VIAJE DEL PAPA FRANCISCO A SUR AMÉRICA-Tercera y última parte

PAPAFCOENSTACRUZDELASIERRABOLIVIAFRANKDEVARONAPor, Frank de Varona

Alejandro Ezcurra escribió un artículo titulado “El bochornoso aprovechamiento de la visita papal a Bolivia, una estrategia revolucionaria” que fue publicado por el sitio web Tradición y Acción el 22 de julio de 2015.

Ezcurra explicó que el presidente socialista boliviano Evo Morales declaró durante la visita del Sumo Pontífice a su país  que el Papa Francisco ha venido a apoyar el proceso de liberación y que su prédica no sé si es comunismo, pero es socialismo. Esta declaración causó asombro y espanto “en momentos en que las fuerzas revolucionarias demoledoras de la familia y de la propiedad viven una severa crisis.” El Vaticano siempre ha sido la institución defensora por excelencia de la armonía social que aquellas se proponen destruir. Y es muy triste que “atribuyan al sucesor de San Pedro ser también el sucesor de los máximos abanderados del marxismo en América Latina.”

Ezcurra señaló que el Papa Francisco el 9 de julio de 2015 se presentó en el encuentro de Movimientos Populares (comunistas de varios países) en Santa Cruz de la Sierra donde pronunció un encendido discurso. No habló de ningún tema específicamente espiritual, como cabría esperar del Vicario de Jesucristo, se concentró exclusivamente en atacar el capitalismo y la propiedad privada con frases que impactan, pero cuya objetividad en los hechos necesitaría ser demostrada. El papa argentino dijo lo siguiente: “La casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. Se está castigando a la Tierra, a los pueblos y a las personas de un modo casi salvaje. Este sistema (el capitalismo y la economía de mercado que Francisco odia con pasión) ya no se aguanta. No basta con dejar caer algunas gotas cuando los pobres agitan esa copa que nunca derrama por sí sola.”

El Papa Francisco atacó el capitalismo y la propiedad privada en una reunión de comunistas de Latinoamérica en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.(Foto grande que encabeza este artículo)

Ezcurra señaló como el discurso del papa marxista argentino fue muy aplaudido por líderes marxistas y seguidores de la teología de la liberación. Entre ellos el presidente socialista Evo Morales, –quien se presentó ante el Papa vistiendo una casaca con un diseño del sanguinario Che Guevara. Otros comunistas en la reunión fueron “el brasileño Juan Pedro Stédile, dirigente del Movimiento Sin Tierra (MST), que promueve desde hace décadas la violencia revolucionaria en el campo brasileño, y el trotskista argentino Juan Grabois, especialista en agitación urbana en las periferias de Buenos Aires.”

Ezcurra explicó que en los que escucharon al papa marxista argentino figuran entre los peores y más radicales exponentes de ideologías revolucionarias en América Latina, remanentes del comunismo. No obstante el Papa Francisco los trató como si fueran los mejores entre los mejores, “asegurando que sus actos estarían motivados por el amor fraterno, que serían promotores de un cambio positivo en la sociedad, y que estarían realizando una auténtica labor de poetas sociales. ¿Pueden acaso considerarse la lucha de clases y la violencia poesía social?” Inclusive el Pontífice Francisco alentó a esos comunistas los cuales muchos son ateos, diciéndoles que comparte la fe con ellos. El Papa Francisco les dijo  Nuestra fe es revolucionaria y  que los he llevado en mi corazón.

Los comunistas en la audiencia y los no presentes en la reunión van a interpretar estas palabras como un apoyo total del Vaticano a la lucha de clases y la destrucción del sistema capitalista que es el que más ha eliminado la pobreza en el mundo. Los ataques constantes del Papa Francisco contra el libre mercado y la propiedad privada son extremadamente alarmantes para este escritor que es un católico practicante y para millones de fieles católicos a través del mundo.

EVOMORALESCONIMAGENDELCHEEl comunista Evo Morales con su vestimenta del asesino en serie Che Guevara que fusiló en Cuba a más de 2,000 cubanos patriotas que antes de morir gritaban “Viva Cristo Rey”.

Ezcurra señaló que en su discurso el Papa Francisco expuso sus metas: en materia socioeconómica, el cambio de estructuras, expresión que coincide con el gastado lema que desde hace 50 años es bandera de la llamada “izquierda católica”; y en materia ambiental, la convocación a defender la madre tierra, tarea que considera tal vez la más importante que debemos asumir hoy. Pero en este último punto el discurso papa argentino demuestra –al igual que la reciente carta encíclica “Laudato Si”– una grave y preocupante insuficiencia de base científica.

La encíclica papal es pura Agenda 21 de las Naciones Unidas que nos quieren llevar a un gobierno mundial socialista aboliendo la propiedad privada excepto la de élite globalista de millonarios y billonarios que aspiran a ser nuestros amos. Estos globalistas perversos nos quieren  asustar con falsos estudios del medio ambiente. Ezcurra escribió lo siguiente: “El papa argentino ha adoptado la tesis de los ecologistas más radicales y asume por entero, de que la actividad humana, y no los ciclos de la naturaleza, sería la gran responsable por los actuales cambios climáticos. La encíclica “Laudato Si”, no se sabe en qué estudios científicos concretos y en qué especialistas se basa el pontífice, porque la bibliografía de ambos pronunciamientos papales no cita ningún documento a ese respecto.”

ENCUENTROMUNDIALDEMOVPOPULARESPAPAFCOYEVOMORALESEncuentro Mundial de Movimientos Populares “Madre Tierra, Techo, Trabajo, Integración de los Pueblos”. En la mesa central, el Papa Francisco y Evo Morales.

Con mucha razón Ezcurra escribió lo siguiente: “No podemos menos que lamentar ver al Papado, la Cátedra de Pedro, tomar posición en materias exclusivamente temporales –por tanto ajenas a su encargo pastoral específico, además de fuertemente controvertidas– sin adecuado sustento y de manera tan fácilmente explotable por los enemigos de la Iglesia y la civilización cristiana. En tal sentido, importa recordar que el 27 de abril  de 2015, que más de 100 científicos ambientales de varios países enviaron al Papa Francisco una carta implorándole que no se dejase llevar por los argumentos de ecologistas radicales, cuyos análisis no han sido demostrados por la ciencia ambiental, y cuyas propuestas, con el pretexto de ayudar a los pobres, en realidad están contribuyendo a aumentar peligrosamente la miseria en el mundo.”

Ezcurra señaló lo siguiente sobre el Pontífice: “Se rodea de dirigentes revolucionarios, asume sus ideas y les da un apoyo prácticamente incondicional, sin oír a calificados especialistas que, en sentido opuesto, demuestran con datos concretos que la propiedad privada, la libre iniciativa y la acción subsidiaria del Estado han sido fuente de progreso social y de disminución de la miseria en el mundo entero, más allá de deficiencias que deben corregirse; mientras que el socialismo, al contrario, ha sido y continúa siendo –como en Cuba comunista y en Venezuela– un sistema económico intrínsecamente productor de miseria, de lucha de clases y de enfrentamiento social.

Ezcurra escribió que es “lamentable episodio de la representación blasfema de Nuestro Señor Jesucristo sobre la hoz y el martillo, símbolos inequívocos del comunismo, obsequiada al Pontífice por el presidente Evo Morales por partida doble –en un crucifijo y en una medalla– junto con la máxima condecoración oficial boliviana, la Orden del Cóndor, añade un ingrediente fuertemente revelador de cómo la extrema izquierda quiso aprovechar la visita papal.”

MEDALLACONLAHOZYELMARTILLOENELPECHODELPAPAMARXISTAMedalla en el pecho que aceptó el papa marxista argentino con la hoz y el martillo (condecoración del comunista fallecido Padre Luis Espinal Camps) sobre la Orden de Cóndor, máxima condecoración boliviana.

Tristemente y vergonzosamente el Papa Francisco consideró ambos obsequios emblemas del amor perenne” y también símbolos del cariño y de la cercanía” y del “afecto cordial y generoso” del presidente comunista Evo Morales, “sin hacer ninguna distinción entre el emblema oficial y el revolucionario, dando así la impresión de que no habría nada que objetar al simbolismo ideológico de la hoz y el martillo.”

Ezcurra explicó que en ese contexto se comprende lo que de otra manera sería incomprensible: que Evo Morales declare que la prédica del Papa Francisco es socialismo, y que un agitador comunista como Juan Pedro Stédile de Brasil se jacte abiertamente de que el Papa Francisco ha asumido el liderazgo del movimiento revolucionario en América Latina, en lugar de Fidel Castro y de Hugo Chávez, y que estaría acertando en todo en ese papel.

Termina su excelente artículo Ezcurra diciendo lo siguiente: “Se definen así los contornos de una situación terriblemente perturbadora –por decir lo menos– para la Santa Iglesia, en la cual los adversarios de ayer, adeptos de una ideología considerada por el Magisterio de la Iglesia “intrínsecamente perversa”, se convierten en los aliados de hoy, y esto sin haberse convertido ni haber renunciado a su ideología. Todo ello presagia días aún más conturbados para la Esposa de Cristo y para el mundo. Pero hay en ese cuadro un hecho positivo, que debe ser atentamente acompañado: en el mundo entero, un considerable y creciente número de eclesiásticos como de fieles católicos ya advierten el peligro extremo que entraña para la Iglesia ese rumbo de cosas, y van adoptando frente al mismo una actitud de legítima resistencia; una resistencia respetuosa y callada, pero firme y determinada. Y de esa manera colocan a la estrategia delineada por el líder marxista brasileño un obstáculo que podrá volverse insuperable.”

JUANPEDROSTEDILEDELOSSINTIERRADEBRASILJuan Pedro Stédile, dirigente del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil: “Chávez se murió y Fidel está enfermo. Francisco asumió ese papel de liderazgo, y está acertando en todo”

Conclusión

La ideología comunista ha sido calificada por varios papas durante los siglo XIX y XX y en muchos documentos de la Santa Sede como “intrínsecamente perversa”, por lo tanto el Vaticano no debe ayudar a los tiranos comunistas del mundo que oprimen a sus pueblos. Su Santidad el Papa Francisco, al  promover el comunismo en América Latina como hizo en su reciente viaje y al convencer al marxista Obama a reanudar relaciones con Cuba que dará muchos beneficios económicos a la tiranía, ha ayudado a la continuación del socialismo de los países del ALBA y también al régimen sanguinario comunista en Cuba. El Papa Francisco no quiere recordar los miles de crímenes cometidos por los asesinos, secuestradores y ladrones dictadores Raúl Castro y Fidel Castro. 

Ambos, tienen en su haber la destrucción no solo de Cuba sino de varios países de America Latina. Las guerrillas entrenadas con apoyo logístico y militar en Cuba por los Castros fueron y son responsables por las muertes de cientos de miles de latinoamericanos. El papa Francisco no quiere recordar los miles de jóvenes cubanos católicos que antes de ser fusilados gritaban “¡Que Viva Cristo Rey”! La tiranía les quitaba casi toda la sangre a estos patriotas antes de ser llevados al paredón para venderla en el exterior. Aparte de ser una cruel, inhumana y sanguinaria tiranía, Cuba se ha convertido en una nación Drácula.

Debe recordar el Papa Francisco en su próxima visita a Cuba el legado de su admirado santo San Francisco de Asís que tanto ayudó a los pobres. El régimen despótico en Cuba convirtió una nación próspera en una miserable aumentando la pobreza a niveles de países como Haití. Mientras la millonaria mafia que rige Cuba vive junto a sus hijos y parientes como monarcas, el pueblo sufre todo tipo de privaciones sin suficiente comida, viviendas en ruinas, sin transporte, educación pobre y un servicio de salud totalmente deficiente.

Al igual que predica la repartición de la riqueza a los más necesitados, el Papa Francisco, debe entonces demandar al visitar a Cuba que los ladrones del régimen opresor que se han robado hasta los clavos devuelvan los miles de millones al sufrido pueblo cubano. Ahora  es muy importante y necesario que el Papa Francisco denuncie los crímenes y violaciones a los derechos humanos en Cuba con la gran influencia que tiene con el dictador de la sufrida Isla. De no hacerlo, el Papa Francisco se convertirá en cómplice de la tiranía, como lo ha hecho Obama durante su mandato.

El papa Francisco ha denunciado en muchas ocasiones el genocidio de cristianos por el mundo y sobretodo en el Medio Oriente. Olvida el pontífice que Cuba ha ayudado y continua ayudando a islamitas radicales de Hamas y Hezbolá que han asesinados a miles de cristianos.

El Papa Francisco y los religiosos de la teología de liberación deben de aprender que la propiedad privada, la libre iniciativa y la economía de mercado han sido fuente de progreso social y de disminución de la miseria en el mundo entero, más allá de deficiencias que deben corregirse; mientras que el socialismo, al contrario, ha sido y continúa siendo –como en Cuba comunista y en Venezuela– un sistema económico intrínsecamente productor de miseria, de lucha de clases y de enfrentamiento social.

De acuerdo con el Papa Pio XII los que profesan y propagan el comunismo como el Papa Francisco y sus seguidores son “apóstatas de la fe católica”. El papa argentino debe de descartar su “fe revolucionaria” que les dijo a los comunistas de Bolivia y adoptar la “fe católica de amor” y no de luchas de clases.

¡Tal parece que el papa marxista argentino que dice que ama tanto a los pobres, que al querer destruir el capitalismo y la economía de libre mercado que generan riquezas, prefiere el socialismo para que hayan millones de más pobres!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15