VIAJE DEL PAPA FRANCISCO A SUR AMÉRICA-Segunda parte

HELDERCAMARAFRANKDEVARONAPor, Frank de Varona

El Papa Francisco quiere hacer santo al comunista arzobispo metropolitano de Olinda-Recife Monseñor Helder Cámara (foto grande de arriba) que de joven fue nazi.

Julio Loredo de Izcue escribió un artícuo titulado “¿Quién fue realmente Monseñor Helder Cámara?” que fue publicado en el sitio web de Perú Tradición y Acción el 17 de abril del 2015. Loredo de Izcue explicó que el anuncio de que el Vaticano abrió proceso para beatificar al obispo Monseñor Helder Cámara ha generado explicable sobresalto y fuerte controversia en medios católicos. La apertura del proceso de beatificación de Monseñor Helder Cámara (1909-1999) fue firmado en el Vaticano el 25 de febrero de 2015. El comunista Cámara fue obispo auxiliar de Río de Janeiro y, luego, arzobispo metropolitano de Olinda-Recife.

Monseñor Helder Cámara (1909-1999) arzobispo metropolitano de Olinda-Recife apoyó el comunismo y le llamaron el “obispo rojo”. Increíblemente este comunista el Vaticano lo quiere hacer santo lo que demuestra que la Santa Sede ha sido completamente infiltrada por comunistas.

¿Quién fue en verdad Monseñor Cámara?

Loredo de Izcue señaló que pocas personas conocen que Monseñor Helder Cámara comenzó su vida pública como militante filo nazista. Cámara fue dirigente de la “Acción Integralista Brasileña” (AIB), el movimiento filo nazi fundado por Plinio Salgado. Cámara participó en manifestaciones y desfiles paramilitares que imitaban los de los nazis en Alemania. Era tan pro nazis que al ser ordenado sacerdote, Cámara quiso vestir, bajo la sotana, la famosa “camisa verde” que hacía parte del uniforme de la milicia integralista.

Loredo de Izcue escribió que en 1947, Cámara fue nombrado Asistente General de la Acción Católica brasileña, que bajo su influencia abrazó el marxismo-leninismo. La revolución comunista en Cuba fue recibida con entusiasmo por la Juventud Universitaria Católica (JUC). Durante el gobierno del radical izquierdista presidente João Goulart (1961-1964), se formó dentro de la JUC una facción radical que más tarde se transformaría en Acción Popular (AP), la cual, a su vez, en 1962 se definió a sí misma como socialista.

Loredo de Izcue señaló que en el congreso de 1963, Acción Popular aprobó sus estatutos por medio de los cuales abrazaba el socialismo y proponía la socialización de los medios de producción. Estos estatutos que contenían, entre otras cosas, elogios a la revolución soviética y un reconocimiento de la “importancia decisiva del marxismo en la teoría y en la praxis revolucionaria”  En el Congreso Nacional de 1968, la Acción Popular se proclamó marxista-leninista, cambiando su nombre para “Acción Popular Marxista-Leninista” (APML). Como esta organización no la separaba del Partido Comunista, en 1972 se decidió que ella debería ser disuelta e incorporada al Partido Comunista del Brasil. A través de esta migración, muchos militantes de la Acción Católica acabaron participando de la subversión armada. Helder Cámara fue uno de los defensores más entusiasmados y convencidos de esa migración de la JUC hacia el marxismo.

Loredo de Izcue escribió que Helder Cámara también defendió el divorcio, a pesar que estaba en contra de la doctrina de la Iglesia. Cámara apoyó siempre al comunismo. En su discurso del 27 de enero de 1969, en Nueva York, durante la sexta conferencia anual del Programa Católico de Cooperación Interamericana fue tan favorable al comunismo internacional que le llamaron: “el Arzobispo Rojo”. Cámara propuso un corte drástico en las fuerzas armadas de los EE. UU., mientras pedía a la U.R.S.S. mantener sus fuerzas armadas, a fin de confrontar el “imperialismo”. Del ataque contra los Estados Unidos, Cámara pasó a hacer elogios a la China de Mao Tse-Tung, durante “revolución cultural” que causó millones de muertes.

El Arzobispo Rojo terminó su discurso con un llamado de apoyo al dictador sanguinario cubano Fidel Castro, que en aquella época entrenaba y armaba a guerrillas que causaron destrucción y caos en toda América Latina. Fidel Castro fue responsable por miles de muertos y heridos el todo el continente americano y también en África, Europa, el Medio Oriente y Asia.

Loredo de Izcue explicó que el episodio que causó mayor asombro fue el llamado “caso Comblin”. En junio de 1968, un documento-bomba, preparado bajo el patrocinio de Helder Cámara por el sacerdote belga José Comblin, profesor del Instituto Teológico (Seminario), en Recife. El documento proponía un plan subversivo para desmantelar el Estado y establecer una “dictadura popular” de carácter comunista.

Loredo de Izcue señaló que Helder Cámara también es recordado como uno de los paladines de la llamada teología de la liberación, condenada por el Vaticano en 1984. Dos declaraciones sintetizan esa teología. La primera, del compatriota de Helder Cámara, el comunista Leonardo Boff: Lo que proponemos es marxismo, materialismo histórico, en la teología.

GUSTAVOGUTIERREZSACERDOTEDOMINICOLa segunda, del peruano Padre Gustavo Gutiérrez(foto de la izquierda), llamado el Padre de la teología de la liberación en Latinoamérica y que lo explicó de la forma siguiente: “Lo que entendemos como teología de la liberación es el envolvimiento en el proceso político revolucionario. Solamente yendo mucho más allá, mucho más allá de una sociedad dividida en clases … solamente eliminando la propiedad privada de la riqueza creada por el trabajo humano, seremos capaces de establecer las bases para una sociedad más justa. Es por eso que los esfuerzos para proyectar una nueva sociedad en América Latina están moviéndose cada vez más en dirección al socialismo

El  Padre dominico Gustavo Gutiérrez llamado el Padre de la teología de liberación de América Latina. El comunista Gutiérrez es autor de varios libros, pero es más importante fue Teología de la liberación: Perspectivas (Lima, 1971, traducida a veinte idiomas). El papa argentino lo invitó a trabajar con él en el Vaticano..

ELCURABELGACOMBLINCONHELDERCAMARAEn esta foto Helder Cámara estájunto al Padre Comblim de Bélgica. El “documento Comblin” tuvo en la opinión pública de Brasil el efecto de una bomba atómica. Brazil expulsó al comunista Comblin.

La mayor mentira sobre Helder Cámara es la de presentarlo como un amigo de los pobres y defensor de la libertad. Loredo de Izcue escribió lo siguiente: “El título de defensor de la libertad le cae muy mal a quien elogió algunas de las dictaduras más sangrientas que flagelaron el siglo XX. Primeramente el nazismo y después el comunismo, en todas sus vertientes: la soviética, la cubana, la china…Pero por encima de todo, el título de amigo de los pobres no corresponde para nada a quien apoyó regímenes que causaron una pobreza tan espantosa que fueron calificados por el entonces cardenal Joseph Ratzinger como la vergüenza de nuestro tiempo. Loredo de Izcue termina su artículo diciendo “¿Qué sentido, qué valor tiene, pues, beatificar a un personaje con tan pesados antecedentes como demoledor del orden eclesiástico y social?”.

Desgraciadamente para el Papa Francisco tiene mucho sentido hacer santo a una figura tan repulsiva como el comunista rabioso Helder Cámara llamado el “Arzobispo Rojo” ya que de esa forma puede avanza el comunismo dentro de la Iglesia Católica. Es muy triste para un católico practicante como este escritor y otros millones alrededor del mundo ver como el comunismo ha penetrado al Vaticano. Un Papa dijo una vez que “el humo del diablo ha penetrado la Santa Sede”, me imagino alarmado por lo que él veía en el Vaticano. (Continuará)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15