¡COMBATIR SIN DESMAYO LAS MENTIRAS DE MAYO! PRIMERA PARTE. Raúl Castro convoca a una gran movilización nacional para celebrar el 1ro de mayo. Y aunque festejos el 8 de mayo como DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER exhiben desprecio obsceno por la verdad, insisto en que se denuncie la mentira y la indiferencia. ¡Combatir sin desmayo las mentiras comunistas de mayo!

Una mentira es siempre una mentira

Por, Luis Conte Agüero.

Hace años por un artículo  en TRABAJADORES  titulado “Significación histórica del Primero de Mayo”, advertí que nuestra campaña publicitaria en múltiples medios denunciando la falsedad del 1ro de mayo, obligaba al Castrato a esfuerzos mentirosos por demostrar que el llamado Día Internacional de los Trabajadores se originó en una tragedia ocurrida en Chicago, Illinois, Estados Unidos, el 1ro de mayo de 1886.

Tanto olvido y descuido obliga a insistir en la verdad y explicar que ni siquiera la justa demanda de las ocho horas de trabajo fue lo que  movió a los anarquistas radicales que, convocando a la sangre,  se aprovecharon de obreros-obreros que reclamaban justicia de las empresas norteamericanas, justicia que negaban dueños como los de la Fábrica Mc Cormick de segadoras.

El lenguaje comunista desnuda el intento manipulador: “El Día Internacional de los Trabajadores es una tradición de más de cien años en el mundo y en nuestra Patria.” “Nació del acuerdo en 1884 de una organización de los trabajadores de Estados Unidos (la que a partir de diciembre de 1886 se denominó Federación Americana del Trabajo), de redoblar las movilizaciones por la referida demanda (8 horas diarias de trabajo) de mayo de 1886 en una gran huelga)”

¿Convocar en 1884 a una gran huelga para mayo de 1886, dos años después?  ¿Cómo se les ocurre tan absurda mentira?

Dicen: (En Chicago) “Una gran campaña de los periódicos de la burguesía fue creando un estado de opinión acerca de las intenciones subversivas de los preparativos obreros y cuando el primero de mayo hubo una respuesta masiva en aquella ciudad y en otros puntos del país, lanzaron consignas encaminadas a fomentar el rechazo contra la justa demanda de las ocho horas.

¿Respuesta masiva el 1ro de mayo? José Martí lo hubiera reflejado en su primera Carta al Director de La Nación sobre los hechos de Chicago.

“El lunes tres de mayo (TRABAJADORES)  una importante fábrica de la ciudad, que había cesanteado a los trabajadores que habían cumplido las consignas del paro y la movilización empleando rompehuelgas, fue el escenario del ataque policial contra los piquetes que rodeaban el lugar, provocando la muerte de seis obreros.”

¿”Provocando”? ¿Cómo se llamaron las víctimas?¿Por qué no las suman a los muertos que evocan? Si hubo estos 6 muertos más 4 ejecutados después y 1 que se suicidó, los mártires serían 11 y sus nombres hubieran aparecido en los diarios norteamericanos que cubrieron los hechos ampliamente.

Dicen: “El día cuatro se reunieron quince mil hombres y mujeres (Se publicó unos 800) en una plaza donde los oradores denunciaron el crimen cometido (¿Crimen cometido? ¡Nada ha ocurrido! )  y plantearon la continuación de la lucha por alcanzar las reivindicaciones laborales que los trabajadores exigían. En el área se presentaron 180 policías formados cuando ya la reunión estaba terminando en horas de la noche y conminaron a los asistentes a dispersarse. Cuando avanzaban sobre los participantes, una bomba, lanzada por una mano hasta hoy desconocida, cayó en las primeras filas de la fuerza policial, mató a uno de los efectivos e hirió de gravedad a otros, (Este informe oculta que según José Martí murió 1 policía instantáneamente y 6 de los policías heridos murieron después) a lo cual respondieron ferozmente los restantes miembros del cuerpo armado con disparos y golpes que dejaron varios trabajadores muertos y heridos

Arriba: Falsa ilustración que muestra la “multitud atacada por la policía de Chicago”  (¡EN OTRA CRONICA ¡DICEN QUE 38 MUERTOS y 115 HERIDOS!). Claro, en las Escenas Norteamericanas de Martí y en los reportajes periodísticos estos muertos no aparecen.  No apareen porque el 1ro de mayo no hubo muertes, muertes que por  dramáticas hubieran determinado la efemérides.

Narra TRABAJADORES: En un amañado proceso judicial, repleto de irregularidades, (Martí escribió lo contrario) siete acusados fueron condenados a muerte -aunque a dos les conmutaron la pena por cadena perpetuaMartí escribe que los indultó el Gobernador del Estado de Illinois) y uno fue condenado a quince años. Un día antes de la ejecución, Louis Lingg murió en la cárcel al supuestamente suicidarse con una bomba. El 10 de noviembre de 1887 fueron ahorcados Albert Parsons, August Spies, Georg Engel y Adolph Fischer.”

La ejecución fue el 14 de noviembre, no el 10, y esa fecha hubiera sido la escogido  para Día Internacional de los Trabajadores.

Sigue diciendo TRABAJADORES: “José Martí, nuestro Héroe Nacional, siguió estos dramáticos acontecimientos, y reflejó en sus crónicas para el periódico argentino LA NACION cómo fue identificándose con la causa de los trabajadores; y cuando el crimen contra los cuatro, mostró públicamente cuánta injusticia e ilegalidad hubo en la condena.”

La frase “fue identificándose” refleja un cambio de tono en Martí en la segunda crónica sin que ello implique revisión alguna de las fechas y cifras de la primera crónica, donde el 1ro de mayo no cuenta.

Y ahora dice TRABAJADORES : En 1889 el Congreso de la Segunda Internacional, celebrado en París, Francia, convocó a una acción coordinada de los trabajadores del mundo para el primero de mayo del siguiente año (1890), a partir del propósito anunciado por los delegados de Estados Unidos de recordar la movilización de 1886 por la demanda de ocho horas de trabajo y otras reivindicaciones.” Así este Congreso conmemorando el centenario del 14 de Julio francés, toma de La Bastilla, internacionalizó una trampa aprobada en San Luis en diciembre de 1888 por una llamada Federación Americana del Trabajo

TRABAJADORES desinforma: “En Estados Unidos, donde había nacido (la fecha del 1ro. de mayo), fue abandonada, por su fuerte contenido ideológico, y sustituida injustificadamente y con otro carácter y naturaleza por la fecha del primer lunes de septiembre como Día del Trabajo (Labor Day)”

Ignorancia o mentira: El Día del Trabajo, que es oficial, no sustituyó al 1ro de mayo. Lo acordaron antes, en 1884  federaciones sindicales reunidas en New York, Estados Unidos, y en Toronto, Canadá.

¿Por qué el 1ro de mayo? ¿Qué explica esta telaraña confundidora?

El periodista cubano Salvador Díaz Versón  (foto de la izquierda) estudió en Chicago los archivos y diarios de mayo de 1886, y explicó que un 1ro de mayo (1831) había sido expulsado de Alemania el poeta Enrique Heine y que en su homenaje Carlos Marx había propuesto esa fecha como Día del Trabajador Revolucionario.  El estudio de tan respetada autoridad en estas materias reavivó mi preocupación al leer “Escenas Norteamericanas” de Martí.

Repetimos consignas sin profundizar sus orígenes y causas. Mi libro FRATERNALISMO incluye el artículo ¡Viva el 1ro de Mayo! Busqué y encontré: Federico Guillermo III (1770-1840) fue rey de Prusia de 1797 a 1840, año en que murió. Heinrich (Enrique) Heine(1797-1856) nació de padres judíos en Dusseldorf, ciudad alemana ocupada por Francia y creció bajo influencias “liberales”. Inconforme con la revolución de julio de 1830, Heine abandonó Alemania en mayo de 1831.

En Paris el formidable poeta conoció a la joven Matilde y se casó con ella en 1941. Matilde cultivaba amigos como Honoré (Honorato) de Balzac, Théophile (Teófilo) Gautier y a Karl (Carlos) Marx que residían en París. Marx, judío y alemán como Heine (Heine cambió a luterano) escogió en homenaje a su amigo el 1ro de mayo como Día del Trabajador Revolucionario. Según Salvador Díaz Versón esto lo ideó su yerno, Pablo Lafargue, hijo de haitiano y dominicana nacido en Santiago de Cuba, y casado con Laura, hija de Marx. (Ambos se suicidaron juntos) Lafargue se había presentado a Marx con una carta de Heine.

Heine sigue a Goethe y a Schiller en estatura literaria en Alemania, su prosa es mágica en Crónicas de viaje y su poesía es luminosa en  Canciones cuando una enfermedad lo amarró diez años a una cama y una silla de ruedas, pero el 1ro de mayo no alcanzó relieve alguno porque Heine nunca fue obrero.  Aquel capricho inducido a Carlos Marx (murió en 1883)  por Pablo Lafargue, éste lo reinventó con los hechos de Chicago ocurridos 55 años después de la salida de Heine de Alemania formulando la proposición que hizo aparecer como ocurrida el 1ro de mayo la tragedia que comenzó el 4 de mayo.

Y los mártires no fueron 8 obreros sino 7 policías. Y los mártires obreros fueron 5. Y el Monumento a los Mártires de Chicago en Haymarket era un policía de uniforme con la inscripción: “En nombre del Estado de Illinois les ordeno la ley”. La historia está siendo ultrajada ahora por elementos radicales que en Chicago  no vacilan en justificar al terrorismo.

¡Y nadie resta razón y moral y justicia a la demanda de la jornada de ocho horas diarios de labor! Repito: Porque heredamos y aceptamos ingenuamente efemérides y conmemoraciones establecidas, muchos celebran en 1ro de mayo el Día Internacional del Trabajo. Vivimos creyendo mucho más que dudando. Dudar amarga y avejenta. Así que en tributo a los mártires de Chicago se desfila en emoción por calles del mundo y se alzan demandas proletarias. (Continuará)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15