VERGÜENZA AJENA.

Una nota de Aldo Rosado-Tuero

Esta drámatica foto pone de manifiesto unas cuantas verdades que por honradez en los principios hay que destacar, duélale a quién le duela y pésele a quién le pese, porque como bien dijera José de la Luz y Caballero: “solo la verdad nos pondrá la toga viril”. En ella se observa a la actual pareja de José Daniel Ferrer, el líder de la UNPACU, de cuyo paradero la tiranía se niega a dar cuenta, cuando manifestaba públicamente protestando, pero solo acompañada por su pequeño hijo y otros dos jóvenes–presumiblemente hijos de otros matrimonios o parejas sentimentales de Ferrer.

Lo primero que llama poderosamentte la atención es el hecho de que los líderes de la UNPACU. que  siempre han proclamado que cuentan con diez mil adherentes, no hayan podido reunir ni siquiera a una docena de militantes para respaldar a la Sra e hijos de su líder. 

Lo segundo es la vergüenza ajena que provoca la apática indiferencia con que la ciudadanía observa la protesta y la detención de los solitarios familiares, sin que nadie, diga ni haga nada para reslpaldarlos.

Dolorosamente hay que llegar a la conclusión de que los millones de dólares destinados a lograr que los agraciados receptores logren “empoderar”  al pueblo para reclamar sus derechos, han sido dilapidados sin que se logren los resultados anhelados y que si no se cambian las tácticas y las directrices, Cuba va a seguir esclava, irredenta y sumisa por otro siglo.

WordPress theme: Kippis 1.15