VENEZUELA EN LA ENCRUCIJADA

Por, Jorge Riopedre

No se puede sentir otra cosa que admiración por el pueblo venezolano, sobre todo por los jóvenes insurgentes en franca rebeldía contra el chavismo gestado por el leviatán castrista. Sus manifestaciones multitudinarias es una clara evidencia de oposición generalizada al narcoestado, gobierno corrupto y subversivo que justifica su política represiva en la construcción de un proyecto demencial llamado Socialismo del Siglo XXI. Entonces, ¿por qué a pesar de tanta oposición el régimen de Nicolás Maduro mantiene un férreo control del país y va camino de instaurar una nueva constitución?

Elecciones tras elecciones, en particular la última consulta popular no vinculante, los venezolanos han dado muestras de un comportamiento ejemplar en favor de una solución democrática o negociada que devuelva la paz y la tranquilidad al país, aspiración convertida sin embargo en malgasto de vidas y esperanzas en lucha desigual contra revolucionarios profesionales. Al igual que los cubanos en los años sesenta, los venezolanos no previeron que una vez en el poder estos bolcheviques tardíos manejan hábilmente la posverdad para crear un laberinto legal paralizante, destinado a fomentar una dependencia absoluta del Estado.

Colombia podría ser el próximo. La estrategia de estos caudillos modernos disfrazados de comunistas es internacionalizar su saqueo. La guerra civil española es un ejemplo que siempre debe estar presente en el observador bien informado, sobre todo ahora que va tomando forma la Gran Colombia, un proyecto que si su propio autor, Simón Bolívar, no pudo cumplir, no hay porqué imaginar que llegue a feliz término de la mano de gente empeñada en volver al absolutismo del siglo XVIII. Cuba es un buen ejemplo.

Es probable que los venezolanos estén cometiendo el mismo error que los cubanos con relación a la política exterior de Estados Unidos. En el siglo XX, la inestabilidad regional impulsaba a Estados Unidos a intervenir en América Latina y apoyar a la única persona con la que podían negociar, el dictador de turno, inútil solución alterada ahora en favor de una estrategia aún más peligrosa, el relativismo político, patente de corso concedida a Raúl Castro, Daniel Ortega, Evo Morales y compañía, porque según ellos cada cual tiene derecho a tener su propio gobierno o sistema político.

Las opciones de la oposición venezolanas son muy pocas. Tardaron demasiado en emplazar al chavismo, más de una década, tiempo suficiente para limpiar las fuerzas armadas de oficiales dudosos, adquirir grandes cantidades de armas, acantonar estratégicamente a miles de soldados cubanos, poner en manos de la inteligencia de la isla el control de la seguridad interna de Venezuela, y comprar el voto de varios países de América Latina y el Caribe. ¿Piensa alguien en serio que Cuba, la izquierda regional y los enemigos de Estados Unidos van a permitir que se les escape la mayor reserva de petróleo del mundo?

Las opciones de Estados Unidos también son contadas. Las amenazas del presidente Donald Trump de sancionar a Venezuela si Nicolás Maduro continúa adelante con la asamblea constituyente, parece más una comedia para consumo de la galería que una decisión seria por motivos de seguridad nacional. La gente tiene mala memoria. Durante la presidencia de George W. Bush, el entonces Secretario de Estado Colin Powell manifestó que Estados Unidos deseaba “a soft landing in Cuba”, un aterrizaje suave, sin sobresalto, opción adoptada por Washington desde hace años como política de Estado.

En otras palabras, Washington no tiene intenciones de desestabilizar a Cuba y por ende a Venezuela, a menos que alguno de ellos represente una amenaza directa a la seguridad nacional de Estados Unidos, como sucedió en 1962 con la instalación de misiles soviéticos en Cuba. Aquella crisis se negoció en detrimento del pueblo cubano, esperemos que no suceda lo mismo en Venezuela.

4 comentario sobre “VENEZUELA EN LA ENCRUCIJADA

  1. Prueba de lo expuesto, en cuanto a copia casi exacta del proceso cubano que el autor expone, acudimos a otros artículos con similar perspectiva editados en la Red bajo epígrafe general de Venezuela sigue a Cuba!?
    Saludos cordiales de MIGUEL LEAL CRUZ

  2. Sea lo que fuese en Venezuela se esta jugando la libertad de los pueblos latinoamericanos. La voluntad del pueblo venezolano de ninguna manera puede llamarse “oposicion”, ya que se esta discutiendo quien tiene el poder en ese pais, poder vs oposicion, o poder de narcotraficantes vs el poder del pueblo? Si fracasa el pueblo venezolano fracasamos todos. El pueblo no hace politica, son los gobernantes de izquierda quienes toman a los Estados Unidos como provocacion y asidero de excusas para los que se prestan los presidentes norteamericanos en su politica hacia AL. Todo va dirigido a afianzar el Estado como poder sea de izquierda o derecha, convertir a los pueblos en masas sumisas y obedientes. La politica norteamericana siempre ha sostenido que la masa de mestizos latinoamericanos, gente revoltosa e inferior, deben ser fuertemente gobernados siguiendo el ejemplo de Cuba castrista. Siempre han dado excusa para que los repriman, al mismo tiempo que ventilan las relaciones para que los gobiernos se fortalezcan. Lo han hecho tambien con Rusia,le han dado a Putin la excusa de las sanciones ya varias veces para que este se convierta en un dictador contra la libertad de su pueblo. Y si alguien ya cree que ser libre es tener la libertad de comerse un buen bistec, de tener free internet o viajar libremente, su mente ya esta bien esclavizada.

  3. En Venezuela no se está jugando la libertad de los pueblos latinoamericanos. Esa libertad donde verdaderamente se jugó fue en Cuba, hace más de medio siglo, con la consabida derrota que permitió a Castro exportar el veneno de su régimen por todo el mundo. Es cierto que algunos políticos estadounidenses débiles e ignorantes contribuyeron a esta catástrofe, pero debemos respetar la soberanía de Estados Unidos y no parecer párvulos llamando a papá cada vez que estamos en problemas. Yo me sentiré muy feliz si estoy equivocado, pero la experiencia me indica que salvo alguna que otra sanción y algún que otro vigoroso pataleo, el castrismo consolidará su cabeza de playa en Venezuela con una nueva constitución. Cuando esto suceda tendrán vía libre para la confiscación general, la cárcel, el destierro y el fusilamiento

  4. Tiedne usted razon, esa libertad se jugo primero en Cuba en la epoca de la guerra fria cuando los comunistan tomaban el poder haciendo promesas y nadie sabia a ciencia cierta que era el comunismo. Pero hasta ese momento Cuba no lograba exportar el comunismo por mas que lo intento con sus guerrillas y desembarcos, incluyendo a Venezuela en aquel tiempo. Latinoamerica era fuerte democraticamente, sin embargo despues de el fin de la guerra fria los comunistas se han disfrazado, han estado en las elecciones, han cometido fraude desapercibido, y han llegado al poder rodeados de una falsa aureola de democracia. Aqui es donde radica el peligro de perderlo todo. Con el Castrismo fracaso el comunismo duro, con el Chavismo en Venezuela se esta tratando de implantar el nuevo metodo comunista. Esta es la segunda oportunidad para los latinoamericanos de acabar con la farsa del socialismo esta vez reciclado. Quiere decir que el primer intento se filtro pero no tuvo acogida internacional. Maduro cuenta con el favor solapado del Papa, y el silencio de casi todos. Como yo lo veo, el castrismo es una carta del nuevo orden mundial, ha tenido exito parcial porque se lo han permitido quienes en verdad pueden destruirlo. El pueblo venezolano no solo esta luchando contra el chavismo y el castrismo, tambien contra el nuevo orden mundial. Esta demostrando que todavia hay pueblo capaz de batirse en las calles con sus propias armas para rechazar al comunismo. Por eso creo que de la victoria del pueblo venezolano depende el futuro para la region. Dudo que en Venezuela se implante una dictadura de tipo castrista puesto que aquello es un continente y son gente llanera mas brava que los cubanos, tampoco tendran ley de ajuste venezolano esta vez. A lo mas, la elite gobernante y el castrismo trataran de buscar un sustituto dentro de la misma “oposicion”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15