COLOMBIA: ESCALOFRIANTES RELATOS. PABLO CATATUMBO ASESINÓ A LOS NIÑOS RECLUTADOS-SEGUNDA PARTE Y FINAL. Muchas de estas violaciones y fusilamientos de menores, sucedieron durante el gobierno de Juan Manuel Santos, en plenos diálogos de paz, y Santos lo sabe. ‘Pablo Catatumbo’ y Santrich son pedófilos y asesinos

Casi todos los niños de esta foto, están muertos. Las niñas violadas y fusiladas por ‘Teófilo’. Orden de ‘Pablo Catatumbo’.

Por Ricardo Puentes Melo- Periodismo sin fronteras

Es cierto. Las FARC nunca reclutan jóvenes de 25 años. Reclutan niños, jovencitos que no exceden los 16 años. La razón es porque son más fáciles de adoctrinar, los ponen de carne de cañón, les lavan el cerebro enseñándoles a odiar al Ejército, al “gobierno burgués”, les meten el cuento de que el enemigo es el soldado y que si se deja capturar de ellos, será arrojado vivo desde un helicóptero o lo lanzarán a los perros para ser devorado hasta morir desangrado y de dolor.

“Nos enseñaron que Petro y Chávez eran los que sirven y los ejemplos de verdaderos revolucionarios. Y que el Polo Democrático y los partidos de izquierda hay verdaderos políticos que luchan por el pueblo”, asegura ‘el bizco’.

Wendy también nos cuenta que, cuando ‘Alfonso Cano’ estuvo enfermo, llevaron al campamento a unos médicos mexicanos para auscultarlo. Se sabía que ellos eran parte de los carteles de la droga de Sinaloa y Jalisco, socios de las FARC. “Al campamento llegaba gente del gobierno, que trabajaba con los duros, pero no sabíamos los nombres. Allí, durante el gobierno de Uribe, se sufrió mucho acoso por parte del Ejército – narra ‘el bizco’. Eso fue muy duro.. nos pusieron a aguantar hambre porque el Ejército nos tenía cercados y no dejaban entrar provisiones”.

A esos “médicos” mexicanos, ‘Pablo Catatumbo’ les regaló tres bellas jovencitas, para sus aberraciones sexuales. Les metieron el cuento de que las iban a llevar a estudiar medicina en México o Cuba. “Los mexicanos volvieron como a los cuatro meses a revisar otra vez a Cano, y les preguntamos qué había pasado con ellas. Ellos nos dijeron que las muchachas estaban bien. Pero todos sabíamos que las habían matado”, concluye Wendy.

En ese campamento de las FARC, junto a Pablo Catatumbo, estaba también Santrich, abusando de niñas y ordenando fusilar niñitos.

A la derecha de la foto, el violador y asesino narcoterrorista, Wilson Poloche, alias ‘Teófilo’, con sus amigos alcahuetas de las ONG europeas

“Piedad Córdoba (foto de la izquierda) iba mucho a los campamentos, a visitar a Cano, les llevaba regalitos a las muchachas. Comía carne a la llanera porque era muy querida por la guerrilla. En el 2011 estuvo, comiendo carne a la llanera con Jerónimo y Marlon. Ella se quedaba por ahí como una semana. Esa señora tragaba como marrano. Iba con gente de la Cruz Roja, para hacer la pantalla, pero todos eran amigos de los comandantes. Piedad Córdoba nos regalaba manillas, bufandas, relojes, cosas para el pelo. Nos animaba a seguir en la lucha y nos decía que las mujeres de la guerrilla éramos unas ‘verracas’”, nos cuenta Wendy.

“Iban muchos políticos, mucho civil que puedo reconocer en fotografías de la prensa”, apoya ‘el bizco’.

Nuestros contactos en el Corregimiento de Gaitania, Planadas, Tolima, nos aseguran que el violador, asesino de niños y narcotraficante ‘Teófilo’, se pasea pavoneándose en su camioneta último modelo, con computadores ‘Apple’ y relojes costosos. “El 28 de enero, que es cuando cumple años, unos gringos (noruegos y alemanes) le regalaron un Audi”, nos asegura alguien que lo conoce muy bien.

Febrero de 2017, por orden del gobierno de Santos, las FARC son recibidas como héroes nacionales en Gaitania, Planadas, Tolima, donde Catatumbo y ‘Teófilo’ violaron y asesinaron niños

‘Teófilo’, Wilson Poloche, está haciendo política hoy con el nuevo partido de las FARC, y busca ser alcalde de Planadas. Para sus actividades proselitistas se desplaza en camionetas blindadas, provistas por la Unidad Nacional de Protección, con escoltas de la misma entidad. Su esquema de seguridad incluye a miembros de la Policía Nacional.

Hay muchas más historias como éstas. Wendy conoce a la perfección dónde están las tumbas de esos niños asesinados, pero su vida corre serio peligro. “No solamente están ‘Pablo Catatumbo’ y Santrich, que ya tienen poder en el gobierno y son personas muy poderosas. Mire que hasta la Policía cuida a ‘Teófilo’ y los otros mientras ellos se toman su tinto, su cerveza o se mandan peluquear. Son ya del gobierno y nos pueden mandar asesinar en cualquier momento”, dice ‘el bizco’, con toda la razón.

Muchas de estas violaciones y fusilamientos de menores, sucedieron durante el gobierno de Juan Manuel Santos, en plenos diálogos de paz, y Santos lo sabe. ‘Pablo Catatumbo’ y Santrich, que hoy se burlan de las víctimas esgrimiendo un cinismo despiadado, violaron y fusilaron, ellos mismos, a decenas y decenas de niños. Y Juan Manuel Santos busca con ahínco que no paguen ni un día de cárcel por ello.

Mientras los candidatos presidenciales del Centro Democrático hablan de hacer reformas cosméticas a los acuerdos malditos de FARC y Santos, la sangre de estas inocentes criaturas clama por justicia.

Cada niña violada y asesinada, cada niño fusilado por estos malditos merece que nosotros no permitamos la impunidad de esos despreciables pedófilos y asesinos.

Sí. Hay que destrozar los acuerdos y refundir para siempre a esos asesinos en la oscuridad de una mazmorra hasta que sus despojos sifilíticos se conviertan en alimento para los gusanos. No merecen más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15