UNA SEMANA ELEVANDO A BUSH Y MENOSPRECIANDO A TRUMP

por Esteban Fernández

Esa ha sido la maquiavélica táctica durante muchos días. Imposible (a no ser que uno sintonice a Fox News) escuchar o leer cinco palabras elevando a George Bush padre sin que acto seguido lleven la conversación al detrimento absoluto del actual mandatario.

Y si me convencieran de que son individuos que fueron y son grandes simpatizantes del difunto presidente entonces cobraría cierto valor la basura inmunda que están haciendo.

Pero de eso nada, son los mismos, son el mismo elemento nocivo, que se pasaron años tratando de hacer lucir a Bush como un pelele, y a su brillante vice Dan Quayle como un retardado mental, un palurdo que no sabía ni deletrear en la pizarra de una escuela la palabra “potato”.

¡Qué gente más inmunda! Créanme que, aunque en determinado momento yo desearía criticar a Donald Trump me resultaría imposible hacer causa común con CNN, MSNBC, The New York Time, Washington Post, y con toda esa gentuza a la cual le llaman despectivamente “Fake News” y yo le llamo prensa amarilla y mierdera.

Los que ahora se desviven en aplausos ante su cadáver hicieron talco a George H. W. Bush al iniciar su guerra en el Golfo y se hicieron de la vista gorda tras su rotundo éxito allí  organizando una coalición militar de más de 30 países contra la invasión del dictador iraquí Sadam Husein de Kuwait en agosto de 1990 y logró la liberación del pequeño país petrolero con cinco semanas de ofensiva aérea y 100 horas de combate terrestre.

¿Ustedes no se acuerdan que hasta la exageración condenaron cuando se vio obligado a subir los taxes tras haber prometido lo contrario? Las primeras planas de las revistas lo llamaban “Wimp” que traducido al cubano es “comemierda”.

El hipócrita de Bill Clinton que le hizo una de las campañas políticas más sucias en toda la historia estadounidense, después le convino juntarse con el viejo Bush en un intento por desempercudir su desprestigiada figura.

Sí, ese violador de mujeres que la prensa izquierdista lo trata como si fuera un gran estadista, siempre tapando que hizo sexo oral en la Oficina Oval y que violó a un montón de mujeres desde que era gobernador de Arkansas.

Ni en momentos de luto la cagada prensa puede aguantarse de dar riendas sueltas a la locura colectiva que los lleva a no poder pasarse cinco minutos sin mencionar a Donald Trump.

Ha sido tan monumental el barraje de guataquerías con Bush de los que siempre lo odiaron, mezclado al intento de pulverizar a Donald Trump, que me han obligado a pasarme muchas horas viendo National Geographic porque hasta las fieras en las junglas son mejores que los pelagatos de CNN y MSNBC.

2 comentario sobre “UNA SEMANA ELEVANDO A BUSH Y MENOSPRECIANDO A TRUMP

  1. Ciertamente estoy cien por ciento con UD.Dan azco están desprestigiando la labor real del periodismo son unos tontos ineptos sin razón.

  2. Muy genuina su indignación con esta prensa tendenciosa y groseramente mentirosa. Su artículo debía publicarse en inglés y en español en las redes sociales ya que ninguna prensa de izquierda lo admitiría.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15