LOS ESBIRROS TRAICIONADOS

por Esteban Fernández

Todo fue color de rosa para ellos. No tenían ningún mérito en la lucha contra Batista, pero eso fue absolutamente perdonado y ocultado. Habían sido delincuentes comunes o vagos consuetudinarios, pero eso quedaba relegado ante unos gritos y aspavientos de “¡Viva Fidel!”

Todas las injusticias cometidas por ellos eran justificadas ante sus ojos gracias a la envidia y odio por todo el que triunfaba. De delincuentes, de marihuaneros, para sorpresa de todos y de ellos mismos, pasaban a ser policías, soldados, milicianos y hasta comisionados municipales.

De sentirse marginados por la sociedad pasaban a ocupar un puesto gubernamental. De lumpen pasaban a tener un carnet del G2 y una pistola en la cintura.

¿Trabajar? No, no tenían que trabajar, solo actuar como si estuvieran haciendo algo, perseguir a todo el que se rebelaba, chivatear a todo el que les luciera sospechoso de algo, o a quienes desde niño les envidiaban hasta una bicicleta un 6 de enero.

Un alarde de cortar caña, participar en un mitin relámpago en un parque, arrestar a un vecino, poner delante de su fachada un letrero de Comité de Defensa, les otorgaba la distinción de recibir unas migajas más que el resto de la población.

¡Qué insana alegría la de entrar en la casa de un envidiado coterráneo, hacerle un inventario, registrar todo, y abusar de una familia que su único delito era intentar salir de aquel infierno!

Al pariente, al amigo de la familia, al benefactor, que les había dado la oportunidad de laborar en su negocio, ahora les pagaban, alegrándose del robo de la empresa y aceptar con orgullo los cargos de interventores.

De carteristas, expendedores de drogas, jamoneros en las guaguas, pasaban a fajarse por recibir unos pesos más si participaban en las escuadras de fusilamientos, o a ser guardias abusadores en una de las cien mil cárceles que ahogaban a los ciudadanos a base de torturas y bayonetazos.

Con una facilidad que  daban ganas de vomitar gritaban “Paredón”, escupían a las monjitas que echaban del país, y derriban las efigies de los Santos en todas las iglesias del país.

Pero un día aciago (aciago para ellos) la URSS se fue a la bancarrota, la nación se vio sumida en la más absoluta miseria, y un grupo pequeño de mayimbes y pinchos quisieron mantener sus grandes privilegios. Y los sacrificaron a ellos.

La salvación, la forma de mantener la piñata, era acudir a aquellos abusados y defecarse en los abusadores.  Y los esbirros de quinta categoría quedaron relegados y abandonados a su suerte. Eran absolutamente desechables.

Llegaron a la Isla rozagantes y triunfantes los que ellos habían convertido en parias, en víctimas de miles de abusos.

Con dinero, trayendo divisas, y pudiendo entrar en playas, lugares de diversión, Tropicana, Varadero, la Bodeguita del Medio, paladares, hoteles de lujo, a los cuales ellos no tienen ni derecho a barrer los pisos allí.

Los obligaron a besarles el trasero a los gusanos convertidos en mariposas que ellos habían despedido con gritos de “¡Que se vaya la escoria, no los necesitamos, no los queremos!”

Y recorren todos los pueblos de la isla con las ropas harapientas, pedigüeños, sin recibir ayuda médica, sin tener amigos en el extranjero que los socorra. Y aquel esbirro que tanto daño trató de hacerme les dice a los visitantes: “Dile a Estebita           que hizo muy bien en irse”.

Y no se sorprendan con lo que les voy a decir: ¡Ni Hitler le hizo eso a sus tropas de choque ni a su Gestapo!

LA SONRISA DE LA HIENA

Por Vicente P. Escobal-Especial para Nuevo Acción

¡Muy bien…! Ya Cuba tiene presidente. No lo eligió el pueblo en un proceso pluralista, multipartidista y democrático. No, no hacía falta. ¡A freír espárragos la constitución! Ellos son marxistas leninistas y no creen en las perversiones de la burguesía. Era el momento de darle un respiro a Diaz Canel y ponerlo a trabajar detrás de un escritorio y prohibirle que ande por campos y ciudades haciendo promesas y, también, recibiendo abucheos.

Los marxistas son los dueños de la verdad absoluta y todo el que se cruce en su camino con recetas Made in USA que se vayan al infierno para que Fidel les enseñe como se administra una nación y, ya de paso, como se la destruye.

Redactaron una nueva constitución (?) para engañar a los que viven en esa burbuja ideológica edificada a base de demagogia, populismo y una gran pizca de bla, bla, bla, el ingrediente primordial que no puede faltar en el fogón de los nostálgicos del Muro de Berlín.

Ha llegado un momento para Cuba en que se le impone una sesuda reflexión sobre qué es lo que va a pasar en el próximo semestre. Porque no es nada trivial lo que pueda pasar. El elegido asegura que seguirán con sus ideas socialistas de hacer lo que les dé la gana mal que les pese a la mayoría y a las leyes – si quedan algunas –.  Y van a la televisión con añejas recetas “salvadoras”. Vengan los euros, vengan los dólares… Venderemos televisores, secadoras, equipos de audio, neveras y aires acondicionados. Vamos a salvar la patria convirtiéndola en un gran bazar. Somos el ejército de las yeguas (antes mulas) de la salvación. Ya no nos interesa vender sueños, ahora venderemos pesadillas. Así razonan.

¡Socialismo o Muerte! Y que valga la redundancia. ¡¡¡Otros aseguran “¡¡¡Socialismo, oh!!! ¡¡¡Muerte!!! Que es lo mismo.

Las cárceles seguirán saturadas, los estantes de los supermercados vacantes, el transporte público — ¿el qué? – las farmacias ya no venden ni algodón.  Pero ahí está Diaz Canel, transportando en su Mercedes Benz a los que esperan buses y promesas. “Mercedes, ven, que Diaz Canel nos va a llevar”.

Todo se está acabando menos aquellos que se autoproclaman políticos, los que interpretan las cosas y tratan de explicárnoslas.

La profanación de las palabras está siendo uno de los recursos habituales de “nuestro presidente”. Ya que con ellas – con las palabras – llama realidades a algo cuando lo que quiere imponer son sus propias realidades. ¿Será la post verdad?

Conforme a esta dicotomía de intenciones y palabras, oímos que “nuestro presidente” quiere rescatar lo mejor… ¿dijo lo mejor? del periodo especial de los noventas del siglo XX y dice al pueblo: ¡Aprieten…aprieten!

Sera otra forma de sonreír pacíficamente, como las hienas cuando sonríen de manera pacífica una vez descuartizado el cadáver cazado por otros. En fin…En nombre del sentido común (del menos común de todos los sentidos) alabemos la coyuntura, demos gracias al Partido y a la ideología dominante para que la sociedad siga fragmentada haciéndola dócil y manipulable.  Y mientras sigamos disfrutando de la pacifica sonrisa de la hiena, que es otra post verdad, como las plumas de una avestruz.

UNA NUEVA EMBOSCADA

Por Carmelo Diaz Fernandez

En los pasados días, en el programa de la manipulada televisión cubana llamado “La mesa redonda”, el vicepresidente de Cuba – designado, no elegido – Salvador Valdés Mesa  (foto gande de arriba) y algunos ministros en el papel de acólitos anunciaron una nueva medida económica para la nación cubana.

El pueblo confiaba, entre otras cosas, que por fin se anunciaría la reunificación de las dos monedas existentes en las relaciones financieras y comerciales, promesa que durante décadas nunca se ha cumplido. Pero ha sido todo lo contrario, más monedas extranjeras van a entrar en circulación a través del Banco Financiero Nacional.

En esta nueva emboscada el dólar, el yen japonés, la libra de esterlina y el euro, entre otros, van a tener un papel protagónico en la enrevesada y liquidada economía del régimen.

Todo cubano recuerda que aquel que está dentro de un pedrusco en Santiago de Cuba se refería al dinero estadounidense como “el maldito dólar”. Pero los tiempos han cambiado, el sistema marxista ha sido borrado de la faz de la tierra y ahora resulta que ahora se trata de “bendito dólar”.

En esta nueva trampa las importaciones en moneda fuerte serán hechas por medio de empresas estatales y, desde luego, con el respaldo de las fuerzas armadas que son las que verdaderamente poseen el poder político y económico en Cuba. Lo demás es cuento de camino, como solía afirmar mi tío Magdaleno.

Están desesperados, ya no saben qué hacer y que engañifa le impondrán a la ciudadanía. Es una vergüenza más de las tantas que el régimen dictatorial, en su probada invalidez de economía centralizada no sea capaz de competir con un desorganizado comercio informal (léase “bolsa negra”).

¡Cuánta incapacidad en el intento! Lo único que conoce el pueblo en esta nueva emboscada es lo real y palpable, es decir eliminar a las “mulas” que son, definitivamente, las corredoras y abastecedoras que garantizan que los ciudadanos consigan vestir y llevarse algo a la boca.

Pero no han tenido en cuenta que la población cubana no va a morder el anzuelo tan fácilmente, desconfía que se abran cuentas en dólar o en cualquier otra moneda fuerte en el Banco Financiero y que en un momento dado no puedan girar plenamente contra sus activos como ha ocurrido en otras ocasiones en el Banco Popular de Ahorro por distintos motivos innumerables ahorristas han sido literalmente desbancados. “La gran estafa…”

Ahora el pueblo conoce, luego de 60 años de perversidad y subdesarrollo, de qué forma se originan y perpetran los problemas bancarios pues hace bastante tiempo que el régimen eliminó los reembolsos en cheques, un método utilizado en las economías serias. Es decir, las que se respetan.

Un considerable número de cubanos desconoce el uso y significado de una tarjeta magnética, sobre todo entre las personas de la tercera edad que se atiborran y confunden con esta nueva bufonada.

Los cubanos del destierro también tenemos que estar muy atentos con la nueva emboscada, aquí también hay incautos que pueden empezar a expedir remesas a sus familiares a través del Banco Financiero del régimen y el receptor jamás accederá a su dinero porque éste reposa plácidamente en las arcas del estado.

Si de verdad el régimen quiere una nueva economía que sea fructífera para la ciudadanía, debe liberar las fuerzas del mercado, desentrabar la economía centralizada y abrir las puertas al capital nacional y extranjero, sin embustes ni emboscadas. Pero esas medidas requieren una apertura política que sería la fisura por donde perderían del poder.

El régimen mantiene la obsesión del control absoluto de la sociedad y cree que un sistema arcaico podría eventualmente progresar con medidas tramposas y ardides económicos.

¿Qué cuál será el final de esta nueva emboscada? La debacle total.

ZOORIOSIDADES: SORPRENDENTE PEZ GIGANTE CON ESCAMAS RESISTE LAS MORDEDURAS DE PIRAÑAS

El piracucu resiste las mordeduras de las pirañas. Resistencia del pirarucu ha ‘inspirado’ a ingenieros para la construcción de mejores blindajes.

 Foto: Paulo Whitaker / REUTERS

Fuente:- EFE

Un estudio financiado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos descubrió que las escamas de un pez de la Amazonia pueden resistir las dentelladas de las pirañas, según un artículo publicado el miércoles por la revista ‘Matter’.

Las escamas del pirarucu –Arapaima gigas-, uno de los peces de agua dulce más grandes del mundo (puede alcanzar una longitud de entre 3 y 4,5 metros), pueden deformarse y sufrir diversos daños superficiales, pero no se rasgan ni se desprenden cuando el animal es atacado por pirañas, cuyas mandíbulas se cuentan entre las más poderosas del reino animal.

Este pez, que necesita salir a la superficie para respirar, puede llegar a pesar unos 200 kilogramos, y su hábitat es la región amazónica de Brasil, Guyana y Perú.

Esta característica del pirarucu ha llamado la atención de los ingenieros que trabajan en el desarrollo de armaduras y blindajes sintéticos como los que se usan en los chalecos antibalas hechos con varias capas de tramas flexibles entre láminas de plástico duro.

“Las escamas de los peces son armaduras dérmicas naturales muy eficientes que los protegen de los predadores sin impedir su flexibilidad”, indicó el artículo.

“Imitando su diseño, la ingeniería de materiales puede hacer blindajes livianos y mejores”, dice el texto.

Los científicos de la Universidad de California en San Diego y en Berkeley encontraron que las escamas del pirarucu tienen una capa interior resistente, pero flexible, adherida por colágeno a otra exterior mineralizada.

El piracucu resiste las mordeduras de las pirañas. Foto: Guillermo Granja / REUTERS

El artículo explicó que otros peces usan el colágeno de la misma manera que lo hace el pirarucu, pero las capas de esta molécula en las escamas de este gigante de los ríos es más gruesa que en cualquier otra especie, tanto como un grano de arroz.

Mientras que las defensas fabricadas por los humanos emplean un tercer material como adhesivo, las escamas del pez están ligadas a nivel de átomos y crecen juntas tejiéndose en una pieza sólida única.

Las escamas de los peces son armaduras dérmicas naturales muy eficientes que los protegen de los predadores (…) Imitar su diseño puede llevar a blindajes livianos y mejores

Robert Ritchie, científico de materiales y autor principal del estudio, puso el ejemplo de una ventana que puede parecer fuerte y sólida, pero no tiene elasticidad para ceder. Si algo la golpea, el vidrio se rompe. “Cuando la naturaleza liga un material duro con un material blando, lo gradúa y esto impide el efecto de estrellamiento”, afirmó.

“En este caso, la estructura que liga ambos elementos es colágeno mineralizado”, explicó.
Este fascinante espécimen ha despertado el interés de la ingeniería, gracias a sus dinámicas de adaptación para sobrevivir a los embates de su ecosistema.

EL TESTIMONIO DESGARRADOR DE UNA CUBANA DIGNA Y LUCHADORA Y DE LOS INNUMERABLES “CRÍMENES” DE LA TIRANÍA CASTRISTA-TERCERA Y ÚLTIMA PARTE

Arriba: Omara en la finca en la Sierra del Infierno, en Pinar del Río

Omara Ruiz Urquiola y la reinvención constante de la vida

Por, YUSIMÍ RODRÍGUEZ LÓPEZ-Fuente Alas Tensas

 “ESTA SOCIEDAD OPERA COMO SELVA, Y LA LEY DEL MÁS FUERTE ES LA QUE RIGE”

¿Siente que el hecho de ser mujer la coloca en una posición más vulnerable ante los retos que esta situación le impone?

Como a tantas otras intelectuales, me incomoda el exceso de militancia feminista, pero la realidad de un contexto tan machista me hace reconocer lo primario de nuestras “conquistas”. Por otra parte, en un país donde ni hombres ni mujeres pueden proveerse dignamente el sustento, se trata más de seres humanos que de pensar en “femenino”. Claro está, como mujer llevo las de perder, me ha costado bastante ser escuchada, sin miedo te digo que lo he logrado a pura inteligencia. Y pasa por ser mujer, por ser educada, por ser frágil físicamente, esta sociedad opera como selva, y la ley del más fuerte es la que rige; pero ese sujeto es asexuado, su dominio está en correspondencia con su cercanía al poder.

He sufrido discriminación de género, tanto por parte de castristas como de anticastristas, muchas veces alzan la voz para acallar mis razones, aquí el machismo es cultural y apolítico.

De joven era más duro, ahora sé imponerme a base de argumentos, soy bastante suficiente, y lo hago saber de disímiles maneras, sea con dulzura o a golpe de firmeza, y de ello me enorgullezco también. Me sé altivamente mujer y femenina, y si puedo proteger mis manos cuando hay que cortar yerba en la finca, lo hago, me importa mi apariencia, yo estoy formada para entender el ideal estético, así que lo uso con total conocimiento de causa. Si hay que matar un majá, lo mato, pero si se trata de inyectar una vaca me auxilio de la fuerza de un hombre, y sigo valiendo lo mismo. La idea de la competencia de sexos me parece una aberración contemporánea, valgo como soy, nada que demostrar en ese sentido.

“NO CREO PARA NADA QUE MI CONDICIÓN DE CATÓLICA ESTÉ CONTRAPUESTA A PARTICIPAR DE LA SOLIDARIDAD CON EL MOVIMIENTO LGBTIQ”

Justo cuando pensaba dar por concluida esta entrevista, descubrí que, contrario a lo que había supuesto, Ariel no fue el único Ruiz Urquiola que participó en la Marcha Alternativa contra la Homofobia y la Transfobia del 11 de marzo. Su hermana, una mujer heterosexual y católica, también estuvo allí.

¿Por qué participó usted en esa marcha, en la que además se exponía a una agresión física como les sucedió a su hermano y a otros participantes?

(En  la foto de la izquierda, Ariel trabajando en su finca de la Sierra del Infierno, que él y su familia han convertido en “La Sierra del Edén”) De hecho, quien compulsa a mi hermano a ir soy yo. Mi hermano es gay, jamás lo ha escondido. Tengo muchísimos amigos tanto gais como lesbianas, muchos exalumnos también, que han devenido en amigos. Básicamente fui, porque me pareció que por primera vez había un grupo social, parte de la sociedad civil, que despertaba de la manipulación gubernamental, en algún sentido; propiamente de todo lo que representa el Cenesex y Mariela Castro. Mi hermano participó porque es su comunidad. Además, siempre le dije que me parecía muy importante que por primera vez había algo independiente, auténtico, espontáneo, por parte de un grupo al que él pertenece y que ha sido históricamente relegado, abusado, vilipendiado. Nos encontramos con amigos como Oscar Casanella que fue con su esposa y su hijo, y familias que participaron en solidaridad con tantos amigos gais que han sido absolutamente abusados por este sistema, o tratados de usar, como ha hecho Mariela Castro.

Omara Ruiz Urquiola se define a sí misma como “católica, apostólica y cubana”, aunque cuestiona el papel de esta institución en la isla: “La Iglesia tiene que estar al lado del más necesitado, al lado del abusado, al lado del agredido, sin importar condición racial ni sexual”. Pero, “creo que la Iglesia católica está jugando un papel bastante cuestionable (…), se ha aliado con el poder”.

No creo para nada que mi condición de católica esté contrapuesta a participar de la solidaridad con el movimiento LGBTIQ en Cuba o en ningún lugar. Creo que la posición antagónica y peyorativa de la cúpula de la Iglesia católica, el clero oficial, es una postura errónea, anquilosada, absolutamente fuera de contexto. Yo no la comparto, como no comparto la línea fustigadora contra las libertades de la mujer, del clero oficial. Y te digo esto porque la iglesia somos nosotros, la feligresía. No han sido una ni dos las veces que he compulsado a la nomenclatura de la Iglesia católica en Cuba a responder a la feligresía. La iglesia no es una autoridad que deba estar juzgando moralmente todo el tiempo a la feligresía. La iglesia tiene que acogernos. Dios es amor, así es como lo entiendo. No tengo ninguna contradicción, siendo católica, en participar de la agenda social y contra la postergación y el vilipendio a grupos de la sociedad civil. Por el contrario, me siento que estoy cumpliendo con mi deber como cristiana por encima de todo. Dios es amor y muchas veces a la nomenclatura de la iglesia se le olvida.

¿REDISTRIBUIR LA RIQUEZA? NO. ¡ÑOOO!

Por Aldo Rosado-Tuero 

“Redistribuir la riqueza” es más que una premisa socialista, una máxima comunista, aunque—y eso sería tema de otro artículo—en realidad lo que hacen es generalizar la pobreza y distribuir la riqueza entre los miembros de la nomenklatura.

Y ahora resulta que los pre candidatos a la presidencia del Partido Demócrata están hablando y tiene planes, de redistribuir la riqueza de la clase media alta norteamericana.

Esa “redistribución” ha demostrado ser desastrosa en los países en que se ha practicado—pongamos a Cuba, como el mejor ejemplo—donde han acabado con la clase media y han distribuido la pobreza a nivel total entre toda la población, convirtiendo a los ciudadanos en robots-zombies que subsisten a merced de lo que el Estado quiera proveerles. Los únicos ricos son los “mayimbes” y los miembros de la Nomenklatura de la tiranía que no sólo ha exterminado todas las libertades en nuestra patria, sino que la han llevado económicamente a la par con Haití y Bangladesh.

En el plano personal, yo me niego a que el gobierno o alguien ajeno a mí, se abrogue el derecho de repartir mi riqueza. Supongo que igual le ocurrirá a los lectores trabajadores y previsores.

¿Por qué demonios tengo yo que redistribuir “mi riqueza—grande o pequeña—lograda en más de medio siglo de trabajo arduo, responsable y contínuo, con alguien que nunca ha tenido un trabajo por más de seis meses? ¿Por qué yo, que he sido responsable financieramente toda mi vida, para preservar “mi riqueza”—grande o pequeña—no  gastando más de lo que gano, preservando mi crédito y siendo responsable y activo en mis trabajos, para ir ascendiendo por méritos  y responsabilidad, tengo que repartir mi riqueza, pagando más impuestos para que le regalen mi dinero, a alguien que  se ha pasado la vida gastando irresponsablemente más de lo que gana, pasando meses y meses cobrando seguro de desempleo o en la nómina del welfare y gastando su tiempo entre bares y lugares de diversión?

¿Por qué yo, que pasé la totalidad de mi vida adulta, levantándome temprano y trabajando de 12 a 14 horas diarias, para cumplir con las obligaciones de mi trabajo, tengo que pagar más impuestos para que le den un cheque a alguien que se levanta todos los días a las 10 de la mañana y se va a la bodega de la esquina a matar el tiempo o a casa de un amigo a jugar dominó y tomar cervezas?

¿Por qué yo, que vivo en una casa de $ 300,000.00 dólares, porque responsablemente sabía que no podría pagar una casa más cara y mejor, tengo que pagarle la mitad de la hipoteca a un irresponsable que ganando sólo para pagar una casa o condominio de $ 150,000.00 dólares, y sabiendo que no podría pagar una de $500,000.00 dólares, la compró?

Mi “riqueza”—grande o pequeña—la quiero redistribuir yo, cuando lo decida yo, y entre la gente que decida yo. No que lo haga el gobierno, ni los burócratas, ni  socialistas del Partido Demócrata

Es hora de que levantemos la voz y digamos: BASTA YA DE DEMAGOGIA, para alentar los bajos instintos y la envidia de los frustrados que nunca han tenido nada, porque nada han hecho para lograrlo.

Es hora de salir a la calle, levantar la voz Y VOTAR en las próximas elecciones, antes de que sea demasiado tarde. La cosa se está tornando de Odinga. Si no quieres que te “redistribuyan” tu “riqueza”, lo que has obtenido con tu trabajo honrado y con tu sacrificio de años, movilízate ahora. Mañana puede ser demasiado tarde.  

OTRAS VOCES: OTRO INTENTO DE GOLPE DE ESTADO ASIMÉTRICO CONTRA TRUMP

por Julio M. Shiling

Otro intento de golpe de Estado asimétrico contra Trump. El Departamento de Justicia está investigando una serie de irregularidades que violan una gama de leyes norteamericanas ocurridas en las elecciones de 2016.

La historia, a veces, ha jugado un favoritismo que ha servido para alimentar mitos. Uno de ellos ha sido la reputación que los anglosajones han disfrutado de ecuanimidad y prudencia en cuestiones de temperamento político. El tema del regicidio nos ofrece un ejemplo de esta percepción equivocada que perdura hasta nuestros días. A nadie se le escapa que los franceses, en su revolución, degollaron a su último monarca y todo quedó en la historia como un episodio espeluznante. Los británicos, 144 años antes, guillotinaron al rey Carlos I en su guerra civil. Juzgando por la atención histórica grabada, la decapitación del francés Luis XVI y la reputación de barbarie que acompañó el acontecimiento político que lo ejecutó, parece haber blanqueado a los ingleses de un acto similar cometido. Con golpes de Estado ha pasado lo mismo.

La institucionalidad, un Estado de derecho, elecciones periódicas y competitivas y el respeto por los espacios para la libre expresión, son pilares innegables en las dos democracias anglosajonas más relevantes: los EE. UU y Gran Bretaña. Esto no los ha eximido, sin embargo, de poseer en su trayectoria histórica cursos de acción que han buscado alterar el transcurso de un jefe ejecutivo o el de su gobierno por vías asimétricas. En América Latina los golpes de Estado tradicionales han sido el modo preferido para desarrollar esa tarea. En los EE. UU hemos estado presenciando métodos recónditos e ingeniosos. Por los últimos tres años, desde las altas esferas del poder político, se ha pretendido aplastar primero a un candidato y luego a un presidente, sin tregua.

El intento más reciente de deslegitimar la voluntad popular norteamericana es la investigación para determinar si se inicia un proceso de destitución (impeachment) contra Donald Trump. Esta vez la acusación contra el cuadragésimo quinto presidente, presentada por un denunciante anónimo cuyo mecanismo de queja está plagado de errores, es que abusó de su poder al pedirle al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, por teléfono, el favor de reabrir la investigación que había sido cerrada misteriosamente al hijo del exvicepresidente y actual candidato presidencial, Joseph Biden.

Este proceso de destitución anfractuoso, calibrado estratégicamente por la élite del Partido Demócrata, en adición de poseer el propósito claro de querer sacar del poder a Trump, tiene el objetivo furtivo de tratar de frustrar tres investigaciones federales que actualmente se están llevando a cabo.

El Departamento de Justicia está investigando, tal como lo anunció William Barr, el fiscal general de los EE. UU, una serie de irregularidades que violan una gama de leyes norteamericanas ocurridas durante las elecciones de 2016 contra la campaña de Trump y que involucran a la administración de Barack Obama, su Departamento de Justicia, la dirigencia de la CIA y el FBI bajo su Gobierno, al Comité Nacional Demócrata (“CND”, organización que controla al Partido Demócrata); en colusión con varias agencias y operativos de inteligencia extranjeros donde se formuló dossiers e información falsa y no verificada para obtener los permisos necesarios del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (cortes secretas para validar el espionaje contra extranjeros y estadounidenses, “FISA Courts”) para espiar a ciudadanos estadounidenses del equipo de Trump, incitar al delito y filtrar información privilegiada a la prensa para impactar los acontecimientos. En fin, se ejerció un abuso de poder abismal para intentar frenar y destruir al presidente.

Trump no cometió ningún acto de maleficencia en su conversación con el presidente Zelenski. Todo lo contrario. El recién electo presidente ucraniano (Zelenski) gano con el 73 % de la votación anunciando una campaña integral contra la corrupción, un mal agudo en Ucrania y uno que Petró Poroshenko, el perdedor en las elecciones y expresidente, no logró frenar. Ucrania y EE. UU están comprometidos en hacer cumplir el Tratado de Asistencia Legal Mutua en Asuntos de Criminalidad, firmado en 1998. Dicho acuerdo promueve la cooperación entre las dos naciones en asuntos de malversación. Adicionalmente, el Artículo II, Sección 3 de la Constitución de los EE. UU le impone al presidente la tarea de hacer cumplir las leyes.

El Gobierno de Obama le concedió a Ucrania tres mil millones en ayuda extranjera, de los cuales más de la mitad, 1.8 mil millones, no se sabe a dónde fue a parar. Había una investigación en conjunto entre los EE. UU y Ucrania sobre este asunto. Sin embargo, en enero de 2016 el Gobierno de Obama, de acuerdo con información divulgada por fiscales e investigadores ucranianos, desvió la investigación presionando a Ucrania a que les entregaran datos incriminadores potencialmente sobre Paul Manafort, oficial del equipo de campaña de Trump, y que abandonaran la pesquisa contra Burisma, la empresa vinculada al hijo de Biden.

Tan escandaloso ha resultado esto que un tribunal del distrito de Kiev dictaminó en diciembre de 2018 que el Buro Anticorrupción Nacional de Ucrania, siguiendo los dictámenes del Gobierno Obama y operativos del CND, interfirió indebidamente en las elecciones estadounidenses de 2016.

Las razones sobran para que el presidente Trump le haya recomendado al jefe ejecutivo de Ucrania que retomara la investigación a Burisma, la megaempresa energética ucraniana donde Hunter Biden (hijo de Joseph Biden) figuraba como director y recibía la cuantiosa suma de cincuenta mil dolares mensual (ochenta y tres mil con otros beneficios). Una cantidad impresionante para alguien sin ninguna experiencia en el sector energético y cuyo solo atributo sobresaliente era ser el hijo del vicepresidente y el encargado especial de Ucrania. El presidente Zelenski ha decidido, correctamente, reiniciar la investigación y buscar los paraderos de los 1.8 mil millones desviados.

Este intento de remover a Trump fracasará, igual que los previos. Sí hubo colusión en las elecciones de 2016, pero fue por parte de Obama, John Brennan (CIA), James Comey (FBI), el CND y operativos e informantes de la inteligencia de Gran Bretaña (Christopher Steele), Australia (Alexander Downer), Italia (Joseph Mifsud, el académico maltés) y Ucrania. A los antiguos investigadores ahora los están investigando. Tal vez veamos justicia y por fin terminará esta “resistencia” insidiosa y antidemocrática.

LOS COMUNISTAS NORTEAMERICANOS HAN LOGRADO PENETRAR EL PARTIDO DEMÓCRATA, USANDO LA TÁCTICA DEL “CAMINO DE YENÁN”

MAO ZEDONG Y EUDOCIO RAVINES

EL CAMINO DE YENÁN, COMO LO EXPLICÓ MAO TSE TUNG A LOS LÍDERES COMUNISTAS, SEGÚN EUDOCIO RAVINES EN SUS LIBROS “LA GRAN ESTAFA” Y “EL CAMINO DE YENÁN”:

“La clave fundamental del Camino de Yenán reside en que nuestra labor no se desarrolla pensando exclusivamente en términos proletarios, o sea tomando en cuenta únicamente a la clase obrera. De acuerdo con la llamada Táctica de Yenan pensamos en términos mucho más amplios, que abarcan a otros sectores sociales y que comprenden a otras clases. El arma secreta nuestra es la ambición de millares y millares de políticos de todo tamaño, salidos de la pequeña burguesía rural y urbana, que no logran escalar posiciones importantes, no tanto de acuerdo con sus méritos, sino de acuerdo con sus ambiciones. Si nosotros, con las grandes o pequeñas fuerzas de que podamos disponer, ofrecemos nuestro apoyo a esos políticos, ellos vendrán hacia nuestro campo, no como militantes afiliados al partido, que a ellos no les conviene, ni a nosotros tampoco, sino como servidores. Servidores de conveniencia. Les dará provecho servirnos; nosotros les retribuiremos siempre mucho mejor que sus partidos propios o los sectores en los cuales ellos actúen y absurdo sería que luego pretendiéramos fiscalizar sus manos, poner cierres en sus bolsillos o diques en su codicia.”

“Si lo hiciésemos ingenuamente, de inmediato se volverían contra nosotros y harían lo posible para aplastarnos. Esto sucedió con Chiang Kai Shek en 1927… quisimos hacer de moralistas y Chiang lanzó toda su potencia contra nosotros.”

“Ahora —añadió— -hay que estar claro en lo siguiente: cualquiera persona que recibe nuestro apoyo y que no cumpla sus promesas, debe ser convertida en blanco de un ataque frontal, de ferocidad despiadada. Es suficiente que hagamos al escarmiento con uno: basta que se convenzan de que tenemos capacidad para cerrarle el camino a alguien y de convertirlo mediante nuestra campaña pertinaz en un verdadero palo de gallinero, que no haya por donde tomarlo para que los demás se dejen ganar por el miedo”.

— “El pequeño burgués ambicioso, —prosiguió Mao— tomado por la fiebre de la codicia, siente una angustia envenenada en cuanto nosotros le golpeamos con tenacidad. Hay que inventarle todo: hay que dejarle en la miseria moral, hay que vapulearle con todas las armas; que no quede al final sino un miserable guiñapo arrollado y amasado en su propia mugre en esa porquería en que hayamos fabricado especialmente para él”.

CARTA DE UN NIÑO CUBANO A HARRY POTTER

Querido compañero Harry Potter:

Te escribo porque he tenido una discusión larguísima con mi primo Yorch por causa de tu magia y tus poderes, y quiero tener respuesta tuya de primera mano para salir de mis dudas. Todo comenzó cuando vimos una película tuya que él trajo y que para verla alquilamos 2 horas en el video de la aeromoza de al lado (dice Yorch que es una especie de peiperviú pero al revés, yo no entendí nada). Al finalizar todos se quedaron pasmados con tus poderes, pero a mí no me parecieron gran cosa y es por eso que te escribo, para que me aclares. Para mí las cosas que salen en la película las puede hacer cualquiera, y todavía más. Déjame contarte desde el principio para que no te pierdas, que ya sé que aunque eres mago, no eres cubano y por tanto un poquito lento.

Yo vivo en una isla mágica, que se estira y se encoge a voluntad del jefe actual (que es algo así como Voldemort, pero con mucho más poder) o dependiendo de la situación y los “períodos especiales” y “coyunturales”, cosa que no creo que pase en Gryffindorf. Un día somos “una pequeña islita al lado de un monstruoso Imperio” y 24 horas más tarde podemos ser “la Mayor Potencia médica del mundo”. Lo mismo pasa con la gente que vive aquí; a veces son El Pueblo (que es una cosa gigantesca capaz de las hazañas más increíbles y que nunca hace nada malo) y otras veces, la misma gente, son la población (una cosa chiquita, que siempre se está equivocando, que no comprende las medidas tomadas, que hace actividades ilegales como el enriquecimiento y que está lleno de grupúsculos, todavía más chiquitos). ¿Cómo se convierte el Pueblo en población y viceversa? Eso contéstamelo tú si eres mago de verdad…

Pero no creas que sólo la isla es mágica, no, mi familia está llena de magos también. Mi padre, que era Ingeniero Químico, una noche al conjuro de las palabras mágicas “a la m.i.erda con todo!” se convirtió en Cuentapropista porque en su trabajo le habían dicho que él no era Idóneo, cosa que era más que evidente porque él trabajaba allí desde hace 10 años y todos sabían que él era Chucho. Se demoraron cantidad en darse cuenta. Mi madre hace tres actos de magia diarios, algunos con resultados asombrosos, como el de convertir una cáscara de plátano en bistec o un pan de la bodega en torreja con leche de soya y azúcar directo. Mi primo Yorch también es algo mago. Hace cinco años se fue al camping del Mégano a pasar un fin de semana con sus padres y todos desaparecieron por arte de magia.

Ahora apareció, más gordo que la Guía telefónica de Beijing, con unos zapatos que cuando caminas se encienden unas lucecitas, con un cassette tuyo en la mano y hasta con un nombre nuevo, porque cuando se fue de campismo se llamaba Jorgito. Por cierto que me dijo que si yo me iba al Camping del Mégano también podía cambiarme el nombre y en vez de Quientusabes, regresar llamándome Yunoujú, pero con ese nombre yo no me aparezco en la escuela ni a matao…

¡Hablando de escuelas, vi que un día fuiste a tu escuela montado en un fotingo que volaba! ¿Y a eso le llaman magia? Ay Harry, que inocente eres… Yo voy TODOS los días a la escuela en un Camello, no arriba sino dentro, y no voy solo (ojalá), dentro de esos camellos cabe un número indeterminado (pero alto, altísimo) de integrantes de la población, que también son magos. ¿Tú crees que podrías meterte dentro de un camello y salir exactamente frente a tu escuela sin haber podido mirar para afuera? Pues yo lo hago facilito. ¿Cómo? Eso te lo dejo de tarea, a ver si eres mago. Te aclaro que yo no tengo varita mágica.

La magia aquí está generalizada. No hay libros para las escuelas ni de Harry Potter porque las imprentas no tienen material, pero aparecen por arte de magia Los Disidentes y El Camaján de la noche a la mañana. Por cierto, con este último mi hermanita tuvo un problema porque en la prueba de Biología puso que el reptil con capacidad de mimetismo era el Camaján y la suspendieron. Ella (pobrecita) dice llorando que lo vio en un libro que había en la biblioteca de la escuela (es un libro nuevo, pero ya está allí) y que ese era el nombre del bicho de la portada. Yo sé que es un error de imprenta, pero ella no sabe nada de eso.

Aquí hay carros mucho más viejos que el tu película y que todavía andan por las calles, camiones que nadan, mesas redondas que informan, perros sin tripa que vienen de vez en cuando a las carnicerías (Fricandel es su nombre científico), Ocas en pasta, inalcanzables logros alcanzados, voluntad hidráulica, batallas de ideas, grupúsculos de más de 11,000 ciudadanos (esos son aparte del Pueblo, la población y los Compañeros, pero eso no te lo explico porque te voy a volver loco, créeme), democracia y represión, bloqueo y dólares, niños que quieren ser como el Ché (o sea pasearse por toda América del Sur en moto con un socio, ser Ministros y después irse para Bolivia), balseritos héroes, pesos que sirven para comprar dólares aunque no son convertibles, escuelas de bueyes, vacas embalsamadas y Embajadores de la Salsa.

La isla (que vista en un mapa parece un Camaján, digo, un camaleón), además de estirarse o encogerse, puede replicarse y así crear una isla virtual que es sólo visible a los ojos de los turistas y que no se parece en nada a la otra, aunque es la misma.

Pero el más mago de todos aquí fue Voldemort (el jefe de que te hablé, pero me gustó el nombrecito); si agarra al Voldemort de tu película segurito que lo convierte en algo. Ese es el bárbaro convirtiendo cosas. Él puede convertir reveses en victorias, Presidentes en Lamebotas, Paraguayos en Uruguayos (así de un palo, toda la población), profesionales en gusanos, gusanos en turistas y más tarde en Señores, analfabetos en Ministros (sin tener que dejar de ser analfabetos), profesores en soldados y después en muertos, prostitutas en universitarias (¿o era al revés?), bodrios en monumentos (y viceversa). Puede enriquecer el picadillo quitándole carne, mandarle ayuda humanitaria a Europa, aumentar la producción de leche con menos vacas y al mismo tiempo hacer que los niños no la necesiten después de los 7 años, hacer lo temporal permanente y luego coyuntural y al mismo tiempo cambiar la Constitución.

¿Y el mago eres tú, Harry? Give me a break…

Te voy a dar una oportunidad para que demuestres tus poderes. Mira, coge un sobre de carta y ponle mi nombre y esta dirección: Luis Esteves # 313, entre Escobar y Campanario, Playa, Ciudad de la Habana, Cuba. Mete adentro un billete de 100 Libras esterlinas y mándalo por correo (no uses la lechuza Hedwing si no quieres que termine en fricasé en cuanto sobrevuele el espacio aéreo de la isla). Esa dirección no existe, si recibes la carta de vuelta con un cartelito que dice “Destinatario Desconocido”, eres un tipo de suerte, pero si trae el billete dentro, entonces eres un verdadero mago.

Tuyo,

Quientúsabes

  1. El truco de atravesar la pared no me sale, ¿any tip?

5MENTARIO: UNAMUNO SE PRONUNCIA POR LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL

“Hay que salvar la civilización occidental, la civilización cristiana, tan amenazada. Bien de manifiesto está mi posición de los últimos tiempos, en que los pueblos están regidos por los peores, como si buscaran los licenciados de presidio para mandar.”-Miguel de Unamuno- Pocos días después del alzamiento, al constituirse el nuevo ayuntamiento salmantino, Unamuno tomó posesión de su cargo de concejal, tras lo que pronunció un breve discurso en la Plaza Mayor  en el que hizo esta afirmación, entre otras del mismo contexto.

¡SORPRENDENTE REVELACIÓN!: “EN 1970 YA ENCONTRAMOS EVIDENCIAS DE VIDA EN MARTE” DICE CIENTÍFICO DE LA NASA

Foto: Pixabay.

Un experimento realizado hace 40 años obtuvo resultados positivos en cuanto a la materia orgánica del planeta rojo. ¿Por qué no se publicó el hallazgo?

Por, A. López-El Confidencial

Desde hace muchos años la especie humana está obsesionada con encontrar vida en otros planetas. Con el avance de nuevas tecnologías parece que descubrir que en la Luna o en Marte hay agua congelada y la posibilidad de la existencia de bacterias es algo que sucederá en cualquier momento.

Pero, ¿y si hubiéramos detectado ya la presencia de vida hace 40 años? Así lo confirma el excientífico de la NASA Gilbert V. Levin en una publicación del jueves pasado en la revista ‘Scientific American’ en la que asegura que una de las misiones no tripuladas (Viking), que él mismo envió el 30 de julio 1976, obtuvo resultados positivos.

El experimento, llamado Labeled Release (Liberación etiquetada, LR), fue diseñado para analizar el suelo marciano en busca de materia orgánica. “Parecía que habíamos respondido esa cuestión definitiva”, escribió Levin en el artículo. Las sondas colocaron nutrientes en las muestras de suelo del planeta rojo; si hubiera vida, consumiría los alimentos y dejaría rastros gaseosos de su metabolismo que los monitores radiactivos detectarían.

Para asegurarse de que se trataba de una reacción biológica, la prueba se repitió después de alterar el suelo, lo que resultaría letal para la vida que conocemos. Si hubiera una respuesta medible en la primera y no en la segunda muestra, eso sugeriría que habría materia orgánica trabajando. “Eso es exactamente lo que sucedió“, asegura el científico en ‘The Independent‘.

¿Vecinos marcianos?

“A medida que avanzaba el experimento, un total de cuatro resultados positivos, respaldados por cinco controles variados, se transmitieron desde la nave espacial gemela Viking aterrizando a unas 4.000 millas de distancia (unos 6.437 km). Las curvas de datos señalaron la detección de la respiración microbiana en Marte, similares a las producidas por las pruebas LR de suelos en la Tierra“, aseguraban en el informe.

La NASA debería repetir el experimento en su próxima misión y otros científicos tendrían que examinar los resultados de hace 40 años

Lo cierto es que los experimento de la NASA no lograron encontrar materia orgánica como tal. Concluyeron que los resultados provenían de una sustancia que imitaba la vida, pero en realidad no lo era. Desde entonces no ha habido un estudio similar que se haya centrado en el hábitat marciano, pero Levin argumenta que los hallazgos en realidad sugieren que sí hay vida en Marte.

“La agencia espacial mantiene la búsqueda de extraterrestres entre sus principales prioridades”, aseguraba Jim Bridenstine en un comunicado el pasado febrero. “Nuestra nación se ha comprometido a llevar astronautas allí, cualquier señal de vida podría amenazarlos a ellos y a nosotros en su regreso, por lo que esta cuestión del planeta rojo es crucial para poder viajar hasta el planeta rojo“, añadía.

Rover Mars 2020

El período de lanzamiento para el Rover Mars 2020 de la NASA quedará abierto en el plazo de un año, y se extenderá hasta el 5 de agosto. La misión llegará al cráter Jezero el 18 de febrero de 2021. “Cuando iniciamos este proyecto en 2013, creamos una línea de tiempo para trazar el progreso de la expedición“, dijo en un comunicado John McNamee, gerente de proyectos de Marte 2020 en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

Una de las misiones no tripuladas (Viking), que Levin envió el 30 de julio de 1976, obtuvo resultados positivos al encontrar vida

“El hecho de que cada componente principal de una nave espacial en un proyecto con este nivel de innovación se esté sincronizando ahora mismo con esa línea temporal es un testimonio de la novedad y la perseverancia de un gran equipo”, añadió.

Levin pide a la NASA que realice nuevamente el experimento que hicieron hace 40 años en su próximo viaje. Además, solicita que convoquen a varios científicos para que examinen los hallazgos antiguos para ver si realmente valen como prueba de la vida en ese planeta. “Otros expertos diferentes podrán comprobar, como hice yo, que encontramos vida”, concluye.

EL TESTIMONIO DESGARRADOR DE UNA CUBANA DIGNA Y LUCHADORA Y DE LOS INNUMERABLES “CRÍMENES” DE LA TIRANÍA CASTRISTA-SEGUNDA PARTE

Omara en la finca de su hermano, en la Sierra del Infierno, perteneciente al Parque Nacional Viñales, Pinar del Río.

Omara Ruiz Urquiola y la reinvención constante de la vida

Por, YUSIMÍ RODRÍGUEZ LÓPEZ-Fuente Alas Tensas

“YO ESTABA CONDENADA”

Quiero hacerle una pregunta un poco más íntima, y le pregunto porque usted tiene una situación de salud que a mí me aterra. Recibió el diagnóstico de su enfermedad cuando era una joven de poco más de treinta años, atractiva, inteligente, toda la vida por delante, un montón de planes, supongo, para su carrera y para su vida privada. ¿Cómo cambiaron su vida el diagnóstico, el tener que enfrentar una doble mastectomía y el pronóstico de una corta supervivencia en ese momento?

El orden de los sucesos es inverso, la corta sobrevivencia primero y la improbable mastectomía luego, cuando ya había esperanzas fundadas.

Tenía 32 años acabados de cumplir, estaba entregada al proyecto de restructuración del pénsum académico del perfil Diseño Escénico dentro del Instituto Superior de Arte, ISA. Me acababan de aprobar la posibilidad de doctorado directo (sin maestría previa), y compartía la pasión ecológica de mi hermano, que es sello familiar, así que al menor chance me iba de expedición con él. Necesitaba mucha libertad de movimiento por lo que ningún plan permanente de vida conyugal me ilusionaba, lo había intentado y chocaba siempre con mi estatus independiente. Te puedo decir que, a pesar de la situación de mi padre, había logrado encontrar un equilibrio y disfrutaba de la vida. Ya tenía claro que no me iba de Cuba, mientras más investigaba, o más manigua cogía, más atada me sentía a mi país y a lo cubano.

La vida cambió, pero, aunque parezca raro, no tanto, gracias a mi familia, los amigos, y muchos compañeros de trabajo. Como te comenté, yo andaba tan metida en mis proyectos que, aunque la pérdida de peso era evidente, y la ruptura de parte de la piel del pecho avanzaba, lo achaqué a una displasia mamaria, porque, además, era lo que me habían confirmado un año antes los oncólogos en el INOR (Instituto Nacional de Oncología y Radiología). Me había hecho biopsia, ultrasonido y el consabido examen clínico. Me dijeron que si se iba el agua en mi casa no tendría problemas, estaba llena de quistes de agua, y me quedé tranquila. Si los que se supone que consagran su existencia a una esfera del conocimiento te aseguran que estás sana, para qué preocuparte. Inclusive, había consultado a una genetista de ese mismo hospital, por mis antecedentes familiares, esta también auguró los mejores pronósticos. Y al año, era tanta la secreción de mi piel rota, la inflamación y el dolor, que una noche esperé a que mi hermano llegara del trabajo y le comenté. Él me examinó y me dijo hasta loca por no haberle hablado antes. Lógicamente, vislumbró la gravedad, pero soy una mujer de letras, sana toda mi vida ―no me ha dado ni la varicela―, había ido con los “mejores” médicos… ¿cómo iba a estar sobre aviso?

Esa misma noche Ariel llamó a Concepción Campa, madre de un gran amigo y mujer solidaria con muchísimas personas necesitadas de ayuda médica. Gracias a su intercesión al día siguiente, cuando recogía documentos para trabajar durante las vacaciones, recibí la llamada en mi oficina para ir inmediatamente al hospital CIMEQ. Cogí mis papeles y me encaminé. Se me practicó una biopsia con aguja fina, a todas estas yo seguía pensando en una displasia mal tratada, ni de lejos cáncer, no pasaba por mi cabeza.

Sorprendida me quedé cuando al otro día me citaron por teléfono, todo lo que entendí era algo como “sueritos preventivos”. Eso mismo le dije a Ariel cuando llegó y me preguntó. Ahí empezó a querer saber qué significaba eso y yo qué podría decir más que eso mismo: “sueritos preventivos”. Así que me disponía a ir al hospital al otro día, lógicamente sola. Ante la imposibilidad de obtener una explicación lógica, Ariel se molestó y me dijo que él se iba al hospital conmigo. Yo no entendía por qué coger tanta lucha.

Pues bien, me sorprendió que la antesala de la oficina del médico estaba llena de mujeres y hombres calvos, pero seguía enajenada de mi realidad, no caía. Entramos y el médico me programó un suero, nunca se mencionó la palabra citostático. Salimos de la consulta y Ariel se recostó al marco de una puerta y se me quedó mirando, me dijo: “Si tú estás dispuesta a luchar, ¡yo lucho por ti!” Así me di cuenta de que tenía cáncer, la palabra nunca se dijo. Me puse el primer ciclo de quimio, y ni me acuerdo en qué salimos del hospital. Desde ahí Ariel se ocupó, sobre todo de proveerme nutricionalmente, escribió a nuestros amigos idos. Él estaba desesperado porque sí sabía de la importancia de una alimentación adecuada, y eran nuestros dos salarios, mientras yo pudiera trabajar, y la jubilación de mami. Nuestra gente respondió, siempre lo hacen, así se compró comida.

Pasaron unos meses y la quimio proseguía, se me abrieron agujeros siendo visibles hasta dos costillas, sangraba y drenaba bastante. Gracias a la ayuda de mucha gente conseguíamos gentamicina y algodón, con eso me protegía de las infecciones y pude comenzar en septiembre a trabajar normalmente, aunque llevando mis alimentos. Durante casi cinco meses de quimio, Ariel averiguó qué pruebas existían para medir, además de la clínica, el avance real de la enfermedad. Me hice TAC y gammagrafía ósea, ni otros órganos ni los huesos estaban “tomados”, a pesar de ser evaluado el tumor como fase 4. El oncólogo, jefe del servicio de oncología del CIMEQ, aseguró que se me pondría otra línea de citostáticos, sugerida por Ariel. Al llegar a la consulta el día en que iniciaría ese tratamiento, el Dr. Catalá se negó bajo la excusa de que yo estaba “condenada” y en esa condición no se podían emplear recursos, solamente medicarme para aliviar el proceso inevitable de mi fallecimiento. Mi hermano no se conformó y luego de que el “médico” le espetara en su cara que él nada sabía de medicina, nos fuimos de ese lugar. Vale aclarar que Ariel llevaba consigo el primer suero, pero ni así me lo quisieron poner.

Nos quedamos sin hospital, mi hermano llamó a Conchita, al día siguiente nos recibiría una junta médica en el INOR. Ariel había tomado la decisión de estudiar a profundidad la enfermedad y hacerse cargo de mi tratamiento, en consecuencia, pugnó por hacerme los exámenes para determinar qué tipo de cáncer de mama era, nada de esto se me había practicado, para estructurar un esquema de tratamiento específico, como se hace en el mundo. En resumen, ya voy por el quinto quimio terapeuta.

Te decía que la cirugía vino después, no había margen quirúrgico, ni se pensaba que pudiera aparecer. Para eso el tumor debe ser movible, una masa compacta extirpable, exenta del resto de los tejidos. Gracias a la combinación de quimio/inmunoterapia/radiaciones, a fines de 2006, contra todo pronóstico, apareció un margen para operar. Ya estábamos curtidos en las carencias formativas de la mayoría de los profesionales de la salud en Cuba, así que no nos quedamos con la primera opción de cirujano, e indagamos por el mejor y dimos con él. Resulta que el mejor acababa de ser expulsado del INOR, separado del PCC también. Nos consiguieron el teléfono, era el Dr. Gilberto Fleites. Nos recibió en su casa, corroboró el margen quirúrgico, y consiguió salón para operarme. A él también, como otros tantos “casos perdidos”, le debo la vida.

Así, Ariel se mantiene al tanto de lo último en terapias oncológicas, y todo lo asociado a mi enfermedad. Por eso aseguro que es mi médico, escucho con santa paciencia lo que me diga cualquier especialista, pero no me interesa. La mayoría suspende un examen de bioquímica básica de la UH, ni siquiera pueden sostener una discusión profunda con mi hermano, enseguida se acomplejan y se parapetan en su titulación, creen que es personal, están realmente ajenos a la dinámica científica.

Decidió someterse a varias operaciones para reconstruir sus mamas con implantes. Ella comparte su experiencia “extremadamente dura”.

Tú me dices que te aterra lo del cáncer, figúrate que ni pasaba cerca del Oncológico antes de todo, porque no quería ver cosas desagradables, y mira por dónde me llevó la vida, o la genética, para ser más certera. Te puedo confirmar que una sigue pensando, creando, soñando, sufriendo, pleiteando, amando, no sé cómo será cuando llegue el final, pero nunca tengo mucho tiempo para pensar en “el final”, para visualizarlo, ahora mismo no es la prioridad, sin embargo, también me aterra. Hay días y días, es indescriptible, pensarlo genera desasosiego, prefiero no meterme en ese canal.

“ME HACE ILUSIÓN TENER QUE REPLANTEARME LA VIDA JUSTO EN LA MITAD DE LO QUE SERÍA UNA EXISTENCIA RUTINARIA DE NO SER POR LA ENFERMEDAD”

Usted acaba de ser expulsada del ISDI donde se desempeñaba como profesora de Historia del Diseño. ¿Qué piensa hacer ahora? No me refiero al hecho de apelar la medida, que ha recibido numerosas críticas, sino a su futuro, su vida profesional y su supervivencia. ¿Cuáles son sus planes, a qué dirigirá sus energías, de qué vivirá? ¿Cómo espera salir adelante? ¿Es este el final de su vida como profesional dentro de Cuba?

Tengo varados tres proyectos de libros, todos son investigaciones, uno fue retirado cuando ya estaba en proceso de edición porque los fondos para imprimirlo fuera de Cuba, dada sus especificidades, de momento, se agotaron, y no acepté una impresión deficiente de aquí. Era un proyecto con la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHC), y partía de la investigación que hice para generar los contenidos de la Sala de los Viajeros, en el Palacio del Segundo Cabo, Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba-Europa. Esta institución censuró mi participación como panelista en el evento por el Centenario de la Bauhaus, al día siguiente del anuncio de mi despido, a pesar de haber colaborado con la estructuración del panel de especialistas. Así que, como demuestran los hechos, nada que hacer con instituciones estatales.

Cuando se supo lo de mi despido, exalumnos que viven fuera de Cuba me hicieron propuestas para enseñar de forma alternativa vía internet y tal, pero realmente soy de otro tiempo y la tecnología me aterra.

En un primer momento pensé dedicarme solo a sacar mis proyectos editoriales adelante, con ayuda de amigos intelectuales exiliados. Pero el día a día se impone y nunca he dejado de trabajar, ni siquiera con casi 15 años de enfermedad he pedido un certificado. Pienso escribir sobre diseño/arquitectura en Cuba para una revista radicada en Miami y orientada hacia “lo cubano”, esa fue la oferta esperanzadora al inicio de todo y vino de la mano de profesionales emigrados por la misma causa de mi cesantía.

También ha llegado una propuesta de trabajar con una institución cultural de alcance internacional. Realmente era algo que pensaba llevar en paralelo a la docencia universitaria, y ahora habrá más tiempo.

Me hace ilusión tener que replantearme la vida justo en la mitad de lo que sería una existencia rutinaria de no ser por la enfermedad, Cuba está cambiando y yo con ella, sabe bien.

Pero genera zozobra perder la rutina y dinámica de vida establecidas a estas alturas. Yo somatizo siempre que algo emocional me afecta, me doy cuenta por la pérdida del cabello y la inestabilidad en el peso. A cada rato, y como me he ido enterando de los muchos precedentes de este tipo de sucesos en las universidades cubanas a lo largo de casi sesenta años, pienso en lo que pasaba con quien perdía el trabajo y recibía la amonestación explícita o tácita del aparato institucional; las historias son de miedo, desde irse a vender cacharrería por las calles, recoger yaguas, remendar zapatos, amolar cuchillos, en fin. ¡Qué saga de indecencia y malicia para denigrar y avasallar a seres pensantes totalmente indefensos! Cuánto vejamen, cuánto abuso meticulosamente premeditado. Son engendros del mal estos personeros del castrismo, hipotecaron el alma en pos de una falacia. Para ellos no hay reinvención posible, tanto daño no debe quedar impune, el que Cuba sane tiene que pasar por asumir la memoria histórica de lo abyecto, con leyes, con justicia y en paz.

Debo chequear mi estado de salud en un viaje a Miami próximamente, veremos si no me regulan. Ha habido incluso un activista por los derechos humanos en huelga de hambre por esa situación que ya es norma para quienes nos atrevemos a denunciar el estado de cosas. Luego ya me emplearé a fondo profesionalmente.

También sería bueno que los altos cargos encargados de la educación superior, dejaran de agredir desde la evidente desprofesionalización que los expone ya casi con regularidad semanal. Esas actitudes me conminan, como a miles de cubanos, a tomar acciones ciudadanas con peticiones de respeto mínimo a nuestros derechos. Por más que se entiendan los resortes lógicos de todas esas imposturas públicas, en medio de una estructura de poder vacía de contenido y legitimidad, no deja de sorprender tanta torpeza política.

Así que ahora me planifico, voy incorporando nuevas rutinas, y espero a que mi caso deje de ser tan sonoro, la vida es ordenadora. Eso creo que lo aprendí en la antesala de tantas consultas.(Continuará)

UNA PROFECÍA QUE ESTÁ AL CUMPLIRSE: ¿ESTÁ PRÓXIMA LA HORA DE LA BATALLA FINAL?

Por Salvador Borrego Escalante (EPD) -Autor- del libro “Infiltración Mundial”

Donde el marxismo domina la producción se desploma, la iniciativa se atrofia, el alma se asfixia, de manera que en sí mismo lleva el germen de su destrucción. Sin la traición que desde Occidente lo auxilia, el comunismo habría perecido ya.

Al allanar el camino para que la subversión prospere, los encubiertos quieren precipitar a Estados Unidos  al caos, a fin de que en un futuro próximo acepte el desastre total en nombre de la “paz”. Y tal desarme consistiría en entregar las fuerzas militares americanas a la ONU, la cual se erigiría en un gobierno mundial marxista.

El periodista  americano  J. Johnston MCCauley  denunció el 15 de diciembre  de 1967 , el siguiente plan mínimo de acción:

“1-Reemplazar nuestra república constitucional con un estado esclavo de las Naciones Unidas.

2-Reemplazar  las verdaderas enseñazas cristianas en las escuelas.

3-Llevar a la bancarrota a nuestra nación  y arruinar a nuestro pueblo, destruyendo nuestro sistema monetario….Hace 60 años no teníamos deuda nacional. Hoy la deuda nacional excede el billón de dólares.

4- Crear conflictos militares  y guerras y la guerra civil racial para debilitarnos.

5-Controlar totalmente los medios de comunicación masiva, como prensa, radio, televisión, para hipnotizar y convencer a la gente.

6-Control oficial  de todos los niveles , de todos los grandes negocios, las grandes cadenas, la educación y lo profesionales.”(fin de la cita)

Una realidad ampliamente comprobada—aunque poco comprensible a primera vista—es que los más poderosos consorcios financieros de los Estados Unidos han venido subvencionando las actividades comunistas. Y en los últimos años, las Fundaciones, Rockefeller, Carnegie, Guggenheim, Ford y otras, han venido subsidiando a una red de agrupaciones pro comunistas de Estados Unidos y de Iberoamérica.

No percibir este peligro es un síntoma de egoísmo que quiere ignorar la responsabilidad del momento. Un síntoma de cobardía que flaquea ante la grandeza del enemigo. Un síntoma de ceguera mortal.

Las fuerzas de las tinieblas están en plena actividad.

Estos son años de Infiltración. De Infiltración Física para acomodar enemigos disfrazados de amigos. Y de Infiltración Mental para privar a la gente de su recto juicio y sustituírselo sutilmente con el engaño.

Se trata de vaciar de las mentes los valores auténticos y depositarles falsificaciones. Después de esta etapa viene lógicamente, la Revolución Violenta, o sea la Revolución Mundial.

Es un asalto arrollador , al que nadie ni nadie escapará, como jamás se había visto. Un asalto montado con toda la astucia de los hijos de las tinieblas, “más astutos que los hijos de la luz”.

Pero nosotros, hijos de este tiempo actual, tenemos forzosamente que hacer la parte que nos corresponde y enfrentarnos al enemigo, por grande e invencible que parezca.

LECTURA PARA GENTE GRANDE: EN SU 100 ANIVERSARIO. RELATO DE LA FASCINANTE HISTORIA DE D’ANNUNZIO EN FIUME- TERCERA PARTE Y FINAL

Fiume: la primera (y única) experiencia libertaro-conservadora (I)

Nota de Nuevo Acción: la atención prestada por los lectores a dos artículos publicados sobre Gabrielle D’Annunzio, nos ha animado a seguir tratando tan interesante tema histórico.

Por, Carlos Caballero

De hecho, D’Annunzio miraba en dirección contraria: hacia la costa dálmata. El conde Nino De Fangogna había desembarcado inesperadamente con un grupo de seguidores en la ciudad de Trau el 25 de septiembre y, aunque había sido obligado a reembarcar por los marines norteamericanos, pareció por un momento que el ejemplo podía extenderse. El Comandante tenía sus ojos puestos en Zara y en Pola. La visita de Corridoni, para animarle a marchar sobre Venecia, no tuvo más éxito que la de Mussolini. Esto no quiere decir que el Comandante no comprendiera que era vital para sus proyectos el hacer caer al gobierno de Nitti, pero era esta una tarea que confió a los políticos del Consejo Nacional italiano de Fiume. Eran estos unos políticos de viejo cuño, sólo preocupados por la anexión de su ciudad al Reino de Italia y ajenos a todo proyecto revolucionario, que no dudarían en negociar con Badoglio y con los políticos de Roma, incluyendo al gobierno, con tal de conseguir sus pragmáticas aspiraciones.

Los hombres del entorno inmediato del Comandante eran de una naturaleza totalmente distinta. Uno de ellos se hacía notar especialmente: Guido Keller. Había sido uno de los ases de la aviación italiana en la guerra y en Fiume destacó por organizar un grupo de singulares piratas que era capaz de adueñarse de cualquier barco, italiano o extranjero, que navegase por las aguas comprendidas entre el Estrecho de Messina y Venecia. En el Fiume cercado la llegada de los buques capturados era motivo de una alegría indescriptible, no sólo porque contribuía a solventar la penuria de abastecimientos de la ciudad (por causa del bloqueo establecido por el gobierno) sino -aún más- por lo que estos hechos tenían de desafío y reafirmación de su voluntad. Estas incursiones no se limitaban al mar. En tierra, los hombres de Keller fueron capaces de interceptar las líneas de comunicaciones enemigas, manteniendo así puntualmente informado al Comandante. Incluso se dio un golpe de mano para capturar a uno de los más destacados enemigos de la empresa dannunziana en Fiume, el general Nigra -uno de los comandantes de las tropas que cercaban la ciudad- quien una vez en presencia del Comandante se vio obligado a retractarse públicamente…

En otra ocasión, ya hacia el final de la aventura fiumana, Keller voló  hasta Roma para lanzar un orinal sobre la sede del Parlamento. (En la foto de arriba: D’Annunzio, defecando sobre un tibor, que después lanzó desde un avión contra el parlamento italiano) El mismo D’Annunzio participaba en operaciones similares y así, el 14 de noviembre, desembarca en la ciudad de Zara (bajo administración militar italiana) para anexionarles simbólicamente por unas horas.

En la ciudad misma el ambiente no podía ser mejor. Fiume parecía vivir una fiesta permanente: “La vida en la Fiume dannunziana era un continuo espectáculo (…) Esta eterna fiesta contribuía a mantener el apoyo de los legionarios y de los ciudadanos a los planes del Comandante. La eficacia de la movilización de las masas fiumanas será mejor valorada si se la considera sobre el fondo de la grave situación económica que padecía la ciudad y teniendo en cuenta las dificultades sociales que gravitaban sobre Fiume en el otoño e invierno de 1919”.[17] En efecto, la otrora activa ciudad portuaria y mercantil estaba paralizada. Los suministros escaseaban. La moneda se había hundido. Y el panorama italiano evolucionaba en sentido totalmente contrario al deseado por el Comandante, ya que Nitti había sido capaz de ganar las elecciones de noviembre de 1919.

En esta situación desesperada eran pocos los hechos que llevaban hasta Fiume la esperanza. Y el más relevante de ellos fue la arribada del buque mercante “Persia”. Cargado hasta reventar de armas y municiones, el buque había sido fletado para llevar estos suministros al Ejército Blanco del Almirante Koltchak, que en Siberia combatía a los bolcheviques. Pero, en vez de dirigirse hacia Vladivostok, su comandante, el Capitán Giuletti, había puesto su proa en el rumbo de la ciudad asediada de Fiume. Giuletti no era un capitán cualquiera de la marina mercante: era el presidente de la “Gente del Mare”, el sindicato socialista de los marinos. Y también un amigo íntimo de Enrico Malatesta. El suceso estaba destinado a tener amplias consecuencias. Hasta entonces las fuerzas nacionalistas conservadoras habían constituido el sector más amplio de los que apoyaban a D’Annunzio (junto con los ex-intervencionistas de izquierda). Pero estas fuerzas habían sido incapaces de derribar a Nitti. Ahora eran los hombres de izquierda los que empezaban a prestarle un apoyo capital y D’Annunzio –en consonancia con este hecho- iba a reorientar su política en sentido netamente radical.

Para empezar, el Comandante quiso situar el conflicto en una nueva perspectiva internacional. El discurso del 24 de octubre (titulado “Italia y Vida”) marcó la nueva época. En él, D’Annunzio, tras repasar la lucha por la anexión de Fiume a Italia en sus distintas fases, daba un nuevo enfoque al problema que la ciudad-holocausto suponía en la política mundial:

Podremos perecer todos bajo las ruinas de Fiume; pero de las ruinas emergerá, vigilante y activo, el Espíritu. Desde la Irlanda del indómito “Sinn Fein” hasta la bandera islámica de Egipto, todas las insurrecciones del Espíritu contra los devoradores de carne cruda y contra los explotadores de pueblos inermes se encenderán con nuestra chispa (…) Todos los expoliados de todas las especies se reagruparán bajo nuestro signo. Y los inermes serán armados. Y la fuerza se opondrá a la fuerza. Y la nueva Cruzada de todas las naciones pobres y empobrecidas contra las naciones usurpadoras y acumuladoras de toda riqueza, contra la raza de los depredadores, contra la casta de los usureros que explotaron ayer la guerra y hoy la paz, la novísima cruzada, restablecerá la verdadera justicia, crucificada por un maníaco gélido con catorce clavos.[18] 

Fiumanos, italianos, cuando gritasteis que la historia escrita con lo más generoso de la sangre italiana no podía cerrarse en París (…) anunciasteis el fin del mundo viejo. Por eso vuestra causa es la más grande y la más bella que se opone hoy a la demencia y a la villanía en el mundo (…) Vuestra causa acoge hoy a las razas blancas y a las naciones de color, concilia a los seguidores del Evangelio y del Corán (…) Toda insurrección es un esfuerzo de creación. No importa que sea truncada por la sangre, porque los supervivientes la transmitirán al porvenir.

Alejándose de forma tan elocuente del nacionalismo pequeño burgués de los miembros del Consejo Nacional, el Comandante se acercaba a los ideales de revolución mundial de Giuletti y Malatesta; y se hacía eco a la vez de la teoría de la “nación proletaria” desarrollada por Roberto Michels y otros sindicalistas revolucionarios, como nuevo modelo de Estado Nacional que debería arrancar su lugar al sol en el concierto internacional a los imperialismos de las naciones plutocráticas. Micahel A. Ledeen ha interpretado estos hechos presentando al Comandante como un profeta del tercermundismo avant la lettre. Quizá sea más exacto decir que en él, después de siglos de hablarse incansablemente de los derechos del hombre, aparece por vez primera la temática de los derechos de los pueblos.

Esta nueva orientación suponía un cambio radical en la actitud hacia los vecinos eslavos. Yugoslavia, el Estado artificial surgido de los sueños expansionistas servios y de los oscuros intereses geopolíticos de las potencias occidentales, no era tan sólo el enemigo de Fiume. También lo era de los nacionalistas croatas, montenegrinos, macedonios y albaneses. El Comandante empezaba a comprender que poco podía esperar de un pueblo italiano que seguía votando a Nitti. Quizá la salvación de Fiume procediera de las nacionalidades eslavas que veían cómo el poderío de Servia crecía amenazador.

Mientras D’Annunzio evolucionaba hacia esta nueva forma de pensar, los líderes dell Consejo Nacional proseguían frenéticamente sus negociaciones con Roma. Pero la autonomía decisoria de Nitti era mínima. Sin el apoyo financiero de Estados Unidos el país iría al caos económico. Y los norteamericanos seguían inflexibles en su oposición a la anexión de Fiume. Aún así el Consejo Nacional fue capaz de llegar a unos acuerdos de mínimos con el Gobierno a finales de noviembre. Se contempla en ellos la anexión de la ciudad dentro de determinadas condiciones. Tras algunas vacilaciones, D’Annunzio rechazó este “modus vivendi”. Muchos de los apacibles burgueses de Fiume se sentían satisfechos con él, pero no los hombres como Keller y sus guerreros (no podemos calificar de soldados, en el sentido usual de la palabra, a los singulares especímenes reunidos en torno suyo y que formaban la Centuria “La Disperata”). D’Annunzio y sus legionarios se resistían a aceptar un fin tan prosaico para una aventura tan fascinante. Aunque el pueblo de Fiume votara –como en efecto votó- a favor del acuerdo, el Comandante se negó a aceptarlo y a finales de diciembre se suspendían todas las negociaciones con Roma y con Badoglio.

[1] Son opiniones de G. Barbieri Squarotti, recogidas por Juan Arias, en “El País”, 2.3.1988.

[2] En 1988, con ocasión del primer centenario de la muerte de Gabriele D’Annunzio.

[3] No es éste un artículo donde se pretenda estudiar la obra literaria de Gabriele D’Annunzio, pero resulta imprescindible, para una adecuada comprensión de su figura, reseñar sucintamente sus libros.

En poesía sus principales títulos son “Primo Vere” (1878), “Canto Nuovo” (1882), “Intermezzo di Rime” (1883), “La Chimera” (1885-1888), “Elegie Romane”(1887-1891), “Odi Navali” (1891-1893), “Poema Paradisíaco” (1893) y, sobre todas ellas, “Laudi del Cielo, del mare, della terra e degli Eroi” (1902-1912).

En el capítulo de teatro destacan “La Citta morta” (1898), “La Gioconda” (1899), “Francesca de Rimini” (1902), “La Nave” (1908) y “Fedra” (1909).

La novela fue el género de otras obras: “Il piacere” (1889), “Giovani Episcopo”(1892), “L’innocente” (1893), “Il triunfo della morte” (1880-1894), “Le vergini delle rocce” (1894) e “Il fuoco” (1899).

Escribió también en francés, con títilos como “La Pisanelle” y –sobre todo- la obra de teatro “Le martyre de Saint-Sebastien”. Otros libros suyos son “Per la Morte di Carducci” (1907), “La Leda senza cigno” (1916), “Notturno” (1921), “Il venturiere senza aventura” (1924), “Il sudore di sangue” (1931)… Sus discursos a favor de la causa fiumana y los pronunciados en la ciudad dálmata están recogidos en “Il livro ascetico della Giovane Italia” (1926).

[4] F. T. Marinetti, “Manifiestos y textos futuristas” Ediciones del Cotal, Barcelona, 1978. Cfr. pág. 62.

[5] Ver mi artículo “Sergio Panunzio”REVISION, vol. III, nº 1.

[6] El nombre de “Oración de Quarto” deriva del lugar desde donde, en 1860, Garibaldi partió con sus “camisas rojas” hacia la conquista de Sicilia

[7] Las arengas intervencionistas de D’Annunzio aparecen recopiladas en “Per piu grande Italia; Orazione e Messagi”, 1915

[8] La paz entre los imperios centrales y las potencias aliadas se realizó gracias a una serie de tratados negociados y firmados en distintas localidades de los alrededores de París: Versalles (con Alemania), Saint-Germain (con Austria), Neuilly (con Bulgaria), Trianon (con Hungría) y Sèvres (con Turquía).

[9] El caso de los italianos Sacco y Vanzetti fue mucho más que un ejemplo de error judicial. Acusados, juzgados y ejecutados por un delito que no habían cometido, su caso reveló la xenofobia latente en los países anglosajones contra los hombres de origen latino.

[10] Micahel A. Ledeen, D’Annunzio a Fiume, Edizioni Laterza, Roma, 1975.

[11] Esta alusión resulta difícilmente comprensible sin conocer una peculiaridad del símbolo heráldico de la ciudad de Venecia, el león de San Marcos. Cuando la ciudad estaba en guerra el libro del Evangelio que el león lleva entre sus garras se representaba cerrado, mientras que cuando se halla en tiempo de paz el libro se representa abierto.

[12] Montello y Vittorio Veneto son los nombres de dos de las principales victorias italianas en la I Guerra Mundial. Rovigo es una ciudad del Veneto, en la carretera de Venecia a Bolonia. El “Victoria a ti, Marcos” es –de nuevo- una alusión al santo patrón de Venecia.

[13] Ledeen, op. cit.

[14] “Benoist-Mechin presente l’imagination au pouvoir ou la Constitution de Fiume”La Pensee Nationale, nº 9, noviembre-diciembre de 1975.

[15] Ledeen, op. cit.

[16] Guillaume de Ferette, “Autopsie d’un itinéraire politique: Gabrielle d’AnnuzioDéfense de l’Occident, nº 138 y nº 139 (marzo y junio de 1976).

[17] Ledeen, op. cit.

[18] Alusión al “Programa de los 14 puntos” del presidente Woodrow Wilson, donde se definían los objetivos norteamericanos para la postguerra.

COMO VIENE VA…Y MI RESPUESTA

From: Oscar Pena [mailto:oscarpena.cuba@att.net]
Sent: Tuesday, October 15, 2019 9:14 PM
To: Aldo Rosado-Tuero; aldorosado1@bellsouth.net
Subject: ALDO

Querido Aldo puse un comentario en el de Esteban Fernández sobre Nazario y te lo adjunto porque no sé si supe ponerlo, pero aprovecho la ocasión para pedirte como cubanos con algunas diferencias, pero que se respetan y valoran, que te cuides más la salud y que oigas más a tu esposa sobre tú cuidado.  La realidad es que yo tampoco le hago mucho caso a la mía, pero no dejan de tener ambas cierta razón.

Veo tus videos de la tv Mambisa y se nota tu dolor y decepción. Todos de una forma u otra  tenemos decepciones. Ambos somos genuinos en lo que hacemos y pensamos y por eso se paga un precio. No sé si te lo he dicho nunca: pero aún estando yo en contra de toda violencia, embargos, prohibiciones y exclusiones, para mí eres un hombre honesto, valiente y consecuente con tus puntos, y personas así tienen que respetarse. Yo te respeto.

Un abrazote para ti.  Oscar Peña

MI RESPUESTA PARA UN COMPATRIOTA CON EL QUE HE DISCREPADO MUCHAS VECES PERO CUYA AMISTAD VALORO

Estimado Oscar:

Agradezco profundamente en todo lo que vale y significa para mí tu mensaje. En ese sentido pienso igual que tú con respecto a nuestras respectivas posturas. Esa es a la futura Cuba a la que yo siempre he aspirado: Que se respeten todas las opiniones y que porque no pensemos igual NO TENGAMOS QUE SER ENEMIGOS.

El comentario fue aprobado y publicado desde anoche.

Reciproco el abrazo y te reitero mis mejores deseos para ti y tu familia

Aldo

5MENTARIO: HAY “FRACASOS” LUMINOSOS

Dicen que los que lucharon con las armas contra el castrismo “fracasaron”. También en el Paso de Las Termópilas, 300 espartanos “fracasaron” y no tiunfaron, pero hoy la historia recuerda y reverencia a los 300 “fracasados” y no a los “vencedores”.  Las montañas y pueblos de la región Central de mi país están cubiertas de tumbas, muchas de ellas anónimas, de “Espartanos criollos” que lucharon en las lomas contra la tiranía castrista, que “fracasaron”, pero gracias a ellos y su sacrificio, hoy los cubanos podemos levantar la frente y mostrar que clase de pueblo éramos, antes que las hordas de la destrucción y la inmoralidad nos regalaran al “hombre nuevo”. Aldo Rosado-Tuero   

ZOORIOSIDADES: EL JABALÍ

6 curiosidades del jabalí

Son también llamados los primos lejanos de los cerdos. El jabalí habita en muchísimos lugares y hasta los podemos ver en las ciudades muy cerca de los ciudadanos.

Suelen comer de todo, pues empiezan con lo que encuentran en los bosques para pasar a jardines y a casas para comer carne, pollo y otros. Veamos 6 curiosidades del jabalí.

Especie invasora

Aunque hace años no era así, al parecer el jabalí está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, según marca la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Esto es porque en determinadas ciudades son como una plaga porque bajan de los parques y bosques para llegar a las casas para buscar comida. Lo suelen hacer por la noche y parece que ya no le intimida encontrarse humanos.

Son de hábitos nocturnos

Ahora sí, no encontraremos estos jabalíes por la mañana porque suelen salir de noche. En un inicio para que nadie les vea (pero ahora les da un poco igual). Durante el día están en su agujero, y al oscurecer salen.

El pelaje

Si debemos resaltar un rasgo identificativos del jabalí, éste es su pelaje. Esto diferencia mucho de los animales salvajes de los que no lo son. Además hay más características porque en cuanto al peso, es de destacar que los machos pesan entre 70 y 90 kg y las hembras entre 40 y 65 kg.

Un olfato desarrollado

El jabalí tiene un olfato realmente desarrollado y así puede cazar e ir en buscar de alimento. No es así la vista, que es mucho más limitada.

Quiénes se comen a los jabalíes

Son animales grandes que suelen verse de lejos. Pero no siempre nos sorprenden porque como hemos dicho de día se esconden. Ello también es para poder escapar de sus depredadores. Así suelen ser fuente de alimento de tigres, pero como estos son más complicados de ver en Europa, entonces son los lobos lo que se comen los jabalíes. Así que deben ir con cuidado cuando van por el bosque.

Especies en la Península Ibérica

En la península ibérica habitan dos subespecies. Los Castellanus Albares suelen ser más grandes y presentan colmillos algo más pequeños mientras que el Baetucus Arochos suele más pequeño y con colmillos mayores con la misma edad

EL HOMBRE QUE PLANEÓ ATACAR EE.UU. CON UN SUBMARINO ITALIANO: LA VIDA DE JUNIO VALERIO BORGHESE “EL PRÍNCIPE NEGRO”

Junio Valerio Borghese nació en Roma, el 6 de junio de 1906, en el seno de la familia Borghese-Torlonia de la nobleza italiana, que tiene una amplia tradición católica con tres cardenales, el Papa Paulo V (Camilo Borghese). Paolina, hermana de Napoleón se casó con un príncipe Borghese, de los cuales hay muchos descendientes. La familia Borghese está también muy relacionada con familias influyentes de la nobleza italiana como los Pallavicini y los Orsini y con miembros de la Curia en el Vaticano.

Fue educado en Londres y siguiendo la tradición familiar, Juno Valerio optó por la carrera de las armas ingresando a la Escuela Naval de Livorno de la Regia Marina Italiana en 1923. Como Capitán de Corbeta especializado en el arma submarina, participó en la Guerra de Etiopía y durante la Guerra Civil Española como comandante del submarino Iride. Iniciada la Segunda Guerra Mundial Borghese era comandante del submarino Vettor Pisani y en 1940 recibió el mando del submarino Sciré.

Organizó el grupo de comando que realizó un ataque con torpedos tripulados en el Puerto de Alejandría, contra los acorazados británicos HMS Valiant, HMS Queen Elizabeth y el cisterna Sagona. En 1942 asumió el mando de la Décima Flotilla MAS de operaciones especiales de la Regia Marina, que incluía ataques con torpedos tripulados, submarinos enanos, hombres rana y que realizó muchas operaciones exitosas haciéndose famosa en todo el mundo. Borghese fue condecorado con la Medalla de Oro al Valor Militar.

Junio Valerio Borghese planificó un ataque submarino a las costas de Estados Unidos mediante una operación que más que obtener algún éxito con valor militar lo que pretendía era un golpe psicológico y moral a los Estados Unidos. La idea era llevar un submarino enano tipo CB fabricado por Caproni, transportado por el submarino Leonardo Da Vinci. La nave con dos tripulantes, proyectada en 1938, sería lanzada en la boca del río Hudson para atacar naves mercantes acoderadas en los muelles.

Borghese planificó dos ataques, uno contra Nueva York y otro contra la base británica en Freetown, Sierra leona. Borghese sabía que era necesario contar con un submarino con capacidad atlántica para la operación y que fuera lo suficientemente grande para portar el mini submarino y el equipo requerido para mantenerlo. Los submarinos con que contaba Borghese no cumplían con los requisitos necesarios y optó por pedirle al Almirante Doenitz que le supliera con una nave adecuada para su misión. Sin embargo la Kriegsmarine no contaba con suficientes unidades para cederlas a la Regia Marina.

La flota submarina italiana con capacidad para ese tipo de funciones de larga distancia en el Atlántico, estaba comprometida en operaciones desde el puerto de Burdeos y no poseía suficientes unidades como para disponer de una ellas en otras operaciones, pero el Contralmirante Romolo Polacchini decidió cederle a Borghese al submarino Leonardo Da Vinci, una nave de la clase Marconi, que tenía suficiente capacidad oceánica para la misión proyectada por Borghese.

El Da Vinci estaba al mando del Teniente Gianfranco Gazzana Priaroggia y estaba cumpliendo un buen papel en sus misiones de interceptación en el Atlántico. El 01 de julio de 1942, regresaba de una patrulla en la que hundió mercantes por un total de 20.000 tn. A su arribo a Burdeos fue enviado a dique seco y luego a un astillero para ser remodelado.

Las pruebas comenzaron en setiembre de 1942 transportando durante 15 días al mini submarino en maniobras de lanzamiento y recuperación. El Da Vinci estaba listo, pero no era el momento adecuado para esa misión y debió esperar hasta diciembre cuando las condiciones climatológicas, en especial las limitaciones de luz solar eran más adecuadas. Además, requerían mucha información de inteligencia para realizar el ataque a Nueva York y eso tomaba tiempo. Pero Borghese prefería también esperar a que estuvieran listos los nuevos mini submarinos CA3 y CA4 con más capacidad que los predecesores y por ello suspendió temporalmente la operación.

El 23 de Mayo de 1943, el Leonardo Da Vinci se dirigía a Burdeos para ponerse a las órdenes de Borghese y comenzar la misión en aguas americanas, pero fue interceptado y hundido por el destructor HMS Active y la fragata HMS Ness en el Cabo Finisterre. Así la Décima MAS perdió la única nave disponible con toda su tripulación entrenada para la misión, por lo que la operación fue cancelada.

Después de la firma del armisticio, el 8 de setiembre de 1943, Borghese consideró que esa era más bien una capitulación y decidió seguir luchando al lado de los alemanes, pero no para defender la causa de ellos, sino para reivindicar la honra de las fuerzas armadas italianas. Al tomar esa decisión reunió a sus hombres dándoles libertad de elegir, si quedarse a luchar o marcharse y la mayoría de ellos decidió mantenerse con el líder de la Décima Flotilla, recibiendo además adhesiones de todas partes de Italia.

Firmó un acuerdo con los alemanes, representados por el General Wolff, el 12 de setiembre de 1943, recuperando la operatividad de la Décima Flotilla MAS y estableciendo su Cuartel General en el Palacio Fantoni en Saló. Borghese logró reunir una fuerza de 18 mil hombres que cumplió funciones mixtas en aire mar y tierra y combatiendo a los partisanos comunistas.

A oídos de Mussolini, quien ya había sido liberado y había fundado la República Socialista Italiana, llegaron noticias que Borghese había estado en contacto con agentes aliados y ordenó detenerlo, pero poco después fue dejado en libertad.

Lo que sucedió, es que Borghese había estado en conversaciones con agentes de seguridad de las SS, agentes británicos y James Jesús Angleton, un agente de la OSS de Estados Unidos, Allen Dulles de la OSS en Suiza y el General Wolff.

Al finalizar la guerra, Borghese fue capturado por los partisanos, pero por órdenes de Dulles fue rescatado por el agente de la OSS Angleton que lo llevó a Roma. Familias aristocráticas abogaron por Borghese ante el gobernador militar Vicealmirante Ellery Stone. Stone tenía como amante a una baronesa de Roma y por tanto no era difícil convencerlo para que ayudara a Borghese.

Tanto los británicos como los estadounidenses estaban muy interesados en los conocimientos de Borghese y los oficiales de la Décima MAS, en especial el Batallón Vega, expertos en operaciones tras las líneas enemigas con experiencia y amplios conocimientos en los métodos usados por los guerrilleros comunistas. Varios miembros del Batallón Vega fueron llevados a Inglaterra y Estados Unidos para trabajar en los servicios de inteligencia de esos países.

Antes que juzgaran a Borghese en Milán, donde se esperaba una pena de al menos prisión perpetua o la muerte, fue llevado por Stone a Roma para ser juzgado por los Aliados. Dulles y Stone tenían contacto con viejos fascistas a quienes les facilitaron permanecer en cargos de gobierno y eso hacía más fácil que no se le juzgara a Borghese por crímenes de guerra. Después de dos años de prisión, Borghese fue encontrado culpable de colaborar con los alemanes y le impusieron una pena de 12 años de prisión. Pero Borghese fue puesto en libertad por la Corte Suprema de Justicia en 1949. Ya la Guerra Fría estaba en marcha y por ello no fue difícil que un juez considerara que Borghese había pasado suficiente tiempo en prisión.

Junio Valerio Borghese fue rodeado por grupos profascistas y anticomunistas que formaron el Movimiento Social Italiano, llamado también Frente Nacional, del cual fue presidente. La organización era de corte fascista que agrupó a los viejos partidarios de Mussolini, siendo llamado desde entonces el Príncipe Negro. En 1955 Borghese fue presidente de los veteranos de la República de Saló de donde procedían los principales miembros de Gladio fundado en 1956 por la OTAN. Para entonces la CIA apoyaba a los movimientos neo-fascistas para combatir el comunismo en Italia y con esa protección Borghese planificó acciones en contra del Estado Italiano.

Lo que esperaba Borghese es que Europa se constituyera en una tercera potencia bajo la bandera de la OTAN para colocarse en medio de las dos potencias imperialistas: Estado Unidos y la Unión Soviética. La Unidad Europea no era nada nuevo, pues ese concepto provenía de comienzos del siglo 20, pero que fue eclipsado por el Nacionalsocialismo y el Fascismo.

Durante la fiesta de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre de 1970, Borghese fracasó en la ejecución de un golpe de Estado y fue obligado a salir del país. Mientras tanto, Gladio siguió operando como un organismo de contraespionaje en Italia bajo la protección de las agencias de seguridad e inteligencia de Estados Unidos y Gran Bretaña. Fue sólo en 1990 que el Primer Ministro italiano Giulio Andreotti reconoció públicamente la existencia de Gladio que durante décadas operó conjuntamente con organismos de planificación e inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña y la OTAN.

Durante el exilio, Borghese escribió el libro Demonios del Mar y se mantuvo en contacto con miembros neofascistas en toda Europa con la colaboración de miembros de la Curia de la Iglesia Católica y la protección de los servicios de inteligencia de EEUU, Gran Bretaña y SHAPE el Cuartel General Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa.

Todos los archivos de los servicios de inteligencia de EEUU y Gran Bretaña, así como los archivos relacionados con la familia Borghese en el Vaticano, se mantienen en el más estricto secreto.

Borghese murió en Cádiz en 1974, se cree que fue posiblemente envenenado.

EL TESTIMONIO DESGARRADOR DE UNA CUBANA DIGNA Y LUCHADORA Y DE LOS INNUMERABLES “CRÍMENES” DE LA TIRANÍA CASTRISTA-PRIMERA PARTE

Omara Ruiz Urquiola, profesora de generaciones de diseñadores, fue expulsada del ISDI en julio de 2019.

 Omara Ruiz Urquiola y la reinvención constante de la vida

Por, YUSIMÍ RODRÍGUEZ LÓPEZ-Fuente Alas Tensas

En Cuba sentía que mis probabilidades de conocerla dependían de la casualidad y de algún amigo en común. Una vez fuera de la Isla, esas probabilidades habrían sido aún más remotas sin el interés de Alas Tensas y Árbol Invertido en entrevistarla. Omara Ruiz Urquiola es una mujer a quien la vida no cesa de ponerle retos: el encarcelamiento de su padre cuando ella tenía 17 años, el diagnóstico de un agresivo cáncer de mama a los 32 años sin probabilidades de remisión (en julio de 2005, el pronóstico era nueve meses de vida; en noviembre era de tres), y más recientemente, su despido del Instituto Superior de Diseño (ISDI) donde impartía Historia del Diseño y ostentaba la categoría de Profesora Auxiliar.

Pese al gusto de contar con un pretexto para contactarla, la entrevista era un reto porque Omara es, a su pesar, una mujer muy conocida en los medios independientes cubanos y ha sido entrevistada muchas veces. Por otra parte, es difícil no sentirse como ante un semáforo en rojo frente a una mujer que padece cáncer de mama, como si hubiera un cartel que nos advierte de no andar en esa gaveta, no hacer preguntas fuera de lugar, inoportunas… a no ser que la persona saque el tema a relucir, lo que es casi imposible que ocurra. Quién va a querer hablar de la extirpación de sus dos mamas entre los 33 y los 34 años.

El diálogo con Omara, a través de correos electrónicos y mensajes de WhatsApp, me demuestra que esa luz roja es mi propio miedo, mi afán por ignorar las cosas más aterradoras como si la ignorancia fuese el antídoto contra la fatalidad. Lejos de ponerse a la defensiva y evitar que ande en la gaveta, Omara habla de lo que ha vivido sin prejuicio ni dramatismo. Me muestra lo que significan esta enfermedad y el dilema de la mastectomía para cualquier mujer, sobre todo, para una graduada de Diseño y por tanto “formada en el ideal estético”, y que lo usa “con total conocimiento de causa”.

Son muchas las mujeres con el mismo tipo de cáncer que mi entrevistada ha conocido en estos años, la mayoría de ellas han muerto. Su padecimiento la hizo coincidir también con la actriz Adria Santana, quien le prestó la peluca que usó para viajar fuera de Cuba por primera vez. Desgraciadamente, Adria también falleció.

Omara ha sostenido en varias entrevistas que su hermano, el biólogo Ariel Ruiz Urquiola (foto de la izquierda) es su médico y a él, más que a los especialistas cubanos, le debe su sobrevida de ya casi 15 años. También a la solidaridad de amigos en el extranjero e incluso de exalumnos que viven en Cuba. Esta entrevista no es la excepción, y deja profundas grietas en la vitrina que constituye para el gobierno cubano su sistema de salud y los médicos formados dentro de la revolución.

“UN GIRO DE 180 GRADOS”

Usted y su hermano son hijos de un militar cubano que estuvo preso durante más de 15 años. ¿Qué llevó a su padre, quien deduzco fue partidario de la revolución cubana, a la cárcel? ¿Qué significó para su madre, su hermano y usted?

Al momento de su detención estaba esperando la chequera de jubilación, aunque tenía poco más de 40 años. Era Teniente Coronel, y llevaba 25 años o más de servicio. Otros morían con el uniforme encima, él había decidido salirse por la vía burocrática. Era ingeniero electrónico y, como civil, ofertas de trabajo no le faltarían. Le indicaron que aguardara los meses que demoraba el trámite en la jefatura de Guardafronteras, por entonces en el Reparto Flores. Nada que ver con su perfil profesional, pero era una orden y él, un militar de carrera. En ese sitio, lógicamente, se tenía acceso a las embarcaciones resguardadas en las dársenas.

La temprana solicitud de jubilación se debió a los múltiples altercados que, siempre dentro de los marcos establecidos, mi padre protagonizó al cuestionar arbitrariedades de los altos mandos que obstruían el desarrollo de proyectos tecnológicos; y al final, emplazar en un auditorio donde confluyeron un gran número de oficiales, a la máxima dirección del país por su incapacidad para prever el inminente Período Especial en Tiempos de Paz del que habían sido informados, con anterioridad, los miembros de la nomenclatura castrense. Al término de la reunión recibió el espaldarazo de muchos, absolutamente nadie lo confrontó. La decepción era pública, no obtuvo respuesta satisfactoria, ese ya no era su lugar. Dejaba atrás, por voluntad propia, su protagonismo como fundador y jefe del Grupo de Desarrollo de las FAR, luego del MININT.

De ese puesto transitorio en Guardafronteras fue a dar a la cárcel. Fue un proceso de Instrucción plagado de violaciones. Se le acusaba de actos preparatorios de “salida ilegal del país”, esto respaldado por el estar trabajando en ese sitio tan aparente lleno de lanchas, que no sabría ni cómo echar a andar. Pero ahí estaban las embarcaciones, y de paso, él. Yo estaba terminando el pre-universitario. No se me permitió ir al juicio, y desde la primera visita, previa al juicio, el oficial de la Contrainteligencia encargado del caso nos advirtió a mi hermano y a mí que no acudiéramos a ninguna organización de derechos humanos, que eso solo complicaría algo que debía resolverse. En realidad, él puso esa idea en mi mente, nada más lejos de mi intención; poco o nada sabía de derechos humanos o algo parecido, tenía 17 años y hasta entonces había sido “hijita de papá”, y por ende, tenía muy poca conexión con la vida de la generalidad.

Mis padres llevaban años divorciados. De hecho, él había formado una nueva familia, pero siempre se mantuvo la relación cercana, incluso con mis hermanas menores y su esposa. Para todos fue un giro de 180 grados, vivíamos entonces, mi madre y nosotros dos, Ariel y yo, en una misma casa con mi abuela y tío paternos, ambos fidelistas. Sin detallar, nos hicieron tal guerra que tuvimos que permutar la casa y reducirnos, ellos habían renunciado a cualquier lazo con mi padre dado su fanatismo fidelista, nosotros no.

Mi madre era la jefa de cátedra de Biología de la secundaria del barrio, y a pesar de cierto hostigamiento velado, el cariño y respeto de las familias de la comunidad se mantuvo prácticamente íntegro, también fue extensivo a nosotros y perdura hasta hoy. Algunas personas no cercanas aprovecharon la situación para verter sobre mí viejos resentimientos que iban desde lo clasista hasta celos por el rendimiento académico infantil o adolescente; incluso hubo quien trató de desacreditarme ante amigos, profesores y vecinos. Aprendí a llamar por teléfono antes de visitar o a saludar solo de lejos, y si la persona se acercaba, entonces detectaba normalidad en la relación. Esto lo incorporé joven, por eso ahora no me cuesta, es hábito.

Mi madre mantuvo las mismas relaciones de cordialidad y familiaridad con mi padre, su esposa y mis hermanas. Nunca interfirió en la relación con mi padre, a pesar de su militancia partidista. Ahora me confiesa que observaba, y ya disentía de la realidad. Ella leía la prensa soviética que durante los primeros años de la Perestroika seguía entrando a Cuba, entendía lo que pasaba; pero mantenía silencio protector pensando en nosotros, en que no nos pusieran freno para llegar a la universidad.

Yo empecé no solo a ver, sino a vivir la realidad y “corría” el Período Especial. Cuando mi padre cayó preso, venían las pruebas de ingreso; tuve suerte, me llevé la plaza de Historia del Arte que, para la Ciudad de La Habana, había “bajado” a los pre-universitarios. Todo se unió, fue despertar sufriendo más que el resto, que ya vivían lo impensable, pero yo vivía las cosas de manera diferente. Cada 21 días iba a la visita familiar, fueron varias cárceles. El miedo a que se hiciera pública mi realidad en la Universidad de La Habana (UH) era atroz, me carcomía. En fin, después de constatar la trampa tendida a mi padre fui a cuanta institución a cargo de la legalidad socialista existía. Todo fue en vano, se violó hasta su derecho a libertad condicional. Acabé en casa de Gustavo Arcos Bernes. Aprendí a respetar a la oposición, aunque buenas decepciones me llevé también, ninguna de Gustavo, creo que me privilegió con su amistad. Ya era una contrarrevolucionaria entonces, porque entendía toda la estructura como un engranaje garante de un régimen totalitario. Pero seguí viviendo, y ante la imposibilidad de una salida al extranjero por la vía del reconocimiento internacional al caso de mi padre, decidí quedarme en Cuba y, sin llamar la atención, hacer en lo posible una vida normal.

Mi hermano siempre ha sido más levantisco, toda la UH sabía de quién era hijo; descollaba en todo, por bocón, por deportista, por inteligente, tenía otra personalidad. Llegó a trabajar en la Universidad gracias al apadrinamiento de la Dra. María Helena Ibarra Martín, un puntal político incuestionable para la academia; y esa es otra historia, que ya sabemos cómo terminó, justamente por bocón. (Ríe.)

Mami se peritó por razones médicas cuando vio el desastre del sistema de educación, no aguantó, había dado el Paso al Frente, y todo iba para atrás. Repasó adolescentes en mi casa, hizo pizzas, croquetas, entre otros malabares para hacernos sobrevivir. 

(El padre de Omara Ruiz Urquiola vive y trabaja actualmente en España.)

¿Qué decepciones sufrió con la oposición?

En esa época de los ‘90, salvo en Gustavo Arcos Bernes, a quien considero un caballero andante sin armadura, lo que yo vislumbraba en la mayoría de los opositores con quienes pude alternar era una estrategia para emigrar. Por otra parte, también choqué con una Odilia Collazo que resultó ser después una agente de la Seguridad del Estado. Te estoy hablando de una mujer de la que yo no hubiera pensado que era agente. Cuando fui a su casa no pude ni tomar agua por el ambiente de suciedad. Te hablo de una marginal en un barrio de San Miguel del Padrón. Tenía una conducta social reprobable. Cuando yo la conocí, pensé “no puede ser que el cambio en Cuba dependa de una antisocial como esta”. Resulta que era agente de la Seguridad del Estado.

En este momento reconozco que en la oposición hay personas extremadamente inteligentes y valientes, absolutamente decididas a quedarse en Cuba y correr la suerte que corra Cuba. Mi hermano y yo no nos identificamos con ningún proyecto opositor en específico. Queremos generar un Estado de Derecho. Pero a mí hacer política y ser parte de la política no me interesa. (Continuará)

A LOS 15 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE ANDRÉS NAZARIO, LÍDER DE ALPHA 66

Por Esteban Fernández

He cooperado con todos y cada uno de los líderes del exilio histórico, sin contraer exclusividad con ninguno. El mejor ejemplo fue Andrés Nazario Sargén porque como les dije anteriormente, nunca acepté sectarizarme con nadie ni con él. Es decir, no le fui absolutamente fiel. Él a mí sí.

Me fui con otros dirigentes, me embullé con la promesa de Manolo Ray, con José Elías de la Torriente y su fantasmagórico plan, con Orlando Bosch, con Manuel Artime, y prácticamente relegué a un quinto plano a Andrés Nazario. Me incorporé a la Jure, fundé la Juventud Cubana de Los Ángeles y La Voz de Cuba y al mismo tiempo ignoraba los esfuerzos de Alpha 66. Pero, mientras los líderes y las organizaciones fracasaban Andrés Nazario se mantenía firme.

¡Oh, cuantos líderes puse por encima de Andrés! Por años puse por encima de él a Tony Varona, a Tony Cuesta y Comandos L, a Gustavo Marín y su Agrupación Abdala. Pero la gran verdad era que Andrés llegaba siempre al lugar donde yo estuviera residiendo. Aunque yo no lo siguiera a él me parecía que Nazario me seguía a mí.  Sin un reproche, sin una queja Andrés me sonaba un tremendo abrazo.

Recuerdo cuando yo estaba de jefe de empadronamiento del Plan Torriente en California y Andrés Nazario vino a saludarme con la misma alegría como si yo fuera un sobrino que hacía muchísimo tiempo no veía ni asistía a las reuniones familiares.

Al final de la jornada llegué a confiar tanto en Andrés Nazario que cuando mi íntimo amigo Leonardo Fandiño estaba al frente de la Fundación Cubano Americana en California y estaba altamente entusiasmado con esa gestión le dije: “Vamos a hacer una apuesta, vamos a llamar a Jorge Más Canosa y a Andrés Nazario y les vamos a decir que estamos extremadamente mal económicamente, que nos estamos comiendo un cable en Los Ángeles y que necesitamos que nos recojan en el aeropuerto de Miami y nos den albergues en sus casas por varias semanas, te juego 100 a uno a que Nazario llegará primero en su cacharro que Jorge Más en su Mercedes”.

Y créanme si les digo de todo corazón que cuando falleció fue como si se hubiera muerto un querido abuelo. Y todavía hoy al escribir estas línea no puedo evitar emocionarme al recordar a este cubano que fue baluarte invariable en mi vida. 15 años más tarde le dedico un par de lágrimas a Andrés.  Y siento mucho haberle sido infiel tantas veces.

LECTURA PARA GENTE GRANDE: EN SU 100 ANIVERSARIO. RELATO DE LA FASCINANTE HISTORIA DE D’ANNUNZIO EN FIUME- SEGUNDA PARTE

En la foto: Bandera de los Arditi

Fiume: la primera (y única) experiencia libertaro-conservadora (I)

Nota de NuevoAcción: la atención prestada por los lectores a dos artículos publicados sobre Gabrielle D’Annunzio, nos ha animado a seguir tratando tan interesante tema histórico.

Por,Carlos Caballero

Los italianos de Fiume estaban dispuestos a usar la explosiva situación interna de Italia a su favor. Los intervencionistas de le pre-guerra y los veteranos “Arditi” eran sus aliados naturales. A lo largo de la primavera y el verano de 1919 se tramaron varios complots para realizar una conquista violenta de la ciudad, a la sazón ocupada por contingentes inter-aliados. Implicados en ellos aparecían autoridades militares, líderes nacionalistas (como Federzoni), miembros de la Casa reinante (como el Duque de Aosta), sindicalistas revolucionarios y fascistas. Pero si un nombre sonaba era el de D’Annunzio. El gobierno trataba de alejar el peligro ofreciéndole al poeta-soldado medios para la realización de un sueño largamente acariciado: un vuelo en solitario entre Italia y Japón. “Era un proyecto propio del genio del poeta y le habría permitido finalmente visitar Oriente, con todos los exóticos misterios que le esperaban (años después D’Annunzio se volvió de nuevo hacia Oriente en busca de inspiración, cuando había llegado a la conclusión de que Occidente era ya estéril y de que sólo Oriente poseía la sabiduría y la profundidad capaces de revitalizar la creatividad europea). Los hombres del gobierno vieron en el vuelo la posibilidad de mandar al poeta lejos de las fronteras italianas y animaron por todos los medios posibles este sueño, mandándole a Venecia, donde vivía, un cortejo de generales y almirantes para pedirle que volara a Japón”[13].

Sin duda D’Annunzio no trataba sino de lanzar una cortina de humo sobre sus verdaderos propósitos. La situación en Fiume le obsesionaba, porque no dejaba de empeorar. Con los grandes mítines ya comentados de Venecia y Roma, pese a su eco y a la masiva audiencia, no había logrado hacer caer al gobierno de Roma, ni siquiera modificar la actitud de éste hacia Fiume. Había que decidirse a una acción directa, en el mismo Fiume, antes de que fuera tarde. Y el tiempo trabajaba en su contra. La Comisión Inter-aliada que se ocupaba de los problemas de la ciudad había dado varias órdenes significativas: disolver la “Legión Fiumana” creada por el Consejo Nacional italiano de la ciudad, y también el Consejo mismo, así como sustituir en la ciudad a las tropas italianas allí establecidas, consideradas demasiado próximas a los ideales irredentistas, por otras unidades. El gobierno, presidido por Nitti, estaba dispuesto a cumplir estas disposiciones y fueron emitidas las oportunas órdenes a las tropas, pertenecientes a una de las unidades italianas de más largas y gloriosas tradiciones, los “Granatieri di Sardegna”. El 25 de agosto de 1919 se producía la evacuación del primer contingente, entre gigantescas manifestaciones de los fiumanos, que imploraban a los soldados que no les abandonaran. Estos dejaron atrás la ciudad con el corazón encogido y los ojos llenos de lágrimas de rabia. Apenas salidos de la ciudad un grupo de oficiales decidió conjurarse y pasar al ataque. Siete oficiales juramentados (“¡Fiume o Muerte!”) se dirigen a D’Annunzio para que encabece el movimiento rebelde. Aunque el poeta-soldado se hallaba aquejado por una altísima fiebre, parte precipitadamente hacia Ronchi, donde los oficiales rebeldes le esperan. Lo hace tan rápido que no da tiempo a que le alcance el único hombre político con el que había estado íntimamente en contacto los últimos meses, Benito Mussolini (los “Granatieri di Sardegna” habían ofrecido en fechas anteriores la posibilidad de liderar su revuelta al escritor Sam Benelli, al líder sindicalista revolucionario Enrico Corridoni, al jefe del partido nacionalista Luigi Federzoni, auno de los descendientes del héroe nacional, Peppino Garibaldi, y al mismo Mussolini).

Alea iacta est. La suerte estaba echada. D’Annuzio, al frente de un reducido número de soldados rebeldes (186 granaderos) sale desde Ronchi (cerca de Trieste), hacia Fiume. La “Marcha de Ronchi” es el primer acto de la epopeya. Es el día 12 de septiembre. Cuando esta Marcha sobre Fiume acabe, ese mismo día, la columna del soldado-poeta habrá crecido con sucesivas incorporaciones espontáneas hasta 2.250 soldados. En vez de oponerse a su paso, los hombres –que reconocen al héroe por sus medallas y sus cicatrices- se unen a él. En cuanto a las unidades militares de otras nacionalidades, comprenden que oponerse a esta aguerrida y bien pertrechada tropa es una temeridad y abandonan el campo. D’Annunzio entra en Fiume aclamado frenéticamente por unas multitudes que están al borde de la histeria. Sus cálculos habían sido ciertos: ha bastado una demostración de valor y orgullo para que las potencias coaligadas contra Italia retiren sus peones del terreno de juego.

Benoist-Mechin, a mi parecer justificadamente, ha puesto en relación estos hechos con otros que él mismo ha estudiado minuciosamente en su magistral Historia de Alemania y de su Ejército. Me refiero a la marcha de los “Freikorps” alemanes hacia el Báltico: “la marcha de los Arditi sobre el Adriático se realiza mientras los Cuerpos Francos alemanes progresan hacia el Báltico, a través de Curlandia. Estas dos aventuras son estrictamente contemporáneas (…) es de esos raros momentos de la Historia en las que una fracción del Ejército, rechazando el seguir jugando el papel al que el Estado quería reducirlo- el de guardián y protector de una situación dada- se lanza a la aventura de abrir el camino a un nuevo Derecho humano”[14]. En efecto, si el 12 de septiembre los “Arditi”tomaban Fiume, el 6 de octubre del mismo año los hombres de los Cuerpos Francos ocupaban Dunaburg (Daugavpils, en Letonia). ¿Es sólo la resistencia de Europa Occidental ante el avance de los eslavos? No lo creo: “la patria ardía en aquellos corazones atrevidos”, como escribió Von Salomon. Pero no sólo para defender sus límites, sino también, y aún más, para renovar su misma vida nacional, tanto política como culturalmente. Pero volvamos a Fiume.

Los “Arditi” que entran en Fiume cantando hasta enronquecer su himno, “Giovinezza”, se juntan con los voluntarios de la “Legión de Fiume”. Del Palacio de Gobierno se arrían todas las banderas, salvo la italiana. D’Annunzio es designado “Comandante”. El poeta-soldado se dirige desde el balcón a las masas, inaugurando un ritual que se hará característico:

Italianos de Fiume (…) En un mundo loco y vil, Fiume es hoy el signo de la libertad; en un muno loco y vil hay sólo una cosa pura: Fiume; hay una sola verdad: Fiume; hay un solo amor: Fiume. Fiume es como un faro luminoso que brilla en un mar de abyección.

¿No suena un poco exagerado todo esto para lo que parece ser apenas uno más de los innumerables conflictos fronterizos que en el mundo han existido, existen y existirán? Muchos han explicado esta oratoria recurriendo tan sólo al característico estilo ampuloso de parte de su obra literaria. Pero esto, por sí solo, es absurdo. No entenderemos jamás la epopeya de Fiume si no nos acercamos al pensamiento del poeta. “En la contraposición delineada por D’Annunzio entre Fiume y el resto del mundo se manifiesta una concepción elitista que desde hacía tiempo caracterizaba los escritos y declaraciones públicas edel poeta. Para D’Annunzio el mundo se dividía en dos campos, incluso podríamos hablar de dos niveles de realidad moral, cuyos símbolos eran Fiume y Roma. Fiume, donde se había expresado en un único acto de heroísmo viril la voluntad de un pueblo oprimido; y Roma, que se limitaba a vegetar, como de costumbre, entre las rutinarias preocupaciones por los asuntos de Estado, es decir, donde se desarrollaba una política manejada por viejos estadistas enclaustrados en cuatro paredes y entre la vulgaridad del mundo post-bélico”[15]. Fiume no era un pedazo de tierra. Fiume era un símbolo, un mito, algo que quizá no pueda entenderse en nuestros días, en una época tan refractaria al mito y a los ritos. La empresa de Fiume tiene más de rebelión cultural que de anexión política. No está de más señalar aquí que ocupando Fiume, D’Annunzio se proponía darle una bofetada a Woodrow Wilson, el hombre que había frustrado las esperanzas italianas (“el mentiroso cuya sonrisa descubre treinta y dos falsos dientes”) ¿Simple exabrupto contra una potencia extranjera poco amiga? No, D’Annunzio tenía razones íntimamente más profundas: desde lo más íntimo de su alma odiaba a “esa pseudocivilización fundada en el culto al dólar”.

Pero estoy desviándome del hilo de esta exposición. D’Annunzio sí que valoraba los ritos y los mitos. La experiencia de Fiume fue elocuente en este punto. Apenas llegado a la ciudad empezó a orear un ritual, una liturgia, destinada a tener unos ecos muy amplios. Ante los ojos de los civiles de Fiume y de sus legionarios desplegó una bandera italiana que había llevado uno de sus amigos, oficial de infantería, cuando murió en combate. Con este símbolo sagrado galvanizó la voluntad de aquellos hombres, haciéndoles jurar que lucharían hasta la muerte. El culto a los héroes caídos por el ideal ocuparía en adelante el lugar central de una liturgia fiumana. No menos significativo fue que entre las primeras medidas del Comandante estuviera el diseñar un símbolo para Fiume. Y ese símbolo fue el de la llama de fuego; símbolo que ya había sido utilizado por los “Arditi” en la guerra y que entroncaba perfectamente con la definición danunziana de Fiume como “ciudad-holocausto”. Pero sin duda lo más famoso y trascendente habría de ser la nueva forma de liderazgo político, basada en las arengas a las masas, que se convertían en un auténtico diálogo entre el poeta-soldado y un gran conjunto de hombres y mujeres, que respondían unánimemente a sus preguntas y secundaban con una sola voz sus invectivas y sus gritos de guerra. Esta comunicación electrizante (mejor diríamos comunión) convertía cada mitin en un plebiscito. Las masas eran arrastradas por una oratoria creadora y brillante a una nueva forma de manifestación política, más noble y trascendente que la anodina anécdota de depositar un voto de papel en una urna. Los hombres que gritaban hasta enroquecer los estentóreos “Eia!, Eia!, Alalaaa!” –el célebre grito de guerra danunziano–, se sentían partícipes de una comunidad orgánica de ideales y voluntades y se vinculaban a un líder carismático que sabía captar cuál era su genuina voluntad mucho mejor que cualquier político al uso. La regeneración de la política que muchos, empezando por Max Weber, han considerado necesaria para que el mundo no caiga en manos de los burócratas, tuvo en Fiume uno de sus primeros y más afortunados ejemplos.

Volvamos a temas más prosaicos. ¿Cómo reaccionó Italia y el mundo ante la conquista de Fiume? En Roma fue el momento del pánico. El gobierno y los parlamentarios temían una “marcha sobre Roma” de D’Annunzio y sus legionarios. En las Cancillerías extranjeras se dudaba sobre si todo esto no sería una maniobra apoyada clandestinamente por el gobierno italiano, para dar más fuerza a sus negociaciones, o bien se temía el inicio de una revolución que fuera el final de la débil democracia italiana. Sorprendentemente, nada ocurrió. El Comandante, ingenuamente, pensó que su gesto bastaría para levantar a los italianos contra Nitti y esto, evidentemente, no sucedió. Nitti aprovechó la coyuntura y reaccionó declarando fuera de la ley a D’Annunzio y a sus legionarios, así como decretando el bloqueo a la ciudad, con el apoyo del parlamento.

Se abría un largo período de 16 meses, a lo largo de los cuales Fiume y su Comandante desafiaron a Italia y al mundo. “Más que molestias impuestas al gobierno fiumano, convertido en ilegal por las autoridades de Roma, el verdadero obstáculo de la empresa de Fiume fue la larga espera”.[16] Los primeros días fueron aún exultantes: las tropas italianas destinadas a cercar la ciudad –al mando de un personaje que se hará famoso, el general Badoglio- desertaban y se incorporaban a los legionarios fiumanos en tan gran cantidad que el Comandante tuvo que rechazar a unidades enteras, por carecer de medios para abastecerlas. Desde Italia llegaban testimonios de apoyo y, aunque el gobierno censuraba la prensa para impedir manifestaciones de solidaridad, el periódico milanés “Il Popolo d’Italia”, dirigido por Mussolini, sostenía ardorosamente la causa fiumana.

El líder del futurismo, Filippo Tommaso Marinetti (foto de la izquierda), fue uno de los primeros en visitar la Fiume liberada. También lo haría, más tarde, Guglielmo Marconi, el inventor de la radiodifusión. Hubo otros muchos, pero la visita más significativa sería la de Mussolini (el 7 de octubre) quien se esforzó por hacer comprender a D’Annunzio que no podía encerrarse en Fiume, que debía lanzarse sobre Roma, desembarcando sus soldados en los puertos del Adriático, para abolir después la monarquía y tomar el poder. En ese momento aquello era aún imposible, pero D’Annunzio cometió aquí su primer error histórico. ¿Por qué el Comandante no se aprovechó de la ocasión, se pregunta Benoist-Mechin? “Se le veía dudar, contemporizar, perder un tiempo precioso. Pero no era audacia lo que le faltaba. Lo había probado. Esta vez parece haber pecado de exceso de presunción. En vez de saltar sobre su presa, adueñándose por la fuerza de Roma, parece haber imaginado que el Rey, viniendo hasta él, le ofrecería el poder sobre una bandeja. En esto es en lo que se equivocó”. Mussolini, un profundo admirador de D’Annunzio, era sin embargo un hombre realista. Y de hecho no confiaba ni en la capacidad de análisis político del Comandante ni en sus dotes de organizador. Conquistar Fiume no debía tener otro objetivo que saltar de allí con destino a Roma. Y eso no lo vio el poeta-soldado.(Continuará)

DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: PARA DARLES QUE PENSAR A LOS QUE SE PREGUNTAN POR QUÉ LOS EE.UU. NO HACEN NADA EFECTIVO CONTRA EL CASTRISMO

Por Aldo Rosado-Tuero

A pesar de las críticas de algunos amigos, tengo desde siempre, la costumbre de leer la prensa del adversario y creánme que me ha servido de mucho y me ha ayudado a comprender muchas cosas, que pasan inadvertidas para otros.

La inmensa mayoría de los cubanos no se pueden explicar el por qué en todos estos años ninguna Administración norteamericana ha hecho nada realmente efectivo para lograr la desaparIción del castrato.

Nosotros llevamos años diciendo que una de las causas de la inacción contra la tiranía cubana, se debe a la infiltración que  existe en altas esferas del Gobierno de este país, de agentes y simpatizantes de Fidel Castro y el comunismo. Una contundente prueba la tuvimos cuando se descubrió que la principal analista de Inteligenmcia sobre Cuba en el Pentágono y la persona que delineaba las políticas hacia Cuba, Ana Belén Montes(foto a la izquierda de este párrafo )era una dedicada y fanática espía que trabajaba desde hace años para la dictadura cubana.

Ayer, leyendo la prensa castrista, descubro  la clave, de porque hace unos años, siendo Secretario de Estado, el General Collin Powell, hizo aquellas declaraciones que dejaron al exilio echando candela, cuando elogiaba “los logros de la revolución cubana”.

Resulta que el periódico (si se le puede llamar periódico a ese libelo) “Trabajadores”, que se edita junto a sus hermanos Granma y Juventud Rebelde,  aparece un artículo largísimo que no es más que una transcripción de una entrevista que realizara en su programa de la radio miamense, Edmundo García, a una persona, que aunque aún no se ha descubierto que fuera un agente castrista, si es un hecho que es un simpatizante a rabiar del régimen de La Habana y que estuvo, hasta hace poco en posición de influir muchísimo en las decisiones que se tomaban en el Departamento de Estado, en los más altos niveles.

Este personaje es el Coronel  Larry Wilkerson,(foto grande de arriba) que fue nada menos que Jefe de Despacho del General Collin Powell durante el primer período de la Administración de George W. Bush y como reconoce el artículo “ha estado  dentro de los círculos más importantes del Ejército de los Estados Unidos en las últimas décadas y en el epicentro de importantes decisiones.”

El Coronel Wilkerson viaja a Cuba y en el mismo artículo confiesa que en su última visita a la Isla “tuve la oportunidad de tener una larga conversación con Ricardo Alarcón, él me dijo–y creo que fue sincero– que los Estados Unidos se estaban convirtiendo  cada vez más en algo irrelevante  en el futuro de Cuba”.

Refiriéndose a su influencia y amistad con el General Powell, Wilkerson afirmó textualmente: Nosotros nos conocemos desde hace casi 20 años y en el curso de ese tiempo hemos tenido la oportunidad de mantener muchas conversaciones privadas y en todas ellas él y yo estábamos más o menos de común acuerdo en que esa política no funcionaba.( se refiere a la política norteamericana de enfrentameiento con el régimen castrista).

En la entrevista que difundiera Edmundo García (foto a la izquierrda) y ahora Trabajadores, el Coronel Wilkerson, la emprende con un odio y una saña pocas veces vista contra los cubanos anticastristas de Miami y en especial contra los congresistas cubano americanos.

La entrevista, y por ende el artículo es demasiado extenso, para que Nuevo Acción lo reproduzca completo, pero vamos a publicar un par de párrafos más para que los lectores tengan una idea de como piensa este Coronel norteamericano:

GARCIA: Concluimos entonces que la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba está secuestrada por el poder político de La Florida.

WILKERSON: Yo diría que más que un simple secuestro es un “Hijack”… [Término usado en el idioma Inglés para hacer referencia a un secuestro más grave donde están implicadas naves aéreas……

“El pueblo cubano posee un elevado nivel de inteligencia y educación, cuenta con gente muy talentosa y — en mi punto de vista — es un país que tiene mucho que enseñarnos: cómo lidiar con ciertas crisis en cuanto a la historia concierne y a cómo extender las posibilidades de la salud pública a las personas de menos recursos como lo ha hecho en todo este tiempo. Estados Unidos se beneficiaría específicamente en el terreno de la agricultura, se beneficiaría también en el campo de la medicina y de los descubrimientos de nuevas vacunas. Cuba es un país que puede ser nuestro aliado en el combate al narcotráfico y al terrorismo en la zona del Caribe; así que no puedo ver nada que no sea positivo si el embargo se terminara mañana.……

GARCIA: Los pasados 26 de Julio y 8 de Octubre, Raúl Castro y Ramiro Valdés respectivamente, han ratificado la disposición de negociar con la próxima administración norteamericana, sea republicana o demócrata, si ésta asume una posición responsable hacia Cuba. ¿Usted cree que veremos esa negociación responsable con relación a Cuba?

WILKERSON: Eso no es algo que yo escucho en sus respectivas campañas electorales, sin embargo, creo que cuando alguno de estos potenciales presidentes llegue a la Casa Blanca es posible que se pueda ver un cambio. Estuve muy entusiasmado con la posición que tuvo el Senador Dodd con respecto a Cuba y me impresionaron — aunque no fue muy lejos — las respuestas que ofreció el Senador Obama, y tengo que creer que si el Senador Obama o la Senadora Clinton ganan la presidencia de Estados Unidos dentro de algunos años, ellos estarían explorando una nueva política hacia Cuba, pero de ninguna manera estoy seguro de eso. Debo señalar que cuando visité Cuba recientemente tuve la oportunidad de tener una larga conversación con Ricardo Alarcón, él me dijo — y creo que fue sincero — que los Estados Unidos se estaban convirtiendo cada vez más en algo irrelevante en el futuro de Cuba.

¿ Se dan ahora cuenta nuestros lectores cuan importante resulta leer y escuchar al adversario? No sólo vemos que cada vez Edmundo García se quita la careta y sirve a la tiranía con más desfachatez y ahora es columnista del diario Trabajadores, que subdirije la esbirra intelectual del castrato Edda Dizz,(foto de la izquierda) sino que nos enteramos que quien fuera la mano derecha del Colin Powell en el Departamento de Estado es un admirador ferviente y ciego del castrismo.

¿ Cuantos más como el Coronel Wilkerson estarán en estos momentos en puestos claves en la burocracia  donde se toman  decisiones y se puede ocultar y tergiversar información referente a los enemigos de este país?

Una última nota de peligro: Wilkerson está retirado del Ejército, pero enseña en un escuela de enseñanza media (Macfarland Middle School) ( en la foto grande que ilustra esta información) y está envenando  a unos niños en la edad formativa del carácter. Miren lo que le dijo a Edmundo García: ” … como yo le doy clases todas las semanas a un grupo de niños de entre 10 y 12 años, con frecuencia me hacen esa pregunta y la respuesta que les doy habitualmente es — porque nosotros tenemos el liderazgo más inepto de toda la historia de los Estados Unidos.”-  ART. (Publicado en la edición del martes 30 de octubre del 2007)

¡HONOR A QUIEN HONOR MERECE!

Si por años hemos estado criticando a los ricos cubanos exiliados, porque la gran mayoría no les interesa la lucha por la libertad de Cuba, ni aportan nada para ayudar a esa lucha, creo que es lógico y de cubano bien nacido reconocer públicamente cuando uno de esos cubanos ricos, se destaca por su apoyo a un proyecto que haga daño a la tiranía.

Por eso, hoy en Nuevo Acción, queremos destacar, la labor realizada por Leopoldo Fernández Pujals (foto grande que ilustra esta nota)que calladamente en ocasiones anteriores ha contribuido a financiar proyectos dedicados a ayudar a los opositores, tal y como su continuo respaldo a la labor llevada a cabo por Angel de Fana en su organización Plantados, ayudando a los presos y sus familiares en Cuba;  y ahora se ha conocido que es el mecenas que que financia la filmación del largo metraje  “Plantados,” que Lilo Vilaplana está filmando actualmente.

Eso que ha hecho Leopoldo Fernández Pujals, merece la eterna gratitud y el público reconocimiento de todos los que hemos estado enfrascados en combatir en todos los frentes a la tiranía castrista.

Si se critica lo malo, es justo que se elogie lo bueno.

Aclaramos, que nunca hemos solicitado nada material, ni lo haremos en el futuro, del señor Fernández Pujals. Esta nota no es el preludio de una picada, ni de ninguna futura solicitud de ayuda. Es el merecido reconocimiento a un empresario cubano, cuyo éxito económico no le ha hecho olvidar su compromiso con la tierra que lo vió nacer. A Leopoldo Fernández Pujals ni siquiera lo conocemos personalmente, pero es de cubano bien nacido hacerle saber que hay compatriotas que reconocemos su patriótico gesto y que sin ningún interés bastardo, le admiramos y le decimos:¡Gracias, en nombre de la patria y de los que se han sacrificado por ella! ¡Ud. señor Fernández Pujals, pertenece a la estirpe de Francisco Vicente Aguilera!

COCINANDO CON NUEVO ACCIÓN: UNA TÉCNICA DIFERENTE PARA ASAR EL POLLO Y QUE SEPA MEJOR

Pollo sentado a la cerveza. (Snaps Fotografía)

Por, Elena Aymerich

Gracias a este divertido método de asar, obtendrás un pollo crujiente por fuera y tierno por dentro. ¿Te animas a probarlo?

El pollo asado es uno de esos platos suculentos y reconfortantes que nunca faltan en una comida familiar, un domingo con amigos o un pícnic en el campo y cuyo aroma hace que una casa huela a hogar. Pero conseguir el punto exacto para que no resulte seco y la carne quede jugosa mientras la piel se mantiene crujiente… ¡Eso es más complicado!, aunque no imposible.

Introduciendo una lata de cerveza en la cavidad interna del ave y añadiendo especias en su interior conseguimos crear vapor. De esta manera, el pollo se cocina en un medio húmedo. El calor envolvente del horno tuesta la piel y al estar en posición vertical y alejado de la salsa, no solo queda la piel dorada y crujiente, sino que no salpica y evitamos ensuciar el horno. La mezcla de especias y cerveza le proporciona un sabor extraordinario.

Una receta con una técnica diferente que es un éxito asegurado.

Pollo asado sentado

Receta de pollo sentado (Vídeo: Snaps Fotografía)

Tiempo de preparación: 1hora 15 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 1 pollo para asar
  • 1 lata de cerveza
  • 3 cucharada de pimentón dulce
  • 3 cucharada de azúcar de caña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Pica un diente de ajo con la ayuda de un ‘prensaajos‘ o a cuchillo. Mézclalo con 3 cucharadas de azúcar de caña, 3 cucharadas de pimentón dulce, sal y pimienta.
  3. Lava una lata de cerveza. Ábrela y vacía la mitad de su contenido. Vierte una cucharada de mezcla de especias en el interior (ojo, hace espuma).
  4. Limpia el pollo y sécalo. Añade otra cucharada de especias en la cavidad del pollo. Unta la piel del pollo con aceite de oliva y añade las especias para cubrirlo completamente.
  5. Dispón la lata de cerveza en una fuente de horno y sienta el pollo de manera que la lata quede introducida en el interior del pollo. Cierra la abertura del cuello con un palillo para que no salga el vapor.
  6. Hornea durante una hora o hasta que al pinchar el pollo, los jugos salgan transparentes.
  7. Saca la lata con cuidado y sirve su contenido como salsa del pollo.

El truco final

Utiliza guantes o manoplas protectoras para retirar la lata del interior del pollo, el contenido estará hirviendo.

10 DE OCTUBRE

Por Vicente P. Escobal

Cuba, 10 de octubre de 1868. Un acaudalado hacendado de la región oriental de Cuba concede la libertad a sus esclavos instándolos a unirse a la lucha por la total autonomía de la Isla desde los predios de su ingenio azucarero La Damajagua y al grito de “¡Viva Cuba Libre!”, llamado Grito de Yara, proclamó la independencia de Cuba. Encabeza la Insurrección, e inicia la Guerra de los Diez Años al mando de 147 hombres. Poco a poco va creciendo el número de partidarios que lo siguen, llegando a contar con alrededor de 17, 000 hombres.  Yara proclama la independencia y encabeza la insurrección.

Cuba, 10 de octubre de 2019. Un grupo de cubanos, reunidos en la llamada Asamblea Nacional del Poder Popular, proclama presidente de la República de Cuba a Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, un ferviente e incondicional servidor de la dictadura castrista, dando inicio a uno de los períodos más oscuros de la historiografía cubana. Díaz-Canel encabeza un gobierno espurio que no cuenta con el respaldo de la población a la que se le negó – como siempre ha hecho la dictadura – la posibilidad de participar en unas elecciones democráticas y pluralistas, donde prime la dignidad y no la servidumbre.

La amordazada prensa oficialista cubana anuncia con bombos y platillos la proclamación del ilegítimo presidente Diaz-Canel y publica un largo discurso donde éste renueva su condición de hacedor de promesas y de consignas.

Resulta una falta total de principios, de ética y de dignidad esta nueva bufonada de la dictadura que ha conculcado una vez más la posibilidad de que la sociedad cubana elija a su primer mandatario en un ambiente de pluralismo y civilidad.

Cuando pasamos revista al número de “diputados” que manifestó su respaldo a la farsa, nos percatamos de la inconsistencia de esa “elección”. Ni un voto en contra, ni una abstención. Unanimidad total. Ignominia total. Desvergüenza absoluta.

Carlos Manuel de Céspedes concedió la libertad a los esclavos y los instó a unirse a lo que posteriormente se conocería como la Guerra de los Diez Años.

Transcurridos 151 años de aquella magna epopeya, los descendientes de la masa de cautivos redimidos por Céspedes exhiben su humillación ante la nación cubana y el mundo en un acto deleznable distintivo de la degradación a la que ha sometido la dictadura a ese grupo de personas incapaces de decir ¡BASTA!, vencidos por el terror que ellos mismos promueven. Gente que no actúa en nombre de la decencia, ni de la ley, ni de la sensatez. Ellos están allí por esclavos. Y hacen muy bien su papel.

¿Hasta cuándo soportará la sociedad cubana tanta afrenta a sus próceres, tanta ignominia? ¿Sera capaz de tolerar tanta infamia eternamente?

LECTURA PARA GENTE GRANDE: EN SU 100 ANIVERSARIO. RELATO DE LA FASCINANTE HISTORIA DE D’ANNUNZIO EN FIUME- PRIMERA PARTE

Fiume: la primera (y única) experiencia libertaro-conservadora (I)

Nota de Nuevo Acción: la atención prestada por los lectores a dos artículos publicados sobre Gabrielle D’Annunzio, nos ha animado a seguir tratando tan interesante tema histórico.

Por, Carlos Caballero,

“Bienaventurados los que tienen hambre de gloria, porque serán saciados. Bienaventurados los puros de corazón, felices al retornar victoriosos, porque verán la nueva faz de Roma, la frente coronada de Dante, la belleza triunfal de Italia.”

Quizá sería más justo conocer a D’Annunzio por su amplia y rica obra literaria. Alguien ha dicho que él “dio fondo a todas las posibilidades de la literatura” y que tuvo “una fe absoluta en el valor de la misma”.[1] Pero el nombre de este Leonardo da Vinci de las letras está indisolublemente unido a la acción, a Fiume. Antes de ponerme a redactar estas líneas[2] he rebuscado por curiosidad en varias librerías, tratando de conocer qué puede leer el público en español de D’Annunzio; sólo he podido encontrar una edición de los “Cuentos del río Pescara” en Alianza Editorial (col. Alianza Tres), otra del “Canto nuevo”, bilingüe, de Ed. Lumen y una tercera, traducción al catalán de “El placer” de Ediciones 62… Aunque me consta que ha habido otras ediciones de obras suyas, una conclusión se impone: uno de los escritores italianos más importantes de este siglo, reverenciado en vida por sus compatriotas, que mantienen hoy tan vivo su interés por él como para conmemorar ampliamente el 50º aniversario de su muerte, es –en España– un autor del samiszdat.[3]

Mientras que en nuestro país se conmemora de forma prácticamente institucional el mítico mayo del 68, queriéndonos imponer la idea de que aquel gigantesco “bluf” fue uno de los momentos estelares de la historia nadie parece querer recordar que fue D’Annunzio quien acuñó la idea de “la imaginación al poder”. Pero entremos en materia. La aventura de D’Annunzio en Fiume es inseparable de su participación en la I Guerra Mundial e, incluso más, de su actividad en el movimiento intervencionista. En un mundo intelectual dominado por el discurso irenista como el de hoy, casi cuesta trabajo imaginarnos a un intelectual de prestigio predicando ardorosamente la participación de su país en una guerra. Hay que anotar, en primer lugar, que en 1914 la guerra era una realidad que tiene poco que ver con el conflicto concebido por los estrategas actuales (con armas de destrucción masiva –químicas y nucleares- y sistemas de armas convencionales basados en tecnologías de punta, capaces de destruir al enemigo sin tan siquier verlo) y casi se parecía más a la que se había librado en la Edad Media. Hoy estar a favor de una guerra es predicar la llegada del Apocalipsis, ya que existe en la actualidad la temible posibilidad de acabar con toda forma de vida en el planeta, derivada de la ideología igualitaria-pacifista que, en su deseo de abolir la historia, de suprimir el conflicto ha creado los medios para conseguir que la próxima guerra sea la última… No era esta la modalidad de guerra que se presentaba ante los intervencionistas italianos; sin duda sería una guerra cruel, pero estaría muy lejos de toda posibilidad de aniquilación masiva.

Pero aún queda otra pregunta: ¿por qué entrar en guerra? En el intervencionismo italiano debemos distinguir entre una corriente de izquierdas y otra de derechas. Los últimos veían en la guerra una posibilidad para Italia de recuperar las regiones irredentas: una típica guerra nacionalista. Mucho más interesante fue el intervencionismo de izquierda, donde confluyeron futuristas (Marinetti), sindicalistas revolucionarios (Panunzio, Michels) y socialistas disidentes (Mussolini). Los futuristas, en su ferviente deseo de acabar con la moral pequeño-burguesa, estaban dispuestos a todo con tal de liquidar aquel mundo y no dudaban en predicar que la guerra era “la única higiene del mundo”.[4] Los sindicalistas revolucionarios y socialistas disidentes habían descubierto que las masas obreras eran enteramente permeables a las ideas nacionalistas con motivo de la guerra italo-turca por Libia (en 1911) y habían extraído de ahí una lección importante: la nacionalidad era más eficaz como motor de la movilización de las masas que las ideas de clase. Si se conseguía llevar a los italianos a la guerra, venciendo la oposición del Parlamento, éste quedaría totalmente desacreditado, y con él todo el sistema de dominación político construido por la burguesía, abriendo así la posibilidad a una crisis revolucionaria.[5] La guerra era sí entendida y presentada como una guerra revolucionaria.

D’Annunzio participaba en esta última tendencia. Aunque había iniciado una breve carrera política en las filas de la derecha, en una famosa ocasión abandonó su escaño para dirigirse “hacia la Vida”, sentándose entre los diputados de la izquierda. La más conocida contribución de D’Annunzio a la causa intervencionista fue la “Oración de Quarto”,[6] magnífica pieza oratoria, con una significativa transvaloración implícita de las bienaventuranzas del Sermón de la Montaña, en la mejor tradición de la religiosidad pagana:

Bienaventurados los que tienen, porque podrán dar más, porque podrán arder. Bienaventurados los que tienen veinte años, una mente casta, un cuerpo templado y una madre animosa. Bienaventurados aquellos que, esperando y confiando, no disipan sus fuerzas, sino que las preservan con la disciplina del guerrero (…) Bienaventurados los que tienen hambre de gloria, porque serán saciados (…) Bienaventurados los puros de corazón, felices al retornar victoriosos, porque verán la nueva faz de Roma, la frente coronada de Dante, la belleza triunfal de Italia.[7]

Después de pronunciar palabras tan encendidas cabía esperar que D’Annunzio se alistara como soldado… pese a que contara ya con más de 50 años (nació el 12 de marzo de 1863). Esto no desanimó al celebrado poeta, que movió todos los hilos de sus influencias hasta conseguir ser alistado. Su hoja de servicios militar resulta abrumadora: tres Cruces al Mérito de Guerra, una Medalla de Bronce al Valor Militar, tres ascensos por méritos en campaña, Cruz de Oficial de la Orden Militar de Saboya, seis Medallas de Plata y la codiciadísima Medalla de Oro al valor Militar. Lo más singular es que en los años de guerra D’Annunzio sirvió en las tres ramas de las Fuerzas Armadas. En tierra combatió como oficial de Lanceros (no fue casual, desde luego, su elección de la Caballería) y en el mar como tripulante de lanchas torpederas. En una audaz incursión en las bases adriáticas de la Marina de guerra austro-húngara echó a pique un acorazado enemigo. El fue quien redefinió las siglas, M.A.S., de estas frágiles embarcaciones que de “motoscafo antisomergibili” (lanchas motoras antisubmarinos) pasaron a representar un épico “motto”“memente audere semper” (“recordar siempre el ser audaces”). Pero sus aventuras más celebradas las vivió en el aire. Eran otros tiempos, eran los tiempos del Barón Rojo. Hoy un piloto de “Thomcat” puede disparar, gracias a la sofisticada electrónica de su avión, hasta 14 misiles letales hacia enemigos que ni tan siquiera tiene al alcance de la vista; entonces el solo hecho de atreverse a montar en aquellos frágiles aparatos exigía dosis de valor más que considerables. Pilotando un hidroavión, D’Annunzio perdería un ojo en un amerizaje forzoso. Su hazaña más famosa consistió en dirigir una escuadrilla que, tras sobrevolar los Alpes, bombardeó Viena… con propaganda redactada por el poeta. Toda la mística del “beau geste” está reunida en este hecho: desafiar los colosales Alpes, a la aviación y la artillería antiaérea enemigas, tan sólo para demostrar su voluntad y su audacia.

La guerra fue una catarsis para D’Annunzio, que la sufrió acosado por el estruendo de la artillería en enfangadas trincheras, meciéndose en solitario en su lancha en medio de la oscuridad de las noches del Adriático y frágilmente orgulloso a bordo de su endeble avión. El poeta se había transmutado en el poeta-soldado y los italianos ya no dejarían de conocerlo salvo con esta definición. Pero el tiempo de los guerreros pasó y llegó el de los políticos. Tras la derrota de los Imperios centrales se reúnen las Conferencias de Paz[8] que deben definir las fronteras de Europa. Y pronto Italia va a sufrir un amargo descubrimiento: sus aspiraciones nacionales no son admitidas. En el llamado “Pacto de Londres”, el Reino Unido y Francia habían reconocido a Italia la anexión de amplias regiones en la costa adriática, en Dalmacia. Pero los grandes vencedores del conflicto, los Estados Unidos, por obra y gracia de su presidente Woodrow Wilson, no reconocían aquel pacto. “La América de W. Wilson era la América del proceso a Sacco y Vanzetti[9] y esta América estaba difícilmente dispuesta a hacer concesiones importantes a los representantes italianos en las Conferencias de Paz”.[10]

Un nuevo estado iba a crearse en los Balcanes, Yugoslavia. De hecho no era sino un “cocinado geopolítico” de dudosa viabilidad y estabilidad, tanto ayer como hoy mismo, y sería más apropiado llamarlo Gran Servia. Conviene recordar que Servia había sido el detonante del conflicto por su enfrentamiento con el Imperio Austro-Húngaro y ahora, vencidos los Imperios Centrales, había que premiar su dedicación a la causa aliada. La más profunda indignación sacudió a los excombatientes italianos. La rabia más feroz afloraba en sus expresiones. Tanta sangre vertida, tanta angustia, esfuerzo, dolor, ¿para qué? Sólo D’Annunzio supo dar una expresión magistral a esos sentimientos: “Nuestra victoria no será mutilada”.

D’Annunzio había arrastrado, con su oratoria y con su ejemplo, a miles de hombres hasta los campos de batalla. Permitir ahora que las Conferencias de Paz traicionaran las aspiraciones de aquellos oscuros soldados era romper vilmente los silenciosos lazos de fidelidad establecidos entre los combatientes. En su“Lettera ai Dalmati”(enero de 1919) el poeta-soldado escribía:

Hemos combatido por la Italia grande. Queremos la Italia grande. (…) Yo y mis compañeros no queremos ser italianos en una Italia chocha por las influencias transatlánticas de Wilson, ni en una Italia amputada por la cirugía transalpina de Clemencau. (…) Estoy dispuesto a sacrificar todo amor, toda amistad, toda conveniencia por la causa de la Dalmacia italiana. Me tendréis con vosotros hasta el fin.

La situación era explosiva. Los Estados Unidos amenazaban con interrumpir toda ayuda económica (vital en aquellos momentos) si el Gobierno italiano persistía en reclamar la Dalmacia. Pero el gobierno que, como es habitual –casi diría que atávico- en la democracia italiana, se hallaba en una situación de extraordinaria debilidad política, difícilmente podía renunciar a una aspiración tan ampliamente compartida por el pueblo italiano. La inestable y potencialmente revolucionaria situación (la Europa de la primera postguerra mundial era campo abonado para toda suerte de experiencias revolucionarias) se complicaría extraordinariamente si el gobierno no acogía el clamor popular a favor de la Dalmacia italiana. Este clamor popular encontraba su mejor mentor en D’Annunzio. Aunque había nacido en Pescara, en los Abruzzos, el poeta-soldado era un veneciano adoptivo. Y, el 25 de abril de 1919, en la Plaza de San Marcos, el corazón de una Venecia que había construido su imperio en el Adriático, D’Annunzio volvía a alzar su voz ante un público expectante:

Hoy, en todos los puertos de las ciudades dálmatas, en los muros de la ardiente Fiume, el libro está cerrado.[11] Si lo reabrimos, lo haremos por la página donde está escrito, con la sangre de Montello, con la sangre de Vittorio Veneto, como sobre la puerta de Rovigo, VICTORIA TIBI MARCE, VICTORIA TIBI INTEGRA ITALIA.[12]

Días después, en mayo, bajo el recuerdo de la entrada de Italia en la guerra, tres años antes, vestido con su uniforme de Lanceros y con un parche sobre su ojo vacío, arengaba a las masas en el “Augusteo” de Roma:

Nuestro mayo épico vuelve a comenzar y de nuevo estoy ante vosotros. Una vez más, yo estoy dispuesto y vosotros también (…) Levantaos, levantaos de nuevo con todo vuestro ardor contra los que os deshonran, contra los políticos que os traicionan… Allí, en las rutas de Istria y de Dalmacia, construidas por los romanos, ¿no oís el paso cadencioso de un ejército en marcha? Los muertos avanzan más rápido que los vivos. ¿Qué esperáis para uniros a ellos?

Y en la tarde del 6 de mayo, desde el Capitolio, se dirige a más de 50.000 absortos oyentes:

El heroísmo ha resplandecido durante cuatro años de guerra se ha extinguido en todas partes, salvo en Italia. Todo aquello que ha arrojado los destellos más vivos no es ahora sino carbón apagado, bueno tan sólo para escribir sobre un muro blanco las cotizaciones de la Bolsa.

Llegados aquí se hace imprescindible alguna información sobre la ciudad de Fiume. Situada geográficamente en la costa croata, había pertenecido a la doble corona austro-húngara. Si Trieste había sido la salida al mar de Viena, Fiume lo había sido para Budapest. Ciudad de gran interés estratégico y económico, estaba habitada por croatas y húngaros pero, sobre todo, por italianos, que eran el grupo nacional que impulsaba el desarrollo de la ciudad. Si el lector desea localizarla en el mapa debe buscarla bajo su actual nombre de Rijeka, en el extremo oriental del itsmo de la península de Istria. Durante los años de pertenencia al Imperio había tenido un estatuto de autonomía muy amplio, que garantizaba a los italianos el dominio de la ciudad. Ahora el nuevo Estado yugoslavo pensaba incorporarla a su soberanía y el fin de su italianidad se presagiaba como inminente. Los fiumanos eran, de entre todos los italianos que poblaban las costas dálmatas (había fuertes colonias en Pola, en Zara, en Spalato, en Ragusia…) los más decididos a mantener libre y viva su italianidad.

La lucha por Fiume se inició en octubre de 1918. Fuertes contingentes italianos se hallaban desplegados en toda la Dalmacia, ocupando los despojos del Imperio Austro-Húngaro hasta que se firmara la Paz. Pero el día 28 tropas yugoslavas entraron en la ciudad. Los ciudadanos italianos reaccionaron constituyendo un Consejo Nacional que proclamó su voluntad de unirse a Italia y pidió ayuda en este sentido a los soldados del III Ejército italiano. Buques de guerra italianos anclaron en el puerto y, simultáneamente, la crisis devino internacional. Los franceses apoyaban, casi sin reservas, a los yugoslavos, ya que esperaban transformarse en la potencia hegemónica en los Blacanes, gracias a una estrecha alianza con la nueva nación y con Rumanía. Los ingleses, como siempre, practicaban una política más sibilina: Fiume era un gran puerto, con importantes astilleros y si no caía en manos italianas los navieros y comerciantes del Reino Unido (que veían con temor el crecimiento de la marina italiana) harían mejores negocios en los Balcanes que con una Fiume italiana. La opinión de Estadps Unidos, ya la hemos visto.

Por espacio de varios meses se vivió una guerra fría internacional en la ciudad. Fiume era campo de lucha de agentes yugoslavos, norteamericanos, franceses, ingleses e italianos. La ciudad fue ocupada por tropas de todos los aliados: contingentes franceses, ingleses y norteamericanos flanqueaban a los italianos. Y las relaciones entre los antiguos aliados se hicieron crecientemente tensas. A lo largo del verano de 1919 hubo varias explosiones de violencia, incluyendo choques armados entre soldados italianos y franceses, con un saldo de varias decenas de muertos. Mientras, los diplomáticos reunidos en los alrededores de París eran incapaces de encontrar una solución al conflicto de intereses. Si el conflicto preocupaba en las Cancillerías europeas, en Italia apasionaba hasta al último hombre de la calle. El gobierno se debatía entre un moderado apoyo a los irredentistas, cuyas manifestaciones masivas e intransigentes eran una baza más en sus negociaciones en París, y el temor a que el movimiento se desbordase y, tomando un cariz revolucionario, subvirtiera el sistema político.

La explicación de este temor está en los veteranos de guerra, que se habían convertido en un grave problema: se les habían hecho grandes promesas a los soldados (participación política, repartos de tierras, etc.) que el gobierno ahora no estaba en condiciones o no estaba dispuesto a conceder. El país atravesaba una espantosa crisis económica (en 1921 el coste de la vida había aumentado en un 560% respecto a 1914). Los soldados echaban la culpa de sus males y de los de Italia a la inepcia y venalidad de los políticos. Las críticas eran especialmente feroces entre los “Arditi” (las tropas de asalto) que habían sido la elite del Ejército. Estos soldados, que habían vivido la guerra como una aventura épica, estaban ahora dispuestos a transferir sus energías a la vida política, combatiendo tanto al gobierno liberal como a la oposición socialista, que siempre se había opuesto a la guerra y denostado a los combatientes. En 1919 los “Arditi” habían asaltado, codo a codo con los fascistas, la sede del periódico socialista “Avanti”. Pero si el líder socialista Turati los calificaba de mercenarios en manos de la reacción, el gobierno prohibía a sus soldados la lectura de “L’Ardito” (el periódico de los “Arditi”) por considerarlo bolchevique. (Continuará)

WordPress theme: Kippis 1.15