UNA NOTA EN BUENA ONDA

Por Aldo Rosado Tuero 

Los cubanos de la Isla han  vivido tanto tiempo bajo la dictadura uni-medíatica de la prensa escrita, la radio y la televisión controlada, en los que nadie disiente, nadie critica a un dirigente, y sólo se publica la “verdad” de los  que dirigen la maquinaria propagandística del régimen, que al parecer han llegado a la conclusión de que así funciona la prensa en todo el mundo.

Por desgracia, muchos que han abandonado la Isla, todavía no han podido salir del síndrome fidelista de una sola y unánime opinión; o del de “Granma”—que un periódico publique solamente las opiniones de un lado—ignorando las  otras facetas que pueda tener determinada información u opinión de algún personaje.

Un encontronazo, o si se quiere, un desencuentro, entre un periodista y una figura pública, es cosa de todos los días en la prensa de un país democrático, sin que para eso, tengan los protagonistas que matarse o arrancarse la cabeza el uno al otro.

La crítica, la oposición a determinada postura de una figura pública o de “un líder” no significa  necesariamente un ataque al personaje. El mismo derecho que tiene el personaje público a emitir su opinión, tienen otros ciudadanos, ya sean periodistas o no, a rebatirlo y a publicar sus puntos de visto  al respecto del asunto.

En un país democrático, no existen íconos intocables, ni “líderes” infalibles.  Todos están sujetos al escrutinio público. Si los cubanos no entendemos eso, nunca lograremos conformar una verdadera democracia. Tenemos que desterrar la maldita práctica fidelista, de creernos poseedores de la verdad absoluta. No habrá paz social en una nación en que haya un grupo de privilegiados, que se crean intocables e incriticables.

Lo hemos dicho muchas veces y lo seguimos repitiendo: En Nuevo Acción, no es como en Granma o el resto de los libelos de la tiranía. Aquí, no todo lo que se publica tiene que, necesariamente, coincidir cien por ciento con los criterios de la dirección de este periódico. Somos una tribuna libre, abierta a toda opinión responsable.

Nadie que sea verdaderamente demócrata puede enojarse porque le salgan críticos a sus planes o personas responsables que emitan opiniones polémicas en contra de las expresadas por otro. 

Tengo la piel curtida por los dardos que me tiran, cada vez que publico un artículo, ya sea de la dirección del periódico, o firmado  por alguien responsable, en que se discrepa de alguien conocido, y muy en especial, si es de alguien que está viviendo en Cuba, como si el vivir en el otro lado del Estrecho de la Florida, otorgara patente de corzo  o concediera bula papal para hablar ex cátedra.

Creo firmemente que los cubanos todos, tenemos que practicar a diario el difícil arte de aprender a vivir en democracia, y lo seguiré haciendo a pesar de todos los ataques, de todas las críticas mal  intencionadas y de las estúpidas descalificaciones de los que no han logrado sacudirse esta maldita práctica del bolcheviquismo. Porque es hora de que se diga: existe bolcheviquismo lo mismo en el fidelismo, que en los ex fidelistas, que en los anti fidelistas.

Si queremos vivir en democracia y sobre todo en paz, debemos de acostumbrarnos a disentir, a la crítica y a la polémica elevada, sin  matarnos los unos a los otros. Que si no, aunque haya muerto Fidel,   Raúl muera y  su régimen colapsara, pero el fidelismo  como práctica, seguiría enseñoreándose sobre nuestra sociedad.

Nosotros por nuestra parte vamos a contribuir, en la medida en que podamos, a comenzar a practicar la democracia verdadera, practicándola, como la entendemos, día a día .l muera

2 comentario sobre “UNA NOTA EN BUENA ONDA

  1. Muy buena ensenanza,eso es moral y Cívica.aunque hoy en día la inmensa mayoría no la práctica en sus casas y está abolida en las escuelas,tristemente.Creo firmemente en la lucha de ideas cuando el debate es justo y real basado en resultados positivos pero desgraciadamente para llegar a resultados todos tendríamos que hacer un análisis de nuestras egoístas conciencias y pensar en lo que es bueno y combiene a las futuras generaciones para nuestros hijos,nietos y todo el mundo do en general.Solo hombres recogerá quién siembre escuelas! Nuestro apóstol J.M.estaria satisfecho si entre todos pudiéramos algún día lograrlo,amén

  2. Mi querido Aldo: Excelente articulo y ejemplo para quienes
    no conciben la discrepancia ideologica.
    Los que amamos la Libertad no nos irrita ni enoja que otros tengan ideas diferentes. Para mi son buenas oportunidades de demostrar y demostrarnos que estamos del lado correcto de la verdad y de la Historia. Cualquier criterio, que escuchamos con respeto, que tienda a eliminar la LIBERTAD del ser humano, en una negacion de la esencia del hombre y un atropello a su LIBERTAD
    Felicitaciones
    ..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15