THE OLD HAVANA

ENAUTOPORELMALECONSANTIAGOCARDENASDR.Una sátira del Dr. Santiago Cárdenas-Especial para Nuevo Acción

Al filo de las 2pm la caravana presidencial enfiló por el malecón hacia la plaza de la Catedral, donde  esperaba el historiador de la ciudad  con un grupo de empresarios locales llamados cuentapropistas. Antes, hubo una parada en el Hotel Nacional, para  visitar la alcoba  del fallecido hombre de negocios   de la cuidad de Chicago, Alfonso Capone, un precursor, en cuyos suburbios, como organizador comunitario trabajó  el presidente  en sus años mozos.

En impecables guayaberas blancas, la comitiva tomó una calle lateral  a pie para unas fotos de ocasión  y unos mojitos en la Bodeguita del Medio. Continuaron unas tres cuadras hasta el Palacio Arzobispal donde el nuevo obispo de  San Cristóbal de la Habana, Juan de Dios Hernández,  un jesuíta recién  nombrado, le obsequió una nueva  versión de la  escultura clásica de Kcho: Una Virgen de la Caridad,  pero sin remos.

En el patio esperaba Lingua, el nuncio Apostólico de su Santidad  y  el Cardenal Jaime Lucas,  un tanto distante  y huraño. Hubo un corto estrechón de manos y sonrisas de ocasión.

CAPITOLIONACIONALCUBAENRECOSNTRUCCIONUn  carro blindado lo llevó a la explanada del  Capitolio Nacional en plena reconstrucción. El presidente muy emocionado no pudo contener las lágrimas  ante la sede  del  Parlamento Cubano,  en la certeza de su pronta inauguración   con oposición obsequiosa y leal. A solo una cuadra lo esperaba   Antonio Castro para que participara en la peña beisbolera  del Parque Central. Barack  se excusó por falta de tiempo, pero dejó a Yasiel Puig, que lo acompañaba, a cargo de las discusiones  del otrora  pasatiempo nacional.

HACIA EL MARIEL

ELMARIELMEGAPUERTODesde el  helipuerto de la nueva embajada  la  fila de helicópteros enfiló hacia el megapuerto  del Mariel. En la gigantesca explanada, debajo de carpas con aire acondicionado sesionaban desde la mañana varios  talleres y mesas  redondas  de negociantes  cubanos y estadounidenses en relación a la economía cubana y sus retos. Husseim Obama  prestó gran atención  a todas las ponencias  a las que acudió. En especial a una de Dilma Rousseof, la expresidenta de Brasil, acerca de la financiación de empresas al margen de las ideologías y a la de un americano-cubano de apellido Saladrigas, que se refirió   a la actitud psicológica de un empresario exitoso.

La merienda fué amenizada  con música en vivo  con Gloria Estefan y con el rock duro de Charlie  Crab un  desconocido african  alcohólico, VIH positivo, de las entrañas del  delta del Mississippi, que es el cantante preferido de Michelle durante  estas exóticas presentaciones.

Siendo aproximadamente las seis  de la tarde, sol afuera por el horario de verano, el presidente fue    advertido   por el  Personnal Security  Corp, que debería regresar cuanto antes, pues de ninguna manera  podría pernoctar en la Havana.

Al pie de la escalerilla, Esteban Lazo  otro afrodescendiente  de  alta jerarquía lo saludó  enviándole un afectuoso saludo del presidente Raúl Castro excusándole   porque tuvo  catarro y no pudo acompañarlo.

Obama   fue autorizado  por los Castros  como  cortesía   en suelo cubano, para  enviar una  carta  a  un disidente. Solo una.

LUPERAMOSPERIODISTAMEXICANAEn la conferencia de prensa que el jubiloso  mandatario   concedió a la prensa a su retorno  a Atlanta, en una escala para recaudar    fondos para la campaña presidencial, reveló que el escogido fue Manuel un social demócrata  y pacifista negro al cual saludó en la cumbre de Panamá

Cuesta Morúa no pudo ser localizado para comentarios, toda vez que se encontraba de vacaciones en Orlando, Fla, en asuntos muy importantes de la tour disidencia.

REPORTÓ  LUPE  RAMOS (foto de arriba a la izquierda) PARA  EL  PERIÓDICO   EL CUATE FRONTERIZO . ABRIL /2016.

WordPress theme: Kippis 1.15