YO CONOZCO LA CUBA DE AYER “DE OÍDO”

por Esteban Fernández

Cuando yo escribo sobre las maravillas de la Cuba del pasado, las personas que nacieron después de 1959 me responden que “ellos no tuvieron la suerte de disfrutar de esa Cuba que nosotros describimos”.

Eso es cierto, sin embargo, tienen la tendencia de creer los cubanos siempre vivieron en el paraíso y ellos en el infierno. Como si los años 60’s en Cuba hubieran sido una panacea.

Cierto que muchos -mayores que yo- disfrutaron ese paraíso tropical que era nuestro país, pero también sufrieron el desmadre castrista. Sólo los que salieron el primero de enero de 1959 se salvaron de la hecatombe castrista.

Yo me atrevería a decir que los peores años del castrismo fueron los iniciales donde a SANGRE Y FUEGO tuvieron que aniquilar un sistema e implantar una tiranía. Y muy importante es hacer notar que luchaban contra una beligerante y valiente oposición.

¿Cuántos miles de alzados han sido pasados por las armas en los últimos 50 años en nuestra nación? Es más ¡nadie se ha alzado!

¿Cuántos cientos de hombres y mujeres han estado cumpliendo hasta 30 años de cárcel en infrahumanas condiciones recientemente?

¿Cuántos cubanos han perdido todas sus propiedades, sus negocios, sus carros, sus casas y la libertad que tenían después de los años 70?

Hay hambre, miseria, desolación, pero eso existía ya cuando yo salí de mi país. La gran diferencia (en contra nuestra y a favor de las nuevas generaciones) es que los cubanos se levantaron en armas en las montañas, creaban decenas de movimientos anticastristas como el MRR, el MRP, 30 de Noviembre, por ejemplo. Y la reacción castrista fue de “arranca pescuezo”, brutal, descomunal y bestial.

¿Ustedes ven la actitud del régimen para con Las Damas de Blanco y los abusos que se cometen contra ellas? Bueno, multiplique eso por un millón y es lo que les hacían a las patriotas cubanas en Manto Negro y en todas las prisiones dedicadas a tener encerradas a las presas políticas.

Y de paso yo pregunto: ¿Cuántos años de ese paraíso -que describo a menudo- yo disfruté? Escribo sobre eso simplemente porque soy un ferviente estudiante del pasado cubano, no porque lo haya disfrutado. Soy un autodidacta al respecto.

Cuando comenzó la dictadura castrista y los facinerosos tomaron el poder yo sólo contaba con 14 años, jamás fui- en esa gloriosa Cuba del pasado- al Tropicana, apenas salí de mi pueblo, a La Habana fui ocho veces de pasada, y cinco horas entre Varadero y Guanabo, no vi ninguna de las otras seis provincias, nunca fui a un baile en las sociedades de mi pueblo. Era un niño en “la Cuba de ayer” y un perseguido en la Cuba infame.

Y desde 1959 fui tratado como un paria, como si hubiera cometido un crimen de lesa humanidad por humildemente discrepar del nuevo orden implantado, caí preso un montón de veces, fui golpeado salvajemente por los esbirros Candín, Escaparate, Tatica y varios más.

¿Cuántos jóvenes -después de 1970- fueron expulsados de los centros estudiantiles por sus ideas políticas antagónicas al régimen? Bueno, pues yo fui botado del Instituto de Güines. Al igual que todos los que no demostraron adhesión a la recién estrenada dictadura.

Antes de decir que nosotros no sufrimos los embates de la tiranía averigüen lo que fue el Plan Camilo Cienfuegos, conversen con Iliana Curra, con Cary Roque y con el resto de las presas plantadas cubanas.

Es mejor que los recién llegados lean -antes de hacer comparaciones inocuas- el libro de Agapito “El guapo” Rivera”, lean los libros de Enrique Encinosa sobre el Escambray y el de Armando Valladares sobre las prisiones castristas.

Es más,  voy a ir más lejos urgando en el pasado: desde el golpe de estado del 52 y el ataque al Moncada en 1953 ya Cuba se convirtió en un zafarrancho de combate. Y yo tenía ocho años.

No, no digo, y que nadie tergiverse mis palabras, que ahora no se sufre, simplemente defiendo el sufrimiento nuestro. Distancia y categoría.

Lo que quiero es dejar sentado que es mucho más difícil quedarse ciego de sopetón, que haber nacido invidente.

Un Comentario sobre “YO CONOZCO LA CUBA DE AYER “DE OÍDO”

  1. Muy bueno el escrito y al que le sirva el traje que se lo ponga. yo tenia 21 el 01/01/1959 y tuve la suerte de disfrutar bastante la Cuba republicana y la desgracia de ver desaparecer, absolutamente, todos los valores y libertades que en solo 58 a~os y a pesar de muchas altas y bajas, que existian en nuestra Patria, disfrutaba el pueblo cubano. Me las vi bien dificil, pude espantar el mulo en el 1968, no he vuelto. Asi que ciertos elementos no vengan a bailar a la casa del trompo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15