AQUELLOS GOBERNANTES QUE SON INCAPACES DE DAR BIENESTAR A LOS CIUDADANOS DEBEN IRSE.

Fuente: Escrito por Cartas al Director El Correo de Madrid

Hay que tener en cuenta que hay quien ha querido definir al comunismo, como una máquina además muy certera de producir pobreza. Y aunque debemos reconocer que esta aseveración carece de los matices precisos que explican lo que verdaderamente es en sí el comunismo de Karl Marx y Friedrich Engels, sin embargo, se debe señalar que el ideario comunista obviamente tiene sus lagunas.

A pesar de que esta ideología realmente ha calado en más de medio mundo (Rusia, China, etc.), no existe ningún país a lo largo de la historia que haya elegido este sistema político y que no se encuentre claramente distanciado de la riqueza de la mayoría de sus integrantes. Es evidente que resulta del todo imposible igualar a todos en la riqueza. Por eso, la única posibilidad de hacernos iguales, si es que debemos serlo, es en un cierto grado de pobreza.

Pero se debe señalar que por un lado no somos todos iguales, y por otro, es una grave injusticia dispensar un trato igual a los desiguales.

Además, no debemos olvidar, que en lo relativo a la Economía, hasta la fecha todo intento de implantación de lo que se viene denominando como Economía Planificada, al final, se ha demostrado que ha sido un estrepitoso fracaso.

Pues es evidente que resulta prácticamente imposible pretender realizar un dirigismo absoluto de cualquier economía, sea esta pequeña o grande. Se trata de algo inviable y los matemáticos han explicado perfectamente su motivo, a través de lo que denominan caos determinístico. Además, en este mundo cambiante en el que vivimos, y en la aldea global en que nos encontramos, se debe competir constantemente en los mercados.

Y para ello es absolutamente necesario que se pueda ser flexible, para poder cambiar lo que sea pertinente, con la inmediatez debida, en aras a poder ofrecer los bienes o servicios que sean demandados, para poder obtener la ventaja competitiva suficiente y así obtener la posición deseada, que permita una sostenibilidad en cualquier empresa.

Intentar sostener la tesis de que una economía planificada es mejor que una economía de mercado; resulta ser del todo equivocada e ilógica en nuestros días. Este tipo de economías nunca podrán ser productivas en la práctica, precisamente por el hecho de no ser competitivas porque ese sistema económico està pensado para economías autárquicas. Y ésto obviamente, abocará a un desastre económico, sin ningún género de duda.

Por eso mismo resulta evidente que una economía de mercado, con la concurrencia de una sana competencia, continúa siendo la mejor elección en lo que a sistema económico se refiere.

Y es por lo que los Gobiernos, que llevan algunos de ellos, décadas en el poder y aún no han sido capaces de dar bienestar a la ciudadanía, se debe reflexionar seriamente sobre si debieran irse y dejar paso a otros gestores que si puedan verdaderamente ofrecerla a esas sociedades. Pues resulta triste y bastante ofensivo ver que existen demasiados países que se encuentran en una situación económica pésima a pesar incluso de poseer unos recursos naturales impresionantemente ricos. Y estoy seguro que todos los lectores tendrán ya en mente numerosos ejemplos por lo que resulta innecesario realizar la señalización concreta de ninguno de dichos países.

Josu Imanol Delgado y Ugarte. Economista 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15