“¡UNA SOLA VEZ, BLAS!” DIJO ORESTES FERRARA

En la foto: Orestes Ferrar

Por Esteban Fernández

Yo he tenido varias buenas respuestas en mi vida- pocas pero contundentes- y cuando no las he tenido no he podido dormir en toda la noche esperando el momento -desesperado- por poder contestarlas adecuadamente.

Hace años el polaco dueño de la empresa donde yo laboraba me preguntó: “¿El pelotero Sammy Sosa es cubano?” Le dije: “No, él es dominicano” y él me respondió “Ah, es la misma cosa”. Me sonreí y le dije: “Le entiendo perfectamente bien, porque usted es polaco y para mí eso es la misma basura que si me dice que eres ruso”.

¿Se acuerdan que les conté del joven en Miami Beach dándonos toallas a los hospedados del hotel y que me dijo que “NACER EN GÜINES NO TENÍA LA MENOR IMPORTANCIA”? Y le respondí: “Está bien, quizás eso sea cierto, pero a ti se te jodió la propina por decir eso”.

Hubo una vez en que un tipo me envió un Email diciéndome: “Usted escribe sobre Habana, Almendares, Cienfuegos y Marianao, y eso a mi eso me interesa tres pepinos”. Y yo le respondí: “Te entiendo muy bien porque a mi la pelota actual de Cuba me interesa tres carajos”.

Uno que me quería acomplejar me dijo: “Tú te fuiste muy pronto de Cuba y nos abandonaste a nuestra suerte” Y yo riposté: “¿Muy pronto? No fastidies, me fui en 1962 y ¡debí haberme ido el primero de enero del 59!”

Dicen algunos: “Ya Fidel se murió ¿Por qué siguen hablando mal de él?” Y yo respondo: “A que no tienen valor para ir a la calle Fairfax de Los Ángeles, donde viven miles de judíos, visiten una a una las sinagogas, y les dicen que: “¡Paren de criticar a Adolfo Hitler!”

Pero, desde luego, hay miles de respuestas mejores que las mías como el chiste de un norteamericano que dice: “Estados Unidos es un país libre y todos tenemos el derecho, y lo ejercemos, de echarle públicamente con el rayo a Donald Trump” y un cubano dijo: “Aquí en Cuba también somos libres, y todos tenemos ese mismo derecho de públicamente defecarnos en… Donald Trump”.

La mejor respuesta en Cuba – y nos la recordó Roberto Luque Escalona en “Libre” recientemente- la dio un brillante italiano llamado Orestes Ferrara en la Asamblea Constituyente de 1940 donde Blas Roca se desvivía en elogios para la URSS, y muy orgulloso decía que “Allí todo el mundo podía criticar al comunismo” y Ferrara le respondió burlón: “Tienes razón, pero UNA SOLA VEZ, Blas, una sola vez”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15