UNA NOTA DE ALDO ROSADO-TUERO

LUISCRESPOARMANDOVALLADALDOROSADOOSIEL

Foto de archivo: En la casa del Preso Político Cubano en Miami. Luis Crespo, Armando Valladares, Aldo Rosado-Tuero y Osiel González

Sé perfectamente que con mis denuncias y la exposición de verdades que muestran claramente todo lo que se hace para favorecer el cambio-fraude, usando infames triquiñuelas, me he convertido en la piedra en el zapato, o mejor dicho, en las poderosas botas,  de enormes intereses millonarios no solo de los Estados Unidos y/o Cuba, sino de muchos países alrededor del mundo; y que eso conlleva un latente peligro.

Me consta que ya han dedicado un montón de plata para tratar de destruir mi reputación y a Nuevo Acción y que fabricarán “pruebas”—como las por las que le pagaron a Ernesto Vera—y que difundieron éste y José Daniel Ferrer.

También estoy consciente de que habrá ataques cibernéticos contra Nuevo Acción y posiblemente mi muro de Facebook, falsos perfiles, falsas “pruebas” elaboradas por expertos y de la posibilidad de que si no logran sus objetivos,  me “suiciden” o me arrolle un bus, un camión o un autobús.

Sin fanfarronería barata dejo sentado bien claro, que ya a esta altura de mi vida, próximo a cumplir los 80 años, nada me arredra y que a veces pienso que sería mejor morir de forma violenta que en una cama defecándose en las sábanas y molestando a toda la familia; pero que nunca me suicidaría.

Si cuando la URSS era poderosísima dirigí ataques a sus embajadas a pesar de que sabía de su largo brazo y no me apendejé, sería infantil pensar que dejándome saber a lo que me expongo y lo que están planeando, me van a acobardar. Responderé a cada ataque mientras respire. Seguiré denunciando lo que crea que hay que denunciar.

Lo que se prepara en Cuba es de grandes proporciones y casi todos los pasos están bien pensados y equilibrados. Hay envueltos enormes capitales y poderosos intereses y personajes de alto nivel mundial y hoy, como ayer esos intereses no se detienen ante nada cuando de eliminar obstáculos se trata y yo no soy un obstáculo grande, yo solo soy una pequeña piedrecita, que les molesta dentro de la bota.

Cuando se empiecen a desarrollar la trama de la traición del cambio-fraude, habrá muchísimos sorprendidos de los nombres de los implicados en tamaña traición. Hay muchísimos cómplices e infiltrados allá y acá.

Pero por otro lado, como soy cabezón, empecinado y obsesionado con el bienestar de mi patria y fiel hasta la muerte con el compromiso hecho con los hermanos que han caído en este largo camino de lucha contra el castrismo y sus secuaces enquistados en el mundo libre, las amenazas y las calumnias no me van a parar. Ahí está mi vida y mi actuación y los hechos reales y muchos testigos irreprochables para negar sus calumnias.

No aspiro a nada personal. Solo me queda defender mi reputación, cumplir con Dios y con la Patria, ser fiel a los principios en los que creo y arrostrar y esperar alerta las consecuencias que esto me acarreé; y seguir en la brega como he prometido hasta el último suspiro de mi vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15