UNA PAUSA PARA LA DEVOCIÓN: PAZ INEFABLE

Léase Filipenses 4:7

El Dios sempiterno es tu refugio; por siempre te sostiene entre sus brazos. – Deuteronomio 33:27 (NVI)

Paseábamos como familia en el interior de una gruta con aguas termales, manantiales y una sorprendente cascada atronadora que cae del techo de la caverna. Entre la gran cantidad de personas que estábamos ahí y la caída de agua se sentía mucho ruído. Y de pronto, en una esquina de la cueva, vi a un joven padre sosteniendo a una bebita en sus brazos. La pequeña estaba profundamente dormida y él esporádicamente cubría su cuerpecito con el agua caliente que emana del río Tolantongo. A pesar del agua, el ruído, la oscuridad, los murciélagos revoloteando, la gente y el viento, ella dormía en paz recostada sobre el pecho de su papá.

Entonces vino a mi mente el himno «Salvo en los tiernos brazos» y deseé sentir esa paz que sobrepasa todo entendimiento, esa paz inefable que el mundo no entiende. Comprendí que esa paz solo se puede encontrar en los brazos amorosos del Señor. A pesar de los problemas y de las cargas, podemos descansar porque Dios está en control y es nuestro refugio. Dios siempre nos sostiene entre sus brazos.

Autor: Sra. Erika Hofer (México D.F.)-Fuente: “El Aposento Alto”

Pensamiento para el día

«Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro . . .». (Salmo 91:4, RVR)

Oración

Gracias Padre, por tu protección, amor y cuidado por nosotros. Enséñanos a descansar en ti. Amén.

Oremos: Por personas que sufren ansiedad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15