VENEZUELA EN LA ENCRUCIJADA

Por, Jorge Riopedre

No se puede sentir otra cosa que admiración por el pueblo venezolano, sobre todo por los jóvenes insurgentes en franca rebeldía contra el chavismo gestado por el leviatán castrista. Sus manifestaciones multitudinarias es una clara evidencia de oposición generalizada al narcoestado, gobierno corrupto y subversivo que justifica su política represiva en la construcción de un proyecto demencial llamado Socialismo del Siglo XXI. Entonces, ¿por qué a pesar de tanta oposición el régimen de Nicolás Maduro mantiene un férreo control del país y va camino de instaurar una nueva constitución?

Elecciones tras elecciones, en particular la última consulta popular no vinculante, los venezolanos han dado muestras de un comportamiento ejemplar en favor de una solución democrática o negociada que devuelva la paz y la tranquilidad al país, aspiración convertida sin embargo en malgasto de vidas y esperanzas en lucha desigual contra revolucionarios profesionales. Al igual que los cubanos en los años sesenta, los venezolanos no previeron que una vez en el poder estos bolcheviques tardíos manejan hábilmente la posverdad para crear un laberinto legal paralizante, destinado a fomentar una dependencia absoluta del Estado.

Colombia podría ser el próximo. La estrategia de estos caudillos modernos disfrazados de comunistas es internacionalizar su saqueo. La guerra civil española es un ejemplo que siempre debe estar presente en el observador bien informado, sobre todo ahora que va tomando forma la Gran Colombia, un proyecto que si su propio autor, Simón Bolívar, no pudo cumplir, no hay porqué imaginar que llegue a feliz término de la mano de gente empeñada en volver al absolutismo del siglo XVIII. Cuba es un buen ejemplo.

Es probable que los venezolanos estén cometiendo el mismo error que los cubanos con relación a la política exterior de Estados Unidos. En el siglo XX, la inestabilidad regional impulsaba a Estados Unidos a intervenir en América Latina y apoyar a la única persona con la que podían negociar, el dictador de turno, inútil solución alterada ahora en favor de una estrategia aún más peligrosa, el relativismo político, patente de corso concedida a Raúl Castro, Daniel Ortega, Evo Morales y compañía, porque según ellos cada cual tiene derecho a tener su propio gobierno o sistema político.

Las opciones de la oposición venezolanas son muy pocas. Tardaron demasiado en emplazar al chavismo, más de una década, tiempo suficiente para limpiar las fuerzas armadas de oficiales dudosos, adquirir grandes cantidades de armas, acantonar estratégicamente a miles de soldados cubanos, poner en manos de la inteligencia de la isla el control de la seguridad interna de Venezuela, y comprar el voto de varios países de América Latina y el Caribe. ¿Piensa alguien en serio que Cuba, la izquierda regional y los enemigos de Estados Unidos van a permitir que se les escape la mayor reserva de petróleo del mundo?

Las opciones de Estados Unidos también son contadas. Las amenazas del presidente Donald Trump de sancionar a Venezuela si Nicolás Maduro continúa adelante con la asamblea constituyente, parece más una comedia para consumo de la galería que una decisión seria por motivos de seguridad nacional. La gente tiene mala memoria. Durante la presidencia de George W. Bush, el entonces Secretario de Estado Colin Powell manifestó que Estados Unidos deseaba “a soft landing in Cuba”, un aterrizaje suave, sin sobresalto, opción adoptada por Washington desde hace años como política de Estado.

En otras palabras, Washington no tiene intenciones de desestabilizar a Cuba y por ende a Venezuela, a menos que alguno de ellos represente una amenaza directa a la seguridad nacional de Estados Unidos, como sucedió en 1962 con la instalación de misiles soviéticos en Cuba. Aquella crisis se negoció en detrimento del pueblo cubano, esperemos que no suceda lo mismo en Venezuela.

ES INDUDABLE QUE EL MARXISMO ES PADRE DEL FASCISMO

Foto de arriba: Reseña policial de Benito Mussolini, miembro del Partido Socialista Italiano, detenido en 1903 por ser agitador marxista.

Por Ariel Peña- Periodismo sin fronteras

Causa repudio que en diferentes partes de Latinoamérica, los seguidores de la secta criminal y burocrática del marxismo leninismo acusen a sus enemigos políticos de fascistas, como ocurre con el tirano mefistofélico de Raúl Castro en Cuba o el déspota luciferino de Nicolás Maduro en Venezuela, ignorando que el marxismo es el padre indiscutible del fascismo, pues se tiene que afirmar sin ambages que el fascismo es una creación del marxismo, ya que Benito Mussolini su fundador fue a principio del siglo XX militante del partido socialista Italiano y marxista fanático que hizo expulsar de ese partido a los social demócratas por blandos, además constituyó al fascismo para volverse más revolucionario y más socialista.

En Colombia los comunistas totalitarios y sus idiotas útiles, también señalan de fascistas y ultraderechistas a los que rechazan sus dogmas y proyectos dictatoriales, como ocurrió en el congreso de la unión patriótica y en el reciente XXll congreso del partido comunista colombiano, en donde sus principales jefes llamaban a enfrentar al fascismo, desconociendo la historia concomitante entre marxismo y fascismo. Pero más increíble es que la exsenadora Piedad Córdoba acuse de fascistas a quienes cuestionan los dictados de La Habana; cuando esa señora para hablar de fascismo debería saber primero, ¿Quién fue Nicola Bombacci?

Mussolini y Hitler. De todo, menos de derecha

Para el ministro nazi de propaganda del tercer reich, Joseph Goebbels, “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, lo cual significa que para que la verdad no sea distorsionada e ignorada, habrá que repetirla miles de veces y de forma vehemente, y así la mentira no prevalezca, porque la mentira es una arma de los totalitarismos como ocurre en el nazismo, marxismo y fascismo, de ahí que la verdad que nos ocupa ahora, indudablemente es: el marxismo es el padre del fascismo.

Mussolini instaurador del fascismo fue amiguísimo de Lenin, quien no ahorraba elogios a favor del Duce, llegando a regañar a miembros del partido comunista italiano en 1922 durante una visita a Moscú, por haber dejado ir a semejante revolucionario, quien en palabras del sátrapa ruso era el hombre capaz de tomarse el poder en la península antes de 1914, a Benito Mussolini en su empresa fascista, lo acompaño nada menos que el ya mencionado Nicola Bombacci (foto de arriba a la izquierda) fundador del partido comunista italiano; los dos fueron ejecutados en 1945.

Hay que precisar que diferentes dictaduras han utilizado prácticas fascistas para oprimir naciones, sin importar el signo ideológico, quedando claro que el marxismo es el progenitor del fascismo. Y para el caso colombiano tenemos bien sabido que los partidos de la democracia liberal no son golpistas ni fascistas, en cambio los grupos marxistas leninistas para alcanzar el poder utilizan el “vale todo” incluyendo el método fascista.

En ese orden de ideas hay que recalcar que el comunismo totalitario o marxismo, el fascismo y el nazismo son hijos de la misma madre, pues los tres manejan la doctrina hegeliana que considera al Estado como su dios, y de ahí la expresión “todo en Estado, nada fuera del Estado”, así los ciudadanos se convierten en objetos para satisfacer a un líder como fue el caso de Hitler en Alemania o al partido como ha sucedido en los regímenes comunistas, por ello en estas tres perversiones cuando han asumido el gobierno, el Estado posee todos los poderes sobre las personas quitándoles los derechos individuales.

La victoria de los aliados en la segunda guerra mundial en 1945 de la que también hizo parte la URSS, heredó la guerra fría que le permitió al comunismo internacional(padre del fascismo) proyectarse en diferentes países del mundo, a pesar de ser una doctrina inhumana y dictatorial, que crea nuevas monarquías y camarillas que después de conquistar el poder busca perpetuarse para siempre en la dirección del Estado mediante la represión y el genocidio, a lo anterior se agrega que el difunto dictador cubano Fidel Castro fue desde 1959 hasta el derrumbe de la Unión Soviética en 1991 peón de brega del Kremlin, para buscar que los países latinoamericanos cayeran en las fauces del imperio soviético.

Con la caída del muro de Berlín el tirano Fidel castro, aprovechándose del atraso de algunos pueblos latinoamericanos, usó al líder sindical brasileño Lula Da Silva para montar el foro de Sao Pablo en 1990, y así reciclar los desechos del marxismo leninismo repudiados en el viejo continente, pero además contó con la ignorancia de Hugo Chávez personaje golpista con inclinaciones fascistas, quien se creía la encarnación de Simón Bolívar y un nuevo mesías para llevar a la región al “ paraíso terrenal de la dictadura”.

Hugo Chávez ganó las elecciones en diciembre de 1998 en Venezuela, comenzando una pesadilla de la que no ha salido la patria de Bolívar. Ante esas condiciones

Gustavo Petro y su amigo de vieja data, Hugo Chávez

Castro ni corto ni perezoso sabiendo de las limitaciones del maniático venezolano, quien no pasaba de ser un simple pichón de comunista a pesar de su edad, lo utilizó implementando el socialismo del siglo XXl que para el tirano cubano era la manifestación moderna del marxismo.

Un común denominador tanto del fascismo como del nazismo y el comunismo es el terrorismo, que utiliza métodos violentos indiscriminadamente en contra de la población para amedrentarla, buscando fines políticos y económicos especialmente, por eso Hitler decía: “Logré comprender igualmente la importancia del terror físico para con el individuo y las masas”, y en el caso colombiano no se puede olvidar que las narcoguerrillas marxistas de las Farc y el Eln han sido responsables de los peores actos terroristas que han ocurrido en el país durante los últimos 53 años, en donde toda esa insania ha sido practicada para tomarse el poder.

La humanidad debe de ser antifascista, antinazista y anticomunista, pues ello es inherente a la civilización, porque las tres doctrinas abyectas que hemos denunciado deben de estar en el basurero de la historia para que no le causen más daño a las naciones. Resaltando que en el caso latinoamericano el comunismo totalitario es la principal amenaza de la democracia, porque tanto el fascismo y el nazismo están reducidos a una mínima expresión, pero el marxismo en sus diferentes denominaciones sigue timando a los pueblos ocultándose en una falsa sensibilidad social, para que los ingenuos caigan en su trampa.

Entonces en el caso de los mamertos y sus idiotas útiles que quiere hacer parte dizque de la batalla ideológica de acuerdo a las nuevas condiciones políticas del país, tienen que primero depurar o purgar sus conceptos como el del fascismo, superando ese esquematismo marxista que enceguece para que no resplandezca la luz de la verdad que tanto se necesita, en la consolidación de la democracia y la libertad.

LA LECTURA DEL SÁBADO: ¿POR QUÉ HUBO UN 18 DE JULIO DE 1936?

En la foto: Primera plana del Diario Regional de Valladolid, del 19 de julio de 1936

Por. José Javier Esparza – La Gaceta 

El 18 de julio de 1936 comenzó la guerra civil española. Hay que repasar detalladamente los acontecimientos previos para entender qué pasó.

En octubre de 1934, la izquierda –fundamentalmente el Partido Socialista- y el separatismo catalán habían intentado un levantamiento revolucionario contra el gobierno de la República. La excusa fue la entrada en el Gobierno de la CEDA, el partido de las derechas, que era, por cierto, el que había ganado las anteriores elecciones, pero al que la presión de la izquierda había vetado hasta entonces las carteras ministeriales. Los socialistas, mayoritariamente bolchevizados bajo el liderazgo de Largo Caballero, querían instaurar la dictadura del proletariado, y los separatistas catalanes, por su parte, aspiraban a proclamar su independencia. El golpe de la izquierda fracasó, aunque en lugares como Asturias dio lugar a una pre-guerra civil.

Las represalias políticas sobre los dirigentes de la intentona fueron mínimas: el propio Largo Caballero, principal líder del complot, sólo cumplió un año de cárcel y, juzgado, resultó asombrosamente absuelto. Sin embargo, la propaganda de la izquierda, que exageró hasta el infinito la represión gubernamental sobre los insurrectos (y, enseguida, el nimio caso de corrupción conocido como “estraperlo”), creó una atmósfera de revanchismo absolutamente insoportable. La inestabilidad de los sucesivos gobiernos de centro-derecha, acosados por la hostilidad del presidente de la República, Alcalá Zamora, hizo el resto. En noviembre de 1935 Alcalá Zamora fuerza un cambio de gobierno, desaloja del poder a la CEDA, entrega el gabinete a un hombre de su confianza, Portela Valladares, y firma el decreto de disolución de las cámaras con la consiguiente convocatoria automática de elecciones legislativas. Una de las primeras decisiones de Portela fue alejar de Madrid a los militares que consideraba poco afectos. Franco, por ejemplo, fue enviado a las Canarias.

Niceto Alcalá Zamora (foto de la izquierda) tenía, sin duda, sus razones. Persuadido de que la derecha no compartía su proyecto republicano original, y convencido igualmente de que la izquierda volvería a echarse al monte si la derecha ganaba de nuevo, se veía a sí mismo como única garantía de estabilidad. Su objetivo era crear una gran fuerza de centro que templara a unos y a otros. Sin duda Alcalá Zamora sobreestimó sus propias capacidades, porque aquel “centro” nunca fue una “gran fuerza”. De hecho, se hundiría en la más absoluta irrelevancia. Las elecciones de febrero de 1936 fueron su tumba.

Urnas sucias

Las elecciones de febrero de 1936 fueron cualquier cosa menos un ejemplo de limpieza democrática. El clima general, para empezar, era de una crispación irreversible. La izquierda comparecía en un amplio bloque, el Frente Popular, que abarcaba desde los republicanos de Azaña hasta el entonces pequeño Partido Comunista, pasando, por supuesto, por el Partido Socialista Obrero Español, que era el gran partido de masas de la izquierda. La coalición contaba además con el respaldo expreso de los anarquistas de la CNT. Azaña veía este bloque como una “conjunción republicana” que permitiría mantener a la derecha alejada del poder y llevar a cabo el proyecto reformista radical por el que venía clamando desde 1930: una suerte de revolución francesa a la española. ¿Y la izquierda revolucionaria permitiría quedarse al margen? Azaña parecía persuadido de que su mera persona bastaba para conjurar cualquier peligro. Además, contaba con la proximidad de socialistas notables como Indalecio Prieto, partidarios de una “revolución gradual”. Pero las cosas se veían de forma muy distinta en el ala mayoritaria del PSOE, la de Largo Caballero, para quien la victoria electoral no era sino un paso necesario para instaurar la dictadura del proletariado. Hay que leer los textos del propio Largo Caballero y de su periódico, “Claridad”: el PSOE de entonces soñaba abiertamente con una España soviética.

La derecha, por su parte, comparecía a las elecciones entre la exasperación, la decepción y el miedo: alejada alevosamente del poder –legítimamente ganado- por maniobras de palacio, enfrentada a la áspera constatación de que sus votos habían servido para bien poca cosa y, para colmo, aterrada por la inequívoca voluntad revolucionaria de la izquierda, las candidaturas de la derecha aspiraban cada vez mas a soluciones “de orden” y creían cada vez menos en la propia República. No había, ciertamente, un proyecto de derechas para la II República: si alguna vez lo hubo, la amarga experiencia de gobierno lo había disuelto para siempre.

Las elecciones las ganó el Frente Popular. Lo que nadie puede decir es que las ganó limpiamente. Hoy el fraude está ya absolutamente acreditado. El recuento de los votos y la consecuente atribución de actas fue una merienda de negros por la presión violenta de los piquetes de la izquierda, que adulteraron escrutinios y atribuyeron actas de diputado a su antojo. No hay nada más ilustrativo que leer las memorias de los propios interesados, desde Azaña hasta Prieto, que no ocultan los sucesos. La derecha denunció el robo de papeletas, pero sus quejas no fueron atendidas por “falta de pruebas”. En plena vorágine, el gobierno de Portela, aterrado, resuelve resignar el poder en Azaña, o sea, en los vencedores de la primera vuelta, de manera que la segunda ronda de las elecciones –porque era un sistema de dos vueltas- se verifica bajo el control de los mismos que habían adulterado la primera. La propaganda de la izquierda ha mitificado mucho la victoria electoral del Frente Popular en 1936, pero la verdad es que aquello fue, propiamente hablando, un “pucherazo”.

El gobierno del Frente Popular enseguida dio muestras de su debilidad. Azaña formó un gabinete exclusivamente republicano, sin socialistas, pues éstos, pese a su mayoría parlamentaria, prefirieron mantenerse al margen de los ministerios. ¿Por generosidad? En realidad, no: más bien para llevar a cabo en las calles lo que no hubieran podido hacer desde el poder ejecutivo. Si Alcalá Zamora esperaba poder controlar a la izquierda republicana, los hechos demostraron que erró gravemente. Y no menor fue el error de Azaña al pensar que podía controlar a su vez a los socialistas. Sólo un dato: el estado de alarma, proclamado formalmente por el gobierno Portela Valladares el 17 de febrero de 1936, fue prorrogado después, mes tras mes, por el gobierno de Azaña contra lo que el propio Frente Popular prometía en su programa.

Primavera trágica

¿Había razones para la alarma? Sí. La violencia ya se había adueñado de las calles. Entre febrero y junio de 1936 va a haber más de trescientos asesinatos políticos. La mecha la habían prendido los anarquistas años atrás, durante el primer mandato de Azaña. Ahora los socialistas se sumaban a la orgía de pistolas e incendios. En el otro lado, los falangistas contestaban. Y no sólo ellos, porque el clima político se deterioró muy rápidamente. El gobierno, ante semejante paisaje, se vio desbordado por los acontecimientos. Podía reprimir a las derechas, pero lo tenía mucho más difícil con las izquierdas porque, al fin y al cabo, su mayoría parlamentaria dependía de ellas.

Para conjurar el clima de guerra civil y asentar su propio poder, Azaña y el socialista Indalecio Prieto (foto de la izquierda) urdieron una maniobra más o menos legal que pasaba por derribar a Alcalá Zamora de la presidencia de la República, pues no se fiaban de éste. Ocurría que la ley limitaba a sólo dos las posibilidades del presidente de disolver las cortes, y la segunda debía ser enjuiciada por la cámara. Alcalá Zamora, en efecto, había disuelto las cortes dos veces: una, para formar las constituyentes, y la segunda para convocar las elecciones de 1936 (es decir, para llevar a la izquierda al poder). A esto se agarraron Prieto y Azaña para acusar al presidente de haber disuelto las cortes injustificadamente. En realidad se trataba de un golpe de estado legal. El objetivo era que Azaña quedara como presidente de la República e Indalecio Prieto fuera nombrado presidente del Gobierno, pero algo torció sus planes: la oposición del ala socialista mayoritaria, la de Largo Caballero, que no quería ver en modo alguno a Prieto en el gobierno. ¿Por qué? Tanto por ambición de Largo, alérgico a cualquier liderazgo que no fuera el suyo, como por temor a que Prieto paralizara el proceso revolucionario. Las facciones de Prieto y Largo habían llegado a enfrentarse a tiros en la campaña electoral. Ahora no iban a hacer las paces. Prieto se quedó sin regalo. Era abril de 1936.

La jefatura del gobierno acabó recayendo en un hombre de Azaña, Casares Quiroga, sin energía para controlar a las izquierdas desbocadas. Al contrario, toda su voluntad parecía puesta en ganarse la aquiescencia de los revolucionarios. El resultado fue una política absolutamente arbitraria. Un buen ejemplo de esta política hemipléjica lo sufrió Franco en sus propias carnes cuando concurrió como candidato en las elecciones parciales de Cuenca. En esta provincia, la jarana electoral de febrero había dejado a la circunscripción sin representantes. Hubo que repetir los comicios y las derechas presentaron una lista “preventiva”: la componían José Antonio Primo de Rivera, para librarle de la cárcel, Goicoechea, que era el jefe más notorio de los monárquicos de Renovación Española, y el propio Franco, al parecer porque Gil Robles, entonces en la oposición, quería traerle a Madrid y exhibir su presencia en las Cortes a modo de advertencia. El Gobierno vetó la candidatura de Franco y el resultado final de las elecciones fue tan fraudulento como el de las generales.

A estas alturas las conspiraciones dentro de la derecha ya eran imparables. ¿Y Franco? Franco (foto) se reúne con unos y con otros, participa junto a Mola en una discreta asamblea con generales retirados, mantiene también contacto con la CEDA, incluso se entrevista con José Antonio Primo de Rivera (y no se entendieron en absoluto). Pero si algo caracteriza a Franco en este periodo es su extrema prudencia. Muchos le reprocharán entonces indecisión y falta de arrojo, pero no era eso: durante su etapa de jefe del Estado Mayor –Payne y Palacios han documentado muy bien este episodio-, Franco había creado un servicio de contravigilancia para conocer el ambiente en los cuarteles, y gracias a ese instrumento supo que el porcentaje de revolucionarios dentro de las fuerzas armadas era elevadísimo. Franco sabe que cualquier intento de apartar al Frente Popular del poder derramará inevitablemente mucha sangre. Y sabe también que la pasividad del Gobierno está llevando las cosas a una situación sin retorno. El 23 de junio Franco escribe al entonces presidente del Gobierno, Casares Quiroga, manifestándole su inquietud por la situación política y la preocupación en ámbitos militares. Era un último cartucho. Casares ni siquiera contestó.

Mola tuvo listo su plan al final de la primavera. No era un pronunciamiento al estilo decimonónico, ni tampoco un golpe “técnico” con ocupación de centros de poder, sino más bien una especie de marcha militar sobre Madrid a partir de los centros que se esperaba controlar en la periferia: Barcelona, Pamplona, Galicia, Andalucía… Franco seguía sin verlo claro, pero la efervescencia en las calles y la impotencia del gobierno empujaban a un desenlace inevitable. El 13 de julio, policías de obediencia socialista salen del cuartel de Pontejos, en Madrid, para matar a los líderes de la oposición. A Gil Robles alguien le avisa antes y puede poner pies en polvorosa, pero a Calvo Sotelo le localizan en su casa, le hacen subir a un furgón y allí le descerrajan dos tiros en la cabeza. “Ese atentado es la guerra”, dijo el líder socialista Zugazagoitia cuando los propios autores del crimen le contaron lo que había hecho.

Era verdad. Ese día, Franco dejó de dudar. El levantamiento empezó en la tarde del 17 de julio en Melilla. El golpe propiamente dicho fracasó, pero como aquello no era una simple conspiración militar, sino una rebelión de media España, se convirtió en guerra civil. Así comenzó todo.

AGENTE DE MEDIO MUNDO: CAPITÁN RENÉ GARCÍA GAMBOA

por Esteban Fernández

Dicen que el presidente Donald Trump tiene fama de decir lo que piensa, a veces hasta en detrimento de él mismo. Por lo tanto no es necesario que trate de enmendarle la plana. Nunca voy a cometer la falta de respeto de colocarme a la altura de Trump.

Sin embargo, me parece que su hijo Don Jr. si necesita que lo aconsejen y debe defenderase con todos los hierros . Porque tal parece que tienen al joven Trump azocado, agitado y hasta asustado. Le están tirando hasta el sartén de la cocina por la cabeza y luce que no puede campear bien la situación, que se equivoca, se contradice y cambia el palo pa’ rumba cada vez que habla.

Al primer ataque hubiera dicho: “Sí, señores de la prensa amarilla, de CNN, MSNBC, New York Time, Washington Post, hablé con mil persnas más, y me entrevisté con una peruana, con una polaca, con una japonesa, con el portero de Trump Tower y con todo aquel que me propuso sacarle más trapos sucios a la vieja bruja Hillary Clinton”.

En el primer momento, a la primera amenaza hubiera lanzado un mensaje diciendo: “Yo soy el hijo del hombre más poderoso del mundo, y voy a hablar, y hablé, con quienes me salga de las entrañas”.

Desde luego, tengo que aclarar  que si el hijo de Trump fuera yo (“Estebita Trump”, cien por ciento anticomunista) hubiera mandado a la rusa -por si acaso- para casa del carajo.

Pero este muchacho debió darles la misma respuesta que daba yo cuando caía preso en Güines y los esbirros querían echarle la culpa de mi proceder a mi padre y a mi tío Enrique Fernández Roig. Yo invariablemente les constaba “¿Quién está preso aquí, mi padre, mi tío o yo?”.

Es decir que lo que hay que hacer es SUBIRLES LA PARADA a la prensa, a todos los adversarios y hasta al FBI.

Y lo antes dicho no es de mi cosecha ni de mi creación, eso lo aprendí de uno de los hombres más valientes y combatientes que ha dado el exilio cubano: el capitán piloto René García Gamboa (en la foto) de la Brigada 2506 y de la lucha en El Congo.

Hubo una época en que el FBI me tenía loco visitándome y acusándome de haberle pedido ayuda a Sur África y a Rhodesia para La Voz de Cuba y para la causa cubana en general. Hubo uno que me amenazó diciéndome: “¡Vamos a tener que declararte AGENTE EXTRANJERO!”

Yo me preocupé y llamé a René que sabía de su peregrinar por muchas naciones en busca de recursos para la guerra contra Castro.

Le expliqué mi dilema y me dijo: “Diles lo que yo les digo”. “¿Qué cosa René?” Y me dijo: “Diles que sí, que les pediste ayuda a los surafricanos, a los rhodesianos, y que ahora les vas a dar una la lista de 15 países que quedaron en darte respaldo, así es que pideles que te declaren agente de 17 países”.

Lo hice, se los dije así mismo, y me viraron las espaldas, se rieron y se fueron con el rabo entre las piernas.

Si eso lo hice yo que no soy nadie, ¿Por qué este muchacho no se pone los pantalones bien puestos y manda a todo el que lo acuse a freír espárragos?

ESPAÑA: ¡VIVA LA DEMOCRACIA! EL GOBIERNO DE ARAGÓN MULTARÁ HASTA 150,000 EUROS A QUIEN CANTE EL “CARA AL SOL” O DÉ VIVAS A FRANCO

Javier Lambán (PSOE) y Pablo Echenique (Podemos). Aunque parezca mentira, estos dos mandan en Aragón.

Fuente: El Español- Llegados a este punto, el lector se preguntará cómo el pueblo puede aguantar todo esto sin rebelarse. La clave está en un adoctrinamiento feroz desde la infancia sumado a una cretinización colectiva, con unos métodos que alcanzan una eficacia mayor a la de países unánimamente considerados totalitarios. España camina hacia la censura implacable, de tal suerte que manifestarse patriota, heterosexual, católico o persona sobria conllevará un alto riesgo. Y en este contexto de moral de cloaca, de derrumbe civilizacional, ¿pretenden que nos preocupemos por el cambio climático?

El Gobierno de Aragón (PSOE-Chunta Aragonesista) ha dado el pistoletazo de salida al proyecto de Ley de Memoria Democrática. Un texto legal que nace con el compromiso firme, según el portavoz del Gobierno aragonés, Vicente Guillén, de que “ninguna sociedad olvide su pasado si no quiere exponerse a repetirlo”.

La Ley, según defiende el Gobierno de Javier Lambán, pretende ser el proyecto legal más ambicioso de España en el ámbito de la memoria histórica. Incluso más amplio que el aprobado por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. De hecho, las “expresiones que ofendan la dignidad de las víctimas de la Guerra Civil” podrán multarse con hasta 150.000 euros. Por ejemplo, según fuentes del Gobierno de Aragón, “cualquier cántico como el Cara al sol, el saludo romano brazo en alto o decir ¡viva Franco! pueden ser sancionados”.

Siguiendo los criterios de “verdad, justicia y reparación”, la ley arbitra además una batería de medidas: la posibilidad de realizar exhumaciones; la creación de un censo de Memoria Democrática; la apertura de una web divulgativa como instrumento de comunicación; la petición al Gobierno de España para derogar la Ley de Amnistía de 1977 en los casos en los que ampare la impunidad y la celebración del día de la Memoria Democrática en el calendario aragonés –el 3 de marzo- con motivo del bombardeo sobre Alcañiz (Teruel) en 1938. Aquella acción bélica causó más de quinientos muertos y es un “símbolo del sufrimiento de la población civil”, según ha dicho Guillén.

Los juicios franquistas

El proyecto de ley presentado por el Gobierno de Aragón entiende que las instituciones “deben asumir su responsabilidad en el reconocimiento de las injusticias y la debida atención hacia las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura franquista”. Precisamente, esta Ley de Memoria Democrática fue un firme compromiso de Javier Lambán durante su campaña electoral en el año 2015.

La nueva ley, que será aprobada en pocos meses en las Cortes de Aragón por la mayoría de la izquierda aragonesa (PSOE, Podemos, Chunta e IU), recoge una serie de iniciativas políticas que puede desplegar el gobierno aragonés y otras peticiones para que las ejecute el Gobierno de España.

Por ejemplo, Aragón solicitará en la Ley de Memoria Democrática al Estado “la anulación de los juicios franquistas” por ser “ilegítimos” o “la derogación -total o parcial- de la Ley de Amnistía de 1977” en los casos en los que ampare la impunidad.

Ocho años más de Memoria

Esta nueva ley amplía el periodo que reconoce la ley estatal de Memoria Histórica. En Aragón, será entre 1931 y 1978, en lugar de 1939. El proyecto de ley también prevé una actualización del mapa de fosas; la aprobación de un reglamento autonómico que contendrá un protocolo de exhumación, identificación genética y dignificación para fosas y enterramientos clandestinos de la Guerra Civil y del franquismo y la creación de un depósito de ADN.

También está recogido en la ley la creación de un censo de símbolos franquistas. Esto obligaría retirar de los espacios públicos placas, escudos o insignias alusivas a la Guerra Civil y al franquismo. Según cita la ley, “se revocarán los acuerdos de cualquier distinción o título honorífico o exaltación de las personas vinculas al régimen franquista”.

Las multas, de 200 hasta 150.000 euros

La ley aragonesa de Memoria Democrática incluye un régimen sancionador. Una sanciones que pueden ser “leves”, “graves” o “muy graves” y que conllevan multas de entre 200 y 150.000 euros.

El texto reconoce como infracciones “el traslado de restos humanos correspondientes a enterramientos clandestinos o fosas sin la autorización pertinente”, la realización de “excavaciones con el ánimo de exhumar restos de víctimas” y la “destrucción de un bien” o parte del mismo que está considerado como Memoria Democrática.

Sin embargo, no sólo las acciones se sancionarán, también las palabras. Destaca también como infracción “emitir expresiones ofensivas, vejatorias o atentatorias contra la dignidad de las víctimas de la Guerra Civil o la dictadura franquista en cualquier medio de comunicación, en discursos o intervenciones públicas o en plataformas digitales”.

Fuentes del Gobierno de Aragón reconocen a este periódico que, respecto a la última infracción, “las sanciones podrían alcanzar hasta 150.000 euros por ser habituales en algunos espacios políticos, deportivos o públicos”. Concretamente, este apartado de la ley -recogida como infracción grave- prohíbe cualquier grito o cántico que “engrandezca el régimen franquista o la Guerra Civil. Cantar el Cara al sol o gritar ¡viva Franco! sería constitutivo de sanción”.

EXTRAÑAS CONEXIONES: EL YERNO DE TRUMP OCULTA SUS LAZOS CON GEORGE SOROS Y GOLDMAN SACHS

Según informaciones de las que se ha hecho eco “The Wall Street Journal”, el asesor y yerno del presidente estadounidense, Jared Kushner, ocultó información sobre sus lazos empresariales que podía revelar un conflicto de intereses.

Según esta información, el marido de Ivanka Trump tiene negocios con el multimillonario George Soros, con el cofundador del sistema de pagos PayPal, Peter Thiel, y con el banco inversionista Goldman Sachs.

El rotativo desveló que el yerno de Donald Trump posee una participación en la “startup” Cadre, especializada en proyectos de inversión inmobiliaria, para la cual Soros abrió una línea de crédito por valor de 250 millones de dólares.

Según el “Wall Street Journal”, Kushner (arriba, con su suegro) ocultó también que mantiene préstamos con diversos acreedores por valor de 1.000 millones de dólares, además de que actúa de garante en otra deuda de más de 300 millones de dólares.

Anteriormente, el periódico informó que la compañía familiar Kushner Companies tomó prestados al menos 50 millones de dólares de Beny Steinmetz, un multimillonario israelí con negocios en el sector del diamante, que está siendo investigado por presuntamente sobornar a funcionarios gubernamentales de Guinea.

DIPLOMÁTICO CHAVISTA RENUNCIA A SU PUESTO EN LA ONU Y AL RÉGIMEN POR VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS Y CRÍMENES DEL MADURISMO

En la foto: Arturo Medina Mejías, quién ha renunciado a su cargo de Ministro Consejero del Gobierno de Maduro ante la ONU

Fuente: El Blog de “La Bicha”

LECTURA PARA GENTE GRANDE: EL ASESINATO LEGAL DE ROBERT BRASILLACH. Muerte de un poeta. Hablar de asesinato jurídico no es una licencia poética: desde el inicio de su proceso fue implacable la voluntad de acabar con él por parte de sus perseguidores.

Por, Sertorio- El Manifiesto-España

Écrit en Fresnes (1967) es una recopilación que Maurice Bardèche realizó de los últimos textos que escribió su cuñado, Robert Brasillach, entre agosto de 1944 y el 6 de febrero de 1945, fecha de su asesinato legal. Bardèche, excelente crítico literario, con muy buenos ensayos sobre Balzac y Céline, compartió estudios, viajes y aventuras editoriales con Robert Brasillach. Su devoción le hizo atesorar un gran número de testimonios sobre la vida y obra de su amigo. El medio año que pasa éste entre su ocultamiento provisional en una chambre de bonne [habitación de criada] y su liquidación a sangre fría por la democracia triunfante queda expuesto en esta colección de documentos de muy variado pelaje, que recuerdan por su estructura a la novela más famosa de Brasillach, Les Sept Couleurs (1939): fragmentos de diario, cartas, atestados judiciales, recortes de prensa, poemas, ensayos, diálogos, todo un collage de las angustias, esperanzas y decepciones de un hombre acosado y su familia.

La prisión de Fresnes fue la estación terminal de muchos franceses, el último techo antes del poste y del pelotón de fusilamiento. Brasillach no es el único escritor pasado por las armas por De Gaulle y los depuradores: Paul Chack, Jean Luchaire y Jacques Hérold-Paquis también acabaron en el paredón, y poco les faltó a Henri Béraud, Rebatet y P.-A. Cousteau. Drieu La Rochelle, que no se hacía ilusiones respecto a los liberadores, optó por el suicidio. El inefable Alphonse de Chateaubriant eludió la condena a muerte refugiándose en un convento austríaco. Céline se decidió por tomar las de Villadiego con Lucette y el gato Bébert hasta llegar a Copenhague, lo que le proporcionó seis años horribles de arrestos y demandas de extradición, pero le libró de acabar abierto en canal por algún comando de las FFI; gracias a esa anábasis por un Reich en ruinas gozamos hoy de la lectura de D’un château l’autre, de Nord y de Rigodon.

Pero el caso de Robert Brasillach (1909-1945) es el de mayor significado por sus circunstancias y por la fría determinación de exterminarlo del gobierno y la judicatura. Hablar de asesinato jurídico no es una licencia poética: desde el inicio de su proceso fue implacable la voluntad de acabar con él por parte de sus perseguidores. Con la huida de Rebatet y Céline a Alemania, subidos en los vagones de la Wehrmacht, quedó Brasillach como único representante de alto nivel de la colaboración literaria en manos de los resistentes. Redactor jefe de Je suis partout (foto de arriba) hasta 1943, coautor junto a Bardèche de una muy difundida Historia de la Guerra de España y novelista del fascismo en Les Sept Couleurs, Brasillach era una pieza demasiado valiosa como para no hacer un escarmiento ejemplar.

Esa voluntad homicida se manifiesta en el método escogido para apresarlo: su cuñado, su madre y su padrastro son detenidos por los depuradores sin ningún motivo legal. Bardèche carecía de compromisos políticos y los padres de Brasillach permanecieron absolutamente al margen de toda colaboración con el ocupante. En Sens, una pequeña ciudad de provincias donde estaba su madre, todos lo sabían. Pero la detención de su hijo bien merece que se pisoteen los frívolos formalismos legales: Brasillach se había ocultado en un cuartito parisino y logró hurtarse a las redadas de los primeros días de la Depuración, cuando cuarenta mil franceses fueron ultimados extrajudicialmente por comunistas, democristianos y gaullistas. Al enterarse de lo que pasa en Sens, Brasillach teme por sus deudos: un reguero de ejecuciones arbitrarias, saqueos, incendios, violación y rapado de mujeres acompañaba a los liberadores anglomarxistas. Es lo que hoy los bien pensantes llaman excesos de la Liberación. El escritor, para evitar males mayores a su madre, decide constituirse prisionero y entregarse a la policía política del nuevo régimen.

Tras pasar por un rebosante campo de prisioneros en Noisy-le-Sec, Brasillach llega a Fresnes inculpado de entendimiento con el enemigo (art.75 del Código Penal) y por infringir entre el 16 de junio de 1940 y el 14 de septiembre de 1944 —día de su entrega— una norma aprobada el 28 de noviembre de 1944. Pero su cautiverio en Fresnes se halla rodeado en el exterior por unas circunstancias terribles. La opinión pública está en manos de los comunistas —los antiguos desertores de 1939-1941 que ahora se dedican a dar patentes de patriotismo— y la prensa pide aún más sangre y castigos ejemplares. Madeleine Jacob, en el periódico La France au combat, escribe: «Puede que se nos objete que, a fin de cuentas, el señor Brasillach no ha cometido sino un delito de opinión. Un delito de esta especie, cuando tenemos al enemigo enfrente, se llama traición […]. Que no nos vengan en nombre de Dios sabe qué sensiblonería sobre un pretendido respeto al genio literario a decirnos mañana que el señor Brasillach forma parte del patrimonio francés». Toda la prensa ruge por la cabeza del escritor, salvo el valiente y piadoso François Mauriac, que escribe desde Le Figaro contra los ajustes de cuentas gaullo-marxistas. En vano. André Chénier, poeta con destino gemelo del de Brasillach, ya reflejó en 1794, poco antes de ser guillotinado, esa habilidad de la sinistra en l’art de calomnier ceux qu’on assassine.

Brasillach escribe y espera. Las sentencias de muerte se suceden: Chack, ejecutado; el anglófobo Béraud se libra del paredón por el curioso motivo de que jamás colaboró con los alemanes, lo que le vale una conmutación a cadena perpetua por ser fascista.

Así se las gastaban los demócratas de 1945. Como todas las víctimas del gaullismo, Brasillach creyó que se tendría en consideración el hecho de que, desde junio de 1940 hasta agosto de 1944, el gobierno legal de Francia era el del mariscal Pétain (Foto de la izquierda), nombrado por la Asamblea Nacional de 1940 —reconocido por Estados Unidos, Gran Bretaña y hasta la URSS— y que se había limitado a obedecerlo. Semejante fe en la ley les costó la muerte, la prisión y la ruina de sus vidas a decenas de miles de franceses entre 1944 y 1946.

Cuando llega la hora del proceso, el fiscal y el juez tienen la clara intención de condenar al poeta: los intentos de otros magistrados de juzgar con un mínimo de equidad a los reos acabaron de forma desastrosa para los jueces. El jurado, compuesto de resistentes escogidos por el Partido Comunista, tampoco parece muy tranquilizador. El propio Brasillach tiene la sensación, al llegar a la sala, de que es un toro que salta a la plaza desde el toril. Y como suele suceder en la tauromaquia, la res nunca sale viva del festejo.

El fiscal en su acta de acusación afirma que no se juzgan las opiniones de Brasillach, sino el efecto de éstas. Quedó claro en el brevísimo proceso que el escritor no se enriqueció con la colaboración ni cobró de la propaganda germana, que no delató a nadie, que sus viajes a Alemania los hizo como periodista o por orden del gobierno de Vichy. Sólo sus opiniones escritas le podían condenar. Para ello el fiscal extractó las frases más estridentes y germanófilas de sus artículos, las que servirían para sellar su pérdida. No se juzgaban las opiniones, pero a Brasillach se le iba a matar por ellas: «Su obra es malvada, Brasillach, y clama por una conclusión matemática: la pena capital. Y yo la pido para usted», afirmó en su requisitoria el fiscal Reboul, quien decía que no se juzgaban delitos de opinión.

Su abogado defensor, Jacques Isorni, inicia en esta cause célèbre una carrera de gran figura del foro. La defensa del acusado sería muy fácil ante un tribunal decente, pero era imposible en el matadero jurídico que fue la Depuración. Lo desesperado de la causa hace brillar aún más su talento forense: «Hacéis de éste un proceso de opinión en tal grado que ni siquiera habéis evitado reprochar a Brasillach no ser republicano. ¡Como si en la República no se permitiera hasta el derecho a no serlo! Y se lo habéis reprochado con tal vehemencia que me he preguntado y hasta me he permitido formular la siguiente hipótesis, para luego desecharla, créame, que si en lugar de acusarlo de traición, Su Señoría hubiese querido simplemente liquidar a un adversario del régimen, no habría pronunciado otro tipo de alegato. Es una hipótesis que me he planteado, pero no hace falta decir que me he apresurado a rechazarla». 

No ha lugar la sutileza de Isorni. Tras la breve vista, una deliberación del jurado que dura apenas veinte minutos condena a Brasillach a muerte. Un estudiante que se hallaba entre el público gritó indignado: ¡Qué vergüenza! Brasillach, sereno, respondió: ¡Qué honor!

Los familiares de Brasillach suplican la gracia de De Gaulle y buscan intelectuales y artistas que firmen una petición al general. Mauriac, Claudel, Camus, Paulhan, Duhamel, Valéry, Cocteau, Anouilh, Aymé, Honegger, Vlaminck, Derain y una gran cantidad de figuras de las artes y las letras piden clemencia. Otros se limitan a mostrar su inhumanidad: Picasso no firma porque tiene que consultar al partido comunista. Claude Roy, amigo de Brasillach y antiguo colaborador de Je suis partout pasado al marxismo, también se niega. De Gaulle, que siempre será generoso a la hora de derramar la sangre de los nacionalistas franceses, no firmará la gracia. Corren muchas versiones sobre esta decisión, pero la más sensata es que la frialdad maquiavélica del general —de siempre insensible al sufrimiento humano e inaccesible a la misericordia— le aconsejaba echar algo de carnaza a sus aliados comunistas. Brasillach era un buen cebo.

El seis de febrero de 1945, Robert Brasillach es fusilado en una fría mañana invernal. Marcha al paredón tranquilo y muere dando un viva a Francia. Deja una conmovedora serie de poemas, los Poèmes de Fresnes, que destacan por su honda emoción, por la perfecta belleza de su verso clásico y por la intemporalidad de su mensaje. Ronsard, Malherbe, Racine, Corneille o Boileau, pero también Villon y Baudelaire, se reflejan en sus estrofas. Les noms sur les murs, Psaume I, Mon pays me fait mal, Chanson o Bijoux perdurarán durante siglos, pese a que algunos malnacidos aún se escandalicen cuando se recitan en público.

LA JUSTICIA SOCIAL. DESDE LAS SACRISTÍAS A LOS AERÓPAGOS

Ilustración: Padre Luigi Taparelli

Por, Dr. Santiago Cárdenas- Especial y en primicia para Nuevo Acción

Cuando el jesuíta Taparelli le puso “apellido” a la justicia— justicia “social”—hizo entrar a la iglesia  en la sociología moderna. El padre Luigi fundador del periódico La  Civitá Cattolica, tan  respetado en el Vaticano, se adelantó varios años a la riada de revoluciones en  la Europa  de  1848, y para  sonrojo de los marxistas, la justicia social como concepto, fue previa al mismísimo Manifiesto Comunista .  Años: !Justicia Social, sí ;comunismo , no!, gritamos decenas de miles en el Stadium la Tropical  en la Habana, cuando el Congreso Católico, en  el torcido inicio de la involución cubana.

Lo del apellido no era algo original . Lo había hecho Aristóteles veintiún siglos antes cuando  en la Academia se refirió a la justicia distributiva y la conmutativa, enmendándole la plana a Platón, que propuso  la justicia en abstracto como una de sus tantas formas o ideas inmutables, el fundamento de sus doctrinas.

Sin embargo, desde un principio Luigi Taparelli dejó bien en claro que su  “justicia  social ” tenía muy poco que ver con  Aristóteles, y sus seguidores: Aquino y Maritain, tan populares en el catolicismo post agustiniano. El padrecito Luis fué, no casualmente,  uno de los preceptores de Raffaelo Pecci después conocido como el papa León XIII que nunca mencionó explícitamenta  el término justicia social en su seminal encíclica Rerum Novarum. Hubo que esperar cuarenta años  para que así lo fuere en el magisterio eclesial.

Fué  Pío Nono en 1931  quien  en la “Cuadragésimo Aniversario ”  dijo : ….. “siendo necesario que la participación de los bienes creados se revoque y se ajuste a las normas del bien común o de la justicia social”……

Jesús  no le puso  adjetivos  a la justicia. El  erudito autor anónimo del evangelio de san Mateo, con el back ground filosófico  ateniense escribiendo  en griego culto, en sus capítulos 4 y 6, nos puso en contacto directo con las enseñanzas  del Cristo: “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia; porque serán saciados” . “Busquen primero el Reino de Dios y su justicia; y lo demás se os dará por añadidura”.

Las ideas  del jesuíta se traspolaron al mundo secular.  O sea: la justicia social en su concepción  no católica desborda, con mucho a Taparelli  desde  Confucio antes de Cristo a  Rawls, un contempóraneo.

Actualmente la mención de la misma es algo rutinario en los documentos de las Naciones Unidas (2006; Social Justice in a Open World), desde que en 1919 la Organización Internacional del Trabajo (OIT)  en su proclamación fundacional  señaló:    . “considerando que la paz permanente sólo puede basarse en la justicia social”.

El padre de la justicia  en la excelencia académica  es John Rawls de Harvard, siempre en Ivy League, un gran desconocido. El mejor  y más completo escritor de  filosofía política de EEUU plantea la posibilidad de algo semejante a los conceptos taparellianos en su magnum opus (1971): “A Theory of Justice ” ( hay un musical del mismo nombre y tema ). Pero Rawls es  básicamente para la  intelligentsia; no para el gran público. Mucho menos para  pastores  y sus ovejitas.

La justicia social y el bien común andan de la mano como un duetto inseparable en la Sociología Católica, también llamada  Doctrina Social de la Iglesia. Este pájaro de dos alas con génesis y significados bien diferentes se intercambian festinadamente desde areópagos a sacristías y viceversa. Espero que  continúe siendo así para lo mejor.

CARTA ABIERTA A LA EX-SENADORA “PIEDAD CÓRDOBA” DE UN COLOMBIANO QUE VIVE EN VENEZUELA.

Sra. Piedad Cordoba ***

Ex senadora de Colombia.

Quiero hacerle la ácordial invitación a Venezuela para que con sus propias manos recoja los frutos de la revolución Bolivariana y su eterno comandante Hugo Chávez Frias.

Quiero que venga con muchas maletas para que pueda llevarse la inmensa cosecha de hambre, miseria, muerte y desolación que ha quedado en nuestro país después del devastador paso por el gobierno de un nefasto grupo de hampones rapiñeros, narcotraficantes, asesinos, represores, violadores de derechos humanos, inescrupulosos y usurpadores de lo ajeno.

Quiero que venga con las manos vacías como nos vinimos muchos de nosotros hace años, con las manos vacías sumergidos en la desesperanza, derrotados por una guerrilla macabra, asesina y narcotraficante que sin escrúpulo utilizaba la población indefensa como escudo humano y además utilizaba el secuestro de civiles como elemento financiador de la supuesta guerra.

Quiero que venga y si puede traiga sus pupilos de las Farc para que le ayuden a cargar sus maletas.

Quiero que venga para que vea un pueblo enardecido, sin miedo, que ya no cree en populistas baratos cuya herramienta es crear desesperanza.

Quiero que venga para que vea un pueblo que hará respetar la constitución sin importar que haya que entregar la vida porque Venezuela no se la entregaremos a una banda de forajidos malhechores iguales o peores que usted y las Farc de las cuales sin duda usted es la dama del ajedrez o la pitonisa del aquelarre al igual que Zapatero, Maradona, Ernesto Samper, Evo Morales, Rafael Correa y muchas alimañas más que han sido como más despreciables ayudantes para preparar el lodo donde indefensos nos han lanzado pero que sin duda con la ayuda del poderoso saldremos airosos.

*La esperamos exsenadora

Atte

Un colombiano en Venezuela.

***-Alias “Comandante Teodora” de las FARC

IMPACTANTE REVELACIÓN SOBRE EL MANTO SAGRADO

Es el manto que se cree cubrió el cuerpo sin vida de Jesús tras su muerte y está resguardado en Turín. El supuesto rostro de Jesús en el Santo Sudario de Turín (Archivo)

Sábana Santa. Sudario de Turín. Santo Sudario. Síndone. Todos esos son los nombres con que se conoce la manta con la que supuestamente la tradición cristiana indica que se envolvió el cuerpo de Jesús tras su crucifixión y sepultura. Y ahora, una nueva teoría alimenta las creencias sobre su origen místico.

Un grupo de científicos del Instituto de Materiales de Trieste y del Instituto de Cristalografía de Bari -entes pertenecientes al prestigioso Centro Nacional de Investigación de Italia– determinó que el tejido de la reliquia estuvo en contaco con sangre humana. Más específicamente, teniendo en cuenta los materiales hallados en el estudio, el manto estuvo en contacto con una persona que fue sometida a tortura.

La fibra que se sometió al estudio pertenece a la huella dorsal de la sábana, correspondiente al pie. Según explicó Elvio Carlino, jefe de la investigación, los estudios fueron hechos con un novedoso sistema llamado “microscopía electrónica en transmisión de resolución atómica y difracción de rayos X con amplia angulación“.

El estudio -publicado en la revista científica norteamericana Plos Onedemostró que en la fibra de lino hay creatinina, de dimensiones de entre 20 y 90 nanómetros, unida a pequeñas partículas de hidrato de hierro, de dimensiones de entre 2 y 6 nanómetros, típicas de la ferritina“, indicó Carlino.

Giulio Fanti, profesor de la Universidad de Padua, agregó además que la amplia presencia de partículas de ceratinina unidas a las de hidrato de hierro son típicas de un organismo que estuvo sometido a torturas. Ese escenario representa “un fuerte trauma múltiple sufrido por el cuerpo envuelto en el lino“. “El estudio indica que el hombre envuelto en el sudario fue víctima de duras torturas antes de una muerte cruel“, confirmó Fanti en el paper al que accedió Infobae del que también participaron los profesores Liberato De Caro y Cinzia Giannini.

Basílica de San Juan Bautista en Turín

Según el informe en las fibras quedó registrado -a un nivel no apto para el ojo humano, desde luego- “un escenario violento, cuya víctima después fue envuelta en la tela fúnebre“.

El Santo Sudario está resguardado en la Basílica de San Juan Bautista en Turín. Es una tela de lino de 460 centímetros de largo por 110 de ancho. La tradición siempre señaló que en ella se envolvió el cadáver de Jesucristo tras su traumática muerte en la cruz. Sin embargo, otro grupo de científicos ha renegado de ese valor “milagroso” del manto y asegura que se trata de una pintura creada en la Edad Media para alimentar la mística entre la población europea.

La Iglesia Católica nunca ha dicho oficialmente que se trate de la tela con la que se envolvió a Jesús. Comenzó a ser exhibida en 1357 en Lirey, Francia, pero nunca se supo con certeza cuál fue su origen. Desde entonces recorrió ciudades a lo largo de dos siglos, hasta llegar a su lugar actual en 1578, consignó el diario La Vanguardia. En 1958 el Papa Pío XII autorizó su devoción.

Fuente: INFOBAE

SIGUE LA TIRANÍA CASTRISTA ASEGURANDO SUS NEXOS CON SUS SATÉLITES, MIENTRAS TRUMP MIRA A OTRO LADO

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Luis Orlando Ariñez junto al presidente de Cuba, Raúl Castro. Foto: Yander Zamora

Comandante en jefe de las FFAA de Bolivia visita Cuba para reafirmar y fortalecer nexos

El titular de Defensa de Bolivia y su delegación tienen previsto visitar unidades militares, lugares de interés histórico y mantener intercambios con representantes de las FAR.

EFE / La Habana

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, general del Ejército Luis Orlando Ariñez, realiza desde hoy una visita oficial de trabajo a Cuba para “reafirmar y fortalecer” las relaciones bilaterales y entre las Fuerzas Armadas de ambos países, según declaró a medios de la isla.

Ariñez expresó su voluntad de materializar convenios de interés mutuo para Cuba y su país, refiere un reporte publicado en la edición digital del periódico oficial Granma.

“La idea es que la Carta de Intención en la que hemos trabajado pueda aterrizar en convenios de interés mutuo” para establecer mayores nexos militares y diplomáticos, indicó el ministro boliviano, quien recordó su anterior visita al país caribeño en diciembre de 2015.

En el primer acto de su agenda en La Habana, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia rindió homenaje al prócer independentista cubano Antonio Maceo y a su ayudante, el capitán Francisco Gómez, con una ofrenda floral depositada ante el el Monumento Nacional de El Cacahual donde descansan sus restos.

En la ceremonia, el general Ariñez estuvo acompañado por un grupo de altos cargos militares bolivianos y por el viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López Miera.

El titular de Defensa de Bolivia y su delegación tienen previsto visitar unidades militares, lugares de interés histórico y mantener intercambios con representantes de las FAR.

Esta visita tiene lugar a menos de un mes de la que realizó el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Fernando Huanacuni, al país caribeño, durante la cual fue recibido por el presidente cubano Raúl Castro.

Bolivia es uno de los aliados políticos de Cuba en América Latina, desde que asumiera el poder en 2006 el presidente Evo Morales, quien ha visitado la isla en numerosas ocasiones.

LA HISTORIA EN LA MEMORIA: UNA SERIE QUE ASOMBRA AL ASOMBRO- CUARTA PARTE: JULIO ANTONIO MELLA, NATASHA MELLA, MI SALIDA DE CUBA Y EL MARTIRIO DE LOS KENNEDY

En la foto de noviembre de 1955: Fidel Castro hace uso de la palabra. Preside la mesa Luis Conte Agüero, en el teatro Flagler de Miami, recolectando dinero para financiar la expedición para desembarcar en Cuba (Pies de fotos: Nuevo Acción)

Por, Luis Conte Agüero

CASTRO: A Conte Agüero lo conocí yo en la Universidad. Me recuerdo que la primera vez, el primer año que ingresé en la Universidad, él aspiró a Presidente de la FEU, y yo lo apoyé.

Lo había oído hablar; me pareció una persona inteligente. Hablaba bien, hablaba “bonito” y me pareció que estaba bien inspirado. Yo no podía tener en aquella época demasiado elementos de juicio ni demasiada capacidad para analizar las personas, pero tenía la opinión de que estaba actuando bien… Después, salió de la Universidad, se dedicó a la vida pública. Siempre fui amigo de él; no sé si él fue amigo mío (¡Increíble!) En aquella época él era Luis Conte Agüero, yo no era nadie. Él hablaba mucho por radio, tenía un prestigio y siempre mantuve ese buen concepto de él; siempre mantuve amistad hacia él, aun cuando él era, como dije antes, un personaje.

Después, en el Partido Ortodoxo, pues también mantuve esa amistad y esa vinculación, más o menos, dentro de la misma línea, dentro del Partido, y así más o menos, se mantuvo la relación hasta que se produjo el 10 de marzo de 1952.

El 10 de marzo de 1952 el tiempo que él tuvo… entiendo, a reserva de que alguien pueda demostrar lo contrario, entiendo, que tuvo una postura correcta. Fue, habló… en Santiago hubo un conato de resistencia en aquellos días. Después de aquel incidente vino lo del Moncada, vinieron los asesinatos del Moncada, y entonces creo en aquello días él pudo hablar, no sé si en Santiago, no sé si en La Habana; y habló y dijo algo como una despedida de duelo de los que habían sido asesinados por la tiranía. Es decir, que desempeña un papel que para nosotros fue un motivo de reconocimiento y de gratitud, en aquellos momentos en que vivíamos bajo la amargura de los crímenes que se habían cometido. Bajo la confusión aquella, la falta de información, nosotros realmente considerábamos que había sido con agradecimiento el papel que él había desempeñado diciendo algunas palabras a favor de aquellos compañeros. Eso naturalmente lo identificó con nosotros y nos identificó a nosotros con él.

Y en los meses posteriores, cuando ya había transcurrido el juicio del Moncada, y estábamos nosotros en la Isla de Pinos cuando él volvió a hablar por radio, se constituyó en un defensor de nosotros y nosotros lo oíamos todos los días cuando estábamos en las prisiones, sus editoriales, sus escritos favorables a nosotros, defendiéndonos.

En fin, se había identificado con lo que nosotros habíamos hecho y nos defendía, lo cual era un motivo de gratitud y de reconocimiento por parte nuestra, porque en realidad, en aquellos momentos en que no se podía escribir, aquellos momento de ambiente de política y en aquellas circunstancias, cualquier palabra – aunque entiendo que es un deber defender lo que es justo, lo que tiene razón de ser- casi tenía que convertirse en un motivo de gratitud y de reconocimiento para el que lo hiciera, porque no eran muchos los que lo hacían.

De ahí nace aquella consideración tan especial que yo tuve por él, que cuando iba a hacer algún manifiesto se lo mandaba, muchas cuestiones de comunicación con el exterior se las enviaba a él. Le escribía expresándole esa gratitud alentándolo a que siguiera trabajando. Es decir, que yo reaccioné de acuerdo con la forma en que él se había comportado. Entendía que se había comportado bien, que nos había defendido y quizás en una gratitud excesiva para lo que estaba haciendo, se lo expresé en las distintas cartas que le escribí en las distintas comunicaciones que hice. Y entiendo realmente que fueron excesivos mis reconocimientos para su trabajo, pero de todas formas, se explica en la situación de una persona que está presa, que no tiene comunicación, que estuvo aislado casi todo ese tiempo, y es la gratitud lógica de todo el que en una circunstancia como esa reciba de alguien un favor o reciba de alguien una ayuda.

Bien yo tenía un motivo de gratitud con Conte y un motivo de reconocimiento y un motivo de amistad. Yo no he traicionado esa gratitud ni ese reconocimiento, sino por el contrario, ese hecho que motivó esa amistad grande y ese reconocimiento de agradecimiento grande por nosotros, lo he mantenido yo, a través de los años, aun cuando hacía mucho rato habían desaparecido la identificación de tipo político entre Luis Conte y nosotros.(Castro fue quien quebró la identificación buscando una revolución sólo para él)) Y esa consideración se la he tenido muy por encima de toda una serie de divergencias, de toda una serie de actos suyos que en momento dado fueron dañinos, que fueron incluso muy dañinos, hasta este momento en que ya no puedo por ningún concepto, ni estoy obligado porque yo tengo obligación con algo que está por encima de todo lo demás, y tengo una obligación con la revolución, y tengo una obligación con Cuba. Y ese sentimiento mío prevalece por encima de cualquier otra obligación. Mientras el daño que había hecho Luis Conte era un daño que podía superarse, mientras el daño que había hecho Luis Conte era un daño personal, si se quiere, pero no un daño que pudiera ser de gran perjuicio para la revolución, se le podía pasar por alto, pero no podía ser lo mismo cuando ya tenía la envergadura del daño, el daño hecho a la revolución y de la intención que Luis Conte le estaba haciendo. Cuando nosotros salimos de las prisiones, allí estaba Luis Conte. Era natural, nuestro amigo más distinguido. También con él fuimos a su estación porque en todo momento, le respondimos con esa amistad y con esa consideración (Castro piensa que me hace un favor porque participa en mi programa radial) a lo que había hecho por nosotros, y todo el mundo lo sabe, e incluso cuando dimos después algunos actos después en el extranjero lo invitamos a que fuera y que escribiera. Pero en el momento en que nosotros salimos de la prisión ya Luis Conte no pensaba igual que nosotros.

Él pensaba igual que nosotros o parecía pensar igual que nosotros, mientras que nosotros estábamos en las prisiones. El entonces seguía la línea de defendernos, de defender nuestros intereses, en fin, de hacer causa común con nosotros, hasta el mismo día en que salimos de la prisión.

(Era mi deber defender a los presos coincidiera con ellos o no. Hice lo mismo en menor grado con los militares de Barquín. ¿Debe coincidirse ideológicamente con los presos patrióticos para defenderlos?)

Los primeros días hubo, si acaso, una actividad paralela. Yo no creía que en Cuba se pudiera resolver los problemas por las vías normales de las urnas y del voto y de la política; no lo creía. Más sin embargo, cuando salí de la prisión lo primero que me propuse fue no actuar de la forma en que quería … Así no fue quedando nada más que “Bohemia”, y publicar un artículo  en el periódico La Calle donde escribía de vez en cuando. (¿Le parece poco la revista Bohemia?)  La tiranía de Batista, como parte de su sistema politiquero de siempre, permitía la oposición, es decir, una oposición suya, sola, hecha a la medida de sus intereses  (Insulta a la oposición que lo liberó. Y no permite hoy oposición alguna)

Lo que no permitiría jamás la tiranía batistiana es que le discutieran el poder mediante el sistema político de elección popular. (Retrata el presente) Quien estuviera en aquella línea estaba renunciando a las conquistas del poder y estaba sencillamente, haciéndole el juego a la tiranía, estaba luchando por ventajas de tipo personales, ventajas del tipo de representantes, de alcaldes, de senadores, de aquellas cosas que antes eran los valores que movían aquí las aspiraciones de las personas, de los políticos.

En la foto: parte de la plana mayor del PPC (Partido del Pueblo Cubano) “Ortodoxo”. Fidel Castro detrás de Eduardo Chibás y Roberto Agramonte. A la derecha de la foto: Luis Orlando Rodríguez, Manuel Bisbé y Francisco Carone Dede.

(Castro aspiró a Representante a la Cámara. Fue el Partido Ortodoxo el que rehusó toda solución electoral que no fuera de fondo, de ahí su abstención.)

Fue la declaración que hice al salir. Ya en ese momento, Conte Agüero estaba en absoluta discrepancia con nuestro modo de opinar .

(Absoluta discrepancia y me invitaba a sus actos? ¿Olvidó su elogio en el Teatro Flagler, Miami, a dos “hombres sin miedo?).

Luis Conte Agüero pensaba que eso era una cosa romántica, errónea por completo, que la época de los mambises se había acabado aquí para siempre, que las ideas mías en materia de insurrección, eran propias de las caballerías y el machete, que era absolutamente imposible, que el camino correcto era el camino de él. A Luis Conte no lo clausuraban. (Sí me clausuraban) ¿Por qué no clausuraban a Luis Conte? ¿Por qué lo dejaban hablar y lo dejaban escribir, y no le quitaban de la televisión y no le quitaban nada? Y ¿Por qué no le quitaban nada? Sencillamente porque no constituía ningún peligro para la tiranía. (Ningún peligro ¿y lo saqué a él de la prisión?) Desde aquel momento comenzamos a distanciarnos políticamente aunque se mantenía la amistad. Lo invitábamos cuando teníamos algunos actos en Estados Unidos. El mantenía sus puntos de vista político; nosotros el nuestro.  Se mantenían las consideraciones personales. Sin embargo, aquella relación de tipo personal se fue enfriando mucho, en la misma medida en que su línea chocaba con la línea de los compañeros que como Ñico (López), y todos aquellos compañeros que fueron fundadores del Movimiento se dedicaron a trabajar aquí, en la clandestinidad y en la misma medida en que las posiciones de nuestra gente dentro del Partido Ortodoxo eran distintas a la posición de Luis Conte Agüero aquí en La Habana.

Y las diferencias políticas se iban convirtiendo ya incluso en una hostilidad de tipo político. .. Aquella hostilidad hizo crisis en aquella junta, en aquel embarco del Granma, (De qué habla? ¿Por qué mentir tan gratuitamente?) e hizo crisis en aquella junta, en aquella reunión de los yesistas, del Palacio de los yesistas, tengo entendido.

(¿”Tengo entendido”? ¿Y era decente tratar de romper por la fuerza la reunión de un Partido político?)

Allí, pues, la posición de Luis Conte junto con Millo Ochoa y otros líderes del Partido era una posición diametralmente opuesta a la posición insurreccional, era una posición electoralista

(Miente. Se prefería la salida pacífica. Sin embargo, no se vaciló un instante en apoyar la insurgencia militar. Fue Castro quien la rechazó porque si no era su obra no era de nadie. El poder tenía que ser para él.)

Conte era de los que contemporizaba con aquella situación… aquel poder impresionaba demasiado, a Luis Conte Agüero

(No me cansé de desafiar ese poder con la palabra y con los puños en el riesgo diario, mientras Castro leía volúmenes en la Sierra)

El hacía una cómoda oposición, bastante cómoda (Bastante incómoda) Alguna vez se lo llevaban preso, posiblemente en represalia por sus pronunciamientos antigubernamentales (¿Posiblemente?) Nosotros teníamos noticias de Conte Agüero. Conte Agúero seguía hablando por radio y escribiendo.  (Beneficiaba a Castro. Sin los medios de prensa, Castro no existía)

Todavía podíamos seguir teniendo un recuerdo de gratitud por lo que había hecho cuando estábamos presos; alguna consideración personal, por lo que había hecho; perdonarle (El dios perdonador) en el orden personal las diferencias políticas, pues aunque él no creyera en eso, y creyera en otra línea, eso no iba a ser decisivo, con eso no se iba a decidir la guerra. La guerra iba a depender de otros factores y, por lo tanto, se le podía perdonar. Había muchos que no creían tampoco y en definitiva, ellos no incurrían sino en el error en que incurrían muchos, aunque, desde luego, su línea política era diametralmente opuesta a la línea mantenida por nosotros.  (No cesa de mentir. La policía de Batista me calificaba oficialmente de “enemigo acérrimo” y yo no hacía concesiones al régimen)

Estábamos empezando el año 58 … la tiranía tenía ya que implantar, casi consuetudinariamente, el sistema de la represión, el sistema de la persecución, el sistema de ahogar toda manifestación de oposición en el pueblo, en los trabajadores. (¿Describe su régimen actual?)  ¿Y dónde estaba Conte? Conte, tuvimos noticias de él. Conte, tuvimos noticias de Conte … que me escribió aquella carta … Y entonces tuvimos noticias de Conte.

¿Qué noticias tuvimos de Conte? Ese Conte que nos había defendido cuando estábamos en la prisión? En vez de exhortarnos a seguir luchando, este señor Luis Conte, pretende lograr para él lo que no habían logrado todos los regimientos de la tiranía, y lo que no había podido conseguir con sus tropas y sus regimientos, lo intenta conseguir este señor. Y entonces Luis Conte Agüero la primer gran falta, falta que él dice incluso ahora que no se arrepiente de ella y que fue aquella “Carta al Patriota”.

(Me visitaron en Radio Progreso y se dijeron emisarios de Castro un Teniente Hernández, y Gregorio Isaac, de 20 años de edad, miembro de la Juventud Ortodoxa y que estudió en la Escuela Pública # 4 de Palma Soriano.  ¿Quién los envió? Manifestación horrenda de perfidia. No exigí un documento manuscrito de Castro porque lógicamente él no hubiera dejado esa constancia. Obsérvense entrevistas concedidas por Castro a periodistas norteamericanos donde hace planteamientos como que le dejen la provincia de Oriente para negociar desde esa posición. Castro dice que hacía esas peticiones exageradas que impedían la negociación. O sea, las hacía. Es muy fácil hoy desde la victoria negar que entonces tanteó arreglos.  Castro lee y califica de traidora la Carta al Patriota, no pensando en el pasado cuando la escribí sino evidentemente enloquecido porque en este presente se dificultan sus planes de llevar el país al comunismo sin que el país lo advierta. Quiere comunizar a un pueblo rendido sin reservas a un sueño de felicidad. ¡Paredón a quien se atreva a despertarlo!)

Este señor no sé cómo se las arriesga para dejarse engañar, porque se engaña el que quiere,  porque mucha casualidad que el único engañado fuera él… el único engañado fue Luis Conte…Este es un mentiroso y un descarado y basta ya de farsa… Llegamos a La Habana y nos encontramos al señor Luis Conte Agüero. Era el mismo Luis Conte Agüero de la Carta al Patriota,  era el mismo Luis Conte Agüero del Teniente Hernández, era el mismo Luis Conte Agüero del otro mensajero, era el mismo Luis Conte Agüero de toda aquella campaña que, en fin, nadie hizo más que él porque esta guerra no se llevara adelante. (Continuará)

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Por Esteban Fernández

Me las doy de ser muy observador, sin embargo, he aprendido que en la vida muchas observaciones a primera vista chocan contra una célebre frase que dice “Las apariencias engañan”.

Ted Bundy, un tipo bien parecido, alto, elegante, fino y cortés al hablar, brillante estudiante de Derecho, graduado de sicología, pero les estoy describiendo a uno de los peores asesinos en serie que ha dado esta nación.

¿Quiénes fueron mis mejores clientes durante los 14 años que estuve de manejador de una casa de cambios de cheques? Casi todos fueron los que en un principio prácticamente -y a primera vista- yo hubiera deseado que desaparecieran del negocio.

Tuve dos “Hells Angels” que llegaron separadamente y en diferentes momentos a la casa de cambios. Tatuados, haciendo un escándalo con sus motocicletas, uno venía con un perro pastor alemán que asustaron (el perro y el motociclista) a los clientes.

En ambos casos hice esfuerzos descomunales por no cambiarles sus cheques. Entre los dos dediqué casi media hora tratando de demostrar que los cheques eran falsos. No encontré nada malo con ellos. Y a regañadientes y con temor se los cambié. Una semana estuve asustado esperando a que los cheques rebotaran. No fue así.

A la segunda vez que regresaron ya no tenía excusas para evitarlos como clientes. Los dos estuvieron llegando al establecimiento más de cinco años. Y resultaron estar entre los mejores clientes que tuve en California Quick Check.

Mientras tanto llegaron hombres en trajes, con portafolios, agradables, atentos, educados y muchas veces metieron cheques sin fondos.

Tuve una muchacha preciosa, rubia, de ojos azules, parecía una princesa. Piense en Ivanka Trump y es el mejor reflejo de esta joven. Resultó ser tremenda delincuente y estafadora. Y les digo -hasta con pena- que era tan bella que todavía me enternece el recuerdo de esta bandida.

Se apareció un detective encargado de fraudes. Me preguntó por ella, le di la descripción que ya les di a ustedes sobre la estafadora. Le dije: “Cuando la conozcas en persona te va a costar mucho trabajo querer tirarla en prisión”. Se sonrió y me dijo “No se preocupe, yo soy un profesional que no se lleva por las apariencias personales”. ¿Me creen si les digo que terminó casado con ella?

El racismo también es una tontería que choca con la misma brillante expresión de “las apariencias engañan”. Hay quienes se creen que ser negro es sinónimo de ser malo. Y mi experiencia tratando con el público me permite asegurar que también entre MIS MEJORES, FIELES Y HONRADOS CLIENTES tengo un montón de negros. Hoy en día han dejado de ser mis clientes (trás mi retiro) pero siguen siendo mis amigos.

Conozco un compatriota que es multimillonario, es dueño de varios negocios. Fue al dealer de la Cadillac, con un pulóver empercudido, un pantalón de mezclilla que tenía como cinco años y unas sandalias viejas. Ningún vendedor se le acercaba, todos lo ignoraban, sólo logró la atención de una mulatica vendedora y esta le señaló donde estaban los carros usados y viejos. Y él sacó la chequera y le dijo: “Quiero esos dos Cadillac nuevos de paquete, el rojo y el negro, uno para mí y otro para mi mujer”. Y todos los vendedores le cayeron en manada para congraciarse con él.

Personalmente yo vi a un joven faltarle el respeto en la pista de baile de la Casa Escobar de la Ciénaga, en Los Ángeles, a un infeliz ancianito que estaba con una escultural muchacha. Y tremendo susto que pasó el atrevido cuando los guardaespaldas del viejo mafioso casi lo sacaron a patadas del lugar.

¿Ustedes no han visto a famosísimos artistas de cine que van a entrevistas televisivas y lucen unos andrajosos? El que no los reconozca pensará que son unos homeless.

Sí, mis estimados amigos, es magnífico ser buen observador, pero siempre hay que estar claros en que un chinito flaquito y desgarbado puede ser cinta negra de Karate, una enanito puede usar una ametralladora y un limonero puede ser un Howard Hughes en potencia.

EN EL 81 ANIVERSARIO DEL ALZAMIENTO NACIONAL QUE SALVÓ A ESPAÑA DE LA BARBARIE MARXISTA

Secuencia del Alzamiento

Melilla, 17 de julio por la tarde: Debido a una filtración, los conspiradores comandados por el coronel Juan Seguí precipitan la rebelión, que estaba prevista para las 05:00 de la maña del día 18. Declaran el Estado de Guerra en la ciudad.

  • Ceuta y Tetuán, 22:00 horas: Alertados por sus compañeros de Melilla, el teniente coronel Juan Yagüe rebela a las tropas en Ceuta y se hace con la plaza. Sáenz de Buruaga hace lo propio en Tetuán y detiene al Alto Comisario de Marruecos. El Protectorado está en manos de los rebeldes un día antes.
  • Día 18, Sevilla, 14:00: El general Queipo de Llano, Inspector general de Carabineros, entra en el despacho del jefe de la II División Orgánica, Fernández de Villa Abrille y le detiene. Rebela a unos 3.000 soldados y se hace con el centro de la ciudad. Comunica las órdenes a Cádiz y Córdoba, que caen también a manos del general Varela y el coronel Cascajo.
  • Casablanca, 21:00: El general Francisco Franco llega desde Canarias para tomar el control del ejército del protectorado.
  • Madrid, 22:30: El presidente del Gobierno, Santiago Casares Quiroga, incapaz de contener la rebelión ya generalizada, dimite. Se arma a las milicias obreras en la capital.
  • Valladolid, 23:30: El general al mando de la VII división, Nicolas Molero, recibe la visita de los golpistas Ponte y Saliquet. Se produce un tiroteo y Saliquet se hace con la guarnición. Hacia las cuatro de la mañana, el golpe triunfa también en Burgos, donde el general Domingo Batet, al mando de la VI división orgánica, es detenido.
  • Madrugada del día 19, Zaragoza: El general Miguel Cabanellas, al mando de la V división, se hace con la ciudad. Al amanecer, en Pamplona, el general Emilio Mola, que ha dirigido toda la sublevación, rinde Navarra y la provincia de Álava con la ayuda de las milicias carlistas.
  • Tetuán, 07:00: Franco llega desde Casablanca y comienza el traslado del ejército del protectorado por el estrecho. A esa misma hora, tropas rebeldes salen de los cuarteles de la periferia de Barcelona hacia el centro de la ciudad, pero son repelidas por la Guardia Civil y la Guardia de Asalto. A mediodía llega desde Baleares el general Goded para hacerse cargo de la sublevación, pero por la tarde son derrotados.
  • Madrid, 12:00: El general Fanjul entra en el Cuartel de la Montaña y rebela a la guarnición con la intención de tomar la capital. Los milicianos, armados el día anterior, rodean el cuartel e impiden que salgan los rebeldes.
  • El día 20, el golpe de Estado ha fracasado, pero ha partido a España en dos. La Guerra Civil es ya inevitable.
  • MEMORIA DEL 18 DE JULIO DE 1936

    Por Stanley G. Payne-El Mundo

    Esta fecha es, sin duda, la más siniestra de la historia contemporánea de España, mitificada por unos y denostada por otros. Dada la persistente tergiversación de la historia, dentro y fuera del país, es importante entender exactamente lo que pasó aquel fatídico fin de semana en 1936. Una afirmación frecuente en los manuales de historia reza aproximadamente: ‘El general Franco dirigió un golpe de Estado fascista para derribar la República’. La única parte de esta frase que es absolutamente certera es la referencia al rango militar de Franco. Fuera de eso es esencialmente falsa. Los generales Mola y Sanjurjo dirigieron la acción militar, no Franco, quien se comprometió firmemente con la revuelta sólo cinco días antes. No fue concebido como un golpe de Estado, sino como una insurrección general militar, porque se sabía que los insurrectos tendrían poca fuerza en Madrid, y que un verdadero golpe de Estado sería imposible, pues tendría que ser una insurrección militar mucho más amplia. Fue poco ‘fascista’ porque, esencialmente, fue una acción militar. Los únicos verdaderos fascistas -Falange Española- desempeñaron un papel secundario. Y no fue una iniciativa para derribar a la República, sino al Gobierno de Santiago Casares Quiroga, permisivo y complaciente con el proceso revolucionario que se había iniciado el 16 de febrero. Inicialmente, todo se hizo en nombre de la República, que era la única clase de sistema que podía unir a los españoles, aunque un poco más tarde, ante la gran revolución que estalló en la zona izquierdista, esto cambió drásticamente.

    Otra falsedad es la conclusión, ampliamente difundida, de que nadie deseaba una guerra civil. Según esta versión, España sería el país de las maravillas en el que podía surgir una devastadora guerra civil revolucionaria sin que nadie la deseara. Sería más exacto decir que nadie deseaba una guerra civil que pudiera perder, que es otra cosa. La conspiración militar fue un secreto a voces, pero el Gobierno republicano no pensaba evitar una rebelión, sino que prefería provocarla porque tenía plena confianza en su propio poder. Estimaba que el Ejército español era un tigre de papel, calculaba que cualquier rebelión sería muy débil -como la Sanjurjada de 1932-, y que sería fácil aplastarla con las fuerzas leales, dejando el Gobierno en una situación mucho más fuerte. La actitud de los movimientos revolucionarios, ya muy violentos, no fue tan diferente. En sus declaraciones públicas y en sus publicaciones insistían en la idea de que no pudiera haber una revolución sin guerra civil, que la ruta de la revolución victoriosa pasaba directamente por ésta. Y los líderes de los militares insurrectos sabían que, como poco, habría una miniguerra civil, una lucha de un par de semanas, tal vez más. Hubo guerra civil porque fue deseada y provocada por muchos, y también asentida por otros.

Una prueba de como funcionaba la maquinaria de propaganda roja

Otra patraña frecuente es la explicación de que la causa fue la ‘resistencia a las reformas republicanas’, y no la oposición al proceso revolucionario de 1936. Pero las reformas republicanas habían tenido lugar en 1931-1933, y después no hubo ninguna revuelta, sino las únicas elecciones democráticas en la historia del país hasta la fecha, ganadas por el centro y la derecha. Con respecto a 1936, en la medida en que había reformas dentro del proceso largo de violaciones constantes de la ley, manipulaciones de las elecciones, destrucciones e incendios de propiedades y de iglesias, violencia política frecuente, ocupaciones ilegales de tierras y politización del sistema judicial, muchas de las asociaciones de empresarios y terratenientes en España habían declarado durante el mes de junio que las aceptaban en términos económicos. Pero pedían como contrapartida que se pusiera fin a los desórdenes y violencias, aplicando la ley como si se viviera dentro de un Estado de Derecho. Normalmente, el Gobierno de Casares Quiroga no contestaba. Es decir, continuaba de modo impertérrito.

Como alternativa durante esas semanas, algunos personajes del centro y de la izquierda moderada pidieron la formación de un gobierno nacional de emergencia para controlar todos los excesos, gobernando un tiempo para restablecer la vigencia de la constitución republicana. La respuesta de Manuel Azaña, presidente de la República, y de Casares Quiroga fue siempre que no harían nada para romper la unidad del Frente Popular, un conjunto de partidos republicanos de izquierda y de movimientos revolucionarios. Esto es, que el Frente Popular era más importante que el país. No es que no se viera el riesgo de desastre, sino que era preferido por algunos y aceptado por otros. Durante algunas horas, entre el viernes 17 y la tarde del domingo 19, la situación fue, sin embargo, muy incierta. La conspiración militar había encontrado toda clase de dificultades, y antes de finales de junio Mola calculaba que poco más del 15% de los oficiales del ejército en activo estaban firmemente comprometidos con una rebelión.

El catalizador indispensable tuvo lugar la madrugada del 13 de julio con el secuestro y asesinato del diputado Calvo Sotelo, líder de Renovación Española y portavoz principal de la oposición, a manos de la policía republicana y revolucionarios civiles del Partido Socialista. Para muchos, fue la constatación final de que el proceso revolucionario dominaba las instituciones sin remedio y que no quedaban alternativas. Entre los que reaccionaron así fue el propio Franco. Los últimos detalles de la conspiración quedaron, no obstante, inciertos y confusos, y el estallido de la rebelión se precipitó en Melilla sobre las cinco de la tarde del viernes 17, mientras ningún militar actuó ni en la Península ni en las islas. El Gobierno anunció que dominaba la situación, y sólo después de 24 horas, durante la tarde del sábado 18, se vio que la rebelión se extendía a todo el Protectorado y a las Canarias -bajo el mando de Francisco Franco-, y a ciertas partes importantes del sur del país. El día decisivo fue el domingo 19. Antes de medianoche, Casares Quiroga dimitió. Su Gobierno fue un fracaso total. Por primera vez desde el 16 de febrero, Manuel Azaña se vio ante el precipicio a sus pies y dio un paso para atrás. Nombró a Diego Martínez Barrio, el líder más moderado del Frente Popular, para formar un gobierno izquierdista moderado de conciliación, con una tendencia hacia el centro. Con ello consiguió disuadir a potenciales rebeldes en Valencia y Málaga, y ofreció alguna concesión por teléfono a Mola, aunque los detalles exactos son inciertos. Pero el intento de arreglar una componenda llegó tarde. Unos días antes posiblemente hubiera tenido algún éxito, pero el 19 de julio fue rechazado por ambos lados. Mola, evidentemente, contestó al nuevo presidente del Gobierno que los insurrectos se habían comprometido en que, una vez iniciado el movimiento, nadie daría un paso atrás. Mientras, por la mañana, los socialistas y comunistas, junto con algunos miembros del partido de Azaña, se manifestaron en el centro de Madrid reclamando la caída inmediata del Gobierno, lo que pronto consiguieron.

La última iniciativa quedó en manos de Azaña, quien el día 19 todavía tenía tres opciones. Una alternativa habría sido la de Alfonso XIII en 1931, abandonando el poder, que desechó. Una segunda era la de continuar la política de Casares Quiroga, empleando la mitad del ejército que no se había rebelado, junta con la mayor parte de la Marina y la fuerza aérea, y de los cuerpos de seguridad (Guardia de Asalto y Guardia Civil) -la mayor parte no se había rebelado- para derrotar a los rebeldes y restaurar el orden. Pero ya no se fiaba de esta política. Azaña escogió la tercera alternativa, la de armar a los revolucionarios en masa, lo que tendría la consecuencia de autorizar una revolución violenta en un lado y, en el otro, provocar mucho más apoyo a los rebeldes en su contra. De esta forma, los movimientos revolucionarios se encontraron con la contienda que anhelaban. Y el diseño de una guerra civil en su máxima dimensión.

DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: SIN MORDAZA Y SIN TARIFA, LA VERDAD ANTE TODO

Por Aldo Rosado-Tuero-Director de Nuevo Acción.

“La verdad de la verdad / y la verdad verdadera / y la verdad como un templo / son verdades como fieras”

Cuantas cosas infames ejecutadas por muchos de los llamados “disidentes”, han sido calladas por años, con el argumento de que denunciarlas es hacerle un favor a la tiranía y  darles municiones a los verdugos de nuestro pueblo para desprestigiar a sus opositores. Cuantas infamias,  cuantas estafas y cuantas barrabasadas se ha callado este exilio, con tal de no concederle ni un adarme de verdad al enemigo castrista. Y mientras aquí se calla lo que se sabe y es un secreto a voces entre los que militamos en la corriente de darle una mano a la oposición interna, los mismos depredadores de fondos, los mismos estafadores y los mismos inventores de entelequias siguen medrando e inventando sus “bodeguitas particulares”, para continuar drenando los fondos que desde el exterior se les envían.

Ya es hora de comenzar a “pararle la jaca” a los que se han creido que los de esta orilla somos idiotas y que vamos a seguir toda la vida callando sus viles mentiras y sus jugarretas, con tal de que no se le atreva a ninguno de ellos o de sus acólitos acusarnos de estarle haciendo un favor al régimen.

Nosotros, con toda responsabilidad, y a sabiendas, de lo que pueda venir, asumimos la responsabilidad de ir quitando caretas, y desnudando “vedettes” de la disidencia cubana, que han hecho de ser “disidentes” una profesión muy lucrativa y no le hacen el menor daño a la tiranía; muy por el contrario, le ayudan pues se apropian de fondos y ayudas monetarias que se podían usar en actividades y proyectos verdaderamente oposicionistas, que le hicieran daño a la tiranía.

Comencemos hoy por un proyecto que en el papel luce maravilloso, pero que en la práctica se convirtió en una estafa monumental, destinada a sacarle “el dinero a los yanquis” y acabó dividido y tornado en un remedo de lo que debió haber sido. Me refiero al Proyecto de “Bibliotecas Independientes”.

El proyecto se dividió debido a la pugna por administrar los cuantiosos fondos destinados desde el exterior para el prometedor proyecto. Dos matrimonios se enfrentaron duramente por el dominio de la plata: el ex matrimonio Colás-Mexidor (en el exterior) y el matrimonio Palacios-Delgado(foto de la izquierda) dentro de Cuba. Resultados: Con muy pocas y encomiables excepciones las famosas “bibliotecas independientes” devinieron en unos “timbiriches de barrio” muy privados, con un pequeño anaquel y un montoncito de libros a los que no tiene acceso el pueblo de pie, y solo sirven para darle vista y vida artificial al proyecto para que sus directivos sigan disfrutando de los fondos destinados a él.

Las acusaciones entre los dos grupos menudean y se afirma adentro y afuera del Archipiélago que el grupo de Gisela Delgado no repartió como tenía que haberlo hecho un buen dinero que les llegó, con el pretexto de que lo iban a usar para comprar nuevos libros, pero que los nuevos libros nunca llegaron a las “bibliotecas”.

A nadie con un poco de conocimiento y de inteligencia se le ocurriría creer en un Proyecto de Bibliotecas, que tiene como Coordinador Provincial a un analfabeto, que no solo no tiene ni la más mínima idea de como funciona una biblioteca, sino que él mismo no sabe escribir y apenas puede leer. Y todo eso agravado por el hecho  de que el analfabeto Coordinador Provincial de Camagüey del Proyecto de Bibliotecas, que dirige Gisela Delgado, la esposa de Héctor Palacios, es un ladronzuelo estafador que se ha apropiado de fondos enviados para la lucha contra el castrismo y que además ha sido acusado por  muchos compañeros  de cárcel, de haber sido un colaborador y chivato de la tiranía.

Me refiero a José Agramonte Leyva (el de la extrema izquierda de la foto, con “la famosa biblioteca independiente” Jorge Más Canosa, ¡fíjese el lector cuantos libros tienen!), que no solo se apropió para su uso personal de fondos enviados por Nueva Esperanza para la lucha y las actividades de dos Municipios de Oposición, sino que inclusive, se negó a entregar a la Sra. Reyna Luisa Tamayo, madre del mártir Orlando Zapata Tamayo, tal y como se lo pedimos los que desde el exterior enviamos el dinero, unos supuestos puercos de cría y varias aves de corral, que según él había ya adquirido, más  el dinero restante, para que la Sra Reina Luisa tuviera un modo de buscarse la vida. Claro que no podía entregarlos porque los animales no existían y todo el dinero lo había ya usado para sus disfrute personal.

La Sra. Gisela Delgado sabe todo eso con pruebas y a pesar de saberlo, deja al descarado “bibliotecario” analfabeto, en el puesto de Coordinador Provincial del Proyecto, porque para ella lo importante es tener la fachada y el escenario bien montado, con nombres y cargos rimbombantes, para poder seguir solicitando y recibiendo los tan anhelados fondos provenientes de la Yuma.

Ya va siendo hora de que la gente decente se sume al carro de los que estamos dispuestos a denunciar todas estas trapisondas, para adecentar la lucha, y así no ofrecerle al enemigo  la excusa de tener una verdad para alrededor de ella construir su ensarta de mentiras. (Publicado en la edición del  1 de julio del 2010)

¿ERA CRISTOBAL COLÓN PORTUGUÉS? REALIZARÁN PRUEBA DE ADN PARA ACLARAR LA POLÉMICA

Cristóbal Colón, descubridor de América. (Foto: AP)

Se especula que el famoso descubridor de América se habría llamado en realidad Pedro Ataíde y que se cambió de nombre luego de salir vivo de un combate

Aunque la teoría más aceptada por los expertos apunta a que Cristóbal Colón nació en Génova, no todos descartan que fuera catalán, gallego o portugués, y un grupo de investigadores lusos va a poner a prueba esta última tesis gracias a una muestra de ADN de hace 500 años.

El propio hijo del descubridor de América, Hernando Colón, contribuyó al aura de misterio que existe sobre el origen de su padre al no desvelar su lugar de nacimiento en la biografía que escribió sobre él, lo que ha generado múltiples teorías entre los investigadores.

La Universidad de Coimbra y el Instituto Superior Técnico (IST) de Lisboa van a comprobar una de estas hipótesis: si el navegante era portugués y, además, si su nombre real era Pedro Ataíde, como se conoció a un corsario luso del siglo XV.

Esta tesis fue desarrollada por el profesor Fernando Branco, del IST, en un libro publicado en 2012 bajo el título “Cristóbal Colón, Noble Portugués” en el que se recogen más de medio centenar de coincidencias entre la vida del navegante y la de Pedro Ataíde.

Ataíde fue dado por muerto en la batalla naval del Cabo de São Vicente en 1473, donde combatió junto a un corsario francés llamado Culon.

Según la tesis de Branco, Ataíde consiguió salvarse y llegar a nado hasta las costas del Algarve, donde decidiría cambiar su nombre a Pedro Colón (o Culon) por motivos de seguridad, ya que la familia Ataíde era perseguida en Portugal después de participar en una conjura para matar al rey João II.

“Hay un conjunto de indicios que apuntan a que su verdadero nombre era Pedro Colón. Nunca escribió su nombre como Cristóbal Colón. Firmaba como almirante o con una firma encriptada en la que se pueden leer varias cosas, entre ellas ‘Pedro Colón‘”, explicó Branco a EFE.

La biografía de Colón señala que el navegante llegó a Portugal en 1476 a nado tras un naufragio, lo que reforzaría la tesis que ahora va a ser puesta a prueba.

El grupo de investigadores de la Universidad de Coimbra y del IST va a analizar ADN extraído de los huesos del primo directo de Pedro Ataíde y compararlo con el ADN de su hijo Hernando, que ya fue secuenciado en 2006 en España.

“Estoy casi seguro de que su nombre era Pedro Colón. Falta comprobar si existe relación con Pedro Ataíde”, sostiene Branco.

Esta prueba sólo será posible si los huesos del primo de Ataíde están en buen estado, detalle que se desconoce porque todavía no se ha abierto la tumba en la que se encuentra sepultado.

Los investigadores esperan poder hacerlo tras el verano, una vez conseguida la autorización de las autoridades para abrir la tumba, un proceso que ha demorado varios años.

“Primero se hará un análisis para corroborar que es un hombre y tiene una edad compatible. Después se retirará una muestra ósea para realizar el análisis médico”, relató a EFE la antropóloga forense Eugénia Cunha, de la Universidad de Coimbra y también integrada en el proyecto.

Está previsto enviar la muestra a la Universidad de Santiago de Compostela, en España, donde será analizada.

La tesis de Fernando Branco, que incluso fue reconocida por la Academia de Historia portuguesa, pondría en jaque el origen genovés de Colón, aunque no es la única que apunta a que nació en Portugal.

El investigador luso Manuel Rosa, afincado en Estados Unidos, asegura que el descubridor de América nació en la isla de Madeira y era hijo de un rey polaco derrotado por el Imperio Otomano.

Otra hipótesis, defendida por el ya fallecido Augusto Mascarenhas Barreto, señalaba que Colón nació en la villa de Cuba, en el Alentejo luso, y fue un espía al servicio del rey João II que tenía como misión alejar a los españoles del camino conocido hacia las Indias.

Fuera de las fronteras lusas, se ha apuntado al origen español del navegante (principalmente gallego y catalán, pero también extremeño, andaluz e incluso vasco) y a su procedencia inglesa, griega, noruega o croata, entre otras.

Fuente: EFE /

ESPAÑA EN LLAMAS (O LA TRAICIÓN DE LAS MASAS)

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.-

Ahora que tan de moda está el econaturismo ―uno de los pilares del NOM, por cierto, que en las tribus de los animalistas del PACMA está en maridaje con el veganismo―, no está de más recordar que las sociedades humanas, por mucho que presuman de excelencias civilizadoras, no dejan de ser un ecosistema, aunque sea el que manipula y depreda a los demás.

Y no hay nada mejor para explicar el biotopo humano que un documental de esos tan tópicos y típicos que todos hemos visto más de una vez, documental que puede ilustrar cualquier sociedad humana occidental, pero que en España adquiere características realmente oscarizables.

Imagínense una sabana africana, donde un rebaño de miles de antílopes pasta mansamente entre los baobabs. De repente, aparece un par de leones, que se abalanzan sobre la manada, provocando una apocalíptica estampida de sálvese-quien-pueda, entre una gigantesca nube de polvo y el estruendo de los cascos tocando el tambor del llano.

Siempre que he visto esta escena, un hecho la misma pregunta: ¿cómo es posible que un león pueda amedrentar a miles de animales armados con cornamentas? ¿Por qué los herbívoros no se revuelven contra los depredadores, pues bastaría con que unos cuantos de ellos les atacasen mancomunadamente para ponerlos en fuga? Enigma donde los haya, verdadero expediente X de la naturaleza, tanto animal como humana.

Si de la sabana africana nos trasladamos a los solares patrios, el documental recogería a los antílopes hispanos bebiendo cervecitas en terrazas callejeras, pastando basura en los medios de comunicación, o ramoneando mercachiflerías en los centros comerciales, indiferentes y cobardes ante la jauría depredadora que carroñea en su derredor.

Hubo un tiempo en que las masas hispanas se rebelaban en valles asturianos con Santiago al frente, en sublevaciones comuneras contra las mafias de Flandes, en motines de Esquilache para defender sus chambergos, en mayos incontenibles contra la chusma masónica, en avasalladoras columnas contra las milicias luciferinas de las dictaduras rojas… pero hoy ya no se puede hablar de la orteguiana «rebelión de las masas», ya que los únicos que se rebelan son los depredadores leonados, los buitres de cuello cervantino de lechuguilla, las hienas reidoras y aulladoras, las panteras negras que atacan desde sus cubículos sulfurosos.

Es así como bandas de matones perroflautados, catervas bolivarianas, brujeriles femens, trolls coletudos, tuiteros orcos, y depredadores antisistema de toda calaña se abalanzan impunemente contra los antílopes acobardados, que además carecen de ningún pastor ni ningún «tío de la vara» que los guíe y los defienda.

Son los amos de la calle, de los dueños de comunicación: bien organizados, agresivos, intolerantes, siempre escracheando, amenazando, insultando, provocando… milicianos del Averno, batallones de incendiarios, levantando su puño en alto como en los viejos tiempos, enseñando los dientes lobunos a las masas indolentes, cobrándose sus piezas en cada asalto que perpetran. Ante este matonismo, el rebaño de antílopes, indiferente y cobarde, vuelve la espalda.

Le llaman buenismo, pacifismo, pero yo a esto le llamaría «antilopismo»: ¿por qué una Diada independentista congrega a más de 1 millón de catalanes, y una manifestación de constitucionalistas sólo reúne a 15.000 manifestantes, cuando son más numerosos que los secesionistas? ¿Qué explica que una sociedad como la catalana haya caído impunemente en las fauces de las hienas del CUP, que la están llevando a la secesión ante la mirada indiferente de la mayoría de los catalanes?

¿Cómo explicar que la blasfema e inepta Rita Maestre continúe en el Ayuntamiento de Madrid, sin que ninguna manifestación haya pedido su fulminante cese, cosa que también habría que hacer con los imputados Sánchez Mato y Celia Mayer? ¿Qué decir de esas ciudades donde pretenden expropiar catedrales y nadie mueve un dedo, nadie se echa a la calle para impedir esas atrocidades? ¿Cómo interpretar el ominoso silencio de las jerarquías eclesiásticas ante tanto desmán anticatólico, tanta blasfemia, tanta persecución? ¿Cómo es posible que el asesino Santiago Carrillo tenga una calle en Madrid y nadie se haya echado al monte todavía, mientras eliminan del callejero nombres de patriotas y artistas?

¿Cómo explicar que una banda de perroflautas escrachee al Congreso, mientras que nadie les escrachea a ellos? ¿Bajo qué parámetros hay que interpretar los silencios y las abstenciones cómplices de una pretendida derecha, incapaz de defender el Valle de los Caídos, el derecho a la vida, la retirada fulminante de la Ley de Memoria Histórica, y la familia tradicional ante los ataques de la LGTBI?

¿Qué antilopismo tan atroz es el que causa que los ciudadanos de los ayuntamientos izquierdistas que exhiben pancartas de apoyo a los refugiados todavía no se hayan echado a la calle para exigir que aquí no queremos dar cobijo a potenciales terroristas, que además van a dilapidar nuestros recursos públicos? ¿Cómo explicar la inacción de los partidos constitucionalistas ante la amenaza independentista de Cataluña? Y la gran pregunta: ¿qué misterio cósmico explica que un partido como Podemos tenga 5 millones de antílopes detrás?

No, las masas ya no se rebelan, porque eso es privilegio de una minoría de depredadores que abusan de las manadas absolutamente idiotizadas. Habría que hablar más bien de la «traición de las masas», conformadas por rebaños de antílopes,incapaces de rebelarse aunque la Patria esté en llamas, aunque el fuego amenace ya nuestros umbrales, fenómeno que podría muy bien explicarse con esta parábola atribuida a Buda: «No hace mucho vi una casa que ardía. Su techo era ya pasto de las llamas. Al acercarme advertí que aún había gente en su interior. Fui a la puerta y les grité que el techo estaba ardiendo, incitándoles a que salieran rápidamente.

Pero aquella gente no parecía tener prisa. Uno me preguntó, mientras el fuego le chamuscaba las cejas, qué tiempo hacía fuera, si llovía, si no hacía viento, si existía otra casa, y otras cosas parecidas.

Sin responder, volví a salir. Esta gente, pensé, tiene que arder antes que acabe con sus preguntas. Verdaderamente, amigos, a quien el suelo no le queme en los pies hasta el punto de desear gustosamente cambiarse de sitio, nada tengo que decirle.

USANDO A LA IZQUIERDA Y A LOS MEDIOS, “EL ESTADO PROFUNDO” BUSCA UN GOLPE DE ESTADO CONTRA EL GOBIERNO LEGÍTIMO DE DONALD TRUMP

Según el famoso presentador y escritor Lou Dobbs (foto de arriba) la izquierda política estadounidense lleva a cabo “un ataque total” contra el Gobierno legítimo de Donald Trump.

“Se trata nada menos que de un esfuerzo para subvertir la Administración del presidente (de Estados Unidos) Donald Trump”, ha declarado Lou Dobbs, galardonado presentador televisivo y autor de libros políticos, en una entrevista con el programa ‘Hannity’ de la cadena Fox News.

“Es un esfuerzo del ‘Estado profundo’ para pasar por encima del presidente debidamente elegido y del Gobierno legítimo y romper la voluntad del pueblo estadounidense”, dijo Dobbs en relación a la polémica agitada por los medios sobre los presuntos lazos entre Trump y Rusia.

Asimismo, el presentador calificó la situación que se vive en el país de “ataque total realizado por la izquierda y el Partido Demócrata para llevar a cabo un golpe de Estado contra el presidente Trump, con la ayuda de los medios de la izquierda”.

Lou Dobbs trabajó casi treinta años en la cadena CNN, después de lo cual presentó su propio programa de radio. Actualmente, tiene un programa en la cadena Fox News.

Desde el propio arranque de su campaña electoral, Donald Trump ha sido objeto de acusaciones lanzadas por distintos medios de comunicación acerca de cómo sus presuntos vínculos con Rusia le habrían ayudado a ganar en las presidenciales de 2016. Tanto el propio mandatario como varios representantes de su Administración y del Gobierno ruso han rechazado en reiteradas ocasiones todas estas acusaciones.

Paralelamente, la iniciativa Project Veritas, que investiga varios casos de corrupción, ha difundido videos grabados con cámaras ocultas en los que altos cargos de la cadena CNN admiten que los materiales que difunden sobre el tema Trump-Rusia solo persiguen subir la audiencia, al tiempo que reconocen que no hay pruebas sobre la existencia de vínculos entre Moscú y el mandatario.

POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: EFECTOS INDESEADOS DE LOS ACUERDOS DE PAZ, CRECEN LAS PLANTACIONES DE COCA Y LAS PELEAS ENTRE BANDAS RIVALES EN COLOMBIA

Fuente: infobae

Los territorios destinados al cultivo de coca no paran de crecer. “Las bandas de narcotraficantes ven al proceso de paz como una oportunidad para meterse en Colombia”, asegura un experto brasileño. Las plantaciones de coca se duplicaron en Colombia en los últimos dos años

La firma del histórico acuerdo paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a finales de 2016, y la consiguiente desmovilización y entrega de armas de los guerrilleros este año, puso a fin a un conflicto de 57 años y más de 220.000 muertos, según cifras del Centro de Memoria Histórica del gobierno colombiano.

Pero el flagelo del narcotráfico y las organizaciones criminales, en cambio, no parece dar señales de estar reduciendo su violento impacto en la vida del país.

El último viernes, las Naciones Unidas informaron que el año pasado se sembró en Colombia más coca que nunca: 146.000 hectáreas, 52% más que el año anterior. 

En los últimos tres años, hemos visto un sustancial aumento en el cultivo de coca en Colombia, y en los últimos dos se ha duplicado el territorio cultivado“, dijo Bo Mathiasen, representante colombiano en la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), en un informe de esa cartera, marcando un período que coincide con los avances del proceso de paz iniciado formalmente en 2012.

El experto argentino en narcotráfico y graduado del centro George C. Marshall de estudios sobre seguridad, Martín Verrier ( Foto  de la izquierda, cortesía de Nicolas Stulberg)

Por su parte Martin Verrier, experto en narcotráfico y subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico del gobierno de Argentina, señaló que si bien la cocaína proveniente de Colombia ha aumentado de precio en su país debido a los esfuerzos de las fuerzas de seguridad, no se ha reducido su calidad.

“La conclusión a la que llegamos es que hay una sobreproducción en este momento de cocaína en los países productores“, dijo en referencia a Bolivia, Perú y Colombia.

“El proceso de paz en Colombia, muy exitoso desde el punto de vista político y de la organización institucional del país, está siendo muy nocivo en cuanto al control del territorio donde se produce cocaína y hoy el país está en niveles récord de producción“, aseguró durante un seminario internacional sobre narcotráfico y terrorismo organizado el martes en Buenos Aires por la Universidad del CEMA.

Mientras que Marcus Reis, experto en terrorismo y Coordinador General de Defensa en la Secretaría Especial de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de Brasil, coincidió también en que la paz entre las FARC y el gobierno “es vista por las organizaciones criminales como una oportunidad para meterse en Colombia”.

“El Primeiro Comando da Capital (PCC) y el Comando Vermelho (CV) están peleando por tres regiones principalmente, Amazonas, Rondonia y Matto Grosso, los estados de frontera con Colombia, Perú y Bolivia, desde donde llega la cocaína a Brasil“, explicó durante el encuentro en la capital argentina, en referencia a las dos principales bandas narcotraficantes del Brasil.

“Estas bandas ya empezaron a mirar el proceso de paz en Colombia como una oportunidad para meterse y controlarlo“, agregó.

Guerrilleros del Frente 30 “Rafael Aguilera” de las FARC, durante la entrega de armas (EFE)

Las FARC han estado históricamente ligadas al tráfico de drogas como medio de financiamiento para sus acciones guerrilleras y terroristas en Colombia. Su desmovilización y transformación en una fuerza política convencional, en el marco del acuerdo de paz, supone entonces un vacío de poder en las regiones productoras, más aún si la organización se retira completamente del negocio y ayuda en la lucha contra el narcotráfico, algo que aún está por verse.

“Ellos históricamente han regulado y protegido la industria y tenían un monopolio sobre la base de coca”, señaló Jeremy McDermott, director en la consultora estadounidense en segurid Insight Crime, a la BBC en un reciente artículo.

“Entonces la pregunta es, en las zonas de influencia de las FARC, quién va a asumir el papel regulatorio de establecer el precio de la coca y proteger esta industria, quién va asumir el control territorial que las FARC han tenido” agregó.

A la izquierda, Marcus Reis, experto brasileño en terrorismo y contrainsurgencia ( Foto de Nicolas Stulberg)

Hay disputas en la medición del auge  en el cultivo de cocaína en Colombia en los últimos años, pero en 2016 Eduardo Díaz, director de la oficina de la Atención Integral de la Lucha contra las Drogas de Colombia, señaló a la agencia EFE que las hectáreas dedicadas al cultivo de coca habían llegado a las 96.000, casi el doble que apenas dos años antes y un pico no visto desde el 2007.

Pero estimaciones del gobierno de Estados Unidos, señalaba el propio Díaz, hablan de un número cercano a las 150.000 hectáreas.

Narcotráfico y terrorismo

“La lucha contra el narcotráfico es un interés vital, de eso depende la misma existencia del Estado“, señaló Verrier.

El experto graduado en el George C. Marshall Center for Security Studies, un centro de estudios financiado por el departamento de Defensa de Estados Unidos y ubicado en Alemania, señaló que “las organizaciones criminales se conforman y comportan de manera celular, y ésta es una coincidencia con el terrorismo”.

“Estamos hablando de un esquema de organización que no responde a la tradicional mafia verticalista con un capo mafia y tenientes, lo que hace mucho más difícil y compleja la investigación”, agregó, e indicó que cada vez más se está observando el surgimiento de clanes familiares que se distribuyen las tareas.

Reis también comparte el carácter “descentralizado” de las bandas narcotraficantes. “Esta relación entre el crimen y el terrorismo, que llamamos convergencia, está pasando en Brasil, hay intereses comunes. Las bandas como el PCC y el CV comienzan a tener fines políticos, una ideología, que les permite reclutar miembros y evitar la competencia”, explicó.

“Pero la gran pelea entre estas organizaciones está en la frontera, donde llega la cocaína a Brasil, el segundo consumidor de cocaína del mundo después de Estados Unidos”, concluyó.

EL CUARTITO ESTÁ IGUALITO- XXXIII

El gobierno del presidente Donald Trump suspendió por otros seis meses una cláusula del embargo estadounidense contra Cuba. El Departamento de Estado dijo que le indicó al Congreso que seguirá suspendiendo una cláusula de la Ley Helms-Burton sobre propiedades incautadas a estadounidenses. Dicha cláusula les permite a ciudadanos de Estados Unidos demandar en tribunales nacionales a compañías extranjeras que operen y realicen operaciones con propiedades confiscadas tras la revolución encabezada por Fidel Castro.

Es el indicio más reciente de que Trump no está revirtiendo totalmente la apertura de relaciones diplomáticas con Cuba impulsada por el presidente Barack Obama. El mes pasado el actual mandatario anunció que daría marcha atrás en algunos cambios.

ZOORIOSIDADES: SORPRESA EN EL SERENGUETI, UNA MAMÁ LEONA ADOPTÓ A UN BEBE LEOPARDO

La foto la tomó un visitante de la reserva en Tanzania (AP)

Ella perdió a su manada y el cachorro a la suya. Y lo amamantó. Es un caso muy inusual.

Fotografías tomadas hace poco en una reserva natural de Tanzania revelaron una imagen inusual: un bebé leopardo mamando de una leona, que al parecer parió a su propia camada el mes pasado.

En las imágenes se aprecia cómo la leona de 5 años está recostada tranquila mientras el leopardo, que se calcula tiene unas semanas de nacido, se alimenta de ella. Las fotos  fueron tomadas por Joop van der Linde, un visitante del parque de conservación Ngorongoro de Tanzania, considerado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

“Observar algo así es muy inusual”, dijo Ingela Jansson, jefa del grupo de conservación KopeLion, el cual busca evitar que los leones sean asesinados por los residentes para proteger a su ganado.

La leona, amamantando al leopardo (AP)

La leona porta un collar con localizador GPS para que los investigadores puedan rastrearla. Se cree que perdió a sus cachorros y que por eso estaba dispuesta a alimentar al leopardo, dijo Jansson. Por su parte, el pequeño leopardo aparentemente perdió contacto con su madre, agregó.

“El amamantamiento entre especies de gatos salvajes, y de cualquier animal salvaje en cualquier caso, es extremadamente único”, de acuerdo con un comunicado de Panthera, un grupo de conservación con sede en Nueva York.

Creen que ambos animales perdieron a su manada (AP)

Luke Hunter, presidente de Panthera, desconoce si la madre anda por ahí y pudiera retirar al cachorro de la “guardería leona”, que sería en todo caso el mejor escenario. Sin embargo, también dijo que las “probabilidades naturales están contra el pequeño” dado que podría ser asesinado por otros leones al reconocer que no es de su especie.

Hunter dijo que incluso en circunstancias normales, sólo el 40% de los cachorros de león en el área, que es parte del ecosistema Serengueti, sobreviven en su primer año.

Fuente: AP

LA HISTORIA EN LA MEMORIA: UNA SERIE QUE ASOMBRA AL ASOMBRO-TERCERA PARTE: JULIO ANTONIO MELLA, NATASHA MELLA, MI SALIDA DE CUBA Y EL MARTIRIO DE LOS KENNEDY

Por, Luis Conte Agüero

LA DIATRIBA DE CASTRO

  1. Lunes 28 de marzo. Estudios de Telemundo Televisión. Encadena el FIEL todas las radioemisoras y televisoras del país. Colmando un uniforme de fatiga color verde olivo, los seis pies de estatura del Primer Ministro y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Fidel Castro Ruz, entran en la sala y toman asiento lentamente ante las cámaras de televisión. Como José Pardo Llada ha hecho una intensa campaña contra mí, llegando según autores a pedir paredón, al escuchar su nombre, creo que él se encuentra presente. En realidad es que el moderador ha leído una carta donde Pardo Llada se excusa por no concurrir, atendiendo precisamente a que ha iniciado una campaña contra mí. El otro problema es que al iniciar Castro su diatriba, las cámaras no lo sueltan. Lo demás no existe.

Es después, cuando escribo esta parte de Mis Memorias en el 2004, cuando leo que integraron el panel Gregorio Ortega, interventor de CMQ, Oscar Masdeu, Luis Báez y Mario Kuchilán, este último periodista aprovechado del gobierno de los Auténticos y confidente secreto del régimen de Batista, según las memorias de Esteban Ventura.

Pardo Llada y Carlos Castañeda no están presentes. Pardo Llada continuará contra mí sus ataques radiales iniciados dos días antes del viernes 25 de marzo en que la turba trata de volcar el automóvil conmigo y con mis acompañantes.

El Moderador termina su larga presentación diciendo: “…y en estos momentos existe en la ciudadanía un estado de confusión que yo estimo que usted, únicamente, puede debidamente esclarecer para situar realmente qué es lo que acontece en Cuba y cuál es la razón de esta candente polémica”.

CASTRO: ”Comprendo que debo hacer el esfuerzo, en vista de que es cierto lo que usted afirma del estado de discusión y de confusionismo, e incluso de división, suscitado por esta polémica.”

No es una cuestión sencilla que se puede liquidar en dos palabras o en dos respuestas.” “Yo creo en primer lugar que la polémica ha hecho daño:… Y siempre debemos decir la verdad. … esto en definitiva le puede alegrar los oídos a los enemigos de la revolución… tienen derecho a ese poco de alegría, o a ese mucho de alegría … Como para nosotros … ha sido motivo de amargura. .. beneficio no ha producido alguno,  todos estamos de acuerdo en que era un asunto que estaba perjudicando a la revolución. (Obsérvese el pésimo estilo de este hombre que se cree maestro de la palabra y que llena hora tras hora de nadas y de humos ante el aplauso servil y el culto idiota)

CASTRO: Esa postura debemos analizarla a la luz de los intereses de la revolución, a la luz de la situación del país, a la luz de los peligros que amenazan a Cuba y amenazan a la revolución, a la luz de la estrategia de la revolución y de la estrategia de los enemigos de la revolución; de lo que conviene a la revolución y de lo que le conviene a los enemigos de la revolución, que es como nosotros todos los cubanos estamos en la obligación de analizar esta cuestión.

(Acaso pensaba en dos adhesiones a mí muy perturbadoras para él. La de su hermano mayor Ramón Castro Ruz y la de Sara País, hermana del mártir Frank País)

CASTRO: Como todo el mundo comprenderá nosotros tenemos mucho trabajo… cuando estaba preso, que yo podía oír todos los programas y leer todos los periódicos. … puse un televisor en el Palacio Presidencial y dio la casualidad que estaba hablando Conte –y da la casualidad que sintonizo la transmisión en los precisos momentos, infortunados, verdaderamente, en que estaba diciendo  más o menos estas palabras: Que allí entre aquel público que lo aplaudía se encontraban miembros del Ejército Rebelde y que pedía que no enfocaran las cámaras, por razones obvias. Yo no tenía mucha oportunidad, como decía, de oír a Conte Agüero en sus transmisiones, en alguna ocasión me había invitado, al principio, al programa, una o dos veces, no recuerdo exactamente; después, por razones que explicaré más adelante, procuré eludir ese programa. (Tampoco yo volví a invitarlo).

CASTRO: Conte Agüero no apareció por ningún camino de la Sierra Maestra. (Igual que millones de cubanos. Corrí los peligros de la ciudad que en los hechos fueron más que los  peligros de Castro. Salí de Cuba para no atacar al candidato presidencial Andrés Rivero Agüero- que era atacar a mi madre. Seguí combatiendo a Batista al más alto nivel, incluyendo presidentes de América Latina. La guerra no se ganó sólo en la Sierra; también en los combates de otros núcleos insurrectos en Las Villas. Y en las ciudades. Y con los que sobrevivieron y los que murieron, y con las batallas publicitarias y morales que libraron personalidades y medios de comunicación social. Castro usurpó una victoria que sólo en parte le pertenecía. Ni siquiera permitió que los eficaces combatientes de Las Villas acompañaran a las tropas de Camilo Cienfuegos en su marcha hacia La Habana Hizo peor que los norteamericanos que no permitieron a las tropas de Calixto García en 1898 entrar con los soldados victoriosos en Santiago de Cuba. Los norteamericanos no eran cubanos; estaban condicionados por una rendición española que ellos querían facilitar, y un tiempo después confirieron en la misma Santiago de Cuba altos honores a García y sus tropas. Ninguna de estas excusas se dan en este caso, en este despojo brutal. Una población arrodillada ante un timo, hizo del timo un mito y le entregó todo el poder)

CASTRO: Me parecía absurdo es que hubiera rebeldes con Conte Agüero en un programa de televisión, y sobre todo, lo que me parecería doloroso, lo que me parecería como una verdadera e hiriente puñalada, era aquello de decir aquella frase, que eran hirientes para el Ejército Rebelde, hirientes para los rebeldes, que había allí rebeldes, pero que “por razones obvias” él quería que no enfocaran las cámaras.

(La contradicción es grotesca. Si es absurdo que los rebeldes estén conmigo ¿desde cuándo es legítimo y no se castiga el absurdo? Al calificar de absurdo el que esos militares me acompañen, ya Castro los condena)

CASTRO: Es decir, como para que el gobierno no tomara represalias contra aquellos rebeldes; y Conte Agüero estaba afirmando eso acerca del gobierno donde el Primer Ministro es precisamente esa persona de la cual él no se cansó de jurar y volver a jurar que era su amigo, que mi sonrisa era su sonrisa, que mis ideas eran sus ideas, que mi nobleza era su nobleza, que mi bondad era su bondad.(Dice que yo decía de él lo que él sí decía de mí); y sin embargo, decía que había allí rebeldes del ejército de la república donde el Primer Ministro era precisamente esa persona con la cual él decía que estaba identificado.(Como Julio César en la Guerra de las Galias habla en tercera persona) Prácticamente estaba situando en una posición subversiva a los rebeldes (El los sitúa en posición subversiva al llamar absurda su presencia en mi programa) Y eso, exactamente igual con respecto a los empleados de “Radio Rebelde”, que él no pronunciaba sus nombres “por razones obvias” Y cuando supe y me intereso por aquella polémica y abro el televisor, en ese mismo momento es que el señor Conte Agüero está pronunciando aquellas palabras. (“Cuando supe y me intereso” Entonces acaba de mentir al decir que por casualidad encendió el televisor).

CASTRO: Desde luego, para mí tiene que ser doloroso tener que ponerme a analizar seria y profundamente la actitud del señor Conte Agüero, porque hubiera preferido no tener que hacerlo; es decir, hubiera preferido que él hubiese tenido un poco de más sentido común, un poco de sensatez, y no hubiera sido tan ingrato ante las consideraciones que yo tenido con él (¡Soy yo quien tengo que agradecerle!) que el pueblo lo sabe, pero que lo vamos a ver hoy. Y me tengo que ver en esta amarga necesidad de tener, una vez más, que enjuiciar severamente a quien en alguna ocasión fue amigo nuestro, en algunas ocasiones estaba identificado con nosotros, en algunas ocasiones tuvimos para él las mayores consideraciones; pero yo entiendo que él no tuvo ninguna consideración cuando se situó en la postura en que se situó, porque no tiene excusa quien hace aquellos planteamientos a que me estaba refiriendo, no tiene excusa de estar equivocado; quien hace esos planteamientos, no los puede hacer por equivocación.

(Claro que no estoy equivocado; denuncio el peligro comunista; anticipo lo que veo venir; rechazo el ambiente idiota y cobarde.  Acostumbrado a la servidumbre envilecida que le rodea, Castro no quiere un amigo sino un cómplice que calle o que mienta)

CASTRO: porque el señor Luis Conte Agüero ha tenido muchos errores-, o era una cuestión de mala fe; y la conclusión a la que he llegado respecto a este problema es que el señor Luis Conte Agüero sabía lo que estaba haciendo, sabía lo que estaba haciendo, y lo premeditó muy bien, y lo ejecutó muy bien, y que el daño que se ha derivado para la revolución de los hechos promovidos por el señor Conte Agüero era un daño consciente y que quizás pocas personas en Cuba hayan estado tan conscientes como él del daño que estaba haciendo; pocas personas en Cuba han podido estar tan conscientes como él porque otros han estado tan conscientes como él, porque otros han estado haciendo lo mismo que él, y porque los enemigos de la revolución están muy conscientes del servicio que Luis Conte Agüero les ha prestado, y Luis Conte Agüero está muy consciente del servicio que le ha prestado a los enemigos de la revolución, y yo le digo a ustedes que tengo la seguridad de Luis Conte Agüero ha calculado muy bien los beneficios que para él puedan derivarse personalmente de este servicio que les ha prestado a los enemigos de la revolución.

(El único beneficio que yo buscaba era detener al comunismo. Sólo. Sin un Partido. Sin un grupo de apoyo. Sin un contacto en los Estados Unidos. Sin más arma que el amor a Cuba y la fe en Dios. En cuanto al estilo de Castro, un escolar de quinto grado lo hubiera dicho mejor. Yo pude escapar de su crueldad salvaje; el idioma no ¡Jamás el hermoso idioma español ha sido tan ultrajado! ¿Y este es El oficio de la palabra que celebra el barato y servil Gabriel García Márquez)

CASTRO: Yo no voy a hablar; yo voy  a probar. Yo solamente voy a probar esto en lo que se refiere a Luis Conte Agüero, vamos a discutir aquí el problema del comunismo y del anticomunismo; vamos a “agarrar el toro por los cuernos” aquí… APLAUSOS, el objetivo que se está persiguiendo en todo esto, cuál es la maniobra del enemigo, cuál es la estrategia del enemigo …  que el pueblo cubano sepa distinguir entre lo accidental y lo fundamental, porque hay personas que tienen la habilidad de recoger datos, recoger lo accidental, para sacar una conclusión falsa de lo accidental, para apartar la vista de lo fundamental y hasta para recolectar datos, y tal cosa y tal detalle, lo cogen, lo amarran bien porque cuentan con el cemento de una mentalidad forjada aquí a gusto y capricho de los grandes intereses creados para poder amasar cualquier grupito de datos que pueden ir seleccionando y sacar de esos datos las conclusiones que les convengan. Para apartar al pueblo de lo fundamental y distraerlo en las cuestiones de tipo accesorio, como la estrategia esta de apartarle al pueblo los ojos de la realidad, los ojos de la realidad, los ojos de la tierra, para ponerlos en las nubes, para elevarlos a las disquisiciones filosóficas y teóricas; es decir, apartado de la realidad social de la revolución, apartado de los hecho de la revolución, que esta es una revolución que tiene tantos hechos que son suficientes como para que el pueblo viva dedicado por entero a su análisis y a trabajar como ha estado haciendo hasta ahora; pero es que quieren apartar los ojos del pueblo de la realidad de la revolución.

Para elevarlos a las nubes en las disputas teóricas y filosóficas, cuando la revolución no sea, está haciendo en las nubes, se está haciendo aquí sobre la tierra; y la revolución no hay que hacerla con los pies puestos en las nubes, sino la revolución hay que hacerla con los pies puestos sobre la tierra; porque nosotros no estamos arando las nubes, ni repartiendo las nubes, nosotros estamos arando la tierra.

(Eliminé la primera parte de esta parrafada porque quería que el lector sufriera menos. De todos modos fue un castigo. Y a esta monserga tontuela y vacía llaman “pensamiento” esos escritores que desde el idioma inglés saludan un brillo que en español no está porque no está) (Continuará)

WordPress theme: Kippis 1.15