LA LIBERTAD DE LA PATRIA. BASTA DE JUGAR A LA BAMBA

Por Dr. Santiago Cárdenas- Especial y en primicia para Nuevo Acción.

Hay que comenzar dando el ejemplo. Cero remesas.  De manera expedita, legal y estricta. Obligatoriamente. Toda vez que el instinto familiar es inefable e incontrolable, las  severas restricciones hay que hacerlas desde las cúspides para salvar la dignidad de un exilio adocenado. Solamente alimentos y comida. Sólo eso y nada más que eso. Basta de hipocresías y de paños tibios.

Cualquier plan, un “nuevo” programa, líneas de acción mesiánicas y otros  etcéteras por el estilo, dirigidas  al cubano de la isla,– el llamado pueblo,– son  y serán un fracaso desde sus mismos inicios. Van orientados hacia  un ciudadano esclavo, acorralado, indefenso, prostituido, ignorante y  apático luego  de seis decenios de terrorismo -tres generaciones- que han cambiado la idiosincracia  de la cubanidad. Los cubanos  no asumirán, lamentablemente nunca más, la coherencia alcanzada en sus guerras de independencia ni los valores democráticos de la república. Basta ya de “wishful thinking”. Y de tontas ilusiones. Solamente  pudiéramos dar un apoyo evidente a las escasas excepciones   serias o viables que  vayan surgiendo  en el devenir histórico.

El gobierno del Canadá debe ser declarado explícitamente enemigo número uno de los cubanos  y cómplice activo de una dictadura sangrienta. El Vaticano y su Santidad tienen que ser retados públicamente con firmeza y a diario en la gran prensa italiana. Los gobiernos de los países este europeos, antiguos socialistas, deben  constituir una alianza  pro cubana y anticomunista, un caucus de restauración –al margen de la OTAN y de la Vieja Unión Europea– o humillarse en la ignominia  de la inacción o las medias tintas, como han hecho hasta ahora.

Está bueno de un pacifismo a ultranza. Construyamos una Fuerza de Autodefensa disciplinada, eficiente, moderna, móvil, clandestina, con alto poder de fuego real y cibernético sujetada a un  poder civil, que salvaguarde nuestra dignidad y seguridad nacional. Nunca más podrán abusar de nosotros impunemente.

Por último, reconocer que solamente los EEUU pueden ser los garantes de nuestra soberanía, cultura e integridad nacional. La anexión debe ser promovida y llevada a consulta popular. Llegado ha este momento excepcional de nuestra historia en que la seguridad del hemisferio pasa por  la estadidad y/o el protectorado permanente de nuestra Patria.

Dr. Santiago Cárdenas  786 /282 2544 135 e 9st #4, Hialeah

Nota de la dirección de Nuevo Acción: Respetando la libertad de opinión  de nuestros colaboradores, publicamos este artículo del Dr. Cárdenas, pero aclaramos que no es nuestra línea editorial alentar la idea anexionista; y que muy por el contrario, nos oponemos ferviente y fervorosamente a tal eventualidad.

¿QUÉ DEBE INTERESARNOS MÁS: LA HOGUERA DE HATUEY O EL MACHETE DEL MAMBÍ ?

Por Vicente P. Escobal

Del análisis de los fenómenos que operan al interior de las sociedades totalitarias se derivan conclusiones sorprendentes y útiles. A partir de la llegada al poder de la revolución castrista, y concretamente desde que se declarara su carácter marxista-leninista, en Cuba se han producido una infinidad de deformidades sociales típicas de los regímenes de corte comunista, con la particular circunstancia de que se le han añadido otros elementos derivados de la idiosincrasia del cubano.

La sociedad cubana está completamente intervenida por el Estado y el Partido Comunista y para garantizar esa intervención el régimen dispone de un férreo sistema de espionaje y contraespionaje estructurado a nivel de comunidad.

En la década de 1960 se eliminaron un importante conjunto de garantías básicas consagradas en la Constitución de 1940 y en la práctica político-social, invirtiéndose las relaciones Estado-Sociedad y otorgándose al Estado un papel ilimitado y hegemónico. Esa adulteración propició el surgimiento de un conjunto de actitudes típicas de la simulación y la doblez moral en la interminable lucha por la existencia.

Cuando el Estado se apropia ilegítimamente de la educación, la salud pública, los medios, los sindicatos, las organizaciones profesionales, la política de empleo, del comercio, etc. se crea en el ciudadano una sensación de indefensión frente a esa entidad llamada gobierno, poseedor del poder, la autoridad, la represión. Los ciudadanos quedan totalmente subordinados a sus órdenes. Desobedecer una disposición gubernamental significa incurrir en el infame delito de “desacato” una figura delictiva prevista en el Código Penal cubano muy aplicada en las últimas décadas.

Sin embargo, se produce un momento en que el ciudadano siente psicológicamente la impostergable necesidad de librarse de esa pesada carga, pero se le interpone un colosal obstáculo: no existen las condiciones para esa liberación dentro de los marcos fijados por el Estado totalitario, es decir dentro de lo que se ha dado en denominar “legalidad socialista”, un concepto demasiado confuso pues donde no existe libertad de expresión ni de asociación ni de ninguna otra naturaleza obviamente tampoco existe legalidad. De ahí que el cubano se haya decidido a crear sus propios mecanismos, unas veces de manera creativa y legal, otros marcados por lo que podríamos definir como la antisocialidad esto es, al margen de todo compromiso o convenio social, entiéndase la prostitución, el mercado negro, los “delitos económicos”, el tráfico y consumo de narcóticos, el alcoholismo y la marginación, todo ello traducido en una progresiva pérdida de la identidad social y personal. Y unido a esto el escapismo, esa forma de evasión de la realidad asumida de diferentes formas y métodos, cuya máxima expresión lo constituye el éxodo a cualquier precio, incluso el de la propia vida.

Cuna no es un país de estadísticas. La poca información disponible proviene básicamente de fuentes irregulares, generalmente asociadas a los grupos opositores o a ciertos funcionarios que deciden romper con el régimen. Consecuentemente es muy difícil evaluar con exactitud indicadores sociales y económicos utilizados en la práctica internacional.

En Cuba constituye un secreto celosamente guardado la ejecución del Presupuesto del Estado, la composición del Producto Bruto Interno, los índices de productividad, la estructura del nivel de alimentación social, el número de prisiones y prisioneros, los matrimonios, los divorcios y un colosal etcétera. Por eso no es creíble que en una sociedad donde se practica cotidianamente la duplicidad moral se pueda determinar con precisión cual es el índice de aceptación del gobierno y los gobernantes.

Últimamente ha cobrado fuerza la tesis de que la mayoría de las personas que abandonan la isla son emigrantes económicos. De acuerdo con ese planteamiento en Cuba se ha producido una fuga de estómagos y no de cerebros, una opinión muy debatible pues resulta incuestionable que una elevada suma de emigrantes lo hacen impulsados por una motivación política e ideológica.

Es importante recordar que una buena parte de los cubanos de las últimas oleadas migratorias nacieron después del 1 de enero de 1959 lo que significa que jamás se han parado frente a un micrófono o una cámara de televisión para expresar libremente lo que sienten y a lo que aspiran. Nunca han participado en un debate crítico sobre la realidad cubana. Tampoco han tenido la oportunidad de votar en un proceso electoral libre y multipartidista. No conocen absolutamente nada de constitucionalidad ni de parlamentarismo ni de derechos humanos ni de historia universal, y la información que poseen sobre Historia de Cuba esta deformada y adulterada.

Muchos de esos emigrantes han dejado atrás a sus seres queridos quienes son utilizados rutinariamente como rehenes del régimen. Para quienes conocemos los valores y las propuestas de la libertad y la democracia nos consta que efectivamente son emigrantes políticos, conceptual y prácticamente, a pesar de que ellos lo ignoran.

Durante décadas el régimen castrista achacó a la cacareada Ley de Ajuste Cubano el éxodo incontrolable, sin reparar en la Ley del Desajuste Cubano. Otras lo atribuyen al embargo, desestimando el embargo social, político, cultural y económico que durante casi medio siglo — ¡medio siglo! – ha operado al interior de la sociedad cubana.

¿Cuándo se opera en el ser humano inmerso en la sordidez de los regímenes totalitarios el “milagro” del cuestionamiento? Cuando se experimenta en el ámbito familiar y personal el inconfundible daño físico y emocional que producen los regímenes de esa naturaleza, cuando se toma conciencia de la mezquindad del comportamiento, como esas anti-ideas van transformando la conducta individual y colectiva, como se estimulan los más bajos instintos, convirtiendo al hombre en enemigo del hombre, fragmentado por la sordidez de las consignas.

¿Qué sociedad es aquella donde la madre es capaz de denunciar a su hijo? ¿De qué ética se puede hablar ante el padre que expulsa a su hijo del hogar por divergencias ideológicas? ¿Qué pensar del hermano que ha encerrado en una mazmorra a su propio hermano o de los hijos que han estado informando por largo tiempo a los cuerpos represivos las actividades de sus padres? ¿Es esa la sociedad perfecta, ese el hombre nuevo que han pretendido vender? Es, esencialmente, la gran mentira, la gran tragedia que ensombrece a Cuba, “la gran estafa”, como en su tiempo la describió un renegado latinoamericano llamado Eudocio Ravines.

Ese “hombre nuevo” es una de las tantas falacias del castrismo. En su lugar ha surgido el “hombre falso”: sin escrúpulos, sin sentimientos, sin conciencia crítica, un eterno simulador con la autoestima anulada, sin recursos para luchar contra el mal y vencerlo, imposibilitado de expresar sus ideas hasta en el seno de su propia familia, un hombre que observa cómo se desvanecen sus sueños, sus metas y sus esperanzas más allá del Estrecho de la Florida. Un hombre resentido al que han obligado a recorrer senderos indeseables.

¿Es ese el hombre con quien soñaron nuestros padres fundadores, es ese el gobierno que idealizaron? ¿Es esa le filosofía política que inspiró a los que redactaron y proclamaron en 1940 nuestra Constitución? ¿Es esa la sociedad en la que creían Enrique José Varona, Manuel Sanguily, José María Heredia, Félix Varela, Jorge Mañach y tantos otros cubanos dignos y decentes que en insuperable gallardía lo dieron todo por el bien de la Patria?

Cuba – no nos rindamos en proclamarlo – está en un especial momento de su historia que amerita profundas y definitiva definiciones y transformaciones. Resulta inaplazable aclarar cada amanecer nuestras ideas sobre lo que acontece a solo 90 millas de nosotros y no detenernos en superficialidades, en tales o más cuales presuntos beneficios económicos y sociales. No podemos olvidar que cada “beneficio” concedido por el Estado totalitario tiene su contraparte en la pérdida de la libertad, la identidad y los derechos básicos.

Cada escuela y cada hospital cubanos tiene tras de si una historia de humillaciones, arbitrariedades, sometimiento, represión, chantaje y muerte. Detrás de cada médico y de cada educador cubano hay una impublicable historia de desencanto y frustración. Detrás del rostro sonriente de cada niño cubano está la triste historia de Elián y Elizabeth.

Detrás de cada cubano agitando una banderita y marchando como rebaño por calles y avenidas hay una historia de fusilamientos, torturas, desapariciones y destierro. Detrás de todos está la desgarradora historia de las victimas del Remolcador 13 de marzo, la historia de los paredones, de los campos de concentración, de los salvajes actos de repudio, de las golpizas, de las infrahumanas prisiones.

¡Que acusen de intransigente a ese sector del exilio cubano que ha decidido no claudicar, que le endilguen los mas infames apelativos! Ese sector conoce la esencia y las raíces de su lucha, sabe quién es el auténtico enemigo y tiene una clara definición de lo que significa HISTORIA DE CUBA.

Ese sector no es una masa de espectadores pasivos aguardando por los destellos de libertad agazapados en una madriguera, antesala al disparo redentor procedente de otras latitudes. Ese sector es, como dijera Martí, “la cantera inagotable de la Patria”. Sus metas fueron impuestas por la historia y no por espurios intereses mercantilistas.

Los analistas políticos y sociales frecuentemente se dedican a describir “los hechos”. El verdadero exilio cubano trasciendo los estrechos límites de la descripción. Su proyecto se basa en soluciones concretas y viables sin concesiones, que partan desde abajo hacia arriba, es decir desde lo profundo de la sociedad.

Imposible siquiera imaginar la profundidad de ese proyecto si no se produce una radical – sí, radical – transformación del pensamiento. La solución la tiene el pueblo, y la tiene el exilio patriótico como parte indivisible e incuestionable de ese pueblo. Cada cubano debe encontrar en el interior de su ser una expresión concreta de lucha. No se puede aspirar a la uniformidad de las ideas porque eso significaría incurrir en los mismos vicios del totalitarismo. Urge abogar por la creadora iniciativa de cada cubano decente, insistiendo en la tesis de que todos estamos en el destierro y muchos de los que aún permanecen en la isla han sufrido de una u otra manera los horrores de ese destierro.

Uno de los principales obstáculos que enfrentan las naciones en el ascendente camino de su desarrollo es justamente la falta de memoria histórica. Una buena parte de la sociedad cubana enfrenta cada día ese escollo. Con increíble ligereza olvidamos cada detalle, cada circunstancia. Olvidamos cuando nos expulsaron del empleo o de la escuela, cuando nos organizaron un acto de repudio, cuando nos endilgaron los más infames calificativos porque un día decidimos buscar un destino mejor, cuando todo el mundo nos daba la espalda, cuando nos pusieron incalificables obstáculos para salir del país, cuando nos arrebataron nuestras propiedades, cuando nos encarcelaron porque nos sorprendieron con un saco de malangas para alimentar a nuestra familia. Nos olvidamos de todo: de nuestros amigos fusilados, de nuestros compañeros de aula confinados en los campos de la UMAP, de nuestros parientes asesinados en Angola. Y nos olvidamos del dolor de la Patria, el más insoportable de todos los dolores.

Por eso el compromiso más ineludible de cada cubano es su compromiso individual con Cuba. Todos, sin importar el color de nuestras ideas, tenemos una enorme responsabilidad ante el destino espiritual y material de aquel lugar donde nacimos y donde reposan los restos de nuestros antepasados entrañables.

No importa el sitio donde la vida nos haya situado. No importa para nada el éxito o el fracaso. Hay valores, aspiraciones y objetivos comunes más allá de enfoques u opiniones, más allá del color y la extensión de los dígitos de las cuentas bancarias. Más allá del hecho de abrazar una ideología, pertenecer a una organización política o haber logrado crear una lucrativa empresa.

Nada, absolutamente nada, podrá eximirnos de la responsabilidad que tenemos todos para con Cuba, su pasado, su presente y su futuro. ¿Qué debe interesarnos más: la hoguera de Hatuey o el machete del mambí?

EL PROPÓSITO DE NUEVO ACCIÓN

La inmensa mayoría de los numerosos lectores de Nuevo Acción son personas super inteligentes, y no necesitan esta explicación, pero para algunos alcornoques y otros malintencionados, vamos a recordar una vez más, que este diario digital, no es un blog personal de su director, y que por lo tanto, no todo lo que aquí se publica representa el pensamiento de Aldo Rosado-Tuero, que lo expresa a través de sus artículos firmados o en sueltos sin firma que son su responsabilidad como director o en editoriales.

Nuevo Acción nació, con dos principales propósitos: Primero- Enfrentarnos a la tiranía castrista en “la batalla de las ideas” dando a conocer al mundo y al pueblo cubano, las mentiras y los horrores del castrato. Y segundo- Como una herramienta para ir mostrando a los cubanos como funciona un órgano de prensa democrático. Fue desde el inicio y aún sigue siéndolo, nuestro propósito de que aquí tuviese cabida el pensamiento de todo el espectro político democrático cubano. Desde la izquierda democrática hasta la derecha que respetase la libertad, incluyendo todas las corrientes de pensamiento que forman nuestro variado conglomerado de exiliados. Excluyendo, claro está a la quinta columna y a los defensores de la tiranía.

Quiso este diario, ser un vehículo en que se puedan discutir, con apasionamiento si se quiere, las distintas visiones existentes para lograr la libertad de Cuba, pero siempre dentro de un marco de respeto mutuo. Para ello, ofrecimos y seguimos ofreciendo las páginas digitales de este diario a toda opinión responsable, sin censuras ni cortapisas de ninguna clase.

Eso deben de entenderlo, todos los que nos leen y los que nos escuchan. Aunque no nos gusten a veces ciertas opiniones expresadas y no estemos de acuerdo con ellas, ello forma parte del juego democrático, que debemos aprender antes de regresar a una Cuba liberada, para que en la Cuba del futuro, reine la paz social y prevalezca la libertad que tanto anhelamos.

Aspiramos a una Cuba, en que cada uno de nosotros podamos expresar nuestras ideas, sin temor a que seamos execrados ni castigados por ello, pero también, en la que el que no piense como nosotros, ya sea en política, religión, filosofía o en cualquier otra cosa, esté persuadido de que le vamos a refutar sus argumentos, pero que no le vamos a querer arrancar la cabeza, porque solo se puede fabricar una patria verdaderamente libre, una sociedad justa y en paz, cuando aprendamos a discrepar con respeto mutuo.

Si así no han querido entenderlo muchos de los que le hemos ofrecido incondicionalmente las páginas de este periódico, allá ellos. Nosotros cumplimos y no nos sentimos disminuídos porque hayan dado la callada por respuesta. Esta es una lucha hasta las últimas concecuencias, y la tarea que libérrimamente nos hemos auto impuesto, sólo terminará el día en que dejemos de respirar. No nos anima otro propósito que el ser fieles a tantos hermanos que comenzaron junto a nosotros la lucha contra la tiranía y que hoy no nos acompañan porque han caido en el camino. Desfallecer, cansarse o simplemente sentirse decepcionado ante tanta pobredumbre, sería traicionar la memoria de nuestros hermanos muertos. Por lo tanto. Aquí seguiremos, cara al sol, hasta que éste alumbre la alborada de libertad que presentimos para Cuba o hasta que la muerte ponga punto final a nuestra vida.

DESDE COLOMBIA: DON SALVADOR

En la foto: Salvador Borrego Escalante

Por, Carlos Arturo Calderón Muñoz- Fuente: “Santuario”

Debe ser una tremenda arrogancia el pretender sintetizar más de cien años de luchas en un reconocimiento de pocas palabras. Pero el carecer de los talentos apropiados no es excusa para omitir el enaltecimiento que merece ese gran hermano mexicano, que ha partido con el inicio del presente año.

En 1953 se publicó en las tierras hispano-aztecas el por siempre maldito libro conocido como Derrota Mundial. Un pequeño escrito de 630 páginas en el que se daba una mirada radicalmente opuesta al discurso oficial de la segunda guerra mundial. Escribirlo tomó dos años, reunir la información para empezar a redactarlo otros quince. Lo que para cualquier otro sería la culminación de una ópera magna, para este esforzado caballero fue el comienzo de una lucha épica.

Salvador Borrego Escalante vivió casi 65 años más después de publicar ese pedazo de papel tan odiado por el mundialismo; escribió otros 50 libros, dio un sinfín de conferencias, dirigió periódicos, impartió cátedra universitaria y hasta el último día, de sus 102 años de vida, mantuvo una fe inquebrantable en la victoria del bien. Sus búsquedas intelectuales lo llevaron a la geopolítica, economía, historia y metafísica. Siempre en defensa de su amado México, la madre España y del último baluarte de los teutones.

El desmentir las fantasías animadas de los súper amigos reunidos en Yalta le costó incontables vicisitudes. Tan candente tema justificó la difamación, boicots, amenazas, vetos y otras tantas represiones. Aun así, él logró plasmar en esta realidad lo que consideraba era la esencia arquetípica de su oficio como periodista… la trascendencia.

Dos años antes de que Derrota Mundial viera la luz, fue publicado Periodismo Trascendente. Una idealización tan profunda de la comunicación que casi parece un símbolo mitológico en medio de las plumas a sueldo del clickbait moderno. Organizar redacciones sistemáticas de eventos noticiosos es una superficialidad informativa. La esencia del periodista, casi como una metafísica, debe ser la de tocar los significados ocultos tras el velo del tiempo para traerlos a la consciencia colectiva.

Las palabras pueden ser usadas como conjuros, y de hecho lo son, le corresponde al periodista deshacer los entuertos de las letras para impedir que con estas dominen a su pueblo. Desposeerlas de las intenciones malignas con las que son disparadas contra la psique social y utilizarlas como un medio que reivindique el sentir general.

Don Salvador superó un siglo de vida manteniendo su entender de la verdad. Lo vio todo, nació en medio de la primera guerra mundial y cada paso que alentó sobre la tierra lo adentró sin remedio en la época oscura de Occidente. Presenció la conflagración más sangrienta de la historia y la terrible descomposición masiva que trajo como consecuencia; México fue doblegado hasta la infamia por su vecino del norte apoyado en la masonería local, España perdió su oportunidad de retomar la cabeza de las naciones y la América hispana está más balcanizada que nunca.

Ante el genocidio de su raza y la destrucción de su Iglesia don Salvador sólo tuvo una respuesta, la fe. Como los españoles de Manolo Escobar, aunque le partieran el alma siempre le reía el semblante. Nunca sucumbió ante el sufrimiento porque sabía que lo bueno y lo verdadero siempre triunfa en este mundo, su siglo de vida es un simple parpadeo para la historia, pero el porvenir contemplará la restauración de la belleza, esa que él nunca dejó morir.

No tenemos excusa para el pesimismo, se nos concedió vivir en una época maravillosa en donde tenemos el recuerdo de los incontables héroes que nos precedieron. Hombres y mujeres que lograron grandiosas hazañas y a pesar de su genialidad, el destino no les otorgó el honor de afrontar la época más oscura. En un acto de amor la providencia nos ha permitido sostener ese legado en los tiempos del caos absoluto. Miremos de frente a la muerte que nos quieren dar y riamos como nunca.

Hace unos días el hijo de don Salvador confirmó que en este año se publicará un libro recientemente terminado por su padre. A los 102 años Salvador Borrego Escalante seguía luchando por Occidente. Cuando nuestra vida termine rendiremos cuentas por nuestra trascendencia, debemos estar a la altura de esos invaluables héroes hispanos.

Gracias Don Salvador, haré todo lo que pueda para reivindicar a México, la hispanidad y España. Mientras siga en esta tierra esperaré con alegría los inicios de noviembre, para verle cuando baje a visitar los suyos.

UNA PAUSA PARA LA DEVOCIÓN: CRISTO ES NUESTRO SALVADOR

Hay un solo motivo por el cual puedo ir al cielo. La respuesta correcta es la siguiente: “Iré al cielo por una sola razón. Y esta única razón es Jesucristo mi Salvador. Sin SU obra en la cruz, yo nunca podría ser salvo. Si ÉL no hubiese dado SU vida por mí, jamás podría entrar al cielo. ÉL es mi única esperanza. ÉL es la única justicia que tengo y ÉL es toda la justicia que necesito. Gracias Señor por salvarme.” Nótese que con esta respuesta nos desentendemos de nosotros mismos y señalamos claramente hacia el Salvador y solo hacia ÉL.

UN LIBRO QUE DEBÍA LEER TODO MEXICANO ANTES DE LAS ELECCIONES: EL LIBRO NEGRO DE LA IZQUIERDA MEXICANA. El libro esboza una biografía de la izquierda: un retrato de familia donde sus ilustres miembros, de un modo u otro, se han esmerado por aportar algún escándalo al anecdotario familiar.

¿Qué define a la izquierda mexicana reciente? ¿Rosario Robles entregando las llaves de la Ciudad de México a Fidel Castro? ¿Andrés Manuel López Obrador tomando Reforma durante meses en 2006?

¿Los grotescos episodios protagonizados por personajes como Juanito, Ponce o Bejarano? ¿La derrota de la inteligencia frente a la ideología que sufren algunos furibundos militantes del gremio intelectual, al aplaudir sin matices al caudillo -léase subcomandante o candidato presidencial- en turno? Pareciera que esta corriente política -que se supone considera fundamental el pensamiento crítico y libertario- es incapaz de efectuar una revisión de conciencia profunda y comprometida.

El libro esboza una biografía de la izquierda: un retrato de familia donde sus ilustres miembros, de un modo u otro, se han esmerado por aportar algún escándalo al anecdotario familiar. En el camino dejaron sin opciones de voto a muchos ciudadanos convencidos de que una izquierda razonable puede y debe gobernar este país… pase y deprímase un poco.

LA CUESTA DEL 59

Por Enrique Artalejo-Especial y en primicia para Nuevo Acción

A partir del 3 de Enero de 1959, en que Castro nombra Presidente a  Urrutia y Primer Ministro a José Miró Cardona comenzó la etapa más ridícula de la llamada Revolución Cubana que mejor debió llamarse “La Revolución de Callo”, un gobierno que no podía gobernar que solo había sido puesto como pantalla, mientras el grupo de bandidos encabezados por Fidel Castro se dedicaron a fusilar y desmantelar todas las instituciones del país, con la ridícula colaboración de los futuros “siquitrillados”.  ¿Por qué fue que se llamó extraoficialmente “La revolución del Callo”? Porque cada vez que “intervenían” a través de un Ministerio que crearon con el nombre de “Ministerio de Recuperación de Bienes Malversados”, nadie protestaba solo justificaban los hechos, “A fulano está bien porque fulano esto y lo otro”. Solo cuando le tocaba a él “el callo” entonces protestaba.

Esto lo viví día por día, grandes empresas estaban ayudando a crear y fabricar “las sogas para su propio pescuezo”.  La Cervecería la Tropical comenzó la famosa campaña de “Tractores y Arados para la Reforma Agraria”. Los ganaderos regalaron una parte, para que el resto se los quitaran después.

Mientras una a una fueron siendo las Empresas “intervenidas”, la palabra que se usaba en lugar de las correctas que debieron ser “robadas o despojadas” fue acabando con los callos de todos.  Hay que señalar como caso curiosos que desde entonces el no llamar a las cosas por su nombre se puso de moda y se ha perfeccionado, al Dictador le llaman Presidente o Comandante.   De la mentira y la cobardía se ha fabricado todo un manual de conducta que algunos tiene la osadía de llamarles “principios”, como el de “la no intervención”, el del “respeto a la soberanía”, “el deporte no tiene nada que ver con la política”, “la política no tiene nada que ver con la música” y otros que son interesantísimos, el de “la libertad académica” y “el intercambio cultural”

En Estados Unidos puede circular, por todas nuestras flamantes Universidades, cualquier farsante disfrazado de intelectual, no para enseñarnos como en solo cuarenta y tantos años han logrado destruir un país que se encontraba entre los más avanzados del Mundo, tampoco para explicarnos que pasó con el mono-cultivo.

Mono-Cultivo

El primer presidente revolucionario de los alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana lo fue el Sr. Omar Fernández, revolucionario también con traje verde olivo y con título también, Capitán o Comandante u otro por el estilo.  A Fernández se le ocurrió la idea de organizar en la propia Facultad de Medicina la que se llamó “Exposición de Industria Cubana”.  El tiro le salió por la culata como se dice y la Exposición fue rápidamente clausurada por la “nomenclatura”.

En Cuba como en la mayor parte de nuestros países latinoamericanos se tenía y se tiene la idea de que todo lo fabricado en otra parte es mejor que lo nuestro.  Por eso los nombres de los productos fabricados en el país tenían nombres en inglés, en francés e inventados.  Esa Exposición le dio a conocer a todo el que la visitó, la increíble variedad de productos de primera calidad que se fabricaban en Cuba y que competían con los mejores del mundo. Y la palabra de orden en la misma era el asombro de los visitantes “yo creía que era… o esto venia de ….”.

¿Y qué ha pasado con el mono-cultivo? Se han quedado con el mono y han arruinado el cultivo.  La industria que han creado para sustituir el tan cacareado y vilipendiado mono-cultivo ha sido el turismo sexual y las remesas del extranjero sin olvidar que han seguido con el tabaco y crearon otra nueva y digna de analizar.

En mi época (1956-60), en esa misma Universidad de La Habana y en la misma Facultad de Medicina citada anteriormente, un Médico no se graduaba con menos de 8 años de estudio, y para entrar a estudiar esta carrera había que tener aprobado un Bachillerato en Ciencias que por muy inteligente que usted fuera no lograba obtenerlo con menos de 16 o 17 años y si a esa edad le suma los 8 más o menos (5 de estudios y 3 de residencia) en la Universidad, ya sabe la edad que tenía un Médico graduado entonces.

Pero hoy y gracias al Comandante, la Universidad o las Universidades en Cuba, fabrican médicos al por mayor, hasta de 19 años, y la cantidad es tan grande que los mandan también al por mayor a cuanto lugar pueden, esto al igual que la vaca lechera del Comandante que producía ”miles de galones de leche al día” me ha impresionado muchísimo. No sé si será de esto, de lo que vienen a hablar los mensajeros culturales que visitan las Universidades por acá, o tal vez de algo que nos sería muchísimo más útil en estos momentos.

Más que de la fábrica de médicos que ha logrado el Comandante, me gustaría que ayudaran a nuestros profesores hablándoles de “la medicina en Cuba”. Como ustedes logran mantener a un pueblo sano, sin medicina y sobre todo que acepte que las mejores clínicas con todo lo más moderno sean solo para los extranjeros y los ciudadanos cubanos tienen que depender de amigos y familiares fuera del país para sus tratamientos.  Que le expliquen a nuestros profesores como en los Hospitales Públicos de Cuba, y que antes del Comandante, había casi de todo y hoy ustedes han logrado que no halla casi de nada, no… no se alteren como en Ginebra, los funcionarios del régimen y los médicos graduados con 19 años, cada cual hace lo que puede o lo que el régimen le impone.  Tampoco les voy a citar todos los informes de las Naciones Unidas que corroboran con creces los adelantos de la Cuba que conocí, eso se los dejo como tarea.

Sigo con el año 1959

En algunos lugares he oído decir y en otros he leído sobre la renuncia del Presidente Manuel Urrutia Lleó. El Presidente Urrutia nunca renunció.  Poco antes del 17 de Julio de ese año, me reuní en Palacio con un familiar mío muy cercano, quien a su vez era el Secretario Particular del Presidente y me dijo textualmente “yo me voy y estoy tratando de convencer al Presidente para que renuncie y se valla, pero él no va a renunciar me dice que a él lo tiene que destituir”.

Y eso fue lo que ocurrió, el Presidente Urrutia fue destituido por Castro quien nombró a Osvaldo Dorticós Torrado en su lugar, y otra aclaración sobre lo que he oído y leído… a este fue al que le pusieron “cucharita” no al Presidente Urrutia, Dorticós si que “ni pinchaba ni cortaba”.

Nota: Lo anterior fue escrito… hace años, no recuerdo cuantos. Pero como pueden observar en Estados Unidos se ha seguido el principio marxista de borrar el pasado y reescribir la historia, cambiándole el nombre a todo.

Hoy en Cuba nada se llama igual que antes, comenzando por la Plaza José Martí rebautizada de la “Robolución”.

Por acá todo sigue el mismo principio, pero está más fresco y en constante mutación, a los ilegales se les ha ido rebautizando de tiempo en tiempo. “Indocumentados”, Sin Papeles (despapelados), o con un “estatus” pendiente y lo más fresco gracias a otro rebautizado, que en realidad tampoco sabemos cuál es su verdadero nombre pero que se inventó el DACA  “Soñadores”.

Parece que hay que ser ilegal en Estados Unidos para “soñar” el resto no sueña o… ¿tomarán pastillas para dormir? Quién sabe

POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: COLOMBIA: INDIGNADO RECHAZO POPULAR AL CANDIDATO PRESIDENCIAL DE LAS FARC

SU “HOJA DE MUERTE” LO PERSIGUE

Fuente: Tradición y Acción- Perú

En el Perú como en los demás países de América, la opinión pública no deja de dar señales de estar saciada de lo “políticamente correcto”, es decir, harta de que sus líderes políticos actúen sistemáticamente contra sus sentimientos y deseos, en especial aquellos de índole tradicional y conservadora.

Un botón de muestra lo dio hace pocos días Colombia. Como se sabe, en los últimos años el gobierno del presidente Juan Manuel Santos impulsó unos “acuerdos de paz” con la narcoguerrilla comunista de las FARC, que contenían absurdas concesiones unilaterales de todo tipo a esa organización criminal.

Una vez firmados en 2016, los acuerdos debían ser refrendados por la población en octubre de ese año. Y a pesar de la gigantesca presión ejercida por el gobierno norteamericano de Barack Obama, la Unión Europea, organismos internacionales y hasta la diplomacia vaticana para que esos textos fuesen aprobados, la mayoría de los colombianos los rechazó.

Obstinado, Santos redactó “nuevos” acuerdos que no eran sino más de lo mismo, y esta vez logró implementarlos con apoyo del Congreso, evitando someterlos a consulta popular.

Contra toda lógica, tales acuerdos garantizaban a las FARC poder convertirse en partido político, y otorgaban a sus líderes total impunidad para presentarse como candidatos. Así, el año pasado la organización eligió a su jefe máximo, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, como su candidato a las próximas elecciones presidenciales.

Pero sucede que la hoja de vida de este sujeto es una macabra “hoja de muerte”: él acumula en su haber 16 condenas judiciales por asesinato de cientos de personas —incluso del Arzobispo de Cali, Monseñor Isaías Duarte—, secuestro, terrorismo, narcotráfico, reclutamiento de niños, daño al bien ajeno, extorsión, entre otros crímenes, cuyas sentencias totalizan hasta ahora 448 años de cárcel. Además tiene abiertos otros 182 procesos, de los cuales 106 por homicidios. De ellos, 29 transitan en juzgados, y el resto se encuentra en la Fiscalía [1].

Evidentemente el público consideró grotesco que semejante criminal postulase a la primera magistratura del país.

Así las cosas, ya iniciada oficialmente la campaña electoral, el 3 de febrero “Timochenko” realizó un acto público de campaña en la ciudad de Armenia, capital del departamento del Quindío, epicentro cafetero del país, del cual él es oriundo. Siendo su tierra natal, presumía que sería bien acogido por sus paisanos.

Pero las cosas corrieron de manera bien diferente…

Al salir del hotel para iniciar su recorrido proselitista, apenas fue reconocido por la gente el delincuente-candidato comenzó a recibir abucheos e insultos que fueron creciendo a su paso: “¡Fuera asesino! ¡Genocida!”, le gritaban. Se creó un verdadero motín contra él, como puede apreciarse en múltiples videos que circulan por Internet. Su camioneta blindada y otros dos vehículos de custodia casi fueron destruidos, sus banderas pisoteadas, y como su custodia era insuficiente para contener a la multitud, en medio de insultos e improperios debió abandonar precipitadamente el lugar, protegido por una fuerte custodia policial.

Los videos del incidente corrieron por toda Colombia y tuvieron eco inmediato: internautas ya propusieron crearle “Comités de recepción” al jefe de las FARC en las demás ciudades que tiene previsto visitar en su campaña. La iniciativa ha encontrado gran aceptación, al punto que días después, hechos similares de repudio popular se repitieron en ciudades como Cali, Yumbo y Florencia [2].

Ellos constituyen una muestra palpable del rechazo de la población colombiana a esos inicuos acuerdos y a la impunidad con que los terroristas se exhiben en público. Ese rechazo alcanza al gestor de los acuerdos, el presidente Santos, cuya desaprobación por la opinión pública superó el 70% en noviembre pasado [3] y hoy ya ronda el 90%, al punto que no se atreve a salir a las calles ni participar de actos públicos, para evitar las constantes rechiflas que lo persiguen.

En vísperas del plebiscito de 2016, un pronunciamiento público de la Sociedad Colombiana Tradición y Acción advertía: “…los promotores del proceso pasarán a ser objeto del más profundo rechazo por parte de la mayoría de los casi 50 millones de colombianos. Y la gloria que se atribuyen estos personajes se transformará muy pronto en vergüenza y repudio de todo el País [4].

La predicción no demoró en realizarse plenamente. Para bien de Colombia, y también del Perú, donde senderistas y sus nuevos aliados, los anarco-sexuales de la ideología de “género”, confabulan una aventura presidencial que nuestra población igualmente rechazará.

 

[1https://www.youtube.com/watch?v=Xg6v1C0MTh0

[2https://noticias.caracoltv.com/colombia-decide-2018/huevos-botellas-de-agua-y-piedras-recibio-timochenko-durante-campana-en-cali-y-yumbo

[3http://www.eluniversal.com.co/politica/el-72-de-los-colombianos-tiene-una-imagen-desfavorable-de-santos-268571

[4] “El País”, Cali, 29 de setiembre 29 de 2016.

LA INFILTRACIÓN COMUNISTA EN LOS EE.UU.-VIDEO DE FRANK DE VARONA

HECHOS QUE PRUEBAN LO ANUNCIADO HACE MUCHOS AÑOS POR SALVADOR BORREGO EN SU LIBRO “INFILTRACIÓN MUNDIAL”

Posted by Frank de Varona on Sunday, February 11, 2018

5MENTARIO

“Los políticos profesionales que fungen suplantar el Estado con dádivas para los ciudadanos y juegan a proveer a éstos de los derechos esenciales, son nefastos para la democracia. Suponen estos políticos profesionales que los bienes esenciales de la modernidad, que son el desarrollo humano y social, se pueden suministrar a cuenta gotas a los ciudadanos como sí se les estuviera haciendo un favor y que por ello, los ciudadanos, tienen que reverenciar a estos políticos.”- Profesor Guido Germán Hurtado VeraHistoriador y Politólogo colombiano.

LA NOTA ORNITOLÓGICA: CUBA TIENE NUEVA AVE, EL “TOMEGRITO” CRUCE ENTRE UN TOMEGUÍN Y UN NEGRITO

El “tomegrito” canta como sus padres, es igual al negrito en longitud y volumen, con pico intermedio, las cejas y la corbata naranja propias del tomeguín y el cuerpo de color negro. (Laura Fariña Naranjo)

Fuente: EFE

(EFE).- Cuba tiene una nueva especie de ave, el “tomegrito”, resultado de un cruce entre el tomeguín de la tierra y el negrito, obtenida en la provincia occidental de Matanzas, informaron este viernes, medios de la Isla.

La idea de obtener un híbrido de ambas especies nace del interés de su creador por la conservación de la fauna endémica

El creador del nuevo pájaro, el especialista William Gómez, explicó que a partir del cruzamiento se logró un ave que canta como sus padres, es igual al negrito en longitud y volumen, con pico intermedio, las cejas y la corbata naranja propias del tomeguín y el cuerpo de color negro.

Gómez, máster en Química, dijo que siempre se ha interesado por el tema de la conservación de la fauna endémica, y que partió de un estudio sobre la conducta del negrito cuando se reproduce en cautiverio para una maestría universitaria, según declaró al semanario Girón, de Matanzas.

De esa investigación surgió la idea de obtener un híbrido de ambas especies, indicó el investigador, y señaló la dificultad de obtener el híbrido, debido a que estadísticamente de cada 14 huevos que pone la hembra solamente nace un pichón.

Precisó además que para lograr esta nueva especie de pájaro es necesario, primeramente, tener a sus padres en cautiverio, pero separados de la influencia de otros tomeguines y negritos, para que la hembra reconozca su pareja en el macho de otra especie y viceversa.

El “tomegrito”, considerada un ave única en Cuba por la Organización Ornitológica de la Isla, obtuvo la condición de “Gran Campeón” nacional de ornitología, el galardón mayor de la especialidad.

Nota del director de Nuevo Acción: Tengo que confesar que al ver esta noticia he sentido envidia (de la buena) pues por años estuve tratando de lograr un canario negro, mediante el cruce de la Melopyrrha nigra (el negrito) con  canario, pero nunca logré buenos resultados. Nunca se me ocurrió cruzar un negrito con tomeguín, ya sea con el tomeguín del Pinar (Tiaris canora) o con el de la Tierra (Tiaris olivácea). Como ornitólogo, felicito calurosamente a William Gómez, pues lo ha logrado al obtener un híbrido de negrito con tomeguín de la tierra.

Lo que me gustaría saber es si este híbrido es capaz de reproducirse para perpetuar la “nueva ave” o si es estéril o “mula”.

EL COLMO DE LA CENSURA: EN ESPAÑA, LA NUEVA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA ESTABLECE COMO DELITO CONSERVAR FOTOS DE FRANCO ¡EN DOMICILIOS PARTICULARES! El articulado del nuevo proyecto legal sobre la memoria histórica tipifica como delito el enaltecimiento de la labor política del franquismo, así como la oposición a los dictados de la nueva ley que se pretende aprobar.

En la foto: Interior del Restaurante “Casa Pape” en Ciudad Real, España

Fuente: Alerta Digital

Ningún español tendrá la posibilidad de mantener una postura, aunque intelectualmente considere que tiene razón, que no concuerde con la establecida por el nuevo texto de la memoria histórica. Esto incluye la conservación de imágenes del anterior jefe del Estado en domicilios particulares, así como de cualquier símbolo que pueda ser identificado con el régimen franquista. (Firme aquí contra la nueva Ley de Memoria Histórica)

Se pretende con ello sancionar penalmente a todos los que nos oponemos al falso relato de la Guerra Civil que defiende la izquierda para dotarse de una superioridad moral que nunca ha tenido.

Pero no es la única vuelta de tuerca que da el nuevo texto legal que se va a aprobar. Se formará un comité de expertos, todos ellos de la misma tendencia política e ideológica, cabe esperar. Que serán los únicos autorizados para establecer la versión de la historia sobre el franquismo y la Guerra Civil que todos estaremos obligados a considerar como la auténtica.

Ese comité será designado por los partidos políticos, con la incrustación de dos observadores internacionales. Es decir, que los mismos políticos que van a implantar la versión de la historia que se convertirá en oficial, serán los encargados de designar a quienes deben velar por la “objetividad” de su aplicación.

El texto pretende obligar que se dote económicamente la eliminación de los vestigios del franquismo y la exhumación de las fosas de la Guerra Civil. Ni que decir tiene que las fosas que se abrirán seguirán siendo solamente las de un bando y que los vestigios que honran a criminales de la izquierda seguirán luciendo en las calles de los municipios de España.

La nueva ley, que será aprobada casi sin enmiendas, es la mejor medida para reabrir las viejas heridas que empezaron a cicatrizar hace ochenta años, tras la guerra, y que la izquierda española lleva empeñada en reabrir más de una década, desde la aprobación de la primera Ley de Memoria Histórica de Zapatero

Se eliminan todas las cruces, placas en recuerdo de mártires, monumentos y otros símbolos religiosos con la única razón “jurídica” de que se puedan relacionar con Franco, porque todas las construidas entre 1936 y 1975 (artículo 27).

Se declaran nulas todas las condenas judiciales por “pertenencia, colaboración o relación con organizaciones religiosas militares y grupos de resistencia (…) durante la Dictadura”. ¿Están hablando de ETA? (artículo 3)

Se imponen multas y otras sanciones a “los propietarios privados” que no retiren “escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas” del período 1936-1975 aun cuando estas se encuentren en recintos de propiedad privada o de la Iglesia (artículo 27).

Se concede la nacionalidad española a los miembros de las Brigadas Internacionales que la III Internacional Comunista (Comintern), a instancias de Stalin, envió a nuestro país para luchar en la guerra civil (artículo 37).

Se procede a la expropiación forzosa del Valle de los Caídos, propiedad del Vaticano (artículo 29 y ss).

Se clausuran las asociaciones y fundaciones que sean consideradas franquistas (artcículo 50).

La ley de memoria histórica de Zapatero recortaba nuestra libertad. La nueva ley de memoria histórica de Pedro Sánchez acabará con ella. Actúa.

El PSOE ya ha presentado este proyecto de ley, que pretende endurecer todavía más la injusta y sectaria ley de memoria histórica de Zapatero. Aplicando la ley de Zapatero se procedió hace 48 horas a destruir la Cruz de Callosa de Segura, en medio de las protestas del pueblo. Ahora imagínate lo que podrán hacer con una ley reformada para “hacerla más eficaz”.

Lo que está haciendo el PSOE es desenterrar el lenguaje del odio, la división entre españoles y el enfrentamiento. Lo que el PSOE está diciendo con esta ley es: “¡A por ellos!”

Sí, a por ti, a por mí, a por nosotros, los que no creemos su mentirosa revisión de la Historia, su revanchismo. Los que pensamos de manera diferente.

Podemos va a sumarse con sus votos en el Congreso a la admisión a trámite de esta barbaridad jurídica. De modo que todo dependerá de lo que haga el Partido Popular y Ciudadanos. Los de Rivera ya han anunciado que apoyan  la propuesta de ley de Memoria histórica del PSOE.

¿QUÉ PASÓ CON FIDELITO? Y A MÍ ¿QUÉ COÑO ME IMPORTA?

Por, Esteban Fernández 

Como era de esperar han salido a la luz montones de conjeturas sobre la muerte -o suicidio- de Fidel Castro Díaz-Balart.

El 99.9 de las especulaciones sobre el triste final de “Fidelito” -como “sin ton ni son” le llamábamos nosotros- no tienen sentido.

Pero la más increíble, inaudita y absurda es la de fue asesinado por sus medios hermanos “los Castro Soto del Valle” para no tener que dividir la fortuna del tirano con él. Puras pamplinas. La fortuna va a ir parar a quien Raúl Castro decida que vaya. Con toda seguridad a sus propias arcas.

Esa creencia proviene de quienes desconocen completamente la situación en que se encuentran -y se han encontrado siempre- esos sumisos hermanos.

Los “Castro Soto del Valle” son unos mierdas, unos vive bien, unos chulitos de café con leche, que lo único que han hecho es gozar de los privilegios que el ser hijos del dueño de Cuba les otorgaba. Y esto siempre fue con terror a no irritar al genocida ni a su bruja madre.

¿Podían ellos -sin el permiso o la orden del tío Raúl a quien le tienen terror- ejecutar a Fidelito? Lanzarse en esa locura les pudiera haber costado salir como bola por tronera de Punto Cero, un lugar donde están “cogidos con alfileres”. Y esto sería en el mejor de los casos.

Estos comemierdas no cuentan ni con unos revólveres de fulminantes para llevar a cabo esa empresa. Quizás ni sabían dónde vivía o estaba recluido Fidelito. Ir allí y empujarlo por una ventana es el colmo de los absurdos. No se le ocurre ni al que asó la manteca.

¿Qué lo mataron porque están fajados por el poder? La respuesta a eso es ¿Qué diablos les interesa a esos jodedores cubanos el poder, si cuando su padre era el dueño de Cuba jamás se interesaron por eso?

¿De qué forma hay que explicarle a la gente que los retoños de Dalia son unos sapingos, unos guacarnacos, unos sanguangos, unos zopencos, que lo único que les interesa son las fiestas y los bacanales.

Fíjense si Antonio Castro es un mentecato que siendo médico jamás ha ejercido y prefiere reunirse con peloteros y bailarinas del Tropicana, y con cualquier putica que se encuentre en el camino.

Yo no sé si hubo una ejecución con respecto a “Fidelito” lo que si les puedo asegurar y jurar es que si la hubo el único que la hubiera hecho es malvado y siniestro ALEJANDRO CASTRO ESPÍN CON EL BENEPLÁCITO DE SU PADRE.

Lo que está haciendo la manada de hijos de Dalia es ESTAR CAGADOS EN LOS PANTALONES de la misma forma en que estuvo su padre cuando mataron (o mandó a matar) a John F. Kennedy.

Dos miedos los inquieta: 1) Que les echen la culpa del asesinato de Fidelito o 2) Que corran la misma suerte de Fidelito.

En una final a mí me interesan tres carajos si se mató o lo mataron, lo que me urge es que toda la familia Castro, hijos, padres, nietos y bisnietos vayan a reunirse con su hijo de puta patriarca en el mismísimo infierno. Una caldera hirviente para cada Castro.

CUBA: EL ARMA MIGRATORIA

CUBA: EL ARMA MIGRATORIA

Por, Jorge Riopedre

Desde su llegada al poder en 1959, el Estado cubano (léase la dictadura castrista), ha utilizado la emigración para desestabilizar la región. Los éxodos marítimos de Camarioca, Mariel y Guantánamo, sumado a una estampida permanente por aire, mar y tierra, conforma el modelo de futuros desplazamientos de excedente poblacional como si se tratara de mercancía vencida o indeseada.

Para los cubanos de entonces fue algo inédito, incomprensible por la apatía de Estados Unidos ante un peligro inminente, amarga experiencia que los venezolanos no deben desperdiciar. La inteligencia cubana enlazada con operativos burocráticos y represivos, utilizan las mismas pautas empleadas por el castrismo en la manipulación de la emigración cubana. Ayer lo fomentaron de Cuba a Estados Unidos, hoy lo repiten de Venezuela a Colombia con el fin de una desestabilización geopolítica que solo puede ayudar a las aspiraciones presidenciales del compañero Timochenko.

Los emigrantes no lo saben, no tienen conciencia de los movimientos estratégicos de ese maridaje cubano con su hijo putativo Nicolás Maduro, son como marionetas que se mueven al son que tocan en La Habana y en Caracas. Aturdidos por la confusión reinante piensan que todo se debe a una mala administración, pugnas internas o corrupción pública (sin duda un poco de todo), pero en realidad es “premeditado” para desmantelar el pasado, de modo que la mayoría de los venezolanos no quieran regresar a Venezuela y se dediquen a enviar remesas a sus familiares y amigos, negocio redondo que ayuda de paso al presupuesto del Estado.

Los operativos castristas y bolivarianos no tienen que susurrarle al oído a campesinos o empresarios que recojan sus pertenencias y se marchen, ni circular consignas revolucionarias por favelas y cerros instando a las masas empobrecidas a inundar las casas de los imperialistas; o incitar a comerciantes y profesionales a buscar refugio en Estados Unidos.

No, nada de eso es necesario, basta con desestabilizar campos, pueblos y ciudades, basta con que la canalla se apodere de las calles para inducir al éxodo intermitente o sostenido de sectores sociales indeseables. Con miles de soldados cubanos apostados en Venezuela, según diversas fuentes, parece infantil pensar en una solución democrática. Yo nunca olvido la jugada de los misiles en Cuba para consolidar al castrismo; me pregunto que tendrá Raúl Castro en la manga para apuntalar a Maduro.

DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: EL DILUVIO Y EL ANDAMIO. RAZONANDO CON LÓGICA

Por Aldo Rosado-Tuero

En la búsqueda sincera de caminos que conduzcan a la salvación de la Nacionalidad y de la Patria, hay que estar dispuesto a intentarlo todo. Vale la pena arriesgarlo todo para  lograr la libertad y asegurar la independencia del Archipiélago Cubano, tratando de evitar el baño de sangre. ¿ Quién soy yo? Nadie como persona. Alguien que, sin embargo, ha sacrificado la mayor parte de su vida-acertando y equivocándose- a la responsabilidad de ser cubano, anteponiendo los deberes que la conciencia de serlo conlleva, por encima de sus intereses personales.

Mi postura y mi participación, primero en el clandestinaje, y después en la lucha armada desde el exilio, es bien conocida. Sobre mi actitud frente al comunismo, no creo necesario dar explicaciones. En el órden teórico, todas mis convicciones radicales siguen condenándolo. Sigo creyendo que las naciones están por encima de las clases sociales-cuando la nación sea una comunidad verdadera y no un negocio de los que mandan o usurpan el poder-. Veo la cultura como obra creadora de la libertad humana. Y creo  que sin libertad no se puede vivir. Ésta es indivisible y no se da verdaderamente más que cuando se tiene conciencia de poder ejercerla  normalmente dentro de un ordenamiento jurídico y moral, y no en dictados arbitrarios. Cuando de hecho la libertad es una mera posibilidad nacida de la tolerancia de quienes en cualquier momento pueden inteferirla, no existe.

Aunque aprecio su enorme importancia, no puedo admitir que los valores económicos sean los únicos motores de la historia. Máxime ante las circunstancias de que la utopía misma, en cuyo nombre se actuaba sobre la carne humana como si fuera arcilla insensible, se derrumbó estrepitosamente. Porque el final no era el estado socialista ideal- la sociedad sin clase y sin estado- lo que importaba, sino el instrumento con que tal finalidad debía perseguirse: la dictadura inapelable, el partido único homogéneo y sin resquebrajaduras, el dogma oficial para cada cosa, el poder inabandonable.

Ese intentar reducir la realidad al ideal y de después sustituir la realidad por el instrumento, o lo que es lo mismo, sustituir el fin por el medio, me han hecho meditar sobre el riesgo- nada hipotético- de que cualquier política que intentase algo parecido al comunismo, aunque fuese bajo un signo filosóficamente opuesto, acabaría por caer en las mismas perversidades y acarrear las mismas desdichas.

Acaso en mi juventud, cuando vivía más de nociones prestadas que de reflexiones propias y más de hipótesis ideales, que de experiencias, me limitaba a creer que la perversión específica del comunismo estaba en su filosofía y en sus ideas primigenias, y no en sus métodos prácticos, en su moralidad. Eran los años de la fe en la mística y en la poesía de la acción revolucionaria, por la que tantos jóvenes hemos pasado. En aquel entonces no me parecía repugnante la imitación de los métodos comunistas para conseguir el triunfo de una filosofía que resultase su antídoto, su contrario ideal. Hoy pienso de otro modo. Creo que la verdadera paz social sólo se logra sobre la sólida base del respeto mutuo, no sólo para con el amigo o correligionario, sino con el adversario político o ideológico. Que para que exista armonía tiene que primar la tolerancia. Y si esto es veleidad, que me lo perdone quien tenga que perdonármelo. La experiencia me ha reafirmado la  verdad de la máxima evangélica “por sus frutos los conoceréis”. Por sus frutos, no por sus palabras. Por su conducta y sus métodos antes que por sus ideas.

La posibilidad de un estallido social de enormes proporciones en Cuba está ahí. Y la posible pérdida de nuestra nacionalidad por la intervención extranjera-individual o colectiva- no es un cuento inventado para asustar patriotas, sino una realidad patente que pende como Espada de Damocles sobre nuestras cabezas. Por eso es deber de todos los hijos de Cuba( y digo todos) el procurar salvarla del cataclismo.

El régimen se ha empeñado en proclamar que todo está tranquilo y que la sucesión está arraigada. En el exterior, hay quienes se empeñan que la única solución es una guerra que nunca han hecho y que saben que no pueden hacer. Es hora de que comiencen a abrirse paso ̶ allá ̶  y aquí- los que ponen los intereses patrios por encima de los personales y asuman posturas consecuentes sin importarles los riesgos que conlleven. La situación actual no conduce a ninguna salida digna ni buena para el futuro de Cuba.

La salida normal y en continuidad de una situación a otra se llama reforma. Otra salida, tal vez menos cómoda, pero indispensable y nada temible se llama cambio. La salida con ruptura de continuidad, con un salto brusco en lo previsible, se llama revolución. La pregunta obligada que se hace el cubano promedio-y los que no son tan promedios- es si la situación de Cuba se va a resolver por una reforma, un cambio o una revolución. Muchos tememos  que el hecho de que el régimen se declare a sí mismo perfecto y suficiente, y el hecho, más sintomático aún, de que anatematice a los que propugnan reformas o cambios, como aliados de los más extremo, signifique su voluntad de dejarnos ante la cruda alternativa que ya-según la historia- se le ocurrió proclamar a un rey francés -y es bueno recordar que con éxito-: “Después de mí el diluvio”.

Ante esta fúnebre alternativa no quedará más remedio a los que hasta ahora han apoyado al régimen que cambiar su actitud y buscar un acercamiento con los que no aspiramos a arrancarles la cabeza, sino a  salvar la patria. Claro que esto puede cuestionar el asunto de la lealtad. A esto voy a contestar con una parábola que solía mencionar el fallecido poeta español Dionisio Ridruejo cuando lo acusaban de ser un desertor de La Falange. Decía Ridruejo: “Una vez, unos cuantos levantaron un andamio para construir una casa. Pero pasaron los años y los del andamio seguían sin construir casa alguna. Algunos se sintieron defraudados y hasta comenzaron a cobrar aversión por el andamio y sus ocupantes.  Éstos les decían : ¿Pero  no habéis jurado fidelidad al andamio? Y los otros les contestaban: mejor puede decirse que hemos jurado fidelidad a la tarea de hacer la casa, y si no usáis pronto el andamio para eso, mejor será tirarlo y nosotros empezaremos a construir la casa como Dios nos dé a entender”.

Cubanos que aún apoyan al régimen, es hora de bajarse del andamio. Que un andamio no es un lugar muy seguro para pasar “el diluvio”.

(Publicado en la edición del lunes 26 de febrero del 2007)

¿“INTERCAMBIOS CULTURALES”? A PROPÓSITO DEL FESTIVAL ARTES DE CUBA: DE LA ISLA AL MUNDO

Por Vicente P. Escobal-Especial para Nuevo Acción

Cuando Cristóbal Colón y otros conquistadores llegaron a América durante el siglo XV se produjo un intercambio de culturas. Aquellas huestes trajeron su filosofía, valores, idioma, religión, arte, moral, leyes, educación, costumbres y experiencias. Hubo, sin lugar a dudas, el encuentro de dos culturas cuyo resultado derivó en la superioridad de la aportada por los conquistadores, aunque este criterio no es absoluto pues los nativos americanos también hicieron sus aportes, muchos de los cuales han predominado hasta nuestros días.

Las relaciones entre las sociedades han tenido una gran utilidad no solo a nivel político o económico sino, además, a nivel cultural.  La cultura no es patrimonio exclusivo de ninguna sociedad, etnia o ideología.  Un intercambio entre las culturas aumenta la capacidad de aprendizaje de los pueblos, así como la comprensión y aceptación de sus diferencias. Las culturas, cuando se aíslan, se desvanecen y solo quedan de ellas, si acaso, fragmentos y anécdotas.   La globalización de la economía trae aparejada la globalización de la cultura.

Desde la antigüedad el ser humano experimentó la necesidad de interrelacionarse con sus semejantes.  Primero a través del   intercambio de bienes de uso y consumo y con el paso de los siglos esa elemental necesidad dio origen a los grandes intercambios científicos y tecnológicos.  Hay quienes afirman que la originalidad científica y tecnológica es pura ficción pues en cada descubrimiento, en cada innovación o en cada invento están presentes experiencias ajenas.

Las iniciativas promovidas a ambos lados del Estrecho de la Florida con el propósito de fomentar los intercambios culturales entre Estados Unidos y Cuba plantean, desde mi punto de vista, una gran contradicción. Los diseñadores de ese proyecto se basan en la necesidad de acercar a ambos pueblos, obviamente distanciados por barreras éticas, ideológicas y políticas.

Desde esa perspectiva podría pensarse que los emigrados cubanos renunciaron definitivamente a su cultura y adoptaron otras formas de manifestación en su lenguaje, costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, criterios de comportamiento y sistemas de creencias. Es decir, dejaron de ser cubanos. Dejaron de venerar a la Virgen de la Caridad del Cobre, de escuchar a Benny More, Celia Cruz, Olga Guillot o la Sonora Matancera. Dejaron de deleitarse con su gastronomía y de conmoverse cuando escuchan su himno nacional o emocionarse al distinguir entre otras la bandera de la estrella solitaria. Su bandera.

Se nota una gran distancia conceptual, humana y espiritual entre quienes fomentan esos intercambios.

El cubano íntegro y consecuente con su historia y sus costumbres mantiene un arraigo inamovible con sus valores y no es necesario que ningún “promotor” le lleve su cultura al ámbito del mercado, sujeta a las leyes de la oferta y la demanda.

La idea de que los artistas e intelectuales residentes en Cuba –  muchos de ellos abiertamente admiradores de la dictadura e incluso firmantes de fatídicos documentos de respaldo a los fusilamientos –  conseguirían un espacio en la conciencia del exilio cubano, resulta una imperdonable infamia.

Hay una gran distancia entre un intercambio cultural honesto y aquel donde predominan sórdidos intereses comerciales, económicos y propagandísticos.

El exilio cubano no ha perdido su identidad nacional pues mantenemos vivo nuestro sentimiento de pertenencia a la Patria añorada, unidos por la historia y las tradiciones, y más recientemente por nuestros fusilados, nuestros desaparecidos y nuestros encarcelados. Para nosotros la Patria no es un ente extraño, lejano ni olvidado y no necesitamos que nadie nos enseñe a acercarnos a ella ni a amarla. Nadie puede manipular nuestros sentimientos. Los valores de la cultura están íntimamente unidos a los valores de la libertad.

Si las autoridades estadounidenses sienten la necesidad de brindar a la tiranía cubana un trato excepcional para defenderse del peligro de un éxodo masivo, los cubanos del exilio tenemos la responsabilidad histórica y moral de hacer prevalecer nuestra cultura y nuestros valores y, sobre todas las cosas, tener bien claro que la auténtica integración entre los cubanos no depende de un trovador, un poeta, un humorista o un cineasta.

No podemos permitir que una elite cultural, divorciada del más mínimo compromiso con su pueblo y amparada en cuestionables principios constitucionales y jurídicos, pretenda imponernos sus dogmáticos argumentos.

La estrategia de los “promotores culturales” carece de una visión integral del papel y del lugar que ocupa la cultura y de su conexión con la libertad y la democracia.

Un intercambio cultural, para que sea genuino, debe estar orientado al encuentro de dos culturas que llegan a relacionarse estrechamente y en muchos casos domina la más fuerte ya sea a través de la imitación, del aprendizaje y de la experiencia.

En los hábitos alimenticios, las diversas formas de expresión, el diseño de plazas y ciudades, estilos de vida, manifestaciones artísticas, y otras particularidades de la vida en América, se evidencia la indiscutible huella de España. Otro tanto ocurre en el Brasil conquistado por los portugueses o en las islas del Caribe donde están presentes señales muy concretas de las culturas holandesa, francesa o inglesa.

Los intercambios culturales perfeccionan y enriquecen las sociedades, mucho más en un mundo como el nuestro, convertido en una aldea tecnologizada.

No estamos en aquella época en que la cultura se consideraba un sistema perfecto y coherente que lo explicaba todo. Han terminado los tiempos en que se contraponían la llamada “cultura popular” y la “cultura ilustrada”, es decir la “civilización de las elites” y la “barbarie de las masas”. Hoy día la cultura se inserta en todas las actividades humanas y constituye, por definición, una vocación planetaria.

¿Qué puede aportar a la cultura cubano-americana la anticultura del castrismo intolerante y represivo?

No mienten quienes afirman que los artistas cubanos se mueven en una atmósfera de doble moral y que el oportunismo ha promovido en ellos y entre ellos antivalores éticos y morales. Y están en lo cierto quienes defienden esta opinión, porque el castrismo ha absorbido de manera creciente la esfera cultural a tal extremo que no puede hablarse de una nueva cultura cubana tomando como referencia el antes y el después de 1959, porque se ha producido una erosión, una ruptura de los antiguos conceptos que concedían al arte – y al artista – absoluta libertad creadora.

Cuba es un modelo de hipertrofia cultural presente y verificable en el deterioro de la vida social, intelectual y el empobrecimiento espiritual de nuestra nación.

Los intercambios culturales Cuba-Estados Unidos no se basan en la dignificación de la cultura sino en una creación maligna dirigida a su politización cuyo objetivo es crear conflictos, tratar de confundir a muchas personas y, finalmente, promover divisiones entre los diferentes sectores y corrientes de pensamiento del exilio.

Para un creador lo fundamental es su obligación con la ética, al margen de sus ideas políticas, religiosas, e incluso, sus preferencias sexuales. Pero cuando de la cultura se trata se impone una definición, un serio compromiso moral donde las reglas del juego no sean impuestas por el oportunismo, la doble moral o un cuestionable apolitismo. Hay una contradicción abismal entre cultura y civismo cuando se trata de enmascarar prebendas personales

Es necesario recordar a los artistas cubanos que llegan a Miami y a otras partes de Estados Unidos que el dolor que sacude al exilio no es justamente de naturaleza cultural. Sus raíces se extienden más allá de lo económico, de lo político e incluso de lo emocional, y no van dirigidas contra un artista en particular o contra una manifestación de su talento.  Esas expresiones deben entenderse, incluso, como una justa consideración a las viudas y los huérfanos, a los hermanos y los sobrinos, a los nietos y los abuelos de aquellos que perdieron, no propiedades como suele decirse, sino la vida frente a los pelotones de fusilamiento o en las incalificables mazmorras castristas.

¿Quién gana – o qué se gana – y quién pierde – o qué se pierde con los intercambios culturales entre Cuba y Estados Unidos? ¿Qué aportan al diferendo Washington-La Habana? ¿Qué contribución brinda a las víctimas del régimen de donde parten aquellos que actúan en los teatros de Miami? ¿Cómo interpretar ese enrevesado concepto – más ideológico que cultural – de “contacto pueblo a pueblo”?

Pretenden borrar los tiempos donde el vilipendiado Miami constituía el punto de partida de todas las calamidades que ensombrecen a Cuba y que hoy tratan de convertir en el escenario perfecto para expresar, incluso, su vocación castrista. Han ofendido a la mujer del exilio, al anciano del exilio, al inclaudicable combatiente del exilio. Han tratado de echar lodo sobre nuestras leyendas, nuestros héroes y nuestros mártires.

No aportan absolutamente nada porque la filosofía que inspira a aquel sistema parte de una noción materialista, antidemocrática, de una ideología que pretende gobernarlo y decidirlo todo, que se manifiesta en las golpizas a los opositores democráticos y la intolerancia a las ideas renovadoras. Un sistema que frena la creatividad y congela las aspiraciones y los pensamientos. En términos más amplios aun, un sistema que ha promovido entre los cubanos un universo de superficialidades, donde el ocio, la indolencia, el oportunismo y la criminalidad destruyen los valores morales y culturales más elevados.

OTRAS VOCES: DESEMBARCO EN LAS REDES. LOS ESBIRROS DE LA UCI, COTORRAS AMAESTRADAS

Por iyamiami- Fuente: El Blog de los 4 gatos

La UCI ha desembarcado durante esta última semana a un grupo de sus “tropas elite” en twitter, compuesto mayormente de profesores de esa institución y algunos estudiantes de Derecho. Para variar, como una novedad, en este “desembarco” los soldaditos usaron sus verdaderos nombres y títulos sin ocultar como otras veces su identidad.

Ante la oportunidad de interactuar directamente con ellos en lugar de seguir de largo, como hizo prácticamente todo el mundo en twitter silenciándolos o ignorándolos tan pronto notaron que no había ningún mensaje diferente al acostumbrado por la prensa oficialista castrista en ellos, decidí tratar de motivarlos a un debate respetuoso y argumentado y puse en sus manos virtuales alguna información, cosa que otros comentaristas también hicieron.

Les invite a leer en el blog alguno de sus más de 200 posts y a que opinaran libremente sobre cualquiera de ellos. Les sugerí, porque más que un post político se trata de una lección de heurística acerca de todo lo que no debe hacerse en un debate, nuestro post “la imagen del enemigo”, con la esperanza de que se esforzaran por un debate sincero desprovisto de los vicios de este estigma. De hecho ese post era una clase que impartí en una universidad venezolana en mis tiempos allí de profesor de ciencias sociales.

Inútil esfuerzo. En lugar de conversar, sustituían argumentos por consignas, en lugar de críticas al mensaje, la sustituían por ataques al mensajero, cualquier intento de razonar llamándoles a reconsiderar sobre el vacío conceptual de sus respuestas, no logro ni siquiera que intentaran argumentar sus afirmaciones. La total incapacidad para sostener un debate y el desconocimiento más básico sobre como sostener un intercambio de ideas, la expresaron varios al creer y afirmar sinceramente que eso que hacían era debatir.

Afirmaron haber venido a leer al blog, lo cual fue fácilmente comprobado como falso, siendo yo mismo el administrador y constatando que ni un solo post había sido visitado por ellos hasta ese momento. Intentaron entonces sin leerlo descalificarlo, llegando al ridículo de decir públicamente que los gatos eran un blog “con un par de artículos y tres o cuatro opiniones”, no sin agregar que no calificaban por su mala calidad ni como artículos ni como opiniones. Para decir esto en un medio donde Los 4 Gatos son bien conocidos, hay que de verdad no tener miedo al ridículo, o no tener noción de la magnitud de la estupidez que estaban escribiendo.

Ante la imposibilidad de sacar una sola idea de estos compatriotas conversando con ellos, opte por entrar directamente a sus cuentas para ver de qué hablaban.
El panorama que tuve la oportunidad de ver en varias cuentas personales de la UCI, donde busque en vano algún material analítico o donde se discutiera con honestidad algún problema actual del país, fue uno de culto a la personalidad desmedido, ataques ad homine, burda  propaganda y consignas.

A continuación expongo lo encontrado en 54 twitts consecutivos de una de esas cuentas, la de la profesora Natalia, la que mintió asegurando que había entrado a leer en los gatos describiendo un blog que no había leído.

En 54 twitts consecutivos en su cuenta:

2 eran sobre temas internacionales, uno de ellos culpando al Capitalismo por los cambios climáticos (ya saben, las glaciaciones, el deshielo y la desaparición de los mamuts fue culpa del capitalismo). El otro era sobre el asesinato de Kennedy, donde concluyen que fue perpetrado y organizado por la CIA y los gusanos de Miami.

7 comentarios se limitaban a reproducir propaganda oficial y consignas castristas de corte triunfalista.

11 comentarios destacaron celebraciones y/o actividades políticas enalteciendo al castrismo, de ellas 4 sobre las “elecciones” entre el PCC y el PCC, 1 sobre Guiteras y 1 sobre el terrorista y asesino convicto portorriqueño indultado por Obama, descrito y celebrado como héroe en Cuba: Oscar López Rivera. Dudo que tengan conocimiento de que la causa independentista de Puerto rico lleva una larga serie de plebiscitos perdidos y no goza de ningún interés por parte de los portorriqueños, que tienen los beneficios de cualquier norteamericano sin pagar taxes, un negocio redondo.

14 comentarios denigrantes, insultos y ataques ad homine aparecen como únicas respuestas a argumentos, preguntas y comentarios de comentaristas exiliados.

28 comentarios, más de la mitad del total,  estaban exclusivamente dedicados a enaltecer la figura de Fidel Castro

20 fotos de Fidel Castro aparecen entre los 54 comentarios consecutivos…sin mencionar  una más, del seboruco-cenicero.

Argumentos o contraargumentos a los expuestos por los mencionados comentaristas exiliados: CERO

Análisis de problemas nacionales: CERO

Criticas a gestiones del gobierno castrista: CERO

La cuenta de Natalia es más o menos típica, no encontré ninguna diferente salvo para ser todavía peor.

Decidí poner esta breve instantánea no como comentario como pensé hacer primero, sino como post.  No creo que sea difícil concluir que si esto es la elite de la UCI, que además confeso a otro comentarista que disfruta de internet gratis en su casa a cambio de lo que hacen (no podrían costearse sus cuentas con sus salarios de miseria), lo único que han logrado cosechar en las redes internacionales es la lectura de personajes similares, desinformados y fanáticos de izquierda. Ya perdieron, aunque seguramente harán una fiesta para celebrar esta nueva “victoria”. Mi recomendación es que vuelvan a lo de crear y vender pornografía. En eso brillaron.

¿DÓNDE ESTÁN Y QUE SE HAN HECHO?-1: OCTAVIO DILEWIS IBARRA

En la foto: Octavio Dilewis Ibarra

De vez en cuando a cada rato se destacan en las redes digitales unos  personajes que llenan espacio tras espacio en los sitios virtuales y que se convierten por un rato en estrellas rutilantes de las informaciones, polémicas  y  posiciones  relacionadas con la lucha por la libertad de Cuba, pero que luego, sin explicaciones hacen mutis por el foro y desaparecen del panorama. Yo los llamo “voladores de a peso” pues suben rápidamente, explotan y desaparecen. 

Hoy comenzamos  en Nuevo Acción esta  sección, que de vez en cuando, aparecerá  recordando y preguntando por alguno de estos desaparecidos personajes.

La inauguramos hoy preguntando a nuestros lectores si alguien sabe ¿Dónde está y que ha sido de la vida del Dr. Octavio Dilewis Ibarra y de sus múltiples “secretarias”?

POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: VIDRIOS PARTIDOS. Le había hecho una promesa a mi familia, no volver a escribir columnas de opinión. A ellos les preocupa que en Santander de Quilichao todo aquel que exponga públicamente sus ideas en contra de la corrupción, y sobre ciertos temas políticos, se convierta en objetivo militar y de estigma.

Por Guido Germán Hurtado Vera Historiador y Politólogo colombiano

De hecho, en este momento tengo una demanda en la Fiscalía del ex acalde Luis Eduardo Grijalba Muñoz por injuria y calumnia (leer artículo “Un punto de vista sobre las elecciones locales”, en https://www.proclamadelcauca.com/un-punto-de-vista-sobre-las-elecciones-locales/). Asistí, junto a mi abogado doctor Jorge Medina Abella, a la audiencia de conciliación. El señor Grijalba Muñoz nunca se hizo presente (como siempre evadiendo la discusión pública) y envió a su abogada. No concilié, el proceso sigue.

Desobedeceré a mi familia. Mi naturaleza de hombre crítico no me lo permite y seguiré escribiendo sobre los asuntos públicos. El cuento ahora viene a lo siguiente.

En 1969, Philip Zimbardo (psicólogo y profesor de las Universidades de Yale, Columbia y Stanford conocido por el famoso experimento de la cárcel de Stanford) abandonó dos vehículos gemelos, de la misma marca, modelo y color, en la calle. Uno en el Bronx, en la actualidad es el distrito más populoso de Nueva York y con la mayor diversidad étnica de todo los Estados Unidos, y el otro en Palo Alto, zona rica y plácida de California. Dos vehículos gemelos, dos barrios con poblaciones muy disímiles y un grupo investigando las conductas de la gente en cada sitio.

El vehículo abandonado en el Bronx comenzó a ser desvalijado. En minutos: se le robaron las llantas, el motor, los espejos, el radio, entre otros. Todo lo utilizable y comercializable. Lo que no lo era, fue roto y abandonado. Al contrario, el vehículo dejado en Palo Alto se mantuvo ileso.

Es habitual acusar a la pobreza de las causas del delito. Ahora bien, la experiencia no finiquitó allí. Cuando el vehículo abandonado en el Bronx ya estaba saqueado y el de Palo Alto llevaba una semana en perfecto estado, los investigadores resolvieron quebrar un vidrio del vehículo abandonado en de Palo Alto. La consecuencia fue que se repitió lo mismo que en el Bronx. La rapiña, el hurto y el vandalismo acabaron por dejar el vehículo totalmente desvalijado.

Va mi reflexión y espero entonces que el actual Alcalde o uno de sus funcionarios, incluso, anteriores administradores públicos, no me vayan a demandar por injuria y calumnia.

Si una ciudad como Santander de Quilichao presenta señales de deterioro físico y espiritual, y esta situación no le importa a nadie (en particular al actual burgomaestre y sus funcionarios), allí se instaurará el delito, la corrupción, la criminalidad y la violencia.

Mostraré, al menos, dos ejemplos para argumentar la anterior afirmación. Hay más pero por espacio no puedo escribirlas.

La primera. Si “algunos” de quienes conducen motos exceden los límites de velocidad, no utilizan casco, no pagan los impuestos, falsifican el Soat, transitan en las noches sin luz, estacionan en lugares prohibidos y no respetan una luz roja y si estos comportamientos no son sancionados por las autoridades de tránsito y de policía, comenzarán a desarrollarse faltas mayores.

La segunda. Si es permanente el lamento de muchos ciudadanos que algunos de los funcionarios públicos son corruptos porque en la mayoría de los casos los dineros públicos (que en esencia son sagrados) se los roban en contratos leoninos y si estos comportamientos no son sancionados ejemplarmente por los jueces que los juzgan, comenzarán a desarrollarse faltas mayores y muchos ciudadanos harán eco a la idea que robar sí vale la pena y que él que no lo hace es un idiota.

Los dos anteriores ejemplos (el no respeto a las leyes y normas y la corrupción en instancias públicas y privadas) pueden ser una hipótesis para explicar la putrefacción de la sociedad quilichagüeña. Algo así como, un Quilichao con muchas vidrios rotos (así se llamó el experimento que narre) y nadie parece estar preparado a arreglarlos.

Una salida a este mayúsculo problema no la tengo. Pero les cuento algo, he iniciado a arreglar los vidrios rotos de mi casa.

Les he pedido a los miembros de la familia que como siempre lo hemos hecho, sigamos respetando las normas y leyes (en este caso si transitamos en moto o en automóvil). También, hemos acordado que si alguna vez llegamos administrar recursos públicos o privados, los consideraremos sagrados. Es decir, no los robaremos y lo invertiremos, como dice la ley moral, en las necesidades colectivas.

De la misma manera hemos acordado aceptar las consecuencias de nuestros actos con valor y responsabilidad, pero, sobre todo, seguir insistiendo en que la educación formal e informal deberá estar presente en la vida de nuestras hijas.

Por eso el llamado es a arreglar, inicialmente, los vidrios partidos de nuestra casa para luego seguir con los de Santander de Quilichao y evitar que siga creciendo el delito, la corrupción, la criminalidad y la violencia.

NOTICIAS CUBANAS Y NOTICIAS AMERICANAS.

Por, Esteban Fernández

La gran diferencia entre las noticias americanas y las nuestras es que las de los americanos son DESECHABLES y las nuestras son eternas. Aquí dan una noticia, se encarnan en ella por varios días, hasta que surge una nueva que opaca o desvanece totalmente la anterior. Y nosotros los cubanos a cada rato nos estamos acordando de Matías Pérez.

Usted llega a Miami, pone la radio cubana, y escucha las mismas noticias que oyó el año pasado, el antepasado, y hace 60 años. Y “la tapa al pomo” la ponen en nuestro país por Radio Habana Cuba. Cuando usted tiene la desgracia de sintonizar la estación cotorra del gobierno cubano nos luce que está viendo la película “Back to the future”, le parece que ha regresado al año 1959, o al 53, y están dando noticias sobre el ataque a Palacio, o el ataque al Moncada o sobre la escaramuza (para ellos “batalla”) de El Uvero.

Fulgencio Batista dio un golpe de estado en Cuba el 10 de marzo de 1952. Y yo quiero que ustedes sepan que ¡esa es una noticia total y absolutamente FRESCA para nosotros los cubanos! Hablamos de eso (del 52) como si hubiera pasado hace varios días, discutimos nos acaloramos y hasta podemos pelearnos y fajarnos en acuerdo o desacuerdo con ese golpe de estado.

Mientras tanto ya los americanos se olvidaron de las noticias que oyeron la semana pasada. Observe usted que aquí celebran las fechas patrióticas (como el 4 de julio) pero jamás usted en su trabajo, ni en ningún lugar, escucha a los americanos hablando ni discutiendo sobre el 4 de julio y de los sucesos acontecidos ese día. Hablan de irse de “camping”, de día “off”, de comprar unas cervezas para ese día, de un picnic y de hacer una barbacoa.

Para nosotros en el exilio las noticias sobre nuestros artistas, nuestros peloteros, nuestros literatos, nuestros patriotas, son ETERNAS. Hablamos de un jonrón de Roberto Ortiz, o de una canción de Lino Borges o de Blanca Rosa Gil como si lo hubiera bateado ayer o la hubieran cantado hace cinco días.

En una cafetería de Miami usted puede escuchar estas palabras de unos cubanos discutiendo acaloradamente: “No, no, de eso nada, Fidel no tiró un solo tiro, se acobardó” y unos americanos se quedarían fríos de la sorpresa si trataran de averiguar y les preguntaran “¿Qué pasó en Cuba?” Y los cubanos responderían: “No, no pasó nada, estamos hablando del 26 de julio de 1953”

¿A usted no le ha pasado como a mí que está interesado en una noticia dada por CNN o FOX y trata de escucharla de nuevo y le es imposible volver a escucharla? ¿Usted se acuerda, hace años, de las noticias de un tal Marcos de unas guerrillas mexicanas en Chiapas? Bueno, pregúntele a su vecino americano si se acuerda o ha oído hablar de nuevo del guerrillero. Al principio los americanos hasta dieron a la publicidad la verdadera identidad de Marcos y después no volvieron jamás a decir su nombre.

El premio más grande que hay en la actuación es el OSCAR. Durante una semana no se habla más que del artista que ganó el Oscar, pero pregúntele a cualquier amigo americano quién ganó el Oscar hace cuatro años a ver si sabe. Nadie sabe. Mientras tanto nosotros hablamos de Jesús Alvariño como si hubiéramos visto La Taberna de Pedro anoche.

Aquí hasta los asesinos en serie (como Charles Manson, Richard Ramírez etc.) tienen solamente “sus 15 minutos de fama”. Y nosotros llevamos más de 60 años con los mismos hijos de hienas asesinos en la noticias. Y por siglos seguiremos hablando de esos H.P.

MÉXICO, PUNTA DE LANZA DE LOS ISLAMITAS Y COMUNISTAS PARA SEMBRAR EL CAOS EN EE.UU. Y ANIQUILAR LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL

Por, Charlton W. Bradford/Especial para Alerta Digital

Cuando Donald Trump anunció su proyecto de construir un muro de separación entre EE.UU. y México millones de voces airadas se levantaron en su contra en todo el orbe. Desde fascista a nazi, pasando por loco y dictador, los sempiternos defensores de los oprimidos por el capitalismo y el imperialismo yanqui le dedicaron todo tipo de descalificativos al recién nombrado presidente de Estados Unidos.

Quizás con lo que vamos a exponer podemos comprender la razón de ese proyecto y seamos capaces de entender lo que está sucediendo –y lo que es peor– lo que va a suceder en muy poco tiempo en todo Occidente y en especial en Estados Unidos.

Desde hace tiempo, casi coincidiendo con la desaparición de la Unión Soviética, se está librando en todo el planeta Tierra la III Guerra Mundial, una guerra que por no responder a los parámetros bajo los que desarrollaron las dos anteriores, la población mundial no es capaz de darse cuenta de lo que está sucediendo.

Esta III Guerra Mundial ha sido declarada contra Occidente por los enemigos que han jurado acabar con el modelo de civilización que ha imperado en los últimos quinientos años y que nos ha permitido alcanzar los grados de bienestar y desarrollo de los que millones de personas disfrutan en todo el mundo. Bien es cierto que aún nos encontramos lejos de conseguir vencer la pobreza y miseria que invaden a grandes sectores de la población mundial, pero es innegable que gracias a los avances científicos, culturales, industriales y tecnológicos, nuestra sociedad se ha situado en niveles impensables hace poco más de cien años.

Guiados por el resentimiento y la frustración, tanto el fundamentalismo islámico como el comunismo de nuevo cuño han suscrito una alianza anti natura no escrita para aniquilar la civilización occidental e implantar sus dogmas en todos aquellos países que han demostrado en el último siglo una admirable capacidad de desarrollo en todos los ámbitos.

Si miramos al fundamentalismo islámico lo primero que advertimos es que sus estructuras sociales y religiosas basadas en arcaicas y medievales ideas incompatibles con el devenir de los acontecimientos no han sido capaces de llevar a sus pueblos las libertades civiles y derechos sociales que se han alcanzado en Occidente.

Si miramos al comunismo de nuevo cuño, advertimos que sigue siendo el mismo comunismo viejo, destartalado, fracasado e inútil que sumió a los países de Europa del Este, liderados por la extinta Unión Soviética, en un experimento económico y social que colapsó bajo la batuta de una Economía de Dirección Central Planificada que sembró de pobreza y miseria las sociedades en las que rigió su tiranía, tal como hoy PODEMOS ver en Cuba, Venezuela y Corea del Norte.

En pleno dominio del Imperio británico en India, a finales del siglo XIX, Rudyard Kipling en su maravillosa obra “KIM” reflejó magníficamente las intrigas políticas llevadas a cabo por los independentistas para conseguir zafarse de la dominación inglesa, todo ello dentro de lo que el autor denominaba El Gran Juego.

En nuestros días ese Gran Juego es el que encontramos flotando sobre el escenario de la III Guerra Mundial, una confrontación tremenda en la que ya no se dan las grandes batallas al uso como las que la humanidad conoció en el pasado, sino a través del terrorismo, la economía, las operaciones bursátiles y las revoluciones sociales.

Los protagonistas en El Gran Juego, algunos de ellos involuntarios, son los siguientes: Estados Unidos de América, indiscutible adalid de Occidente. Europa, sobre todo a raíz de la constitución de la Unión Europea. China, como incontenible gigante financiero e industrial e indiscutible campeón tecnológico y científico, Rusia, majestuosamente surgida a partir de las cenizas de la Unión Soviética bajo el liderazgo del gran Zar Vladimir Putin, el fundamentalismo islámico y, finalmente, el comunismo de nuevo cuño.

Es preciso señalar que dentro del Gran Juego, los dos últimos intervinientes, esto es, el fundamentalismo islámico y el comunismo de nuevo cuño, lo hacen unidos en medio de un idilio que los segundos creen que durará por mucho tiempo, ignorantes de que llegado el caso de que alcanzasen su objetivo primordial, cual es la destrucción de Occidente, sus socios teocráticos los aniquilarían de manera fulminante dada su condición de ateos que niegan la existencia del único Dios, es decir, de Alá.

En los últimos años hemos visto cómo en Occidente, y en concreto en España, el movimiento PODEMOS (encarnación del comunismo de nuevo cuño) ha intentado, hasta ahora sin éxito, el asalto al Poder, en su afán de destruir las estructuras que han constituido la argamasa de la clase media. Así mismo, se ha comprobado que la financiación de PODEMOS ha procedido de Venezuela (república comunista amamantada a los pechos de la castrista Cuba) y de la República Ayatolá de Irán, a su vez respaldada por las monarquías teocráticas de los emiratos del Golfo Pérsico.

Tras esta introducción, centrémonos en el asunto que nos ocupa y que no es otro que el momento crucial al que se va a enfrentar Occidente en su conjunto y Estados Unidos en particular, en el plazo de unos pocos meses.

Es labor innata a su naturaleza el que las agencias de inteligencia de todos los países realicen actividades prospectivas de futuro al objeto de plantearse situaciones de hecho que se darán en el futuro, adelantándose así a los acontecimientos y teniendo previsto para ello planes de contingencia. Sus análisis nada tienen que ver con los propios de la opinión pública, que se basan en los datos que los medios de comunicación transmiten a diario, operando dichas agencias de inteligencia con datos que el ciudadano de a pie todavía no conoce y ni siquiera imagina.

Lo anterior está relacionado con el anuncio que en su día realizó el presidente Trump en relación con la construcción del muro divisorio con México. Cuando Donald Trump dio a conocer su proyecto no estaba en disposición de revelar las verdaderas razones que lo impulsaban a llevar a cabo tan gigantesca tarea, aludiendo para ello a motivaciones de derecho común en aras de preservar la seguridad de los ciudadanos norteamericanos.

La realidad, sin embargo, es muy distinta. El 1 de julio de 2018 se llevarán a cabo en México elecciones federales en las que se eligirán los cargos fundamentales para el Gobierno de esa nación, desde la Presidencia de la República hasta los miembros de las cámaras legislativas.

Esas elecciones se celebrarán en medio de un clima social de absoluta desesperanza en niveles fundamentales para el futuro de una nación, como es el caso de la economía, la seguridad ciudadana, la lucha contra la corrupción, la confianza de la inversión extranjera en el país, las políticas de mejora social y de fortalecimiento y crecimiento de la clase media.

A las elecciones federales del 1 de julio de 2018 el Gobierno de Peña Nieto llega completamente desorientado por el brutal impacto que en todos los órdenes sociales del país supone el poder y presencia de los cárteles del narcotráfico, causantes de una criminalidad brutal que ahuyenta a la inversión extranjera, incrementa exponencialmente la evasión de capitales, dispara alarmantemente los índices de corrupción y sume a la nación en un ambiente de frustración e incertidumbre.

Con una población de alrededor de 130 millones (difícil de evaluar con exactitud dadas las dificultades para contar con un censo fiable) y si bien conforme a los criterios evaluativos de la UNESCO, con un índice de un 4% de analfabetismo, lo cierto es que hoy por hoy se puede considerar que cerca de un 50% de la población mexicana es analfabeta funcional; es decir, que sabiendo leer y escribir, sin embargo es incapaz de arbitrar adecuadamente sus conocimientos lectivos y caligráficos en orden de expresar sus opiniones y conocimientos y de recibir y procesar las informaciones que recibe del exterior.

En medio de un clima de inseguridad ciudadana (en 2017 se han producido 24.000 asesinatos y 33.000 desaparecidos, que coloca a México en el grupo de diez países más violentos del mundo, solamente superado por Siria, Afganistán, Somalia, Irak y Nigeria), y en un ambiente de desesperanza social y una impresionante incertidumbre económica, el 1 de julio de 2018 se celebrarán las elecciones federales para la renovación de los cargos fundamentales en el gobierno de la República.

Es aquí cuando en medio de esa desesperanza surge, por tercera vez, Andrés Manuel López Obrador, más conocido en su acróstico como AMLO, al frente del partido Movimiento para la Regeneración Nacional (MORENA).

Hoy por hoy, AMLO representa para millones de mexicanos desheredados de la tierra, desencantados con los tradicionales partidos PRI y PAN y resignados testigos de la ola de criminalidad que azota el país, la ilusión por el cambio que necesita esa nación.

A la vista del recorrido político de AMLO, de su programa ideológico y de que antes de llegar al Poder, haya sido ya cuestionado en cuanto a que la financiación le llega directamente de Venezuela y Rusia, todo hace pensar que, llegado el momento de alcanzar el gobierno de las instituciones de la república, nos encontraríamos con una sucursal de la Revolución Bolivariana a las puertas de EE.UU.

Considerando que EE.UU. tiene más de 3.000 kilómetros de frontera física con México, una vez que AMLO se instale en la residenciapresidencial de Los Pinos, es lógico el temor a que miles de agentes encubiertos venezolanos y castristas, junto a correligionarios iraníes y todo tipo de elementos fundamentalistas islámicos, circulen libremente por todo el territorio mexicano y creando toda clase de células activistas desde las que llevar a cabo acciones en contra del vecino del Norte.

Aunque ni China ni Rusia están interesadas en volver al comunismo tradicional, ven con buenos ojos el debilitamiento de las estructuras económicas, financieras, científicas y tecnológicas de Estados Unidos.

Por todo ello, en los próximos meses habrá que estar muy atento a lo que suceda en México. Es lógico por consiguiente que el presidente Trump tome medidas orientadas a preservar la seguridad de suscompatriotas. Ese debería ser el principal objetivo de cualquier gobernante, máxime si se comparte fronteras con un país que tiene todas las trazas de convertirse en un polvorín.

POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: COSTA RICA, SORPRESAS EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN COSTA RICA 2018

Por Carlos Vilchez Navamuel

Los últimos datos emitidos por el Tribunal Supremo de Elecciones a la hora de finalizar este comentario solo sorpresas nos brindaron, veamos, sorpresa que se llevó una gran mayoría de los ciudadanos que tenían como cierto que sus partidos ganarían las elecciones. Sorpresa que el candidato que obtuvo más votos fue Fabricio Alvarado del Partido Restauración Nacional quién hace solo dos meses apenas aparecía en las encuestas con porcentajes bajísimos. Sorpresa ver que Carlos Alvarado, el candidato del PAC, el mismo partido que está en el poder y que ha sido muy cuestionado por su administración y por corrupción esté en estos momentos compitiendo de nuevo para la presidencia. Sorpresa resultó también ver que los partidos tradicionales como el PLN y PUSC quedaron fuera de la segunda ronda y los obligará a revisar sus propuestas si quieren permanecer activos en la política nacional.

Con más del 86% de mesas escrutadas, el candidato del Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado obtuvo en este escrutinio un 24,8%, el candidato de Liberación Nacional, Carlos Alvarado del PAC en segundo lugar con un 21,7%. Antonio Álvarez con un 18,7%, le siguen Rodolfo Piza de la Unidad con un 16,9%, Juan Diego Castro del PIN con un 9,5%, el Dr. Rodolfo Hernández del Republicano Social Cristiano obtuvo apenas un 4,9%, y Otto Guevara del Movimiento Libertario con solo el 1% no le alcanzará para tener diputados en la próxima asamblea, el resto de los candidatos obtuvieron porcentajes muy bajos y, la abstención esta vez fue del 34,2%. http://resultados2018.tse.go.cr/resultados/#/presidenciales

Con estos resultados los dos candidatos que obtuvieron más votos tendrán que ir a una nueva ronda el próximo 1 de abril de 2018 para definir quién será el próximo presidente de Costa Rica para el período 2018-2022.

Para aquellos que no lo saben, Wikipedia nos informa que el PRN se fundó el 5 de febrero de 2005, su ideología es conservadurismo nacionalista, derecha cristiana, y tiene una posición política de derecha, actualmente tiene un único diputado en la Asamblea Legislativa.

Sobre el candidato que obtuvo más votos en esta ronda, la misma fuente nos dice que “Gerardo Fabricio Alvarado Muñoz nació el 30 de mayo de 1974 en San José, Costa Rica, es un político, periodista y cantante de música cristiana costarricense. Diputado de la Asamblea Legislativa de Costa Rica por el partido evangélico Restauración Nacional y su candidato presidencial para las elecciones de 2018. Alvarado estudió periodismo en la Universidad de Costa Rica sin haber terminado el bachillerato. Inició su carrera profesional cubriendo sucesos en el noticiero de Repretel y más tarde logró ser presentador de Noticias Repretel. Tras su salida de Repretel, laboró en CBN y como director del programa radiofónico Metamorfosis. Como diputado ha mantenido posturas conservadoras respecto a temas sociales oponiéndose a cosas como la legalización del cannabis, las uniones de parejas del mismo sexo, el aborto, la fertilización in vitro y lo que él denomina «ideología de género»

El periódico Financiero nos explica en un reportaje publicado recientemente que “Entre las propuestas de Alvarado se encuentra una reforma administrativa en todas las instituciones del Poder Ejecutivo. En materia fiscal propone que el manejo de las arcas del Estado se hagan basadas en una visión solidaria. “El déficit fiscal sólo debe ser admisible por la vía de un déficit de mediano plazo, de tal suerte que éste tienda a la estabilización en períodos plurianuales. El déficit solo es válido si es sostenible y ello implica que el Estado debe tener la capacidad de lograr el equilibrio financiero en el tiempo. No es posible, como ocurre hoy, que el presupuesto nacional se invierta en un tercio del total, para pagar la deuda pública”.  https://www.elfinancierocr.com/economia-y-politica/estas-son-las-principales-propuestas-de-fabricio/Z4AHNKFKXFBKZA2TCLPALTPZZI/story/

Para aquellos que quieran conocer y revisar el programa de gobierno del Partido Restauración Nacional y su candidato, Fabricio Alvarado, lo pueden ver en el siguiente enlace:
https://issuu.com/partidorestauracionnacional/docs/p_de_gobierno_1_layout_1_61355efb3454b4

Quien escribe este comentario, aunque esperaba otros resultados se da por satisfecho que el Partido Frente Amplio apenas lograra un diputado y que el Partido de los Trabajadores sea el que obtuviera menos votos en estas elecciones, ambos representan líneas diferentes del comunismo.

Dicho lo anterior, no podemos dejar de comentar nuestra preocupación con estos dos candidatos, pues nos preocupa enormemente un gobierno más del PAC, porque intentará solucionar los problemas fiscales con más impuestos lo que nos hará menos competitivos y por otra parte continuará protegiendo a los funcionarios públicos con sus privilegios, es de todos conocidos que este gobierno que termina ha gobernado para la minoría que vive de los impuestos que la mayoría paga. Nos preocupa también un gobierno del PRN porque hasta el momento no vemos un equipo detrás del candidato capaz de solucionar los problemas que tiene el país, así como los planteamientos que hacen en su programa de gobierno que son muy vagos, tampoco podemos evitar la preocupación que muchos comparten junto al autor de este texto en cuanto a que sus ideas religiosas influyan a la hora de gobernar.

WordPress theme: Kippis 1.15