SOY “TÍO” DE MIS NIETOS

por Esteban Fernández

Alguien dijo el otro día que le daba la sensación (incluido a él) de que la mayoría de los abuelos están tan compenetrados con sus nietos que hubieran preferido ser abuelos primero y padres después.

Es que los abuelos disfrutan de las cosas buenas, agradables y simpáticas de los niños pero en el mismo instante en que comienzan a ponerse majaderos y pedantes llaman sus hijos y les gritan en la distancia: “¡Sandy, corre, ven para acá, que tú hijo está insoportable!”

A mí me encanta ser abuelo, pero desde que tenían tres años de nacidos yo comencé a inculcarles que “Si en nuestro entorno entra una mujer preciosa deben llamarme tío”. El más chiquito ni espera a que entre en escena una belleza y constantemente me llama “Uncle Stevan”.

Los nietos son fuente inagotable de una dulce y cariñosa venganza con nuestros hijos. Nada más agradable que ver a una hija quejarse cuando sus muchachos hacen las mismas majaderías que hacía ella.

La misma que salía al patio debajo de un aguacero invernal en enero completamente desabrigada hoy la escucho quejarse de que su niñito no se abriga suficiente.

Las mismas que cuando yo les hablaba en español me contestaban en inglés hoy desean fervientemente que sus hijos sean bilingües.

La misma que siempre ha vivido orgullosa de que yo nunca la he tocado ni con el pétalo de un flor, hoy me dice: “¡Papi, tú tienes que ser más fuerte con Jaxon!”

Yo, que jamás en mi vida me he quitado la edad ahora lo hago con mis nietos, les quito años de encima, y nunca admito que tengo ya una nieta que tiene más de 20 años.

Siempre me parece que mis hijas desean que los suyos crean que ellas de niñitas eran unas santas que se portaban mil veces mejor que sus hijos. Y en mi caso yo me divierto diciéndoles: “¡Muchachos si ustedes vieran las cosas que hacía tú mamá!”

Dicen que siempre hay competencia con los otros abuelos, pero en mi caso no es así porque cuando en una reunión llega Francisco Navarro y la gente no sabe que somos abuelos de los mismos muchachos yo le digo a todo el mundo: “¡Quiero que sepan que este señor tiene lo nietos más bonitos, simpáticos y chéveres del pueblo!” Y viceversa, a veces él dice lo mismo.

En el caso del otro nieto que tiene otro abuelo, yo lo he enseñado -no delante de él, desde luego- que en Las Vegas vive el abuelo “Ugly american” y aquí el abuelo “handson cuban”.

Andre y Lissete Navarro que tienen un padre patriota -llamado Frank Navarro- se sienten 100 por ciento “cubanos”, Jaxon que tiene un padre judío dice que “él es Qban-jewish”. Y yo riéndome y gozando.

Nunca pensé que habría nada ni nadie que yo fuera a querer más que mis dos hijas y ¡me equivoqué! 

Un Comentario sobre “SOY “TÍO” DE MIS NIETOS

  1. Hermoso texto hermanito. Recuerdo a tus hijas tan bien vestiditas, queridas representantes de la primera generación de aquel digno exilio cubano en LA.
    Feliz 4th of July a todos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15