UCRANIA –NO –CON “O”, A SÍMBOLOS COMUNISTAS

MARIADELCARMENCARROFOTOBUENAPor: Lic. María del Carmen Carro

Tras los hechos ocurridos en la Plaza de la Independencia ubicada en Kiev, capital de Ucrania, el Gobierno instaurado hasta próximas elecciones ha decidido desmantelar los monumentos y símbolos comunistas erigidos en ese territorio, antes parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

La tarea no es fácil. La ciudad es famosa por sus monumentos. En imágenes hemos observado como una gran estatua del líder bolchevique Vladimir Ilich Lenin fue destruida a voluntad de los manifestantes, durante las protestas que concluyeron con el derrocamiento de Víctor Yanukovich, presidente corrupto de Ucrania. Entre sus pertenencias que hoy están en exposición se encuentran grandes obras en oro y dicen que hasta un Zoológico al estilo de Pablo Escobar.

Ucrania desarrolla planes para el desmontaje de más de 30  monumentos, dentro de ellos 24 relieves de bronce y estatuas de hasta 6 pies de Lenin. Algunas de estas reliquias del comunismo se encuentran en las estaciones de trenes y de medios de transporte. Se estudia por parte de las autoridades cada plan de desmantelamiento, los que se llevaran a cabo por las noches para no molestar a los pasajeros. Todos coinciden que ya la Ciudad ha sufrido bastante en los últimos días.

Esta decisión de los ucranianos está basada en la voluntad que se hizo presente durante las manifestaciones. Ya por estos últimos días la Plaza Maidan trata de recuperar su normalidad. Durante días estuvieron afectados los servicios públicos. Las Escuelas cerraron, los jardines para infantes recesaron sus actividades. Grandes colas para comprar alimentos se veían en cada mercado y hasta los cajeros automáticos dejaron de funcionar.

Y no solo se habla desaparecer cualquier símbolo comunista, sino que hay propuestas para un nuevo Himno alternativo-¡VIVA YKPAINA!

Hoy todo va recuperándose. Ucrania camina hacia cambios a los que Rusia permanece atenta, pero con el propósito de no intervenir. (Según declaraciones del Gobierno ruso) Vladimir Putin, en los últimos días ha centrado su atención en los Juegos Olímpicos de Sochi. De los que dijo el Presidente Ruso:

-“Han sido una buena oportunidad para demostrar nuestros deseos de amistad “. “Me siento Campeón Olímpico”. Si les interesa o no la situación ucrania hay límites y ellos los conservan.

Muchos están atentos a las próximas elecciones y apuestan a que la líder la Revolución Naranja del 2011, puede estar entre el nuevo Presidente de Ucrania, pero desde mis perspectivas y memorias de los ucranianos con los compartí años y años de trabajo, me atrevo a asegurar que la ucraniana de las trenzas quedará al frente de algún Ministerio.

De los ucranianos siempre he tenido buenos recuerdos. En mi carrera universitaria, Licenciatura en la Enseñanza de la Lengua Rusa, tuve profesores de Ucrania. Muy buenos profesores y hasta compartimos grandes momentos. Tania, profesora de Gramática comparada, una de  las que llevo en mi corazón, era –muy seria, dedicada, con un carácter que casi todos los estudiantes temían.

Yo la tuve siempre de cerca. Mi trabajo como intérprete bilateral me había hecho desarrollar las habilidades para el dominio de esta lengua eslava y muy en particular con una tendencia al ruso que hablan los ucranianos. -O- en las terminaciones sin que se ablande el fonema. Y así, yo que repetía como un papagayo durante muchas horas se me –habían pegado aquellas cambios de una O más fuerte en el final de las palabras. En Ucrania ambos idiomas se usan de igual forma el ruso y el ucraniano. Y les aseguro que dentro de los hogares de cada ex soviético se hablaba el idioma de su región natal. Y los  enseñaban con mucho amor y dedicación a los pequeños a los que también obligaban a decirme –Tiotia Mashenka. (Tía María en tono cariñoso)

Conozco que los ucranianos son –gente buena- con muchas tradiciones y con carácter enérgico. Solo me alejaron de ellos cuando fui declarada-no confiable- y aunque no me permitieron continuar mi trabajo como intérprete bilateral y mucho menos con los niños de Chernóbil, si estuve en el Campamento de Tarara en algunas ocasiones que mis colegas me solicitaban contactos que ellos no tenían dentro de los Hospitales.

Por aquellos tiempos  era obligatorio repetir a coro al principio de cada clase: “Lenin vivió y vivirá”. Y si nos hubieran contado que los monumentos rodarían por el piso, muchos no le darían credibilidad jamás. En mi caso no es así, yo los vi derribar los bustos de Lenin, que existían en los repartos en que ellos estaban alojados en Cuba. Hechos ocurridos tras el derrumbe del campo socialista.

En cierta ocasión derribaron por equivocación uno de José Martí y urgente fui reclamada  en el lugar para traducir. Ellos, los rusos ucranianos, chechenos, moldavos y de cuantos habían en aquellos repartos exclusivos para ellos, se disculparon en aquella ocasión.

Hoy en Ucrania ya el símbolo comunista es declarado desmantelable a solicitud popular y al rehusar tenerlos dentro de la vida cotidiana de cada ucraniano están diciendo NO CON “O” AL COMUNISMO.

(Traducción realizada por María del Carmen Carro).  Datos de periódicos de Kiev y del programa Bremia que se transmite todos los días desde Rusia)

WordPress theme: Kippis 1.15