UNA PAUSA PARA LA DEVOCIÓN

Filipenses 3- 18 al 21

18-Porque muchos andan, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo:

19-Cuyo fin será perdición, cuyo dios es el vientre, y su gloria es en confusión; que sienten lo terreno.

  • 20-Más nuestra vivienda es en los cielos; de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

21-El cual transformará el cuerpo de nuestra bajeza, para ser semejante al cuerpo de su gloria, por la operación con la cual puede también sujetar á sí todas las cosas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15