VOLVEMOS CON LOS FRUTOS DE LA TIERRA: MI MONTE DE ORÉGANO Y CULANTRO

MONTEDEOREGANO2Por Aldo Rosado-Tuero

La mayoría de nuestros lectores deben de recordar la anterior serie de Frutos de la Tierra, en la que demostramos como se pueden hacer exquisitos platos y disfrutar de excelentes alimentos con un mínimo de trabajo, si se usa la imaginación para recolectar parte de esos frutos y si se hace buen uso de cualquier pequeño pedazo de terreno asequible donde se puedan cosechar distintos vegetales, frutos o tubérculos.

En aquella serie mostramos como nos alimentamos por una semana un buen grupo de personas que nos juntamos para colectar esos frutos, ya fuera de mar, ríos, arroyos o de la caza y la pesca. También como recolectamos de plantas y vegetales cosechados en patios y pequeñas fincas.

CULANTROENTREELOREGANO

En la foto que encabeza esta nota se puede apreciar el enorme monte de orégano en que se ha convertido el pequeño cantero de tierra en que se sembraron los tres originales gajitos de la planta. En la de arriba de estas líneas se pueden observar las matas de culantro que crecen entre el orégano.

Hoy quiero volver sobre el tema haciendo hincapié en lo fácil que resulta sembrar ciertas plantas en cualquier pequeño lote de tierra que esté a nuestro alcance.

Hace un poco menos de seis meses, traje para mi casa tres pequeños gajitos de orégano que planté en un pequeño cantero (Ver fotos). A las dos o tres semanas las maticas de orégano habían crecido y me fue factible volver a tomar varios gajos y volver a sembrarlos en el mismo cantero y en otros lugares cercanos.

MONTEDEOREGANO1Para no alargar mucho esta nota, Uds. Pueden ver en las fotos que acompañan a esta nota el enorme monte de orégano en que, a menos de seis meses de la primera siembra, se han convertido los tres gajitos originales.(En la foto de la izquierda: Aldo huele el rico aroma que despiden las hojas de orégano que recorta para llevar a la cocina de la casa)

Igualmente más o menos en las mismas fechas hube de regar unas semillas de culantro  y hoy también tenemos una enorme cantidad de hojas de esta planta para usarla en nuestra cocina y para regalar al vecindario entero.

MASCULANTRO

Arriba: más matas de culantro en otro cantero. Nótese la gran cantidad de esa aromatica yerba de cocina y también la enorme cantidad de semillas listas para ser secadas y sembradas para conseguir nuevas posturas. (Fotos: Aldo Rosado-Tuero/Nuevo Acción)

MASOREGANOCon decirles que ya no tenemos que comprar en el mercado, ni los adobos o sofritos preparados, marca Iberia, Goya etc. ( a la izquierda: el autor de la nota en otra parte en que también unos pequeños gajitos de oregano han comenzado a crecer, en menos de cuatro meses de plantados).Hoy mi esposa hace sus propios adobos o sofritos, usando orégano, culantro o cilantro, cebollas dulces, ajíes, ajos y tomates. Molidos todos en una Magic Bullet. Ese sofrito lo pone en pomos en el refrigerador y ya es famoso entre familiares y amistades—y sobre todo en el comedor de mi casa—“el sofrito de ‘abuela China’, que es como llaman nuestros nietos y la biznieta a mi esposa.

Insisto no es trabajoso, es entretenido, no hay que dedicarle mucho tiempo y tampoco mucho terreno, para lograr esto que hoy les muestro.

WordPress theme: Kippis 1.15