ESPAÑA: PERDERÉIS COMO EN EL 36. Ahora ya sabemos que las últimas elecciones de la República (febrero de 1936) fueron un pucherazo y que el gobierno, ilegítimo, del Frente Popular fue fruto de un golpe de Estado.

Por, Fernando Sánchez Dragó

Ahora, gracias al donoso escrutinio de dos historiadores (Álvarez Tardío y Villa García), ya sabemos, camaradas del soviet de Vachekas, con che de checa y ka de tuerka, que perdisteis las últimas elecciones de la República, que recurristeis a un pucherazo y que el gobierno, ilegítimo, del Frente Popular fue fruto de un golpe de estado: el segundo, después del que fracasó en Asturias.

Y volveréis a perder por idiotas, pues idiota hay que ser para meter la pata hasta las posaderas en el charco de la misa de la Dos: lo que se dice un pan con unas hostias (sin consagrar). Ninguna persona juiciosa, por teófoba que sea, respalda el liberticidio que se perpetraría impidiendo a los católicos seguir por la tele la ceremonia de más predicamento en la religión mayoritaria del país. Hay que tener jeta para sostener que esa emisión no cumple los requisitos de servicio público.

¿Y los programas de niños cocinillas, los de prensa rosa o los de las cervecitas en la playa cuando aprieta el caloret, por poner tres ejemplos sangrantes, sí? Decenas de miles de fieles, por edad o enfermedad, no pueden ir a la iglesia. ¿Qué hacemos? ¿Obligarlos a vivir en pecado mortal de ésos que según los curas preconciliares conducían derechitos al infierno?

Manda huevos de Lunes de Pascua que quienes cristianos no somos tengamos que convertirnos por amor a la libertad en defensores de algo que no es asunto nuestro. A Pablenín, que reniega de su apellido y lleva como nombre de pila el del fundador de la institución que tanto odia, le ha salido por la culata el balín del anticlericalismo apolillado. La misa de la Dos bate records de asistencia. ¿Estará el catecúmeno de mi amigo Verstrynge conchabado con ese Papa Francisco que parece uno de los suyos?

Yo, que fui el primer periodista en sufrir acoso por parte de quien entonces era poco más que un galopín, debería estarle agradecido. Mi programa literario vuelve el 23 de abril a la Dos y lo hace inmediatamente después de la misa del mediodía. Seguro que el tirón de ésta incrementará su audiencia. Spasiba, camarada. Te doy la paz. Olvidado queda aquel día de 2013 en el que, desencajonado por Isabel Gemio y recibido por mí a puerta gayola, me llamaste bufón al servicio del poder. Está en Youtube, por si alguien pone en duda mi palabra. Anda, monaguillo bolchevique, ya va siendo hora de que te bajes del púlpito. Ite, missa est. La vuestra, claro. La de la Iglesia, no.  © El Mundo

EL MUNDO RESPIRA MEJOR: MURIÓ DAVID ROCKEFELLER, UNO DE LOS IMPULSORES DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL

Foto: David Rockefeller

Fuente: Alerta Digital-El empresario David Rockefeller, representante de una de las familias impulsoras del mundialismo, murió este lunes a los 101 un años mientras dormía en su casa, según informó su portavoz.

Como nieto de John D. Rockefeller, cofundador de la petrolera Standard Oil, luego se convirtió en el administrador de los bienes del clan y jefe de una red de intereses comerciales familiares.

El conocido banquero presidió durante años el Chase Manhattan Bank y fue fundador de la Comisión Trilateral, creada en 1973 y considerada una de las organizaciones privadas más influyentes del mundo. El reciente cálculo de la revista Forbes cifró su fortuna actual en 3.300 millones de dólares, lo que lo ubicó 581 de las personas más acaudaladas.

Se calcula que durante su vida se reunió con más de 200 mandatarios en más de 100 países, donde su llegada tenía prácticamente el protocolo de una visita de Estado.

Fue también un férreo defensor del capitalismo. “El capitalismo estadounidense ha traído más beneficios a más gente que cualquier otro sistema en cualquier otra parte del mundo en la historia. El problema es verificar que el sistema corra eficiente y honestamente”, afirmó.

La niñez de David se desarrolló en su mansión de Tarrytown, en Westchester, en el estado de Nueva York. Como todos sus hermanos, sabía que pertenecía a una familia poderosa, distinta, y así fue educado, sin abandonar los principios tradicionales que tanto inculcó su abuelo.

Cada uno de ellos emergió de su adolescencia con una vocación diferente, aunque todos sobresalieron. John III siguió los pasos de su padre en cuanto personalidad y empuje empresario. Nelson, el segundo de la familia, fue un político reconocido que estuvo a punto de ser presidente de los Estados Unidos: perdió las internas republicanas con Richard Nixon. Sin embargo, lograría ser vicepresidente de Gerald Ford luego de que estallara el escándalo Watergate y su antiguo rival partidario debiera abandonar la Casa Blanca.

En su libro “Memorias”, publicado en el 2014, reconoció: “He tenido mucha suerte al vivir esta vida que me ha tocado y, sobre todo, comprender que las cualidades de cada persona como ser humano, la mayoría de las veces, no tienen nada que ver con el marco en el que la vida les ha colocado”.

Por su impulso y el de su hermano mayor, John III, -entre otros- fueron construidas las Torres Gemelas, que fueron apodadas con sus nombres los primeros años de vida. La construcción fue una de sus pasiones. No sólo por el aporte artístico que ofrecían a su amada Nueva York, sino también por la ayuda que representaba para la generación de empleo y como techo para familias de bajos recursos.

Fue también presidente emérito del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), entidad creada por su madre junto a otras dos amigas (Lillie P. Bliss y Mary Quinn Sullivan). “Mi propio interés en el arte se debe a mi madre”, reconoció el veterano multimillonario que cuenta con una de las colecciones de arte más importantes del planeta con obras de Picasso, Cezanne y Matisse.

Rockefeller y la Reserva Federal

David Rockefeller con Mandela.

Antonio Pérez.- En 1911, el Gobierno estadounidense ordenó que la petrolera Standard Oil of Ohio, propiedad del legendario magnate John Davidson Rockefeller, fuese dividida en varias compañías más pequeñas, para poner fin de este modo a la situación de monopolio que ejercía entonces la Standard Oil of Ohio. Las denominaciones de las nuevas compañías surgidas tras la parcelación, incluían siempre las iniciales «S.O.», las siglas de la Standard Oil. Así surgieron la SOHIO en Ohio, SOCONY en Nueva York y, por supuesto, ESSO que se convirtió, casi un siglo después, en EXXON-MOBIL.

En menos de dos años, desde su fundación en 1870, la Standard Oil había absorbido a 22 de sus 26 competidores en Cleveland, creando una situación de monopolio en el emergente mercado del petróleo. Los medios de los que se valió Rockefeller en sus negocios llevaron a que su compañía fuese rebautizada por sus competidores como la ‘Satandard Oil’ y podrían resumirse en la célebre frase de la película ‘El Padrino’: “Le haré una oferta que no podrá rechazar”.

No obstante, sus negocios, aunque no fuesen ejemplares, le reportaron a Rockefeller una inmensa fortuna con la que creó 12 grandes bancos para canalizar las fabulosas ganancias devengadas de sus actividades industriales centradas en el petróleo y en los ferrocarriles, medio con el originariamente se transportaba el crudo desde los yacimientos hasta las refinerías, para su posterior distribución. Tal era la prosperidad y solvencia de los bancos de Rockefeller, que el Congreso decidió recurrir a ellos para que gestionasen en su nombre la recaudación de impuestos.

En poco tiempo, Rockefeller vio cómo sus ganancias se incrementaban espectacularmente gracias a los intereses que devengaban los impuestos que sus bancos recaudaban para el Gobierno de los EEUU, entonces el sagaz magnate concibió un plan magistral: el de controlar al Gobierno, para evitar que el Gobierno le controlase a él. Rockefeller comprendió inmediatamente que esto pasaba por intervenir más directamente en las finanzas públicas

Así fue como en 1914, en vísperas del estallido de la Primera Guerra Mundial, John Davidson Rockefeller y sus socios fundaban la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Siete años antes de fundarse la Reserva Federal, en 1907, se produjo un pánico bancario de gran relevancia fomentado por la Banca Morgan, una situación no muy distinta de la que tuvo lugar en septiembre de 2008 con la quiebra del banco Lehman Brothers, que finalmente fue comprado, precisamente, por la Banca Morgan (J.P. Morgan), algo que ya había intentado infructuosamente en 1929, después de célebre ‘crack’ bursátil.

Tras el pánico financiero orquestado por John P. Morgan y sus bancos en 1907, Nelson Aldrich, testaferro de Rockefeller, consiguió el apoyo del Senado para presidir la Comisión Monetaria Nacional. Desde esa privilegiada posición, Aldrich organizó a finales de 1910 la reunión secreta más importante de la historia de los Estados Unidos.

En la isla de Jekyll se reunieron los banqueros Paul Warburg, Benjamín Strong, presidente del Bankers Trust (sindicato de banqueros), controlado por John P. Morgan; Henry R. Davison, miembro de la compañía J.P. Morgan; Frank A. Vanderlip, presidente del National City Bank, propiedad de Rockefeller, y R. Piatt Andrew, secretario del Tesoro.

Allí decidieron estos poderosos banqueros, según confesaría Vanderlip en sus memorias, la creación de un banco central estadounidense. Pero los participantes acordaron no emplear este nombre para evitar suspicacias del público y decidieron llamarle Reserva Federal de Nueva York. El informe de la Comisión Monetaria y la Ley Reguladora del Sistema de la Reserva Federal también fueron elaborados en dicha reunión.

Sin embargo, la Ley Aldrich no fue inmediatamente aprobada por el Congreso y los especuladores tuvieron que esperar un par de años para llevar a cabo sus planes. El problema se resolvió en las elecciones presidenciales, a las que concurrieron Roosevelt, Wilson y Taft. Los dos primeros fueron apoyados en su campaña por los mismos que idearon la Ley de la Reserva Federal. Cuando Wilson ganó las elecciones, inmediatamente consiguió que el Congreso aprobase la ley. Los especuladores controlaban ya el Banco Central de los Estados Unidos, lo que hoy conocemos como la Reserva Federal, pero que sigue siendo un banco ‘privado’ y no estatal, como muchos creen, y sobre el que el Gobierno de los Estados Unidos no ejerce ningún control.

El selecto grupo de banqueros que se habían conjurado en la mansión de Nelson Aldrich en la isla de Jekyll, apoyaron la investidura del presidente Woodrow Wilson, a cambio de que éste se comprometiera a hacer realidad sus sueños de implantar la Reserva Federal. Cuando Wilson llegó a la Casa Blanca en marzo de 1913, lo hizo acompañado por un inquietante personaje que se hacía llamar coronel sin serlo, y actuaba como su secretario personal. El presidente lo llamada mi otro yo. Su nombre era Edward Mandel House (EN LA FOTO) y era hijo de un oscuro representante de diversos intereses británicos en EEUU. Otro de los consejeros personales del presidente Wilson fue un tal Bernard Mannes Baruch, relacionado con el grupo de banqueros de la isla de Jekyll y asesor de varios inquilinos de la Casa Blanca que sucedieron a Wilson: Hoover, Roosevelt, Truman y Eisenhower. Mandel House y Mannes Baruch fueron los encargados de recordarle a Wilson que cumpliera su parte del pacto y que “demostrara su progresismo modernizando el sistema bancario”.

En aquella época, 1913, la mayoría de congresistas seguían estando en contra de cambiar el modelo financiero y, cuando Wilson anunció que presentaría de todas formas su propuesta, se prepararon para rechazarla, pero no pudieron hacerlo gracias a una treta urdida por el presidente de la Cámara, Carter Glass, que convocó un pleno exclusivamente dedicado a la aprobación del nuevo sistema de la Reserva Federal el 22 de diciembre, cuando la mayoría de los parlamentarios habían tomado ya las vacaciones de Navidad, porque el mismo Glass les había prometido, sólo tres días antes, que no convocaría ese pleno hasta enero de 1914, después de las fiestas navideñas y de las de Año Nuevo.

Pese a que no existía el indispensable quórum parlamentario y, por tanto, no podía aprobarse la ley, Glass echó mano de la legislación según la cual “en caso de urgente necesidad nacional” el presidente de la Cámara de Representantes podía obviar ese obstáculo y dar vía libre a una ley concreta. La artimaña fue posteriormente denunciada por el congresista Charles A. Lindbergh (padre del célebre aviador que cruzó en solitario el Atlántico por primera vez), el cual declaró que “este acto establece el más gigantesco ‘trust’ sobre la tierra. […] Cuando el presidente lo firme, el Gobierno invisible del Poder Monetario, cuya existencia ha sido probada en la investigación del ‘trust’ del dinero, será legalizado”.

El presidente Wilson por su parte, se apresuró a aprobar la ley presentándola como “una victoria de la democracia sobre el trust del dinero” cuando la realidad era justamente todo lo contrario: los principales beneficiarios y defensores del sistema eran aquellos a los que se suponía que había que desplazar de los oscuros pasillos del poder en la sombra; los devotos defensores de la banca privada y el ‘libre’ mercado controlado por ellos a través de sus oligopolios industriales, también privados.

Pese al enfado de los congresistas, la decisión tomada era legal. Se pensó en revocarla, pero el trámite parlamentario era complejo y había asuntos más importantes sobre la mesa, como el riesgo inminente de guerra en Europa, que acabaría materializándose en el verano de aquel mismo año 1914, así que el debate sobre el nuevo sistema monetario fue posponiéndose ‘sine die’ hasta que sus defensores lograron consolidar definitivamente sus posiciones.

El consejo ejecutivo de la Reserva Federal ni siquiera se molestó en guardar las formas de cara a la galería. Habían tomado el control asegurando que con su sistema se pondría fin a la inestabilidad financiera, las recesiones y las depresiones económicas. Fenómenos inéditos hasta entonces, y que no se produjeron hasta que, en 1907, a través de la denominada “circular del Pánico”, los socios de Morgan y Rockefeller saturaron súbitamente el mercado de dinero barato, para después retirarlo bruscamente.

Entre 1923 y 1929 la oferta de dinero subió más de un 60%, y la mayor parte fue a parar a la Bolsa. Ya sabemos cómo acabó la fiesta en 1929. Exactamente lo mismo que han venido haciendo la Reserva Federal y el BCE (Banco Central Europeo) en los años previos a la crisis que ahora estamos padeciendo, iniciada en 2008, y cuyo alcance final, todavía desconocemos.

El 2 de octubre de 1919 Woodrow Wilson sufrió un infarto cerebrovascular que le provocó una hemiplejia. Este ataque le incapacitó para desarrollar su cargo presidencial, pero su vicepresidente, Thomas R. Marshall, asombrosamente, no utilizó el derecho constitucional vigente para asumir el poder, por lo cual, y pese a su manifiesta incapacidad, Wilson siguió como presidente de los Estados Unidos hasta la finalización de su mandato en marzo de 1921.

Aquel mismo año, Wilson fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz por su impulso a la Sociedad de Naciones –precursora de las actuales Naciones Unidas- y por la promoción de la paz después de la Primera Guerra Mundial mediante el Tratado de Versalles. Woodrow Wilson murió en Washington el 3 de febrero de 1924, pero lo más importante estaba hecho: la Reserva Federal era ya una realidad. Pero ¿era realmente necesaria?

Los primeros colonos no estaban sujetos a un sistema fiscal concreto. Después de obtener su independencia de Gran Bretaña en 1783, los norteamericanos establecieron un Gobierno que rechazaba los impuestos directos y se limitaba a imprimir papel moneda para pagar las obras civiles y el mantenimiento de las infraestructuras y servicios públicos. A fin de mantener la estabilidad de los precios y el pleno empleo, el Gobierno se limitaba a controlar que el papel moneda en circulación no excediera en valor los bienes y servicios ofrecidos por el mercado, y con este sencillo sistema, los Estados Unidos alcanzaron una envidiable prosperidad en apenas ciento treinta años (1783-1914), beneficiándose de una política de precios estable en productos y servicios, y con una bajísima tasa de desempleo. Todo esto cambió a partir del momento en que quedó instituida la Reserva Federal. Luego, la pregunta que nos hacíamos en el párrafo anterior, queda así contestada.

“Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial”

David Rockefeller

El magno objetivo de estas sagas de banqueros internacionales lo enunció perfectamente uno de sus máximos exponentes, David Rockefeller: “De lo que se trata es de sustituir la autodeterminación nacional, que se ha practicado durante siglos en el pasado, por la soberanía de una elite de técnicos y de financieros mundiales”.

David Rockefeller fue el conspirador mundial por excelencia, el Rey de los cenáculos ocultos. A sus órdenes trabajaron los agentes secretos de la CIA, el MI6, el MOSSAD y especialmente la INTERPOL, que es obra suya. (Nota de Nuevo Acción:  Fue uno de los principales “padrinos” que siempre se aeguró que no se tocara al régimen castrista)

Ningún medio de comunicación masivo se atrevería jamás a desvelar los planes secretos de Rockefeller y sus amigos. Siempre guardaron un sospechoso silencio en torno a las secretas actividades de las dinastías de banqueros norteamericanos: los Morgan, los Davison, los Harriman, los Khun Loeb, los Lazard, los Schiff o los Warburg y, por supuesto, los Rockefeller.

En 1991, en referencia al informe del Centro para el Desarrollo Mundial, David Rockefeller confesó: “estamos agradecidos con el Washington Post, el New York Times, la revista Time, y otras grandes publicaciones cuyos directores han acudido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discresión (silencio) durante casi 40 años. Hubiera sido imposible para nosotros haber desarrollado nuestro plan para el mundo si hubieramos sido objeto de publicidad durante todos estos años”.

El excéntrico y supuestamente filantrópico David Rockefeller,  que vivió más de un siglo de vida, fue sin duda el personaje más trepidante y controvertido de esta casta de usureros a la que nos referimos. Tal vez cuando los diarios anuncien su fallecimiento, tendremos ocasión de conocer su insólita biografía. Descubriremos datos que nos apabullarán.

El fundador de la dinastía Rockefeller fue el abuelo de David, de nombre John Davison Rockefeller, descendiente de judíos alemanes llegados a EEUU en 1733. Junto con la saga de los Morgan y el grupo bancario Warburg-Lehman-Kuhn&Loeb, constituyó el triunvirato plutocrático del llamado Eastern Establishment. Su imperio económico se gestó durante los años de la Guerra de Secesión (1861-1865) que enfrentó a los terratenientes esclavistas del sur con los comerciantes e industriales del norte y que se saldó con 600.000 muertos.

Los grandes triunfadores de aquella guerra fueron cuatro familias oligárquicas, los Vanderbilt, los Carnegie, los Morgan y los Rockefeller, que se beneficiaron del conflicto como proveedores de bienes y servicios y acrecentaron su imperio económico después con la concentración monopolista que sucedió a la contienda, llegando a controlar en 1880 el 95% de la producción petrolera norteamericana. La fortuna de los Vanderbilt se diluyó con el tiempo, la de los Carnegie fue en parte succionada por los Morgan, y la de los Rockefeller se dispersó entre los muchos y mal avenidos descendientes del viejo John Davison, petrolero y banquero, fundador de la Standard Oil y del Chase National Bank, luego denominado Chase Manhattan Bank, cuya emblemática sede en Nueva York fue el primer edificio construido en Wall Street. El Chase se convirtió en un pilar central en el sistema financiero mundial, siendo el Banco principal de las Naciones Unidas, y llegó a tener 50.000 sucursales repartidas por todo el mundo. Los presidentes del Banco Mundial John J. McCloy, Eugene Black y George Woods trabajaron en el Chase anteriormente. Otro presidente, James D. Wolfensohn, también fue director de la Fundación Rockefeller.

David Rockefeller, fue el más famoso de la saga, es nieto del mítico John Davison Rockefeller e hijo de John D. Rockefeller junior, que se casó con la hija de Nelson Aldrich, líder de la mayoría republicana en el Senado y al que se le conoció como “gerente de la nación”. La madre de David era una enamorada de la pintura y por iniciativa suya se construyó el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York, ubicado en la mansión en la que nació David y sus hermanos.

David, el menor de seis hermanos, todos ya fallecidos, tuvo también seis hijos y diez nietos que, junto a los hijos y nietos de sus hermanos, forman el actual clan Rockefeller.

David Rockefeller, banquero y petrolero como su padre y su abuelo, trabajó en los servicios secretos durante la II Guerra Mundial y abrió el camino para la creación de la ONU en 1945, cuya sede principal se encuentra en un terreno donado por él en Nueva York. Se codeó con los principales mandatarios del siglo XX. Dirigió los lobbys más poderosos del mundo, como el CFR, el Club de Bilderberg y la Comisión Trilateral.

Las iniciativas de esta Fundación, que también ha financiado grupos como los Hare Krishna o los rosacruces de AMORC, son a veces sorprendentes.

En 1962 Nelson declaró: “los temas de actualidad exigen a gritos un Nuevo Orden Mundial, porque el antiguo se derrumba, y un nuevo orden libre lucha por emerger a la luz… Antes de que podamos darnos cuenta, se habrán establecido las bases de la estructura federal para un mundo libre”.

David Rockefeller, al que el presidente Carter le ofreció dirigir la Reserva Federal (declinó a favor de su amigo Volcker), se rodeó de lugartenientes tan poderosos como Henry Kissinger, Zbigniew Brzezinski, Lord Carrington y Etienne Davignon, que también merecen ser citados aquí.

Abraham ben Elazar, más conocido como Henry Kissinger, es considerado como uno de los cerebros del Nuevo Orden Mundial. De origen judío-alemán, empezó como asesor de Nelson Rockefeller en los años 50, ostentó altas responsabilidades en la Administración en los años 60 y 70, con Kennedy, Jhonson, Nixon y Ford.  secretario personal de Nixon, Jefe del Consejo Nacional de Seguridad y del Departamento de Estado, y Ministro de Asuntos Exteriores en repetidas ocasiones.

Colaboró estrechamente con David Rockefeller en el elitista Consejo de Relaciones Exteriores, del que fue presidente. Del CFR han salido desde entonces todos los presidentes de los Estados Unidos excepto Ronald Regan, cuyo equipo estuvo formado mayoritariamente por miembros del CFR. También pertenece a la Comisión Trilateral, el Club de Bilderberg y otras organizaciones de la órbita Rockefeller. Su compañía de consulting Kissinger Associates, tiene como clientes a Estados deudores y a multinacionales acreedoras.

El polaco Zbigniew Brzezinski (foto de la izquierda), casado con una sobrina del que fuera Presidente de la República Checoslovaca Eduard Benes, fue reclutado por Rockefeller en 1971. Llegó a ser Consejero de Seguridad Nacional del gobierno de los Estados Unidos durante la Administración Carter, pero ya con anterioridad había sido nombrado director de la Comisión Trilateral, a la que él mismo definió como “el conjunto de potencias financieras e intelectuales mayor que el mundo haya conocido nunca”.

Afirma que: “la sociedad será dominada por una elite de personas libres de valores tradicionales que no dudarán en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirán en el comportamiento del pueblo y controlarán con todo detalle a la sociedad, hasta el punto que llegará a ser posible ejercer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del planeta”. En otro momento dijo: “esta elite buscará todos los medios para lograr sus fines políticos tales como las nuevas técnicas para influenciar el comportamiento de las masas, así como para lograr el control y la sumisión de la sociedad”. Ni siquiera George Orwell, autor de la terrorífica novela “1984”, lo hubiera expresado mejor.

En una entrevista publicada por el New York Times el 1 de agosto de 1976, Brzezinski afirmaba que “en nuestros días, el Estado-nación ha dejado de jugar su papel”. En cierta ocasión pronosticó “el ocaso de las ideologías y de las creencias religiosas tradicionales”.

Brzezinski es especialista en métodos de control social, sus ensayos publicados dibujan un horizonte orwelliano en el que el Gran Hermano vigila y controla permanentemente a cada individuo. Predijo la existencia de gigantes bases de datos donde se almacenan ingentes cantidades de información sobre cada ciudadano (como la que tienen los servicios de inteligencia españoles en El Escorial, Madrid), la instalación masiva de cámaras de vigilancia en las calles y edificios (que ya es un hecho en todas las ciudades del mundo), la generalización de satélites espía de increíble precisión (como los que usan las tropas de EEUU desde la Guerra del Golfo) y la puesta en funcionamiento de documentos de identidad electrónicos (como lo son los modernos pasaportes y carnés de identidad, que contienen un microchip con abundante información del propietario).

La fascinación de Brzezinski por la tecnología aplicada al control social encaja perfectamente con los planes de la elite plutocrática, que ya ha desarrollado nuevos y espeluznantes artilugios, como el microchip subcutáneo con localizador que pretenden hacer obligatorio para toda la población mundial y que sustituiría, unificándolos, a los actuales carnés de identidad, pasaportes, tarjetas de crédito, carnés de conducir, tarjetas de la Seguridad Social, etc., posibilitando la desaparición del dinero físico.

Otro invento terrible que ya nos tiene preparado la elite ha sido diseñado por la compañía estadounidense Nielsen Media Research en colaboración con el Centro de Investigación David Sarnoff (organismo controlado por el CFR y la Sociedad Pilgrims). Se trata de un dispositivo que, una vez instalado en el televisor, permite observar e identificar desde una estación de seguimiento a los espectadores sentados frente a la pequeña pantalla. Este dispositivo evoca “el ojo que todo lo ve”, el Horus egipcio que aparece en los billetes de dólar. El “ojo que todo lo ve” no es sólo un recurso literario en la novela de Orwell 1984. Ya existen millones de cámaras instaladas en carreteras, calles, empresas y locales públicos, y millones de webcam en hogares de todo el mundo. Sin contar con los modernos sistemas operativos del monopolio Microsoft, como el Windows Media, que rastrea sin cesar todos nuestros movimientos a través de la red y permite leer nuestros correos privados de Outlook, el estado de nuestras cuentas corrientes cuando accedemos a la web de nuestro Banco, las palabras clave que utilizamos en los buscadores como Google y el contenido de las páginas que visitamos en Internet.

Lord Carrington (a la izquierda), cuyo verdadero nombre es Peter Rupert, fue ministro británico en sucesivos gobiernos, miembro destacado del RIIA (el equivalente al CFR en Gran Bretaña) y de la Sociedad Fabiana, Secretario general de la OTAN, directivo del Barclays Bank y del Hambros Bank y, a partir de 1989, presidente del siniestro Club de Bilderberg.

El cuarto lugarteniente Rockefeller y Secretario General del Club de Bilderberg es el vizconde Etienne Davignon. Su currículum lo dice todo: presidente y fundador de la European Round Table (Mesa Redonda de Industriales, lobby de las multinacionales europeas), ex vicepresidente de la Comisión Europea, miembro de la Trilateral y del Center for European Policy Studies, ministro belga de Exteriores, presidente de la Asociación para la Unión Monetaria en Europa, primer presidente de la Agencia Internacional de Energía, presidente de la Société Générale de Belgique, presidente de Airholding, vicepresidente de Suez-Tractebel, administrador de Kissinger Associates, Fortis, Accor, Fiat, BASF, Solvay, Gilead, Anglo-american Mining, entre otras corporaciones.

VENEZUELA: ¡ALMA LLANERA-CORAZÓN ANDINO! -SEGUNDA PARTE-

Foto: Vista de Caracas

Por, Dr. Luis Conte Agüero

Venezuela es especial. Aunque abundan caudillos en nuestras historias latinoamericanas, los límites se fueron desbordando gradualmente en Venezuela, mal al que en nuestros tiempos contribuyó la influencia castrista y la abundancia de ciudadanos, poblaciones, masas ventajistas,  prestos a rendirse ante un caudillo. No se esfuerzan en pensar… y piensan: Dignidad ¿Para qué? ¿Democracia para qué? ¿Constitución para qué? Equivalencia ésta al ¿Elecciones para qué? que en Cuba inició el derrumbe de esperanza democrática tras la caída de Fulgencio Batista y Zaldívar. Así, la tierra de José Martí pasó de una dictadura cruel, a veces blanda, al absolutismo cuando el castrato devino prostituta soviética y, puñal interventor en otros pueblos y casos.

Hela ahí. Isla con recursos naturales y humanos para continuar su desarrollo, segunda de Estados Unidos en el nivel de vida… Hela ahí sin partido políticos, sin elecciones, con créditos que no paga, prostitución grosera, genuflexiones a turistas ignorantes o solidarios, y un fuego humano de jóvenes y no tanto  que en fuga buscan otros caminos y destinos. ¡Y cómo duelen esos cubanos lastimando otras tierras en busca de hogar y Dios!

Y ¡Ay, Venezuela!  El crimen allí flagela e irrita porque Hugo Chávez, en su afán de poder y nombradía, se pavoneaba como figura continental con pretensiones mundiales, al tiempo que se supeditaba a Castro en la cuota petrolera, los gestos al hablar, la ideología absolutista de abuso y obediencia, el desprecio a los médicos venezolanos al escoger a Cuba para atender su enfermedad y, el colmo de pedir, financiar, agradecer, que invadieran Venezuela militares del castrato, escudo ruin contra militares venezolanos, verdaderos bolivarianos, queredores para la patria de progreso y de gloria.

Contra tamaño servilismo ya los restos del Libertador se habían revuelto en su tumba, antes que la estupidez oficial volviera a revolverlos en busca de enemigos y pecados de ayer.  Y más y más y más…El ultraje a Venezuela; a su petróleo, sus finanzas, su industria, su desarrollo correcto, su educación, su creatividad literaria y artística, su orgullo nacional tan natural y legítimo; ¡Hasta las maneras y costumbres públicas afectadas, afeadas como el vestir y el decir y el comportarse elegante celebrado en mis libros. ¡Agresión cruel a una patria linda para complacer tan desquiciado egocentrismo!

Sufro este proceso como mío. La democracia venezolana del Siglo XIX fue interrumpida por el dictador Marcos Pérez Jiménez (foto de arriba) y continuada por la caída de éste en 23 de enero de 1958. Arribé al país en 14 de febrero de ese año y me permitieron contribuir a la paz y la libertad retada por intentos golpistas.   Recibí honores y distinciones tan increíbles que aún me conmueven. Pero permítanme un recuento en la historia para esenciar el análisis y esta contribución en proceso tan crucial para el hemisferio.

Venezuela, desde el amanecer independentista, tuvo poca suerte con presidentes y conductores.   Circunstancias azarosas y tiempos de forja exigieron a nombres familiares y amigos una talla tal vez inalcanzable.

Al llanero José A. Páez como cubano se le agradece su interés en la libertad de Cuba, aunque salvo en valor personal y habilidad para negociar, le faltan aciertos.

José Tadeo Monagas (1847-51) procura imponer su caudillismo y modifica la Constitución para extender su período presidencial y reelegirse.

Cruenta Guerra Federal interrumpe este proceso naciente y urgido de paz.

Julián Castro (1858-1859) José A. Páez (1861-63) Juan Crisóstomo Falcón (1863-1868) José Gregorio Monagas (1868-70) José Ruperto Monagas (1868-70) Impuso la Ley del Lynch.

J de José, Juan, Julián. Cuidado con el nombre insistente de Antonio: Antonio Guzmán Blanco (1870-73)(1873-77)(1879-82)(1882-84).

Cipriano Castro, aunque  coincide en el alcohol y el lenguaje pomposo con otro Castro cubano,  no coincide en el fusilamiento feroz.

Juan Vicente Gómez, presidente tres veces (1908-13)(1922-29)(1931-36) en realidad gobernó todos esos 27 años; periodo tan largo que propició a mis estudios secundarios y universitarios en Cuba la llegada con acento divertido o cruel de un rosario de sus anécdotas.

Eleazar López Contreras (Presidente  número 41, presidió hasta 1941 desde 1936) Lo visité y entrevisté en Caracas en 1958. Todo fue sonrisa, humildad, voluntad de ayuda.

Isaías Media Angarita (1941-45) Rómulo Gallegos. Menos de un año. Depuesto.

En estos años presido la Asociación de Estudiantes de la  Escuela de Filosofía y  Letras y al no ganar 6 contra 7 votos la presidencia de la Federación de Estudiantes Universitarios, me nombran Director de Festejos, castigo que me permite organizar eventos para Venezuela, para el poeta Andrés Eloy Blanco en La Habana y otras honrosas actividades bolivarianas.

Marcos Pérez Jiménez, elegido presidente en 1952 y derrocado en 1958, dejó construcciones  que, aunque valiosas y popularizadas, no absuelven su dictadura. Se refugió y vivió en Miami Beach. No pudo regresar a Venezuela.

  1. Repito. Sí. Llego a La Guaira en 14 de febrero . Preside Wolfang Larrazabal (foto de la izquierda)) (23 enero-14noviembre 1958) Edgar Sanabria (14 noviembre-1958-13 febrero 1959) Rómulo Betancourt (1959-1064) Raúl Leoni(1964-69) Rafael Caldera(1969-1974) Carlos Andrés Pérez(1974-79) Luis Herrera Campins (1979-1984) Jaime Lusinchi (1984-1989) Carlos Andrés Pérez (1889-1993) Octavio Lepage 1993-1894) Rafael Caldera (1994-1999) Hugo Chávez (1999-2002) Golpe de Estado. Pedro Carmona Estanga (12 y 13 de abril 2002) Diosdado Cabello (13 y 14 de abril 2002). Siguen otros. Chávez restituido a la presidencia. Su muerte… Y desde 2012, Nicolás Maduro.

Vuelvo al relato Fulgencio Batista y Zaldívar permitía en Cuba oposición enérgica, pero pacífica. Tras su golpe de estado y sufrir detenciones y prisión y ser Secretario General del poderoso Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo, yo escribía y comentaba en El País, Revista Bohemia, Semanario ZigZag, Radio Progreso, Cadena Nacional, y CMQ Televisión. Aunque sé que esto es muy difícil de entender, así fue.. Cuando Fulgencio Batista postuló Presidente a mi hermano Andrés Rivero Agüero, repito que llegué a Venezuela el 14 de febrero de 1958. Y a Venezuela volví cuando Castro primero intentó mi muerte por denunciar el peligro comunista y en 28  de marzo de 1960 me condenó al paredón en cuatro horas de diatribas radiadas y televisadas donde juró que él no era comunista.  Castro no pudo resistir que mi denuncia anticomunista en CMQ TV alcanzara -según informó Abel Mestre, vicepresidente de la empresa, el record increíble de 42% de televisores encendidos y ninguno encendido en otra empresa competidora.

Ya establecido en el exilio en EEUU – y no obstante el record continuado como vendedor  honesto- un día sentí la nostalgia conminadora de Venezuela y regresé a ella –más a servir que a servirme espiritualmente- aunque mantenía la intensa y tensa dualidad de un allá y aquí. Ir y venir fue camino y destino, como me ocurrió con la República Dominicana, y en grado menor en tiempo –aunque no en pasión- con otras naciones y pueblos.

Vivencias venezolanas abundan en mis libros y recuerdos.    Permítanme estas brevísimas fijaciones. Tuve problemas con Wolfang Larrazabal y su gobierno, pero cuando este perdió su aspiración presidencial contra Rómulo Betancourt y fue nombrado Embajador en Chile, asistió inesperadamente a una conferencia universitaria mía, y allá en Santiago me dio un abrazo fraterno.

Con Rómulo Betancourt (izquierda), entre tantos afectos destaco su invitación a visitarlo en un hotel de Miami. El Presidente John F. Kennedy había enviado un avión militar a escoltar el avión regular donde viajó el presidente venezolano, que había sobrevivido a un atentado.

Carlos Andrés Pérez me abrió Miraflores en su primer período de gobierno y fui Asesor General en el Ministerio de Información y Turismo donde brillaba el talentoso Diego Arria y donde colaboré algo después con el Presidente Jaime Lusinchi. En verdad esto implicaba gran sacrificio económico comparado con mis ingresos en Miami. Ordenaba, Mandaba, Arrastraba… una pasión venezolana.

Raúl Leoni me hizo un honor dolorosamente inolvidable. Cuando vendía automóviles en Anthony Abraham Chevrolet, Miami, llegó un amigo común para decirme que Leoni iba a morir inminentemente, y quería despedirse de mí. Y murió allí; en los Estados Unidos. Todavía tiemblo cuando recuerdo aquella noche y aquel abrazo que nos dimos en aquella sombrilla grande contra el sol.

Rafael Caldera me llamó y felicitó por mi apoyo físico al Vicepresidente Richard Nixon, cuando la turba en Caracas atacó con piedras su vehículo en 1958. Visité a Caldera en su hogar de Punto Fijo, sede de armonías patrióticas. Cuando visitó Miami lo acompañé en algunas de sus actividades.

Y más y mucho más. ¿Entienden mi angustia ante el dolor de Venezuela y Cuba y nuestras Repúblicas Dolorosas?  En la raza humana abundan quienes se alejan de Dios, y cuyas ambiciones y desvíos agreden fundamentos y valores. Esto obliga a serenidades casi sublimes. Y quítenle el casi. Desoír las calumnias. Alzar la frente como izando una bandera. Jurar que nada puede impedirnos el cumplimiento del deber.

CRÓNICAS DEL ARCHIPIÉLAGO: EL JINETE SIN CABEZA DE LOS MANGOS DE SEIBABO

Por Aldo Rosado-Tuero

La repetida leyenda del Jinete sin Cabeza, omnipresente en el folclore de todos los países, como es natural también figuraba en el realismo mágico de los campos cubanos. Según esa leyenda, en el Norte de la antigua provincia de Las Villas, hoy traspasado a la de Sancti Spíritus, en el límite de Cambao y Seibabo, barrios rurales del término municipal de Yaguajay, en los Mangos de Seibabo, aparecía intermitentemente el mentado Jinete sin Cabeza.

De niño recordaba vagamente haber escuchado cuando  mi madre, una de mis tías y mi abuela, cuchicheaban  quedito acerca de la indentidad del tal mentado Jinete sin Cabeza, y me llamó la atención que callaran cuando yo aparecía y pretendía escuchar.

Al crecer conocí la versión de que El Jinete sin Cabeza no era otro que mi bisabuelo materno, muerto ya casi en los finales de la Guerra de Independencia, en una escamamuza tan insignificante que ni siquiera aparece en los libros de historia. Según contaban, mi bisabuelo, integrante de una avanzadilla de la tropa del Generalísimo Máximo Gómez, topó en Los Mangos de Seibabo con una columna española que se retiraba de una derrota propinada por Gómez, cerca del Central Narcisa. La guerrilla mambisa, al cargar al machete lo hizo con tal ímpetu, que al encontrarse con una inesperada resistencia, el bisabuelo resultó decapitado por un sable español, manejado por un tenientillo español, largirucho y esmirriado, llamado Gonzalo Queipo de Llano. Contaron más tarde los sobrevivientes en el campamento mambí, que el bisabuelo siguió cabalgando con su “paraguayo” en la mano, ya decapitado, un buen tramo, hasta que cayó exangüe, al lado de una frondosa mata de mangos.

El tenientillo, 41 años después, adquiriría notoria fama durante de Guerra Civil Española, por sus charlas radiofónicas desde Radio Sevilla y sus excesos y masacres de prisionero, una vez obtenida la victoria por los Nacionales.

La vida le cobró caro a este Queipo de Llano (foto de la izquierda) sus excesos muchos años después. A pesar de militar en el mismo bando, había mala sangre entre éste y Francisco Franco. Queipo había bautizado años atrás a Franco como “Paca la Culona”, y éste mientras lo necesitó en la guerra lo toleró, pero una vez obtenida la victoria le pasó la cuenta. Durante la guerra, el caudillo-de-España-por-una-gracia-de-Dios, acostumbraba a afirmar que algún día haría mear sangre a Queipo. Y así lo hizo. Cuando siendo ya un hombre, me enteré de la muerte de Queipo de Llano, olvidado y castigado en su cortijo andaluz, por sus camaradas de “la época azul”, no me alegré, pero me pregunté si algún día de su vida  el General se acordó alguna vez , cuando siendo un teniente tronchó la vida  a un compatriota asturiano que peleaba por la libertad de la Perla de Las Antillas.

Yo siempre he sido un incrédulo y un iconoclasta incorregible, pero tengo que confesar que la  experiencia vivida por mí en Los Mangos de Seibabo, siendo yo un adolescente, es acojonante. Sucedió que una mañana, yo, tan aficionado a las cacerías con jaulas de trampa, decidí irme a cazar negritos–no niños de la raza negra, sino un avecilla endémica de Cuba, cuyo nombre científico en Milophirria Nigra, de melodioso canto–a las lomas de Seibabo, y como yo había pernoctada la noche anterior en la finca de mi abuelo en Cambao y ya el gascar de las 7 ante meridiano había pasado, emprendí el camino a píe.

Serían como las diez de la mañana, cuando me interné en Los Mangos de Seibabo. Ya en el medio de la frondosa arboleda me detuve para recoger algunos olorosos mangos maduros que pendían de unas ramas bajas. Estaba saboreando los primeros cuando escuché claramente el sonido de los cascos de un caballo que se dirigía hacia mí a toda carrera. Me volví sobresaltado, y para sorpresa mía no ví nada. Estaba solo en el medio de la floresta. Aparentando tranquilidad recogí mi jaula de trampas, arrojé al suelo los mangos recogidos con tanta apetencia y reemprendí el camino, tratando de silbar una tonada que no acertó  a salir por mis labios resecos, a pesar de la humedad dejada por la sabrosa y dulce pulpa del mango.

No había dado tres pasos, cuando nuevamente volví a escuchar, este vez, no sólo los cascos del caballo repicando contra la tierra, sino el sonido claro del resbalar de la montura y los arreos de una bestia al galope. Una nueva mirada, esta vez de pánico, hacia atrás; y otra vez, la soledad. No lo pensé dos veces. Tiré la jaula de trampas con su señuelo dentro , y emprendí una loca carrera. Mientras más corría, más cerca de mí oía el galope y el sonar de los enjaezados del jinete. El corazón se me quería salir del pecho. No atinaba a pensar y no me atrevía a volver a mirar para atrás. Un loco deseo de vivir me invadía. Y solo atinaba a imprimir más velocidad a mi huida.

Al salir de la arboleda y alcanzar el Camino Real, dejé de escuchar el galopar que me perseguía. Mi cerebro me decía que me detuviera, que ya no había peligro, pero mis piernas no me obedecían…y seguí corriendo. No supe nunca por cuanto tiempo, hasta que me desplomé, sin sentido, junto a los manantiales primarios, que al píe de la loma, alimentaban aquel arroyuelo de aguas salobres que todos conocían por Río Cambao. Cuando volví en mí, tenía la ropa empapada. No averigué si fue debido a las salpicaduras que producía el agua de los manantiales al caer en pequeña cascada, o si por el sudor, producto de la alocada carrera, o por “el sudor frío” que suele provocar un ataque de pánico.

El susto fue mayúsculo, y nunca más–ni aún de grande–volví a atravesar aquel mangar. Me contrariaba enormemente haber perdido una jaula de trampas de repetición que me había fabricado “El Cayuco”, gallero famoso en Caibarién por sus triqueñuelas con los gallos “untados” y por las magníficas jaulas de güin de Castilla que fabricaba. Además había perdido también al señuelo, un “negrito cantador y guapo” que hacía sólo dos semanas le había comprado a Julito Prieto, precisamente con la expedición a las Lomas de Seibabo en mente,  pero estaba feliz porque conservé la vida.

ESPAÑA: LAS VÍCTIMAS OCULTAS DEL FRENTE POPULAR. LAS OTRAS 140,000 VÍCTIMAS DE LA REPÚBLICA

Por, Francisco Torres García.- Diario Ya

No sería exagerado afirmar que la “memoria histórica” no es más que un “gran engaño”, una maniobra de viejo cuño propia del comunismo desde los años treinta. Un “gran engaño” surgido de la mano de unas asociaciones pantalla aparentemente neutras, pero vinculadas a la izquierda extrema o no tanto (si se rastrea el origen de muchas de las asociaciones se acaba invariablemente en Izquierda Unida), apoyada por un conjunto de historiadores con patente de corso para convertir las consignas en aparente “historia académica” -vitola que se autoimponen para así intentar invalidar cualquier otra investigación esquivando el debate-, casi todos ellos discípulos directos o indirectos de aquel gran manipulador llamando Tuñón de Lara (llegó a escribir que las derechas incendiaron los templos para echarle la culpa a los republicanos).

Viene al caso la breve introducción porque la correa de transmisión y retroalimentación que une, como necesario cordón umbilical, a las asociaciones de “memoria” con estos historiadores “académicos”, tratando de alentar el mito de la represión franquista desmesurada y carente de toda explicación -el holocausto español según Preston y el genocidio según nuestros historiadores, memorialistas y tontos útiles-, está funcionando a la perfección con el aliento del dinero público y el apoyo gubernativo.

Así, sus conclusiones se convierten casi en doctrina para los poderes públicos, quienes además, naturalmente, solo admiten esta versión parcial de los hechos como realidad, rechazando en sus “comisiones” -¡faltaría más!- a quienes les contradicen, esos para los que ya han inventado un descalificativo: “antimemorialistas”. Un ejemplo: estamos cansados de oír hablar de los miles de fosas del franquismo y del mapa de las fosas elaborado por los poderes públicos -“toda España era una fosa” repiten historiadores “académicos” y charlatanes varios-; y, ciertamente, así tenemos un mapa visualmente impactante -lo que es una forma de manipular-, con tantos puntos/fosa que se pierde la silueta de España, pero si se revisa atentamente el resultado veremos que lo que se señalan son las fosas comunes existentes en casi todos los cementerios de España que, como se indica pero no se borran de mapa, en gran parte de los casos, no contienen restos de represaliados.

Los historiadores “académicos” se escudan en la metodología para avalar sus escritos y deslegitimar cualquier otra investigación. Pero es precisamente en su metodología donde aparece la trampa: uno de los “padres” de la investigación de la “represión franquista” no tuvo reparo metodológico alguno a la hora de incluir los soldados muertos en combate en las listas de represaliados por el franquismo; otro reputado investigador, en las tierras de Castilla-La Mancha, probablemente porque no le gustaban los datos, decidió que los ejecutados por los republicanos por sentencia de los Tribunales Populares -algo que mantienen los memorialistas- no debían de ser considerados como víctimas de la represión republicana y por tanto quedaron excluidos de su estudio (los demás historiadores “académicos” utilizan su número como el total de la provincia); otros, víctimas del localismo, excluyen a los asesinados por los republicanos en una provincia que no eran de la provincia, y así es posible que acaben desapareciendo de los cómputos; alguno elimina a los no identificados que figuran en los registros de cementerio que, naturalmente, en parte, no están en los listados de “Caídos” realizados en el franquismo en los cuarenta, que algunas investigaciones indican que debe ser revisada al alza; un manto de silencio oculta las otras víctimas de la represión republicana, los anarquistas y trotskistas asesinados en su retaguardia por socialistas y comunistas, por no hablar de los ejecutados en el frente por las unidades comunistas -“el campesino” fue tristemente famoso por ello- por retroceder (recientemente los de la “memoria” han abierto una fosa, que han vuelto a cerrar con el silencio, de soldados republicanos asesinados por sus compañeros) y estaríamos hablando de algún que otro millar que no sé si alguno de los “académicos” los endosará al franquismo -Garzón se negó a investigar el caso-.

Un día sí y otro también nos encontramos con las cifras especulativas de las víctimas de la “represión franquista”: 100.000, 150.000, 200.000. Aunque a los historiadores “académicos” les guste el cuento -tampoco es plan de que en unos años alguien les saque los colores- suelen hablar de 100.000 o, los más atrevidos, de 150.000, pero sin ninguna base empírica. ¿Cómo llegar a tan mágica cifra? Sumando cosas, es más, atribuyendo al guarismo de la “represión” a cualquiera que falleciera por enfermedad en prisión, campos de prisioneros y hasta de hambre en la posguerra, Dejando a un lado la validez metodológica y teórica del aserto debemos preguntarnos: ¿qué pasaría si aplicáramos el aserto a la represión republicana? Me quedo con los 80.000 asesinados por los republicanos atendiendo a los datos de la Causa General.

Y ahora sumemos la sobremortalidad de la zona republicana derivada del hambre, penalidades, enfermedades de prisión -en la zona republicana hubo varias decenas de miles de internados en prisiones y en los campos de trabajo, constituidos a finales de 1936 por el gobierno presidido por el socialista Largo Caballero-, tal y como hacen algunos historiadores “académicos” y memorialistas, unas 140/150.000 personas que murieron víctimas del hambre y la enfermedad, debido a lo que fue la incontestable incompetencia del gobierno republicano (en la zona nacional la sobremortalidad difícilmente alcanzaría las 17.000 personas). Las víctimas de la república del Frente Popular superarían así, ampliamente, las 200.000 personas, según este modo de contar y endosar responsabilidades. También aquí cabría hablar, dado el número, del genocidio cometido por los republicanos (en puridad tendríamos los minigenocidios, entendiendo como tales el intento de exterminio absoluto, perpetrados contra los troskistas, los religiosos y los falangistas).

Pero vayamos más allá, las privaciones de la posguerra que llevaron a la muerte a muchas personas y que se registran en ocasiones como víctimas del franquismo, en paridad, podríamos afirmar que lo fueron de la república. El hambre fue consecuencia de la fusión de ambas zonas pues la republicana vivía en el hambre desde finales de 1937.

Franco durante la guerra siempre prestó especial atención al mantenimiento de las cosechas, la industria, los salarios y los abastecimientos; los republicanos hundieron la producción agraria e industrial. La victoria trajo él hambre para todos, porque la producción se tornó insuficiente y es necesario recordar que el semibloqueo en que vivió España por decisión de Inglaterra contribuyó a mantener el hambre y una lenta recuperación en los años posteriores. Ahora que tan de moda está la revisión de la historia al viento de la “memoria”, no estaría de más que se recordara, exaltara y homenajeara a estas víctimas ocultas de la república

RESPONDE ZOÉ VALDÉS A “LA COMUNISTA GUERRILLERA DE LOS EVERGLADES” DE MIAMI

De Facebook- vía Baracutey Cubano

“La Comunista Guerrillera de los Everglades de Miami tiene información equivocada sobre mí, o no, o simplemente se suma a los castrocomunistas que llevan décadas tratando de cambiar mi biografía, y ellos mismos se la habrán facilitado a su manera. O, quiere que yo la mencione por su nombre para darse valijú conmigo. No lo voy a hacer.

Pero, aclaro una vez más:

Jamás me gradué de ninguna carrera universitaria en Cuba. De la Licenciatura de Educación Física en el Pedagógico Superior, fui expulsada en el último año. De la carrera de Filología en la Facultad de Filología de la Universidad de La Habana me autoexpulsé yo misma, cuando comprendí que no me hacía falta ningún diploma universitario castrista, y que incluso era mejor no tenerlo, para no agradecerles ni el agua.

Jamás fui militante de nada, y me di de baja de los CDR y de la FMC (organizaciones masivas con carácter obligatorio) a los 21 años, asumiendo todo lo que significaba en Cuba renunciar a esa dependencia política y psíquica. Mi padre estuvo 5 años preso en Cuba por razones políticas. Mi madre fue siempre una anticomunista probada. En Cuba apoyé a grupos disidentes y a cineastas contestatarios, lo que es fácil de comprobar, y cuyo riesgo todavía estoy pagando. Los enfrentamientos políticos que tuve con figuras como Alfredo Guevara, Pablo Armando Fernández, Miguel Barnet, y el argentino Jorge Timossi, nunca fueron filmados ni enviados por internet al mundo entero. Pero ocurrieron, y dudo mucho que algunos hayan emplazado a estos personajes o a otros igual a ellos en su debido momento como yo lo hice dentro de Cuba. Y lo seguí haciendo desde el exilio.

No fui yo la persona nombrada a trabajar en la UNASCO (UNESCO), fue Manuel Pereira, hoy exiliado en México, quien era mi esposo en aquel momento.

Trabajé solamente 4 años como contratada en Cuba en la Revista ‘Cine Cubano’, antes que yo habían ocupado mi puesto los siguientes escritores: Eduardo Manet (creador de la revista, exiliado en Francia), Manuel Pereira (exiliado en México), Antonio Conte (murió exiliado en Miami, con anterioridad había vivido en el exilio en Colombia).

Me fui definitiva y físicamente de Cuba a la edad de 34 años. Guillermo Cabrera Infante, que fue diplomático de Cuba en Bélgica y antes fundador y director de la publicación y programa televisivo ‘Lunes de Revolución’, se largó con 35. La lista de autores exiliados como Juan Arcocha (diplomático cubano), Jesús Díaz (ferviente castrocomunista de la revista ‘Pensamiento Crítico’ y ‘El Caimán Barbudo’, después exiliado en España), Raúl Rivero (corresponsal en la URSS, autor de poemas comunistas, miembro del grupo disidente ‘Criterio Alternativo’ y creador de una agencia de prensa independiente, por lo que fue a prisión en Cuba en la Primavera Negra del 2003, exiliado en España y hoy en Miami), Pío Serrano (exiliado en España y fundador de la editorial ‘Verbum’ en España) es considerablemente larga… Algunos de ellos se fueron de Cuba pasados los 50 años.

Mi obra literaria y política desde hace más de cuarenta años, dentro y fuera de Cuba, mi defensa de los DDHH en Cuba y en el mundo, y mi enfrentamiento a la tiranía castrocomunista así como a dictaduras de otros lugares del mundo y en contra del comunismo y del fascismo, es notoria.

De modo que la Guerrillera Castrocomunista de los Everglades de Miami se puede ir a lavar la boca sucia (y de paso otras partes pudibundas) antes de hablar o escribir algo sobre mi persona.

Ahora, a ella sí le costará mucho limpiarse de toda esa costra ponzoñosa que escribe y habla en contra de los cubanos y de su lucha por la libertad y la democracia, y desembarazarse de todas esas fotos disfrazada de guerrillera en apoyo al castrocomunismo, y de un historial que se ha ido forjando como trepadora en las televisiones miamenses que da vergüenza y asco. Su comentario sobre mi persona repleto de mentiras y odio es propio de los ñángaras más repulsivos.

Bah. Fo qué peste. Lo que trajo el barco.”

Zoé Valdés.

EL ÚLTIMO “ROUND”

Por, Esteban Fernández

A cada rato yo me encuentro con hermanos latinoamericanos que desconocen completamente la titánica lucha que han realizado los cubanos durante casi 60 años tratando de lograr la liberación de Cuba. Y eso no es nada, LO PEOR es que muchos cubanos jóvenes también desconocen esta gesta.

LA LUCHA HA SIDO EN TODOS LOS FRENTES y comenzó desde el mismo 1959. Miles y miles de escritos (yo creo que pudieran ser casi un millón) atacando al castrismo y explicando la maldad del régimen que esclaviza a Cuba y sin embargo todavía a estas alturas muchos hispanos desconocen la verdad y hasta son capaces de ponerse un “t-shirt” con la efigie del Che Guevara uno de los principales verdugos del pueblo cubano. Y encima de esto tres países latinoamericanos han elegido presidentes a simpatizantes e imitadores del castrismo: Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

La lucha ha sido a rajatabla, artículos, poesías, programas de radio (desde Radio Swan hasta Radio Martí) ataques comandos contra la tiranía, guerra por los caminos del mundo, golpes contra embajadas cubanas, atentados contra la vida del tirano (ellos sostienen que han sido decenas) y cientos de mártires. Yo me acuerdo que hubo una época que en La Habana sonaban decenas de bombas, y se quemaban El Encanto, Fin de Siglo y las principales tiendas del país, se incendiaban los cañaverales.

Miles de presos políticos, creaciones de montones de movimientos anticastristas como el M. R. P. el M. R. R., el Movimiento 30 de Noviembre, la JURE, el Consejo Revolucionario, Rescate, UNARE.

Miles de alzados en el Escambray, cientos de muertos en esa histórica montaña. Una gloriosa Brigada 2506 que valientemente desembarcara y luchara en Girón, desembarco de Martín Pérez en Trinidad, la suprema valentía de Vicente Méndez. En Puerto Rico se funda Alpha 66 hace muchísimos años y todavía sigue en pie de lucha contra la tiranía. Muchos desconocen que aquí hubo un RECE, un Plan Torriente, unos Comicios Libres, unos Comandos L, unos Comandos Mambises, un Tony Cuesta, un “Yarey”, un “Francisco”, un Pedro Luis Boitel, un Plinio Prieto, un Porfirio Ramírez. Una “Juventud Cubana de Los Ángeles”, una “La Voz de Cuba” transmitiendo programas anticastristas para toda la América Latina, la combativa ABDALA y el C.I.D.

Muchos latinoamericanos desconocen la labor realizada por Jorge Mas Canosa y su Fundación Cubano Americana, la gran gestión llevada a cabo por Tony Varona y la Junta Patriótica. Y la Junta Patriótica todavía le sigue dando dolores de cabeza a la dictadura. Desconocen que Andrés Nazario Sargén dedicó prácticamente una vida a la guerra contra el castrismo, no saben nada de Orlando Bosch quien abandonó su profesión de médico para dedicarse a la guerra contra el fidelismo. Gloria eterna al M.I.R.R., el CORU, y que Viva Omega 7 y el M.I.M. Por Miami anda lisiado el gran Luis Crespo. Muchos latinoamericanos desconocen las acciones de Félix Rodríguez.

Miles y miles de libros (uno de los primeros fue “Daga en el corazón” de Mario Lazo hace como 50 años) dando a conocer el terror castrista y todavía muchos latinos creen que Fidel Castro fue un Robin Hood, un David contra Goliat.

Y encima de esto es necesario indicar que esta lucha titánica de los cubanos ha sido sin la ayuda de ningún país del mundo. Todos, inclusive los gobiernos norteamericanos, nos han virado las espaldas, y muchísimas veces han obstaculizado la gestión libertadora. Y el que se crea que “el hacha de la guerra” está enterrada profundamente se equivoca. Se han peleado 14 rounds, y se va a echar el 15 y ahí es donde se cae la tiranía de bruces.

DESDE EL ARCHIPIÉLAGO: ASÍ NAVEGAN LOS CUBANOS EN EL “MAR DE LA FELICIDAD” DE CUBA

Seis personas más conviven junto con Roy (foto de arriba) en las peores condiciones

DEPORTADO DE MÉXICO VIVE EN UN CINE ABANDONADO EN CUBA

Por Mario Echavarría Driggs/ HABLEMOS PRESS

LA HABANA.- José Luis Roy se encuentra viviendo en las ruinas del cine “Neptuno”, situado en La Habana luego que fuera deportado a la isla por las autoridades de México.

Roy de 48 años, relata que viajó a Guyana a finales de junio del 2016. El pasaje hasta allí le costó 800 dólares. Posteriormente emprendió un azaroso tránsito que continuo por Centroamérica. Pretendía cruzar la frontera de México y llegar a los Estados Unidos de América, donde vive su familia.

“Para hacer el viaje, vendí mi casa en el municipio Centro Habana. Recibí 20, 000.00 CUC (pesos convertibles). Luego cambié ese dinero por dólares americanos.

“Al llegar a Cancún, México, me encontré  con dos cubanos que tenían el mismo propósito que yo. Juntos iniciamos  el viaje  por carretera hacia el ansiado norte”, relata Roy-. “Muy próximos a la frontera de Estados Unidos, nos detuvo un auto patrullero. Al  identificarnos, los agentes nos pidieron todo el dinero que traíamos o nos mataban. Nos condujeron a una casa y frente a nosotros se repartieron el dinero que nos robaron.  En ese lugar me enteré  por ellos mismos que habían matado a dos cubanos por no tener dinero encima. De ahí nos llevaron a Emigración y fuimos deportados a Cuba”.

Expresa Roy que al llegar a Cuba, las autoridades de Emigración le dijeron que tenía que presentarse en la Oficina Municipal del Carnet de Identidad y que no contara su historia porque nadie le iba a creer.

“En la Oficina Municipal me atendió un oficial llamado Yosvani. Me entregó el Carnet de Identidad y un documento para solicitar un albergue, porque  no tenía donde vivir”, dijo.

“Fui  al  Poder Popular. Me atendió  una  funcionaria llamada María  Cueto. Me dijo que no tenía  donde albergarme. Estaban desbordados de casos de personas sin casa”, confirmó.

“Me dijo que me buscara un “hueco por ahí”  y que  pasara todos los lunes por su oficina, para ver si “había algo”. Eso fue el año pasado, todavía no me han resuelto nada”, se lamentó Roy.

En las ruinas del  cine “Neptuno”  hay  seis personas que  conviven junto con Roy en las peores condiciones.

“Lo único que  tenemos  es agua. La comida hay que  conseguirla en    la  calle. Muchas veces  pasamos la noche con un pedazo de pan y un vaso de agua con azúcar”, asegura Aurelio Fernández Rivalta, otro sin hogar.

Aurelio y su esposa Martha utilizan la antigua sala de proyección del cine para dormir.

“El edificio donde vivíamos se derrumbó a principios de año. Aquí llevamos  dos meses. Los albergues están repletos y no hay nadie que te ayude”, declaró Fernández Rivalta.

SOBRE LA DEMOCRACIA Y AMÉRICA LATINA

Por, Jorge Riopedre

El mundo se enfrenta a un cambio de Era, signado por una conversión cada vez más relativista del concepto democrático universal heredado de los griegos, génesis de la formidable cultura que salvó al mundo occidental de la conquista persa. No por lejano ese antiguo conflicto ha desaparecido; la importancia política de Europa en detrimento de Asia y en particular de Irán son broncas milenarias a la espera del momento propicio para saldar cuentas. Lo predijo el decano de la política exterior norteamericana, George Kennan, quien pronóstico que en boca suya adquiere rango axiomático: “el mundo no va a ser democrático en nuestro tiempo… quizá la democracia no es hoy ni siquiera lo más conveniente para muchos países”.

Mientras tanto, en su laberinto, Latinoamérica experimenta un cambio de Época, un cambio de moda político que pretende vestir de largo a la primigenia cultura del caudillismo con los modales exquisitos de un populismo que prefiere las artes del materialismo dialéctico al modelo bárbaro de los Facundo Quiroga y los Mariano Melgarejo. Sin embargo, como advirtiera Arthur Schopenhauer en su obra El mundo como voluntad y representación, las cosas no llegan por meros caprichos verbales. Puesto que el hombre en su totalidad es sólo la manifestación de su voluntad, nada puede resultar más absurdo que, partiendo de la reflexión, querer ser algo distinto de lo que se es”.

De modo que, al parecer, estamos entrando en una nueva Era, una suerte de recta final entre un proceso ya agotado de distensión global (Détente) y la probable catástrofe parcial de un planeta superpoblado sin más salida que la emigración sideral, viaje previsto por la gente que piensa sin hacer ruido, para el que ya la ciencia diseña discretamente las carabelas del futuro; los Cristóbal Colón del mañana con escafandra e instrumentos surrealistas colonizando el mundo exterior. Un proyecto intenso alimentado desde la prehistoria por la curiosidad humana en su gran marcha universal, agilizado ahora por la urgente necesidad de ganarle la partida a los jinetes de la Apocalipsis antes de que llegue la medianoche irremediable en el reloj simbólico de la ciencia. El ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov, figura autorizada por la historia contemporánea para emitir una opinión responsable, lo ha deslizado con toda sencillez:

“La situación actual es muy peligrosa; parece que el mundo se estuviese preparando para la guerra”, juicio certero pero inexacto, porque hace mucho tiempo que se viene guerreando en el mundo bajo el rótulo “conflictos de baja intensidad”. La guerra es inherente al ser humano y a todos los organismos que habitan la Tierra en consonancia con la naturaleza de las cosas. Nada tiene de nuevo que el centro tradicional del mundo moderno esté a punto de desaparecer como ha ocurrido desde la prehistoria hasta nuestros días, con la variante de que las condiciones parecen estar dadas para una convulsión violenta inédita de la transición hacia el futuro.

En esta encrucijada, América Latina continúa luchando por definir su identidad ante un vecino poderoso que desde el presidente Jimmy Carter ha buscado mejorar las relaciones con Latinoamérica haciendo concesiones políticas arbitrarias. Sin embargo, pocos parecen recordar a leales aliados como el venezolano Rómulo Betancourt y el puertorriqueño Luis Muñoz Marín, figuras históricas que gozaban de muchos respeto internacional, pero desdeñadas por la nueva corriente populista de la región, caudillismo moderno que ha entorpecido el desarrollo regional.

En febrero de 2001, el presidente de Estados Unidos George W. Bush designó el siglo XXI como el Siglo de las Américas, el comienzo de una nueva era fundamentada en la integración hemisférica a través de un pacto económico denominado Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Tal vez el último proyecto integral estadounidense en largo tiempo creado con el fin de promover el desarrollo económico y la estabilidad política en América Latina. Dos fueron las causas que dieron al traste con el prometedor propósito. Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y el fracaso de las negociaciones en la IV Cumbre de las Américas celebrada en Mar del Plata, Argentina, en noviembre de 2005. Soeren Kern, investigador del Real Instituto Elcano, observa que el 11-S, “relegó a Latinoamérica prácticamente al último escalón de las prioridades de política exterior estadounidense”. Lugar donde permanece desde entonces con pocas probabilidades de cambio en la presente revisión estratégica de Washington, más receloso que la anterior administración de las actividades abiertamente antidemocráticas de cubanos y chavistas en la región.

¿Qué democracia podemos esperar en América Latina y el Caribe? La misma organización jurídica que hundió a Simón Bolívar en su laberinto. Una democracia mediatizada como la de Cuba, China y Rusia. Relativa libertad de movimiento, expresión y comercio, siempre sujeto a la voluntad de un partido único o el continuismo político, donde no hay poder judicial independiente y la desigualdad y la corrupción ahogan cualquier intento moral y cívico. ¿Por qué la mayor parte del mundo, no solo América Latina, no puede ser o no le conviene la democracia como sostiene George Kennan?

La democracia liberal norteamericana es irrepetible. La clave ético, económica, religiosa propuesta por Max Weber consiste en la creación de la riqueza como un imperativo moral, pero tropieza de lleno con dogmas enraizados de culturas que se aferran a sus costumbres y tradiciones. ¿Justifica esto acaso el principio relativista? No, todos tenemos la libertad de conservar nuestros modos de vida, costumbres, recuerdos, vestidos y comidas, pero no podemos ser ajenos a los derechos universales. El relativismo político es la clave de la opresión.

EL CUARTITO ESTÁ IGUALITO-VIII: AHORA LE DARÁN CRÉDITO A LA TIRANÍA CASTRISTA

En la foto: Buque mercante estdounidense en La Habana

El representante Rick Crawford, de Arkansas, introdujo en enero pasado una resolución llamada Acta de Exportaciones Agrícolas a Cuba, que permitiría a exportadores de ese sector extender crédito a los compradores cubanos

MATANDO RUISEÑORES (O LOS CUATRO JINETES DEL APOCALIPSIS). En 2015, una agrupación del carnaval de las Palmas presentó una canción donde aparecían palabras como «mariquita», «maricón», y «sarasa». Como era de esperar, una asociación LGBTI presentó una denuncia, cuyo resultado fue que la canción fue censurada, hasta el punto de que ni siquiera se llegó a estrenar.

Por Laureano Benítez Grande-Caballero para elmunicipio.es

El argumento bajo el cual tuvo lugar la denuncia fue que «El Carnaval no puede ni debe ser utilizado para alentar e incitar la vergüenza, la invisibilidad, el escarnio o la exclusión».

2017: «Drag Sethlas» es elegida «reina» de l@s «drags» con una performance grotescamente blasfema donde se burla de la Virgen y de Jesús crucificado. La asociación «Abogados cristianos» presentó una denuncia, que, por supuesto, es archivada por la fiscalía, argumentando que, aunque la actuación del «Drag» puede ser «objetivamente irrespetuosa», «no constituye un delito contra los sentimientos religiosos», pues «se hizo sin ánimo de ofender» (¡¿)

Ya estamos ante otro «urdanga», es decir, ante un procedimiento judicial típico de nuestro desdichado país, mediante el cual se archiva un delito absolutamente punible recurriendo a una execrable ingeniería jurídica que sospechosamente sólo se aplica a determinados casos, en especial a todos los que tengan que ver con las blasfemias y los ataques a la hispanidad por parte de separatistas y radicales antisistema. Por supuesto, el colectivo LGBTI queda completamente al margen de las «urdanganadas», hasta el punto de que en su nombre los jueces persiguen con saña a todo aquel que denuncie la dictadura de la «identidad de género», una de las joyas de la corona del pensamiento único que nos quiere imponer el NOM.

O sea, que en España, el país que históricamente más ha defendido el cual constituye una parte esencial de los valores de la hispanidad, se ha legalizado la blasfemia, sin necesidad de ninguna proposición de ley en el Parlamento, legalización que forma parte del programa de la izquierda. ―El juez en excedencia Juan Pedro Yllanes, diputado podemita por Baleares, ha abogado por la supresión del delito de blasfemia―. (¡?)

Rita «la quemaora», sacerdotisa contrapoderiana, ¡contigo em…pezó todo! La hierofante vestálica de Femen llegó a decir que entrar en ropa interior en una capilla amenazando con piromanía desatada a los católicos no es ofensivo. Bondad graciosa. Tampoco atenta contra el derecho constitucional a la libertad religiosa que un «artista» componga la palabra «pederastia» con Hostias consagradas, ni pasear coños insumisos por parte de luciferinas cofradías cuya intención era blasfemar contra la Virgen María; ni presentar imágenes de dos Vírgenes besándose, como sucedió en Valencia.

Los «urdangas» utilizan como recurso el derecho a la «libertad de expresión». Sospechosamente, no aplican ese derecho a todas aquellas manifestaciones que van contra el pensamiento políticamente correcto. Un ejemplo lo tuvimos con la polémica que se originó en torno la campaña antitransexualidad del famoso autobús de «HazteOír.org», que fue rápida y fulminantemente denunciada y condenada por las instancias judiciales madrileñas. Sin embargo, la campaña del colectivo «Chrysallis» ―«Asociación de familias de menores transexuales»― en algunas localidades del norte de España, que se hizo en base a poner carteles en lugares públicos con niños con vulva y niñas con pene, se pudo hacer sin ningún problema.

He dicho en repetidas ocasiones que los podemitas nos han invadido desde obscuras cavernas con la declarada intención de ejercer un anticatolicismo militante, heredero directamente de los horrores del período republicano. Y ahora viene el Coletudo a meterse con la misa dominical de la TV2, alegando que somos un Estado aconfesional, el otro argumento que esgrimen los anticatólicos para perseguir a la Iglesia.

¿Estado laico? En una democracia, el Estado debe construirse sobre la voluntad de la mayoría, a la cual representa, en vez de violentar a esa mayoría con la excusa de respeto a las minorías, a las cuales pretende dar el mismo trato que a las creencias mayoritarias de una sociedad ―el Madrid podemita financia con la misma cantidad el Ramadán y el año nuevo sino que la Semana Santa… perdón, que laSemana de Festividades―.

Si en España el 70% de la población se considera católica, el Estado español también es católico, pese a quien pese, aunque solo sea por una cuestión estadística. ¿Qué clase de democracia existe en una sociedad que retira el crucifijo de las aulas de enseñanza solamente porque no le gusta a un padre, violentando la voluntad de una mayoría de padres? ¿O porque hay que respetar a la musulmanía, que puede sentirse ofendida? ―Al parecer, esto sí ofende los sentimientos religiosos, cosa que no sucede con las blasfemias―.

¿Qué clase de democracia existe un Ayuntamiento como el de Madrid, cuya alcaldesa dice que no pone belenes porque no todos los madrileños son católicos? ―pero ponen la bandera LGBTI durante las celebraciones del «Día del orgullo gay», aunque no todos los madrileños seamos gays―.

La Iglesia ahorra al Estado 32.000 millones de euros, cifra en la que coinciden todas las investigaciones. ¿Cuánto ahorran al Estado español las otras confesiones religiosas, a las que se da el mismo trato que a la católica? Se ve que el Estado es laico y confesional solamente para perseguir a la Iglesia, pero no a la hora de recibir los beneficios que ésta le otorga por su ingente labor benefactora y subsidiaria del Estado.

También he afirmado en ocasiones que España se encuentra ahora en el Armageddón, momento histórico decisivo de la humanidad que los españoles estamos inaugurando, al ser cabeza de puente de un luciferino experimento del Nuevo Orden Mundial, que ensaya en nuestro país las estrategias para finiquitar la civilización occidental europea, enraizada en el cristianismo. Para esto surgió Podemos.

Y en un Armageddón no pueden faltar los cuatro jinetes del Apocalipsis, que nos invadieron con sus caballos locos ―entrenados en Troya―, y sus komancherías. Cuatro son: los medios de comunicación totalmente apesebrados por el NOM de George Soros; una educación laika entregada a la ideología de género y al progre pensamiento único; un pueblo español vergonzosamente lobotomizado que vota al progrerío rojo antiespañol y anticatólico; y unos jueces para los que vale absolutamente todo lo que conviene al NOM, que sólo actúan contra los disidentes del pensamiento «políticamente correcto».

Y aquí vienen estos jinetes, trompeteando el Armageddón, arrasando nuestra hierba, persiguiendo y matando ruiseñores en su loca carrera hacia los abismos… ruiseñores, criaturas inocentes parecidas a los mártires que ha producido la Iglesia desde su misma fundación. Como se dice en la película «Matar un ruiseñor»: «Prefiero que dispares a latas en el patio trasero, pero sé que vas a ir tras los pájaros. Dispara a todas las urracas que quieras, si puedes golpearlas, pero recuerda que es un pecado matar a un ruiseñor».

«Los ruiseñores no hacen nada malo, sino que hacen música para que disfrutemos: no comen los jardines de la gente, no anidan en graneros, pero cantan en sus corazones para nosotros. Por eso es un pecado matar un ruiseñor».

OTRAS VOCES: TRABAJADORES SERÁN DUEÑOS DE LAS EMPRESAS

Por, Ariel Hidalgo*- El Nuevo Herald

No lo digo porque en estos días congresistas de ambos partidos estén proponiendo un proyecto ley para incentivar a los empresarios a compartir la propiedad con sus empleados (“ownership”, le llaman), sino porque esta misma propuesta es resultado de un proceso gradual que desde hace mucho se abre paso en un mundo donde, paradójicamente, la brecha entre el salario de los empleados y las ganancias de grandes empresarios es cada vez más abismal.

En 1954 los dueños de la Anson Industries Inc., en Illinois, se retiraron del negocio y ofrecieron su venta a los gerentes. Actualmente todas sus acciones se encuentran en manos de sus empleados y tienen como regla que nadie que no trabaje en Anson puede poseer acciones. Un empleado expresa: si no fuera por eso “no trabajaría los sábados, los domingos y feriados como hago ahora”.

La compañía alemana Siemen AG cuenta con 135 mil empleados en 60 países con acciones de la empresa. “Si los trabajadores sienten como suya la compañía, se sentirán más responsables del futuro de la misma”, manifiesta Joe Kaeser, presidente y consejero delegado de Siemen.

Algunos empresarios que enfrentan conflictos laborales, prefieren convertir a los trabajadores en socios accionarios, los cuales serían más eficientes y productivos, que mantenerlos como adversarios con el alto costo de los paros laborales. En 1994, tras un período de aerolíneas quebradas, United Airlines se vio en peligro de desaparecer en medio de una huelga por aumentos salariales. Los altos ejecutivos alegaban que un alza de salarios los incapacitaría para competir con otras aerolíneas. Robert Rich, entonces secretario del Trabajo, propuso una solución salomónica: “Pues si no pueden dar más salarios, ofrézcanles otra cosa”. Y esa otra cosa era, obviamente, acciones. Como resultado los empleados obtuvieron el 54 por ciento de las acciones para convertirse en la compañía más grande del mundo en propiedad de los trabajadores.

Así como la sociedad industrial desplazó a la agraria, hoy la industrial está siendo desplazada, a su vez, por la informática, la tercera ola de la que hablara en los 80 Alvin Toffler. El nacimiento de las computadoras personales y de internet abre la posibilidad de que cualquier persona, con un ordenador y un poco de imaginación, sea capaz de crear su propia empresa para satisfacer necesidades muy particulares, o trabajar por contrato, sin perder su independencia, para empresas que cada vez más prefieren pagar servicios a trabajadores independientes antes de gastar en salarios para empleados a quienes tendrían que pagar, además, toda una serie de beneficios. El número de freelancers, como se llama en los Estados Unidos, o de “cuentapropistas”, como llaman en Cuba, está creciendo aceleradamente. Un estudio del Foro Europeo de Profesionales Independientes concluyó que entre el 2000 y el 2011, el número aumentó en Europa un 82 por ciento. En Estados Unidos, según algunos cálculos, ha alcanzado los 60 millones. Esta tendencia continuará hasta sus últimas consecuencias, porque la ganancia mueve montañas; el salario, por sí solo, no.

En la Antigüedad el sistema salarial se empleaba sólo para un tipo de esclavo que gozaba del privilegio de poder ausentarse en horas no laborables y al que se le daba, en vez de techo, ropa y comida, dinero para que resolviera por sí mismo esas necesidades. Los artesanos de los gremios medievales no usaron jamás el sistema salarial, porque el asalariado, por su naturaleza, no estaba realmente interesado en la calidad del fruto de su trabajo, ya que ese fruto no era para beneficio propio. El aprendiz se contentaba sólo con recibir alimentos porque sabía que pronto se convertiría en otro artesano. Independientemente de la buena o mala voluntad de quienes pagan o de si la cantidad es justa o no, el sistema no fue generalizado en la sociedad industrial para generar trabajadores libres y prósperos, sino como forma de prolongar la dependencia del esclavo o del siervo bajo una forma más sutil. El desinterés del asalariado era tan conocido que hasta el mismo Jesús lo señalaba en una de sus parábolas: “El buen pastor su vida da por las ovejas, mas el asalariado, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, porque es asalariado y no le importan las ovejas” (Jn.10:12 y 13).

*Escritor e historiador.

POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: LA JUSTICA ESPECIAL PARA LAS FARC

Por, Fernando Londoño Hoyos

Todo está consumado, diremos como nuestro señor Jesucristo en la cruz, tenía razón Juan Manuel Santos, alguna vez debe tener razón, cuando dijo que la famosa Justicia Especial para la Paz era el punto crucial de los acuerdos con las FARC; claro que si, porque es entregarles una justicia propia, suya, para perseguir a todos los colombianos para condenarlos, a nuestros glorioso Ejército lo pasarán por debajo de las horcas caudinas, a Roma la vencieron y la humillaron;  a nuestros militares no los vencieron pero si los van a humillar con las Horcas Caudinas. Todas las atrocidades que son imaginables en materia de derecho constitucional y de derecho internacional público se han cometido a propósito de la Justicia Especial para la Paz, que algunos llaman con razón; la Justicia Especial para las FARC

UNA EMPRESA ESPAÑOLA ESPECIALIZADA EN ESTRUCTURAS DE ALTA SEGURIDAD DESEA CONSTRUIR EL MURO DE TRUMP

La empresa QuickFence, una fábrica de la provincia española de Toledo, especializada en la producción e instalación de vallados y estructuras de alta seguridad, está muy interesada en encargarse de la construcción del muro de Trump. Según informa hoy el diario ‘El Confidencial’, esta compañía española “es una de las mejor situadas para llevarse al menos una porción de un contrato que podría superar los 20.000 millones de euros, cinco veces más que lo anunciado en un principio por el nuevo presidente de Estados Unidos”.

En el concurso que ha convocado el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense participan empresas de todo el mundo, así que QuickFence tendrá que competir con duros rivales, entre los que se encuentran gigantes de la construcción como Raytheon o Caddell. Sin embargo, su candidatura está avalada por su propia experiencia: en 2005 QuickFence participó, junto a una empresa británica en el ‘Secure Border Initiative’ (Iniciativa para una Frontera Segura) impulsado por el entonces presidente George W. Bush. Parte de los 900 kilómetros de muro que ya existen en la actualidad entre Estados Unidos y México fueron fruto de esa “iniciativa”, y QuickFence se encargó precisamente de la zona ubicada en la frontera de Texas.

Le enviaron el presupuesto por Twitter

La promesa de la construcción del muro fue uno de los mensajes más repetidos durante la campaña presidencial de Donald Trump. Los simpatizantes del candidato republicano lo repetían, enfervorizados, como si fuera un slogan: “Built that wall!, Built That wall!” (¡Construye ese muro!). Y Donald Trump volvía a prometerlo: “Vamos a construir ese muro, y México pagará por él”.

Llegó el día y Donald Trump asombró al mundo ganando las elecciones. El mismo día 9 de Noviembre, en cuanto se confirmó la noticia, QuickFence felicitó al presidente electo a través de Twitter, de una manera muy significativa: “Felicidades, Sr. Trump. Aquí está el presupuesto”

CANTACLARO

CONTRA VIENTO Y MAREA, SIGAMOS LUCHANDO

“De ‘naide’ sigo el ejemplo, ‘naide” a dirigirme viene, yo digo lo que conviene, y el que en tal ‘gueya’ se planta, debe cantar, cuando canta, con toda la voz que tiene”

José Hernández en “Martín Fierro”

Por Aldo Rosado-Tuero

Muchos amigos y viejos compañeros de lucha, así como miembros de la joven generación, que han abrazado nuestra lucha, se nos acercan y nos preguntan, angustiados unos, desencantados otros, tristes y temerosos los más, ¿Qué vamos a hacer?

Nosotros no tenemos ni una bola de cristal, ni una varita mágica para ver el futuro, pero nuestra respuesta invariable es: NUNCA CEDER AL DESALIENTO. Perseverar en la lucha. Buscar nuevas vías, pero siempre persistir. Nadie está perdido hasta que se rinde. El asunto es NO RENDIRSE. No sería la primera vez que “una minoría inasequible al desaliento” cambia la historia.

No hay una fórmula probada. Antes circunstancias como las actuales, se impone SEGUIR LUCHANDO CONTRA VIENTO Y MAREA. Todas las estrategias de lucha son permisibles, siempre que no contribuyan a beneficiar al poderoso enemigo que nos asfixia: La resistencia civil pacífica  (pero practicándola en la calle como nos han enseñado la historia y los ejemplos de otros que la practicaron antes), el sabotaje, en todas sus manifestaciones, el lobby intenso, en el exterior, la propaganda continua—“las guerras van sobre caminos de papel”, dijo José Martí—y la denuncia oportuna perenne y universal deben de continuar sin tregua.

Lo que pretenden nuestros enemigos y sus voceros y cómplices es conseguir que nos gane el desaliento. Y eso no lo podemos permitir. Hay que insistir una y otra vez que—lo hemos dicho muchas veces con anterioridad— nada estará perdido mientras la patria arda secretamente en algunos cerebros atrevidos. Si en la partida de ajedrez de las mesas de “negociaciones” no tenemos cabida, no miremos impasibles el juego en que se apuesta nuestro futuro. Derribemos la mesa de juego de una patada.

No hay valladar en el Universo que pueda impedir el empuje del patriotismo y la voluntad de lucha de un puñado de sublimes empecinados en cambiar el curso de la historia. ¿Quereis gloria más grande, jóvenes cubanos, que saberse parte de esa legión de empecinados, que contra viento y marea buscan la libertad de la patria y el bienestar de su pueblo? ¿Es que hay acaso en la vida, mayor orgullo de separarte, por voluntad propia, del enorme rebaño que marcha cabizbajo, balando al matadero y levantar la bandera de la rebeldía en momentos en que todo el mundo claudicaba?

Y en el peor de los casos. Creo sinceramente que es mucho más reconfortante, en caso de una derrota definitiva, pararse desafiante ante el enemigo y escupirle en la cara “siempre supe a lo que me exponía, no muero engañado. Muero orgulloso por lo que viví, por poner mi granito de arena en la enorme tarea de darle libertad a un  pueblo y por denunciar a los que taimadamente se empeñaron en destruir la civilización cristiana y occidental y el mundo libre, en el que siempre quise vivir y en el que soñé y siempre anhelé que vivieran mis hijos, mis nietos y biznietos. Al menos les lego a ellos mi ejemplo y mi ejecutoria y les puedo gritar a los verdugos NUNCA ME RENDÍ”.

Estoy persuadido que si ese momento aciago llegara–y no llegará si nos decidimos a luchar de verdad–no estaré solo, porque habrá muchos cubanos que habrán antepuesto el honor y la vergüenza a cualquier otra consideración y estaré confortado de caer en tan buena compañía.

VENEZUELA: ¡ALMA LLANERA-CORAZÓN ANDINO!-UN LLAMADO FRATERNO A LA PAZ O A LA GUERRA

Por,  Dr. Luis Conte Agüero

Una nación coherente y descentralizada parecía el propósito capaz de encaminar el futuro venezolano hacia destinos superiores. Que las regiones encontraran nuevos horizontes. Que la ciudadana participara eficientemente en la creación de caminos más justos. Que el sector público y el privado se juntaran en la magna jornada del progreso: Así fue entonces ante la para mí inesperada elección de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela.

Mis viejos vínculos a la nación venezolana no indicaban tal resultado y cuando el Cónsul de Venezuela en Miami me invitó a participar, contribuí consecuentemente con mi pasión venezolana.  Sin embargo, el Presidente Chávez apenas disimuló su creciente presidencialismo hacia el absolutismo, precisamente porque en libres contiendas electorales asomaban retos difíciles y derrotas dolorosas. Su apetito de mando y su exhibicionismo  insultaron en creciente medida la sensibilidad venezolana. Y a Venezuela llegué con mi amigo Raúl López Pérez a señalar y denunciar, avalado por  previas entregas y devoción sin límites. Consta en uno de mis libros, y hago constar, que entonces pude hacerlo libremente.

Y ahora… ¡Ay, Venezuela!  El crimen allí flagela e irrita porque Hugo Chávez, en su afán de poder y nombradía, se pavoneaba como figura continental con pretensiones mundiales, al tiempo que se supeditaba a Castro en la cuota petrolera, los gestos al hablar, la ideología absolutista de abuso y obediencia, el desprecio a los médicos venezolanos al escoger a Cuba para atender su enfermedad y, el colmo de pedir, financiar, agradecer, que invadieran Venezuela militares del castrato, escudo ruin contra militares venezolanos, verdaderos bolivarianos, queredores para la patria de progreso y de gloria.

Contra tamaño servilismo ya los restos del Libertador se habían revuelto en su tumba, antes que la estupidez oficial volviera a revolverlos en busca de enemigos y pecados de ayer.  Y más y más y más…El ultraje a Venezuela; a su petróleo, sus finanzas, su industria, su desarrollo correcto, su educación, su creatividad literaria y artística, su orgullo nacional tan natural y legítimo; ¡Hasta las maneras y costumbres públicas afectadas, afeadas como el vestir y el decir y el comportarse elegante celebrado en mis libros. ¡Agresión cruel a una patria linda para complacer tan desquiciado egocentrismo!

Y militares de Castro permanecen en Venezuela como guardianes. Y Raúl Castro protagonizó en Caracas el homenaje a Chávez. Y un Maduro verde se pudre aferrado a mandos y recursos nacionales con voracidad que no ve ni comprende que –YA –AHORA –HOY -AYER-  su camino personal y destino nacional es ceder y conceder para salvarse y que Venezuela recupere su sonrisa y su voluntad bolivariana de limpia grandeza.

¿Entienden mi angustia ante el dolor de Venezuela y Cuba y nuestras Repúblicas Dolorosas?  En la raza humana abundan quienes se alejan de Dios, y cuyas ambiciones y desvíos agreden fundamentos y valores. Esto obliga a serenidades casi sublimes. Y quítenle el casi. Desoír las calumnias. Alzar la frente como izando una bandera. Jurar que nada puede impedirnos el cumplimiento del deber. Y que, estremecido, el corazón grite ¡ADELANTE! ¡SALVE VENEZUELA! ¡SALVE CUBA! ¡SALVE LOS ESTADOS UNIDOS! ¡SALVE EL MUNDO! ¡SÁLVENOS DIOS! ¡CON DIOS SERVIR!

EL LENGUAJE DE LOS CAUDILLOS

Por, Marcelo Ostria Trigo-Hoy Bolivia

En la actualidad se conoce con suma rapidez lo que sucede en el mundo; entre las noticias publicadas figuran los discursos y las declaraciones de los Jefes de Estado, los que que son tomados como indicadores de la política seguida por su gobierno, tanto en lo interno como en lo internacional. Esto es relevante, como lo afirma Mario Luís Fuentes: “El lenguaje del jefe del Estado nos revela quién es y cómo piensa; nos sitúa en el “desde donde” se percibe y construye su idea del mundo y de lo que debe ser la sociedad; de ahí la importancia de una actitud mesurada y reflexiva, considerando que vivimos en un mundo en el que el vértigo comunicativo tiende a paralizar los sentidos y nublar la razón”. (Excélsior. México, 22.10.12). Y, si se trata de populistas, el analista Enrique Krauze dice: “El populista usa y abusa de la palabra, hasta apoderarse de ella. Propone una única verdad de la cual él es poseedor, usa la retórica demagógica, para que el pueblo entienda el mundo desde una única perspectiva…”.

La mesura en las declaraciones —que no supone abandonar firmeza— es señal de madurez. Los adjetivos no contribuyen a dar fuerza a los mensajes; menos aun si son ofensivos. Los problemas, son mejor comprendidos si se los expone con serenidad y consideración. Lamentablemente, son frecuentes los agravios —muchas veces mutuos— entre jefes de estado y altos funcionarios que creen que los mensajes ofensivos cambian hechos políticos o las posiciones de los países. Habrá que entender: la pretendida agudeza que linda en el insulto, no convence, solo inflama enconos.

Ese estilo se hace más evidente cuando se incurre en errores: “se luchó contra el imperio romano”, o se cuentan historias de ultratumba, como la del “pajarico” que encarna a un caudillo desparecido. Esto da lugar a críticas, no desprovistas de humor, que son las que más duelen.

La manía de declarar diariamente sobre todos los temas habidos y por haber, lleva a equívocos y no pocas veces provoca solo sonrisas. Por ejemplo, el presidente venezolano, acaba de enviar un mensaje verbal en inglés al presidente Donald Trump y, como Maduro no habla ese idioma, su locuaz canciller le sopló en la oreja lo que quería decir. No es difícil imaginar lo ridículo de este intento.

Por supuesto que lo cómico no oculta toda la maledicencia ya frecuente en el caudillaje latinoamericano. Recuerda a quien mereció el ”¿Por qué no te callas?”. Lo peor: así estos “elegidos” van perdiendo el respeto y el apoyo de sus conciudadanos.

MUY BIEN HECHO, LAS LEYES HAY QUE RESPETARLAS: EL REPRESENTANTE LUIS GUTIÉRREZ ESPOSADO POR INTERFERIR EN EL SERVICIO DE INMIGRACIÓN Y CONTROL DE ADUANAS

En Chicago, el congresista izquierdista del partido demócrata Luis Gutiérrez (foto de arriba) fue esposado y detenido brevemente junto con activistas y abogados pasado el lunes, luego de realizar una sentada en una oficina federal de migraciones.

El grupo de revoltosos se negó a dejar la Oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Chicago, luego de que el director regional de la agencia se negara a responder sus preguntas sobre los planes del gobierno de Trump relativos a los controles migratorios y la deportación masiva.

La reunión del lunes fue la primera demostración de Gutiérrez ante los funcionarios del Servicio de Inmigración desde la asunción de Donald Trump. El mes pasado, Gutiérrez y la integrante del caucus hispano del Congreso, Norma Torres, de California, sostuvieron que los legisladores republicanos los habían expulsado de una reunión con un alto funcionario de Inmigración.

5MENTARIOS

“Nuestro sistema financiero es falso y una carga para el pueblo. El Acta de la Reserva Federal establece el más gigantesco trust sobre la tierra. Cuando el Presidente firme este Acta, el gobierno invisible con el poder del dinero, cuya existencia ha sido demostrada por la investigación sobre trusts monetarios, quedará legalizado. El peor crimen legislativo de todos los tiempos es perpetrado por este documento bancario. La nueva ley creará inflación allí donde los Trusts quieran inflación”. Charles Lindbergh “El Aguila Solitaria” y fundador del Movimiento “América First”

TERRORISMO VERDE. Desde hace décadas se viene implantando en la cultura popular la idea de que los humanos somos la peste absoluta de este mundo. Sólo existimos para causarle sufrimiento a las criaturas y esta hermosa esfera azul sería un remanso de armonía absoluta sin nuestra presencia.

En la foto: Jane Goodal con un chimpancé de Gombe

Por, Carlos Arturo Calderón Muñoz-Alerta Digital

– En la exótica Tanzania a finales de los años 60 una tribu empezaba a fracturarse. Los miembros más jóvenes mostraban sus diferencias y se separaban los unos de los otros, en 1970 murió el patriarca de la tribu y para el 71 se consolidó la separación. En el norte se estableció el clan Kasakela y en el sur el clan Kahama; el 7 de enero de 1974 el joven Godi del clan Kahama fue cercado por los guerreros Kasakela. El líder de estos sostuvo sus extremidades para que los demás le golpearan brutalmente, acabaron con su vida aplastándole la cabeza con una roca.

Eso dio inicio a un conflicto que terminó con el exterminio del clan Kahama. El escenario fue dantesco, los Kasakela arrancaron la piel de los muslos de uno de sus rivales, bebieron la sangre de una de sus víctimas mientras agonizaba, los más jóvenes mataron a los viejos del Kahama, esos a los que admiraban cuando eran niños. En algunos casos se llenaron la boca con la carne de sus enemigos caídos. Al final, en 1978, todos los machos Kahama fueron asesinados, sus compañeras fueron muertas, desaparecidas o secuestradas.

Algo que tenían en común Godi y todos los demás es que ninguno sabía hablar, ni siquiera eran humanos, los protagonistas de esta historia eran chimpancés que habitaban el parque nacional Gombe.

Desde hace décadas se viene implantando en la cultura popular la idea de que los humanos somos la peste absoluta de este mundo. Sólo existimos para causarle sufrimiento a las criaturas y esta hermosa esfera azul sería un remanso de armonía absoluta sin nuestra presencia. Aquel que esté convencido de esas afirmaciones claramente nunca ha estado en la intemperie de la naturaleza, todos los que han vivido fuera de la burbuja de la “civilización” son conscientes que el equilibrio se basa en la fuerza. El comportamiento salvaje de los chimpancés de Gombe, qué le provocó trastornos psicológicos a la súper científica Jane Goodall, no es excepcional, es la norma.

Las hormigas tienen guerras organizadas en las que suelen someter a genocidio a las vencidas, en otros casos esclavizan a las derrotadas. Las hembras de algunas variedades de arañas y mantis matan y devoran al macho después del acto reproductivo (hablando de violencia de género); hay tiburones que se comen a sus hermanos dentro del vientre materno para así tener más probabilidades de supervivencia al nacer. Los organismos unicelulares se fagocitan sin piedad e incluso ahora sabemos que las galaxias se devoran las unas a las otras, cuando el centro de gravedad de alguna de ellas atrae el gas de la víctima.

Pero no sólo se critica nuestro lado “oscuro”, nobles actividades como la agricultura, la ganadería y la construcción son mostradas como factores generadores de desequilibrio en los ecosistemas. Nos quieren hacer creer que el desarrollo de nuestros espacios vitales, por el sólo hecho de existir, es nocivo. Nuevamente, no somos los únicos con estas costumbres.

El pez damisela cultiva sus propias algas. los pájaros alteran el medio para hacer sus nidos, los castores derriban árboles y alteran el curso de cuerpos de agua para construir sus represas, el cangrejo yeti cría las bacterias con las que se alimenta, las hormigas lasius niger cultivan plantas para alimentar áfidos de los cuales ordeñan ligamasa. Hace poco se descubrió que las hormigas melissotarsus crían insectos para comer su carne. Tomando en cuenta que la agricultura humana tiene unos pocos miles de años y la de las hormigas alrededor de 50 millones, podemos decir que no somos tan únicos y nuestros comportamientos hacen parte del espectro de las distintas tácticas adoptadas en la lucha por la supervivencia. Nosotros por su puesto, hemos llevado estos conocimientos a un nivel más alto de desarrollo, pero no somos los únicos en usarlos.

Si todas estas actividades son comunes ¿Por qué nos quieren hacer sentir culpables por el solo hecho de respirar? por la misma razón que los Kasakela exterminaron a los Kahama. Un grupo asegura su posición de superioridad sobre otro. En un ataque de originalidad burocrática, la ONU publicó en 2005 su informe denominado “Evaluación de los Ecosistemas del Milenio” que pretendía determinar el impacto de la actividad económica humana en la tierra, la palabra clave es “económica”. Este estudio popularizó el mantra verde de los servicios ambientales y de este derivaron los pagos por servicios ambientales (Payments for Ecosystem Services). En esta perspectiva economicista de la vida, se divide a la naturaleza en 24 categorías de servicios explotables por el hombre. Desde los genes de las especies hasta el comportamiento del clima son en realidad, según este reporte, actividades económicas que deben ser reguladas e integradas al mercado.

La economía verde propuesta por el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Banco Mundial, sugiere que la mejor forma de proteger el ambiente y promover el desarrollo sostenible es incorporando la naturaleza al producto interno bruto de las naciones. Al hacer de la tierra un artículo más se han creado mercados especulativos, regulaciones y operaciones comerciales que transfieren el control de la vida a una élite financiera, bajo la excusa de que somos muy estúpidos para manejar nuestras vidas y necesitamos de un grupo de sabios expertos que nos digan cómo vivir.

Las grandes megacorporaciones compran bonos de carbono en el mercado especulativo, esto les da permiso de seguir emitiendo todos los contaminantes que gusten; dicho de otra forma, pagan para tener el derecho de contaminar. Al mismo tiempo ONGS ligadas hasta el ADN con estos grupos económicos, utilizan recursos público-privados para impedir que pequeños campesinos e indígenas en todo el mundo desarrollen sus explotaciones de supervivencia. Les han dicho a los campesinos de Kenia que sus prácticas agrícolas son nocivas para el ambiente y que a cambio de abandonar sus oficios se les pagará para que reforesten los suelos. Sin embargo, les dan algo así como 15 centavos de dólar por acre protegido.

En Mozambique están reforestando lo que dañaron los ignorantes campesinos con palma africana, un monocultivo para producir biocombustibles es lo que según la ONU va a mantener la biodiversidad. En Chiapas las etnias tzeltal y tzotzil están siendo sacadas de sus selvas tradicionales para aumentar el tamaño de los centros urbanos. El patrón es el mismo, quitarle a las masas el acceso a los recursos naturales y darles una pequeña compensación económica que nunca les permita salir de la miseria.

El primer mundo, que ya es rico, tiene que ser sometido para reducirlo a la misma pobreza. Progresivamente les han vendido la idea de que su riqueza es fruto de la explotación a los pueblos y recursos naturales del tercer mundo. Con el sentimiento de culpa instalado se generan leyes que invaden las libertades individuales para que cada vez tengan menor acceso al desarrollo.

En 2014 la Unión Europea prohibió la venta de aspiradoras que usarán más de 1600 watts, desde 2017 esa cifra se reduce a 900 watts. En España hay que pagar un impuesto por usar el sol, en Norteamérica se han instalado medidores inteligentes en las casas e incluso se habla de poner cajas negras en los carros ¿el objetivo? multar a los que usen “muchos” recursos, pero peor aún, desconectarles los servicios o apagar sus vehículos desde una central computarizada si superan su límite de consumo permitido.

Este sentimiento de culpa es vendido por mega ricos como Al Gore (en la foto de arriba, la gigantesca residencia de Al Gore), quienes poseen gigantescas mansiones y viajan más veces en jets privados que lo que un ciudadano promedio en autobús. Aparentemente sus emisiones de carbono son diferentes a las nuestras y no afectan el planeta. Su retórica busca radicalizar a la especie en el odio a sí misma, como fue el caso del ecoterrorista James Jay Lee, quien en 2010 secuestró varios miembros del Discovery Channel para forzar a que la gente detuviera el cambio climático. El desequilibrado dijo que había despertado gracias a la película documental de Al Gore “Una Verdad Incómoda” y afirmó que la humanidad tenía que dejar de reproducirse para así salvar al planeta. Lo crean o no hay movimientos que abogan por la extinción voluntaria de la humanidad, como es el caso de la VHEMT.

Han apelado de forma tan eficiente a nuestro miedo y vanidad que nos creemos una amenaza para el mundo. Estamos convencidos de que somos invencibles. Para ponerlos en perspectiva, la tierra ha estado aquí por 4600 millones de años, ha sido una completa bola de fuego y una completa bola de hielo, si alteramos la temperatura unos grados podemos arruinar nuestro estilo de vida pero el planeta se queda aquí. Cuando a una enfermedad le da por jugar a la genocida hace ver a Mao como un mero aprendiz. A la fiebre española se le atribuyen 50 millones de muertes, a la peste negra 75 millones, al sarampión 200 millones y a la viruela 300 millones de muertos. Una insignificante tormenta solar podría freír todos nuestros aparatos electrónicos y mandarnos de vuelta a la edad de piedra. Pregúntenle a las víctimas del tsunami de 2004 o a los víctimas de la avalancha de Armero en el 85, si realmente se sienten omnipotentes frente al todo del que hacen parte.

El ambientalismo lleva mucho tiempo siendo usado como un arma para apoderarse de los recursos naturales. Para arrebatárselos a las naciones y entregárselos a la élite globalista. El caso más evidente en mi realidad Sudamericana es el perpetrado contra los brasileros. Al Gore, representante de la compañía petrolera OXY (¿Dónde quedó lo de las emisiones de carbono?), Henry Kissinger, escudero de los Rockefeller. el ex presidente francés Mitterrand y el tatuado natural de Mijail Gorbachov han presionado por años para que Brasil renuncie al amazonas y otorgue los derechos sobre el territorio a la comunidad internacional. Entendiendo por comunidad internacional a sus amos financistas que ven en los incontables recursos mineros del territorio el combustible para asegurarse la supremacía en la era de las máquinas.

Todo el terrorismo legislativo y político contra el estado brasilero se ha justificado con la máscara de que el Amazonas es el pulmón del mundo ¡No lo es! Los océanos producen más de la mitad del oxígeno del planeta, los océanos son los verdaderos pulmones del mundo. El interés por el amazonas no tiene nada que ver con proteger sus ecosistemas, es necesario generar caos en los países que tienen parte de su territorio, 9 en total, con la amenaza del fin del mundo para así quedarse con los recursos mineros que ahí existen.

Hacemos parte de un todo, nuestras acciones tienen efectos directos en el ambiente pero no somos el mal hecho carne cómo nos quieren hacer creer. Tenemos comportamientos que son comunes en otras especies, pero también somos grandiosos en muchos campos. Si un meteorito se pone de salsa y nos quieres exterminar como a los dinosaurios, lo podemos detectar y destruir. La misma energía atómica de la que se quejan los hippies llorones puede ser usada en forma de bombas termonucleares para crear atmósferas en planetas desiertos.

¡Somos la humanidad! Con nuestras cualidades y defectos somos la punta de lanza de la evolución biológica en este planeta y sería un pecado imperdonable renunciar a nuestro potencial por miedo, por dejar que nos hagan sentir culpables por vivir. Nuestro destino son las estrellas, colonizaremos nuevos mundos, llevaremos vida a donde no la haya y descubriremos los secretos de las formas de energía más esquivas. No somos demonios, no somos dioses. Somos hombres, mujeres, somos vida.

ASÍ CAYÓ LA RESERVA FEDERAL DE EUA EN MANOS DE LA BANCA CONTROLADA POR ROTHSCHILD Y ROCKEFELLER- PRIMERA PARTE

Creación de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Foto: Wikipedia

Por: Jorge Santa Cruz –Periodismo Libre

Los bancos centrales existen para defender a sus respectivas naciones de los ataques de los especuladores y usureros. No en vano, Meyer Amschel Rothschild, fundador de la banca que lleva su apellido, dijo en noviembre de 1810: “Permitidme fabricar y controlar el dinero de una nación, y ya no me importará quiénes sean sus gobernantes”.

La dinastía de los Rothschild controlaba las finanzas de Europa a finales del siglo XIX y su ambición apuntaba ya hacia la naciente potencia capitalista de los Estados Unidos de América. Por lo tanto, financiaron a los bancos J.P. Morgan y Kuhn, Loeb & Co. También, a la compañía petrolera Standard Oil Co, de John David Rockefeller; a la empresa ferroviaria de Edward Harriman y a las fábricas de acero de Andrew Carnegie.

Meyer Amschel Rothschild. Foto: Commons Wikimedia (tomada de la Enciclopedia Judía de 1907)

Los Rothschild enviaron a Estados Unidos, alrededor del año de 1900, a uno de sus agentes, Paul Warburg, con el fin de poner en marcha una campaña para instaurar varios bancos privados, disfrazados con el nombre de Reserva Federal, a fin de que tuvieran la capacidad de emitir moneda y regular su valor.

La Reserva Federal (FED) fue creada el 23 de diciembre de 1913, con el apoyo de los dos grupos financieros más importantes: el de los Rothschild y el de los Rockefeller. Su primer presidente fue ni más ni menos que Paul Warburg.

Un siglo y tres años después de la advertencia de Meyer Amschel Rothschild, los doce principales banqueros asentados en los Estados Unidos lograron fabricar y controlar el dinero de ese país (1913), gracias a sus engaños y a las traiciones de funcionarios públicos de muy alto nivel, entre ellos, el mismísimo presidente Woodrow Wilson.

La traición

El senador norteamericano por Rhode Island, Nelson Aldrich, vinculado a la familia Rockefeller, organizó una reunión secreta el 22 de noviembre de 1910, en su residencia de la Isla de Jekyll, situada enfrente de la Costa de Georgia. El objetivo: crear un banco central que sustituyera al Bank of the United States, que era una entidad pública que dependía directamente del Departamento del Tesoro.

El nuevo banco central estaría controlado por los más poderosos magnates europeos y estadounidenses.

En esa reunión secreta participaron los siguientes personajes:

  1. Senador Nelson Aldrich, socio de John David Rockefeller y suegro de John David Rockefeller II.
  2. Frank A. Vanderlip, presidente del National City Bank de Nueva York y representante de Rockefeller.
  3. Charles Norton, presidente del First National Bank, propiedad de P. Morgan.
  4. Davidson, emisario de J.P. Morgan.
  5. Benjamin Strong, presidente de Bankers Trust Co., que también pertenecía al multicitado P. Morgan.
  6. Abraham Piatt Andrew, subsecretario del Tesoro de los Estados Unidos.
  7. Paul Warburg, el enviado de Rothschild.
  8. Un tal Shelton, secretario del senador Aldrich.

Paul Warburg. Foto: Commons Wikimedia

Las familias Rothschild y Warburg llevaban siglo y medio de compartir el negocio bancario en Europa. Max Warburg, hermano de Paul, dirigía la sucursal del Banco Rothschild en Frankfurt, Alemania. Félix, otro hermano de Paul, era yerno de otro poderoso banquero: Jacobo Schiff.

Los Rothschild, los Warburg y los Schiff eran los que controlaban la actividad financiera de Europa hace cien años. Sus socios en Estados Unidos eran los Rockefeller, los Morgan y los Aldrich.

La Mesa Directiva del Congreso de los Estados Unidos había decretado un receso vacacional, el 19 de diciembre de 2013, con motivo de las fiestas navideñas. El presidente Congreso, Carter Glass, dijo que las discusiones sobre el Sistema de la Reserva Federal se retomarían en enero de 1914. Pero dijo una cosa e hizo otra.

La ley que autorizó la creación de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) fue votada durante la madrugada del 22 de diciembre de 1913, por una minoría de legisladores.

El investigador Stephen Lendman lo explicó así: “La legislación que la estableció fue tan dañina para el interés público, que probablemente jamás habría sido aprobada si no hubiera sido encauzada mediante una reunión del Comité Parlamentario de Conferencia organizada en plena noche entre las 1.30 y las 4.30 AM (mientras dormía la mayoría de los miembros del Congreso) el 22 de diciembre de 1913.” La Ley fue votada al día siguiente y aprobada a pesar de que muchos miembros del organismo habían partido para sus vacaciones de Navidad y la mayoría de los que se quedaron no habían tenido el tiempo necesario para leerla o conocer su contenido. ¿Suena familiar? Pero la aprobaron (como un ladrón en la noche) y fue convertida en ley por un Woodrow Wilson inconsciente o cómplice, que admitió posteriormente que había cometido un terrible error, diciendo ‘Arruiné inconscientemente a mi país.’ Pero era demasiado tarde para autopsias, y el pueblo usamericano lo ha pagado caro desde entonces

Ya constituida, la FED tuvo como sus principales accionistas a los siguientes bancos:

  1. Los bancos Rothschild,de París y de Londres 
  2. El Banco Lazard frères, de París
  3. El Banco Israel Moses Seif, en Italia
  4. El Banco Warburg, en Amsterdam y Hamburgo
  5. El Banco Lehmann, en Nueva York
  6. El Banco Kuhn Loeb & Co, en Nueva York
  7. El Banco Rockefeller Chase Manhattan, en Nueva York
  8. El Banco Goldman Sachs, en Nueva York 3

Las consecuencias

La aprobación del Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos anticonstitucional, toda vez que la Octava Sección del Artículo 1 de la Constitución de ese país establecía con toda claridad que el Congreso tendrá la facultad, entre otras cosas, “para acuñar monedas y determinar su valor, así como el de la moneda extranjera…”

El negocio de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) funciona de la siguiente manera:

El gobierno federal pide el dinero que necesita a la FED; ésta, lo imprime y se lo presta al Departamento del Tesoro, el cual paga un interés por él.

El Tesoro no recibe el dinero si antes no adquiere los llamados Bonos del Estado, que no son otra cosa que contratos mediante los cuales, el gobierno federal de los Estados Unidos se compromete a devolver el dinero solicitado más un interés.

Ahora bien, como las actividades gubernamentales no generan ganancias, el Tesoro debe pedir prestado a lo FED, de manera perpetua y los dueños de ésta, siguen incrementando sus fortunas de manera profesional.

El presidente John F. Kennedy intentó acabar con la dictadura de la FED en 1963 y fue asesinado en noviembre de ese año.

(Continuará)

 

LA OTRA CARA DE LA MONEDA: LA VERDAD QUE CASI NADIE SE ATREVE A DECIR-SEGUNDA PARTE Y FINAL.

Cuadro estadístico de esperanza de vida en Suráfrica

SURÁFRICA: ANTES Y DESPUÉS DEL APARTHEID

Fuente: Redacción de Alerta Digital

– En 1965 el crecimiento económico de Sudáfrica fue el segundo mayor del mundo: 7,9%. La inflación estaba a un 2% anual y el interés a un 3% anual. Los ahorros domésticos y fondos soberanos eran tan grandes que el Estado sudafricano no necesitaba pedir créditos a instituciones financieras internacionales para subsidiar la expansión económica. El periodista, militar y político británico Lord Deedes tuvo que reconocer que “mientras Sudáfrica creció para convertirse en el gigante económico del continente, los otros miembros de la Commonwealth se hundieron en la pobreza”. (Sudáfrica se salió de la Commonwealth en 1961 cuando se convirtió en República. Fue readmitida en 1994 tras el Apartheid).En 1987, había en Sudáfrica 4,8 millones de blancos y 18,2 millones de negros. A pesar de esto, los blancos pagaban el 77% de los impuestos, los negros el 15% y el presupuesto gubernamental se gastaba en los negros en un 56%. Durante el gobierno del Dr. Verwoerd, la calidad de vida de los negros ascendía un 5,4% al año y la de los blancos un 3,9%.

– En 1978, en pleno apogeo del Apartheid, Soweto (barrio obrero negro de Johannesburgo) tenía 115 campos de fútbol, 3 campos de Rugby, 4 pistas de atletismo, 11 campos de cricket, 2 campos de golf, 47 canchas de tenis, 7 piscinas construidas según especificaciones olímpicas, 5 boleras, 81 campos de netball, 39 parques infantiles e incontables salas civiles, clubs y cines. Había también en Soweto 300 iglesias, 365 escuelas, 2 escuelas técnicas, 8 clínicas, 63 guarderías, 11 oficinas de correos y su propio mercado de fruta y verdura. Había 2300 empresas que pertenecían a negros y 1000 compañías privadas de taxi. En 1978 había 50.000 propietarios de coches negros y el 3% de estos vehículos eran Mercedes-Benz.

En la foto de arriba: Winnie y Nelson Mandela, bajo la égida del partido comunista

El barrio obrero de Soweto tenía más coches, taxis, escuelas, iglesias e instalaciones deportivas que la mayoría de países africanos independientes. Los negros de Sudáfrica tenían más vehículos privados que toda la población blanca de la URSS en la misma época
– En Sudáfrica había más millonarios y científicos negros que en el resto del mundo junto, incluyendo EEUU y el Caribe.

– Sudáfrica “oprimía” tanto a los negros que toda África subsahariana soñaba por inmigrar al país aunque fuera ilegalmente. Negros del continente entero inmigraban a través de Namibia y Mozambique.

– Hubo 80.000 asesinatos durante la era apartheid. El 95% fueron de negro contra negro. El ANC (actual partido gobernante) en particular asesinaba a todos sus compatriotas negros si estos no se unían a su causa

– A pesar del bloqueo comercial y petrolero impuesto por la comunidad internacional, Sudáfrica llevó al cabo el primer trasplante de corazón humano de la historia, desarrolló su propio programa nuclear, montó un potente complejo militar-industrial (vehículos blindados, armas ligeras, helicópteros, misiles) y sintetizó petróleo artificialmente utilizando la misma técnica que la Alemania nacionalsocialista para superar el embargo petrolero. También era puntero en sanidad y biología. Era un país en buena medida autárquico y repleto de técnicos, trabajadores cualificados, militares, pilotos y científicos. Cabe destacar que los bóers son un pueblo que comenzó siendo una banda aislada de pastores, granjeros y cazadores holandeses nómadas a miles de kilómetros de su tierra y acosados constantemente por las tribus locales y por el Imperio Británico.

Causas del desmantelamiento del Apartheid

Turba de negros pidiendo la muerte de los granjeros blancos bajo el lema “¡mata al bóer, mata al granjero!”

El motivo de Londres, Washington y la ONU para decretar el boicot, el sabotaje, el bloqueo y el embargo a Sudáfrica no fue moral o racial, sino económico. Sudáfrica era un país proteccionista, intervencionista y anti-liberal, y a consecuencia, las enormes riquezas sudafricanas tendían a quedarse en Sudáfrica en vez de fluir hacia las arcas de la City de Londres y Wall Street. Los principales perjudicados por ello eran las compañías comerciales De Beers y la Anglo American Corporation, controladas por un judío llamado Harry Oppenheimer, agente de los Rothschild en Sudáfrica y heredero del proyecto de agentes del Imperio Británico como Cecil Rhodes y “Lord” Alfred Milner.

El primer ministro sudafricano Dr. Hendrik Verwoerd había encargado una investigación (el “Hoek Report” a los “monopolios de poder” en el país, poniendo bajo la lupa a los consorcios mineros internacionales y obligándoles a pagar su tributo a las arcas sudafricanas, por tanto impidiéndoles saquear el país como si de una colonia británica se tratase. “We shall oppose the power concentrations and monopolies which occur in our country and which constitute a real danger”. Una advertencia a la Anglo American Corp., a De Beers y al imperio Oppenheimer en general. En consecuencia, en 1966, el Dr. Verwoerd fue asesinado.

De la misma manera que la economía nacionalsocialista era un peligro para el sistema monetario internacional, el modelo sudafricano suponía el riesgo de inspirar a otros países africanos a seguir su ejemplo, especialmente Zimbabue y Namibia (donde había una muy importante colonia alemana, y donde el SWAPO, organización terrorista antiblanca, fue patrocinado por Henry Kissinger). El imperio Oppenheimer controlaba en buena parte la prensa sudafricana y los movimientos subversivos como el ANC, financiados desde Londres.

Gracias a su tecnología, armamento y mercenarios, Sudáfrica tenía una magnífica esfera de influencia en todo el continente, un pequeño imperio que molestaba seriamente a Reino Unido, Francia y Estados Unidos.

ACCIONES ANTIBLANCAS EN LA ERA POST-APARTHEID

Desde la caída del Apartheid y la toma del poder del Congreso Nacional Africano en 1994, más de 38.000 personas de raza blanca han sido torturadas, violadas y asesinadas en Sudáfrica, además de la confiscación de sus propiedades y negarles puestos clave en el gobierno. Esta situación no recibe cobertura mediática y los medios de comunicación internacionales silencian o minimizan las atrocidades cometidas contra la población blanca. La tasa de homicidios contra los bóers se ha elevado últimamente a 16,259 por año, es decir, 45 homicidios diarios.

La alarmante ola de criminalidad (50.000 homicidios por año incluyéndose negros contra negros), proporcionalmente, 8 veces más que en Estados Unidos) y la nueva legislación creada por el ANC, que prohíbe a los blancos ocupar numerosos puestos de trabajo, ahora reservados a los negros, están empujando a miles de blancos a abandonar el país. Desde el fin del Apartheid en 1994 hasta la actualidad ya han emigrado casi un millón de blancos. Los altos índices de delincuencia y la creciente sensación de que el ANC no ha sabido gobernar bien el estado, no hacen más que agravar la incertidumbre.

Desde 1994, unos 850.000 sudafricanos blancos (un 16% del total) han emigrado, sobre todo a Reino Unido y Australia ante el incremento de la inseguridad y de las medidas de discriminación antiblanca por parte del gobierno.

El número de la población eurodescendiente se ha reducido a la mitad. Las propiedades de los blancos se han reducido un 33% al serles confiscadas sus tierras para entregárselas a la población negra. En la actualidad esas tierras han dejado de ser productivas.

Entre los negros existe una canción antiblanca llamada “Dispara al bóer” que contiene frases como “¡mata al bóer!, ¡mata al granjero!” y que clama a la muerte de los granjeros blancos sudafricanos (Nelson Mandela, Jacob Zuma y Julius Malema han cantado en público la canción, la cual se cree que incitó al asesinato de Eugene Terre’Blanche el 3 de abril de 2010). La situación fue comparada con la generada por Peter Mokaba a principios de los ’90, al cantar una canción que titulaba “Mata al bóer” y que fue definida como “discurso de odio” por la Comisión para los Derechos Humanos sudafricana. Diversos partidos opositores han urgido a Malema a dejar de cantar esa canción antiblanca. En la misma conferencia de prensa cantó otra canción acerca de “dar palizas a granjeros blancos”. Mandela nunca condenó públicamente la matanza contra los blancos.

Henk van de Graaf, vicepresidente de la Unión de Agricultores de Transvaal, ha lanzado un SOS al mundo frente a los ataques antiblancos, denunciando, además, que cuando los campesinos llaman a la policía para denunciar algún intento de ataque, ésta se niega a acudir bajo cualquier excusa, como que no tienen combustible. También denunció que en 2010 durante la Copa del Mundo en Sudáfrica (cuando el gobierno sudafricano estaba preocupado por su imagen y presentaba al “País del Arcoíris” como un “paraíso multicultural”, los asesinatos se detuvieron milagrosamente, pero solo de forma temporal.

Mandela era un caballero de la Orden de Malta algo así como una Masonería para aristócratas, la misma sociedad secreta a la cual pertenece la Reina Isabel y otros personajes de la Oligarquía Mundial.

Incluso se le realizó una estampa en Sudáfrica de él con el atuendo de Caballero de Malta.

WordPress theme: Kippis 1.15