UNA DE LAS RAZONES POR LAS QUE NO PUEDE HABER BORRÓN Y CUENTA NUEVA. ¡PROHIBIDO OLVIDAR!

Este 12 de octubre se cumple un nuevo aniversario (57) del asesinato de los patriotas cubanos Porfirio Ramírez, Sinesio Walsh, Plinio Prieto y Angel Rodriguez del Sol, fusilados en la loma de La Campana, en el Escambray, por asesinos  de la tiranía castrista. Nuevo Acción trae hoy la última carta escrita por Porfirio Ramírez, horas antes de morir.

” Compañeros:

De regreso del banquillo de los acusados en el que fuera teatro “Libertad”(que ironía) del que también fuera Campamento Leoncio Vidal de Santa Clara, actuando rápidamente al efecto de montar el show de nuestro juicio, frente a un tribunal que nos estaba juzgando con la orden ya recibida de antemano para que fuéramos condenados a muerte, me decido a escribir estas líneas que entregaré a uno de mis custodios en la seguridad de que algún día llegarán a manos de mis compañeros estudiantes y alcanzarán su destino, porque tengo fe en los hombres que hicieron una revolución por amor a Cuba, por amor a esta tierra nuestra, por amor a la libertad y que si no se sometieron a la dictadura de Batista, no se someterán jamás a la dictadura comunista de los Castro.

Como las circunstancias en que hago estas declaraciones son muy difíciles y el tiempo que me queda es muy apremiante, no voy a hacer un recuento de mis actividades revolucionarias en mi lucha contra la tiranía batistera, ni un análisis de los poderosos motivos que sólo tienen un elevado sentido patriótico de amor a Cuba, que me llevarona tomar de nuevo el camino de las lomas libertarias del Escambray para luchar contra el monstruo comunista del Caribe. Como tampoco voy a hacer un análisis de mi vida, tanto pública como privada, que me defiende por sí sola por haber sido siempre limpia, honrada, moral, justa, sincera y decente, acorde con los principios sustentados por mis padres en un hogar donde trabajando honradamente la tierra, ordeñando vacas, vendiendo leche pura, tal y como salía de la ubre, tirando caña de madrugada,, cortando bajo un sol ardiente, se constituyó esa familia que es la mía y de la cual me siento orgulloso y que fue capaz de adquirir con su trabajo la propiedad de la tierra que hoy disfruta.

De ese hogar, dechado de virtudes, procedo yo, y para honrarlo estudié, y cuando la patria lo reclamó, me fui al monte, tras haber luchado peligrosamente en la clandestinidad para librarme del yugo opresor de la tiranía batistera ¿Quién iba a decirnos que habríamos de caer en la tiranía roja de los Castro?

Tampoco voy a hacer un análisis de todo el proceso que habrá de culminar con mi fusilamiento criminal y de un grupo de valiosos y dignos compañeros y su barril de años para los otros acusados; todos esos detalles son bien conocidos.

Sólo quiero aprovechar estos postreros instantes de mi vida para hacer un llamamiento a todos mis compañeros de la Universidad Central de Las Villas, de La Universidad de Oriente, de la Universidad de La Habana, de la Universidad de Villanueva, a todos los estudiantes de las Escuelas de Comercio, de donde procedo, de todos los Institutos, Normales, en fin, a todos los estudiantes de Cuba y de la América para que estrechen filas en contra del “monstruo rojo del Caribe” que habrá de traer mucho dolor y luto, sangre, miseria y esclavitud  al pueblo de Cuba.

Quien haya pasado por todos estos horrores que yo he vivido en estos últimos días debe sentirse feliz de morir porque sabe que habrá de descansar de tanta opresión, de tanta ignominia, de tanta cobardía y porque sabe que habrá de sembrar el ejemplo para que las actuales y futuras generaciones se enfrentan valientemente al tirano de la barba y el micrófono y a cualquier otro tirano que pretenda interponerse en el destino eminentemente libertario de nuestro pueblo.

Sé que voy a morir dentro de pocas horas, no tengo miedo; por el contrario, jamás en mi vida me he sentido más seguro de mí mismo; sé que mi muerte no habrá sido en vano y que el estudiantado en pleno habrá de salir a la lucha para librar a mis hermanos, a mi pueblo, de la traición del monstruo comunista del Caribe.

Adelante, compañeros estudiantes y pueblo de Cuba, la Patria necesita de ustedes hoy más que nunca; la América también.

(Fdo) Capitán Porfirio Remberto Ramírez, Presidente de la FEU de Las Villas, Cuba.”

2 comentario sobre “UNA DE LAS RAZONES POR LAS QUE NO PUEDE HABER BORRÓN Y CUENTA NUEVA. ¡PROHIBIDO OLVIDAR!

  1. Recuerdo aquellos dias cuando el Capitan y Presidente de la Feu de la Universidad de Santa Clara Porfirio “Negro” Ramirez fué fusilado y nuestra organizacion el Directorio Revolucionario Estudiantil DRE organizo’ una huelga Estudiantil contra el Castrismo,para el 12 de Noviembre de 1960.La consigna fué “CAIGAN LOS LIBROS HASTA QUE CAIGA EL TIRANO” Y jamas volvi a la Universidad de la Habana.
    Que tiempos aquellos que orgulloso me sentia de mi generacion de estudiantes.
    Por eso hay que continuar la lucha,por ellos,los caidos y por la Patria
    Porfirio Remberto Ramirez PRESENTE !!!!!

  2. Muy buen ensayo Señor Rosado-Tuero. Plinio Prieto y su hermano eran amigos de mi madre y Plinio era intimo amigo de mi padre con quien volvió a Cuba clandestinamente en una nave a finales de 1958 y estuvieron muy cerca de perecer durante la travesía. Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15