VUELVEN A MENTIR LOS DEL GRUPO MINORITARIO QUE TRATA DE APODERARSE DEL CNP (E)

CARTADEABOGADAAROMANI

CARTADEABOGADAAROMANI2

Copia de la carta de la Dra. López (Nótese la fecha: enero 21 del 2016)

ALDOROSADO-TUEROPREMIOJOSEMHEREDIAUna nota de Aldo Rosado-Tuero

Nuevamente Nuevo Acción tiene que intervenir en este feo asunto de la crisis provocada en el Colegio Nacional de Periodistas de Cuba en el exilio por una minoría perdedora en las elecciones de hace tres años y que en las últimas elecciones se retiraron cuando no alcanzaron a tener suficientes personas para presentar una candidatura.

Ayer enviaron a la prensa unas declaraciones sin nombres personales que las avalan, solo firmadas por un llamado Comité de Emergencia,–mismo que  desenmascaramos en la pasada edición por sus repetidas declaraciones en las que falsamente usan nombres de personas sin su autorización–en  las que afirman que el Decano (a quién ellos llaman ex decano) Salvador Romaní y por ende la Junta de Gobierno del genuino e histórico Colegio Nacional de Periodistas cubanos del exilio, no ha respondido a una carta enviada por la abogada de Hialeah Mery López, fechada el 21 de enero del 2016, en la que le dicen a Romaní: ““La utilización del nombre comercial y el logotipo del CNP es una infracción de los derechos de nuestro cliente y una violación de los derechos establecido por el derecho común en cuanto a marcas registradas, los derechos de marcas de servicios y los derechos del nombre comercial. Su violación es, en sí misma, gravísima y procesable ante la ley como una apropiación ilegal e indebida, para beneficio y ganancia personal, de los derechos intelectuales del CNP. Sepa usted que de ser necesario nuestro bufete se prepara a iniciar inmediatamente una demanda judicial en su contra”.

CARTARESPUESTADELBUFETEDEMARCELFERLIPEALADRALOPEZCopia de la carta del bufete de Marcel Felipe (Nótese la fecha: marzo 10 del 2016)

Pero da la casualidad que en mi poder y de Nuevo Acción está desde hace tiempo, una carta del prestigioso bufete del abogado Marcel Felipe, firmada por uno de sus socios, John P. S. Walter, Fechada el 10 del pasado mes  de marzo, en la que responde a la Dra. López; y le exige a “los miembros del CNP del 2013, que dejen de actuar de mala fe, al copiar la marca registrada del CNP de 1962” les notifica que : “ que el CNP 1962 tiene la intención de promover una demanda civil de acción RICO contra su cliente, si el CNP 2013 y sus miembros no cesan de inmediato de usar la marca registrada del CNP 1962, demanda que el CNP 2013 cambia de inmediato su nombre y logo para que no siga causando confusión pública con el CNP 1962”.

Independientemente de discutir el asunto legal, creemos justo y ético aclarar que el llamado Comité de Emergencia vuelve a mentir, cuando dice públicamente, con fecha 18 de abril, que la carta de la Dra. López nunca ha sido contestada, cuando aquí está la prueba de la respuesta.

No es propalando falsas acusaciones y falacias como se defiende la democracia. En cualquier asociación profesional, sindicato o club social, siempre existen algunas personas que no están de acuerdo con todas las medidas tomadas por la directiva, pero el asunto no se resuelve abandonando el grupo y fundando otro que se diga “el original” sino que se discute civilizadamente dentro del propio organismo y se tiene la paciencia de esperar a las próximas elecciones para tratar de ganar la directiva y enmendar las cosas que no les gusten.

Y ya que estamos tratando el tema, es bueno destacar otras anomalías de dicho grupo minúsculo y minoritario, que pretenden “celebrar una elecciones el próximo mes de mayo”.

Dicho grupo nombró Presidente de una “Mesa Electoral” al Sr. José Martel, que hace tiempo presentó su renuncia al CNP original y genuino—mucho antes de la actual crisis—al no querer seguir las reglas establecidas en su reglamento y que además fue expulsado hace años del Instituto Nacional de Periodismo Latinoamericano  por las mismas razones.

El Sr. Martel, acabado de ser nombrado Presidente de la Mesa Electoral del llamado “Comité de Emergencia”—supuestamente neutral para supervisar las “elecciones”—lo primero que hace es proponer públicamente la candidatura de la Sra. Amelia Doval para Decana. Casualmente fue esa proposición de la misma persona, acabada de inscribir en el CNP original e histórico, lo que provocó la ira del Sr. Martel, y su renuncia al CNP histórico, al no querer aceptar que para aspirar a cargos directivos había que cumplir un determinado número de años como miembro numerario del CNP.

En un e-mail fechado  el 15 de febrero—dos días después de haber sido nombrado por “el comité de emergencia” como Presidente de la Mesa Electoral, el Sr. Martel envía un e-mail  a muchísimas personas (incluyendo a la propia Sra. Doval y a mí) en la que propone a Amelia Doval como candidata al decanato en las propuestas elecciones del “comité de emergencia”. Hasta ahora nadie de ese Comité, aparentemente tan cuidadoso de los reglamentos, le ha llamado la atención al Sr. Martel de tan delicada metida de pata.

Para terminar, solo me resta recordar dos proverbios que dicen “la mujer de César no solo debe de ser honrada sino también parecerlo” y “que para decir mentiras y comer pescado hay que tener mucho cuidado”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15