UN MENSAJE DE UN GRAN AMIGO QUE ES EJEMPLO Y GUÍA, Y QUE INVITA A CONTINUAR LA LUCHA MIENTRAS SE RESPIRE. TRIBUNA LIBRE: ¡QUÉ GRANDE ES DIOS QUE ME AMA ASÍ

Por, Dr. Luis Conte Agüero Ph.D.

Aldo Rosado,

Cuántos días y qué intensos! Presidiendo el Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo y la Academia Cubana de la Historia/Academia de la Historia de Cuba. Cooperando en las relaciones públicas del abogado Alex Hanna. Inmerso en actividades pro liberación de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Paraguay, ahora sonriente y estremecida por cambios sustanciales hacia Dios y la libertad. Mis hijos y relativos en Miami, Ecuador y Uruguay

Vínculos con naciones y núcleos a las que serví sin cansancio en circunstancias peligrosas y retadoras, y es por ello, precisamente, que siento  las horas pocas y rotas  para seguir sirviendo y viviendo en honor y honra.

Devenidas hábitos personales y mandatos colectivos, entregas  anteriores a mandatos de patria y deber, conminan entregas actuales como si fueran obligadas, naturales, y tuviéramos que atenernos a mandatos de obligatorio cumplimiento.  Lo mucho parece poco, como si fuera resultado natural de una tarea considerada fácil por ser notoriamente repetida y publicada.

Escrito lo anterior sobre la abundancia, me apresuro a esclarecer que no implica arrepentimiento y que ello anima a seguir y superar. Porque el reto obliga al esfuerzo mayor de carácter y músculos, fuente de insospechados reverdecimientos. Hasta el cabello perdido reapareció para sorpresa de todos!

Alguien me contenta cuando pide que le muestre la edad oficial, y la mano no flaquea para enseñarle la cédula. Y mi sonrisa agradece el asombro, seguramente enfatizado para halagar.

Pues sí. Es verdad. Caray y por qué yo me siento viejo y este Conte Agüero me lleva veinte años. Debo competir y demostrar que también puedo hacer lo que él hace.

Esto invita a vivir, seguir, retar. Encabezar organizaciones nuevas. Y a repeticiones que no repitan. Imitaciones que no son tales. Natural y legítimo es seguir y hasta multiplicarse.

Siga usted. El retiro debe determinarlo la fisiología, la imposibilidad real de continuar. Sea usted su justo juez. No lo que ve en quienes deciden no decidirse, como si fueran inválidos. Inválidos son…de la voluntad. El cuerpo está ahí. Enderécelo! Enderécese! Novias o novios vendrán. Enamórese. Y enamórese también de causas nobles donde el amor, la libertad, la decencia, la patria, sea bandera; sean banderas.

Pensar que ya está bien… Porque ha vivido y servido y trabajado y amado… Es verdad, pero tal verdad no es toda, La verdad no ha terminado! No! Nunca termina. Cierto. Sí que ha hecho mucho, Y sí Sigue siguiendo. Es deber y mandato seguir sirviendo, sonriendo… sudando, sanando, salvando.

Usted mismo se asombrará y enorgullecerá de seguir construir, alcanzar, lograr, No vacile ni tema. Sus fuerzas esperan ser llamadas por usted. Qué usted las llame.  Y su rostro se hará sonrisa. Caramba yo no sabía que podía tanto! Y ahora me parece poco lo que hago!

Y sentirá un aplauso. El mejor y mayor de los aplausos. Porque otros pueden ser circunstanciales y de ocasión u obligatorios. Este aplauso es interior. Es suyo mismo. Es usted mismo! Y seguirá siguiendo y sintiendo y haciendo en busca de la ovación! Qué grande es Dios que lo ama así!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15