoyo económico y justicia racial con el fin de crear una crítica general de los obispos que están alineados con el Papa”.

Dichos fondos se entregaron a dos entidades estadounidenses que desde hace años trabajan en un proyecto para cambiar las prioridades de la Iglesia Católica en Estados Unidos. Estas entidades fueron; PICO, una organización comunitaria basada en la fe de la vida pública y “Faith in Public Life” (FPL), un grupo progresista que trabaja junto los medios de comunicación para promover la causa de “justicia social” de la izquierda. Las filtraciones dejan al descubierto al magnate, quien ha financiado al sector de la izquierda en todas las partes del mundo y luchado para terminar con las leyes pro-vida.

Señala directamente al cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga

El informe filtrado, realizado por la sociedad de Soros en Nueva York, revela que en la etapa de planificación de la iniciativa para alterar el desarrollo de la visita del Papa a EEUU se pretendía alcanzar los objetivos a través de los principales asesores del Papa, como es el ejemplo de Oscar Rodríguez Maradiaga, cuyo nombre se especifica en el documento.

“Apoyaremos las actividades de la organización PICO para lograr que el Papa centre su discurso en temas de economía y justicia racial, haciendo uso de la influencia del cardenal Rodríguez, asesor del Papa, además de enviar una delegación para visitar al Vaticano en primavera o verano”, relata el informe.

Cabe destacar que, según informa LifeSiteNews, el cardenal Rodríguez Maradiaga respaldó el trabajo de la entidad PICO en un vídeo durante una visita de sus representantes a la diócesis del cardenal en el año 2013. “Quiero apoyar todos los esfuerzos que están haciendo para promover comunidades de fe”, dice el cardenal. “Por favor, seguir ayudando a PICO”, concluye.

Soros logró sus objetivos

Un post-informe, creado el 9 de febrero de 2016 destinado a evaluar los resultados de la inversión del multimillonario, destaca la “efectividad de la operación” del grupo Soros. Para dicha afirmación, se basan en las declaraciones de algunos obispos en contra de aquellos candidatos presidenciales que están utilizando el “discurso del miedo”, como es el ejemplo de Trump.

“El impacto de este ejercicio se puede ver en los discursos de varios líderes religiosos denunciando a algunos candidatos presidenciales por utilizar el discurso del miedo”, reza el documento. Asimismo, el informe subraya que la financiación ha logrado contrarrestar “la retórica anti-gay” en los medios de comunicación.

La fiscal Attorney Elisabeth Yore, que fue miembro de la Delegación “Heartland Institute” y que viajó al Vaticano para instar al Papa Francisco a que estudiara con más detalle su relación con los miembros de las Naciones Unidas que promueven el cambio climático, afirmó en unas declaraciones a LifeSiteNews que Soros “está utilizando la cabeza de la Iglesia Católica para influir en los votantes y asegurar la victoria de Hillary Clinton”.

En cuanto al objetivo de Soros de cambiar las prioridades de la Iglesia Católica, son principalmente dos los obispos de Estados Unidos que han obedecido sus órdenes. Se trata del arzobispo de Chicago Blase Cupich y Robert McElroy, el obispo de San Diego, que creó una gran polémica en la Conferencia de Obispos de Estados Unidos por su intento de cambiar un documento que mostraba instrucciones de cómo debían votar los católicos.

El obispo denunció que el documento no estaba “en sintonía” con las prioridades del Papa Francisco y que se ponía demasiado énfasis en el aborto y la eutanasia y no lo suficiente en la pobreza y el medio ambiente.

Como conclusión, el grupo Soros destaca el éxito de su operación durante la visita del Papa al país americano, por lo que ven posible, gracias a los sobornos del magnate, cambiar las prioridades de la Iglesia Católica en un futuro no tan lejano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15