EL INDIVIDUALISMO SEGÚN FRIEDRICH VON HAYEK- Primera parte. En un ensayo titulado “Individualismo: verdadero y falso”, Freidrich A. von Hayek opone el individualismo verdadero, de tradición política inglesa, al individualismo falso, imbuido del enfoque racionalista cartesiano.

FRIEDRICHVONHAYEK

Por,  Hernán Andrés Kruse-Informador Público

El propósito de Hayek es, por un lado, enarbolar la defensa de un principio general de organización social, y, por el otro, “demostrar que la aversión a los principios generales, y la preferencia por ir de un caso particular a otro del mismo género, es la consecuencia del movimiento que con la “inevitabilidad de lo gradual” nos lleva de vuelta desde un orden social que descansa en el reconocimiento general de ciertos principios, a un sistema en que el orden es creado por órdenes directas de la autoridad”.

El verdadero individualismo que Hayek tiene el propósito de defender fue enarbolado por John Locke, Bernard Mandeville, David Hume, Josiah Tucker, Adam Ferguson, Adam Smith, Edmund Burke, Alexis de Tocqueville y Lord Acton. El verdadero individualismo responde, pues, a la tradición política inglesa. El individualismo situado en la otra vereda, el falso según Hayek, ha sido enarbolado fundamentalmente por los enciclopedistas, Juan Jacobo Rousseau y los fisiócratas. El falso individualismo responde desde su génesis al racionalismo de Descartes. Según Hayek el individualismo racionalista o cartesiano evoluciona indefectiblemente hacia una sociedad socialista o colectivista, hacia una sociedad que aniquila al hombre como persona. Por el contrario, el individualismo de raigambre inglesa desemboca en una sociedad libre, respetuosa de los derechos del hombre.

Para Hayek las características fundamentales del verdadero individualismo son las siguientes. Lo primordial a tener en cuenta es que se está en presencia de una teoría de la sociedad, una empresa del pensamiento tendiente a comprender las fuerzas que determinan la vida del hombre en sociedad. Luego se interesa por las máximas políticas que se derivan de dicha concepción social. Así concebido, el verdadero individualismo nada tiene que ver con la errónea creencia que sostiene que el individualismo supone pura y exclusivamente la existencia de individuos atomizados, aislados, en lugar de partir del hecho de que la naturaleza humana es esencialmente social. El individualismo verdadero sostiene que los fenómenos sociales únicamente pueden ser analizados a partir de las conductas de los individuos que conviven en un ámbito territorial determinado. Por el contrario, las teorías colectivistas de la sociedad procuran analizar la sociedad como entidades que existen independientemente de sus miembros. Para el verdadero individualismo la mayoría de las instituciones funcionan al margen de las decisiones adoptadas por una inteligencia que supuestamente las dirige. En su libro “Ensayo sobre la historia de la sociedad civil”, Adam Ferguson sostiene que “las naciones descansan en instituciones que son, en efecto, el resultado de la acción humana, pero no el resultado del designio humano”. La historia ha demostrado, expresa Hayek, que al colaborar libre y espontáneamente, los hombres son capaces de crear cosas que frecuentemente escapan a la comprensión de sus mentes individuales. He aquí, sentencia el pensador austríaco, el gran descubrimiento de la economía clásica, cuyo máximo exponente fue Adam Smith.

Descartes es el emblema del falso individualismo, de la concepción política y social que sostiene que los asuntos del hombre, sus acciones, responden a un orden que responde a un propósito deliberado. Para el individualismo racionalista la sociedad no es el resultado de un conjunto de acciones humanas espontáneas y libres, sino de un plan prefijado minuciosamente por el gran legislador. Sin embargo, esta diferencia entre ambos individualismos lejos está de ser la más relevante. En efecto, lo que sucede es que colisionan dos concepciones antitéticas ya que mientras el individualismo de la escuela cartesiana eleva a la categoría de diosa del olimpo a la “Razón”, el individualismo anglosajón sostiene que la razón no es tan relevante a la hora de comprender los asuntos humanos y que, pese a la imperfección de su capacidad de razonamiento, ha logrado progresar a lo largo de la historia. Dice Hayek: “Uno podría aún decir que la anterior concepción-el verdadero individualismo-es el producto de una aguda conciencia de las limitaciones de la mente humana, que determina una actitud de humildad hacia los procesos sociales anónimos e impersonales, por los cuales los individuos ayudan a crear cosas más grandes que las que ellos saben, mientras la última-el individualismo cartesiano-es el producto de una fe exagerada en los poderes de la razón individual y, en consecuencia, del desprecio por todo lo que no ha sido conscientemente ideado por ella, o no es completamente inteligible”. Lo que tipifica al individualismo inglés es visualizar al hombre “como un ser muy irracional y falible, cuyos errores individuales sólo son corregidos en el curso de un proceso social, y que trata de sacar el mayor provecho de un material muy imperfecto”. Como dice Bernard Mandeville “nosotros atribuimos a la excelencia del genio del hombre y a la profundidad de su penetración, lo que en realidad se debe al transcurso del tiempo y la experiencia de muchas generaciones, que todas ellas difieren muy poco entre sí en dotes naturales y sagacidad” (“The Fable of the Bees”). En nuestra historia la concepción que tuvo la primacía fue, qué duda cabe, el falso individualismo. La Constitución de 1853 es un claro ejemplo de la relevancia otorgada a la razón del legislador para configurar el flamante régimen político a sus designios. Dice, al respecto, Germán Bidart Campos (“Tratado Elemental de Derecho Constitucional Argentino”, Tomo I): “La constitución argentina de 1853 es escrita o codificada. La ubicamos, por eso, en la clase de constitución formal. Como constitución nueva con la que se daba origen a la República Argentina, tomaba del tipo racional-normativo la pretensión de planificar para el futuro el devenir de nuestro régimen político”. Sin embargo, inmediatamente agrega: “Pero no fue una constitución elaborada con puras abstracciones mentales ni con un racionalismo apriorístico, sino todo lo contrario. Tuvo un sentido realista de compromiso con todos los elementos de la estructura social: cultura, religión, tradición, ideologías, factores geográficos y mesológicos, etc.”

Para el verdadero individualismo resulta inteligible la conformación espontánea de grupos sociales. En cambio, para el individualismo racionalista los procesos sociales sólo sirven a los intereses de los hombres si están bajo el control de la razón humana individual, si hay una mente predestinada por la providencia o la naturaleza para conducir los destinos de miles o millones de personas. Para Hayek esta concepción conduce directamente al socialismo, entendiendo por tal un régimen colectivista totalitario que hace añicos la dignidad de los seres humanos. Por el contrario, para el individualismo inglés es fundamental dejar que los hombres se desenvuelvan libre y espontáneamente resultando a veces sorprendente lo que pueden conseguir en ese ámbito de libertad, algo que muchas veces no pudo ser previsto por la razón humana individual. Ahora bien, como ambas teorías, destaca Hayek, se conocieron con la misma denominación y como importantes pensadores económicos clásicos del siglo XIX, como John Stuart Mill y Herbert Spencer, sufrieron la influencia de ambas corrientes de pensamiento, el genuino significado del verdadero individualismo sufrió severas mutaciones, a tal punto que concepciones y suposiciones que nada tenían que ver con su concepción comenzaron a ser consideradas como parte sustancial de su doctrina. Por ejemplo, muchos creyeron que Adam Smith fue el inventor del denominado “hombre económico” orientado o guiado exclusivamente por su razón individual. La verdad es que Smith jamás supuso algo por el estilo. Dice Hayek: “Estaría más cerca de la verdad decir que, en su concepto, el hombre era por naturaleza perezoso e indolente, imprevisor y derrochador, y que sólo por las fuerzas de las circunstancias se le pudo hacer comportar económica y cuidadosamente, para ajustar sus medios a sus fines” (…) “Como quiera que sea, el punto principal acerca del cual puede haber poca duda, es de que la principal preocupación de Smith no se refería tanto a lo que el hombre podría ocasionalmente lograr, en el mejor de los casos, sino a darle tan poca oportunidad como fuera posible para hacer daño, aún en las peores circunstancias. Apenas sería demasiado sostener que el principal mérito del individualismo, que él y sus contemporáneos apoyaron, es que constituye un sistema bajo el cual los hombres perversos pueden hacer menos daño. Se trata de un sistema social que no depende para su funcionamiento del hallazgo de hombres buenos que lo dirijan, o que todos los hombres se conviertan en mejor de lo que son ahora, sino que hace uso de hombres en toda su variedad y complejidad, a veces buenos y a veces malos, algunas veces inteligentes y más frecuentemente estúpidos. Su finalidad era un sistema bajo el cual sería posible conceder libertad a todos, en vez de restringirla, como sus contemporáneos franceses querían, a “los buenos y a los malos”. Y concluye: “La principal preocupación de los grandes autores individualistas fue, en efecto, encontrar un grupo de instituciones mediante las cuales el hombre pudiese ser inducido, por su propia elección y por los motivos que determinaran su conducta ordinaria, a contribuir tanto como fuese posible a las necesidades de los demás, y su descubrimiento fue que el sistema de propiedad privada proporcionaba tales incentivos en una extensión mucho mayor de lo que hasta ahora se había comprendido. Ellos no sostenían, sin embargo, que ese sistema fuera incapaz de mejoramiento ulterior y, todavía menos, que existiera una “armonía natural de intereses”, indiferente a las instituciones positivas. Ellos conocían muy bien los conflictos de los intereses individuales y subrayaban la necesidad de “instituciones bien construidas” allí donde las “reglas y principios de los intereses en disputa, y ventajas resultantes de transacción”, reconciliaran los intereses en conflicto, sin dar a ningún grupo el poder de pacer prevalecer sus opiniones y sus intereses sobre los de todos los demás”.

Si el verdadero individualismo, como sostiene Hayek, constituye un sistema social cuyo funcionamiento no depende de la clarividencia de un gobernante que cree saberlo todo, que está convencido de que conoce mejor que nadie cuáles son las necesidades del pueblo, que cree preverlo todo, conocer todas las consecuencias que provocan sus decisiones, entonces en la Argentina jamás estuvo vigente. En efecto, los argentinos, a lo largo de nuestra ajetreada historia, siempre esperamos que el gobernante de turno sacara de su chaqueta la varita mágica que solucionara todos nuestros problemas. Sin ir tan atrás en el tiempo, en 2003 Néstor Kirchner, en su discurso inaugural del 25 de mayo de 2003, prometió que su gobierno desmantelaría todo lo que oliera a menemismo. Desde arriba, desde la cúspide del poder, puso en marcha un duro proceso de “desmenemización” de la sociedad. Ello implicó un cambio radical en las relaciones internacionales, en lo cultural y, fundamentalmente, en el rol del Estado en la economía. Orientado por su razón, Kirchner supo saber interpretar lo que deseaba el pueblo en ese momento y comenzó a ejercer el poder en ese sentido. Así lo hubiera interpretado, según el enfoque de Hayek, el individualismo racionalista. Lo interesante es que lo mismo hubiera dicho respecto al actual presidente, Mauricio Macri. Es interesante observar que en este sentido Macri actúa igual que Kirchner, aunque su ideología sea diferente. En efecto, una vez en el gobierno hizo una fuerte apuesta por un agudo proceso de “deskirchnerización” de la sociedad, lo que implica un cambio radical en lo internacional, en lo político y en lo económico. Al igual que Kirchner, Macri cree estar capacitado para saber perfectamente qué necesitan los argentinos, cuáles son sus problemas y qué debe hacerse para solucionarlos. Kirchner y Macri, como la casi totalidad de quienes ejercieron el poder en la Argentina, tienen en común el creerse superiores al común de los mortales, el estar convencidos de ser dueños de una razón casi sobrenatural que les permite controlarlo y preverlo todo. En el fondo, tanto uno como el otro, como casi el resto de los presidentes anteriores, tienen como común denominador una total y absoluta desconfianza por el hombre de la calle, acompañado por un total y absoluto desprecio por el derecho que le asiste a cada ser humano de desplegar plenamente todas sus capacidades.

Un Comentario sobre “EL INDIVIDUALISMO SEGÚN FRIEDRICH VON HAYEK- Primera parte. En un ensayo titulado “Individualismo: verdadero y falso”, Freidrich A. von Hayek opone el individualismo verdadero, de tradición política inglesa, al individualismo falso, imbuido del enfoque racionalista cartesiano.

  1. PARECERIA QUE LOS MUCHACHOS NO ESTAN TAN SOLOS ESE 24 DE MARZO HABIA COLA PARA FELICITARLOS ….. El 24 de marzo los muchachos de la Junta no estaban tan solos,parece que habia cola para apoyarlos…

    YO ESTABA FESTEJANDO EN LA PLAZA CON UNA MULTITUD

    HOY COMO CADA 24 DE MARZO ESTOY VOLANTEANDO

    (DIARIOS RADIOS tV FOROS ETC..ETCV..ETC..)

    Se viene el 24 de Marzo y es bueno refrescar la memoria de los argentinos.

    DONDE ESTABAS TU Y CON QUIEN?

    EL 24 MARZO

    ESTO DECIA SABATO, EL GRAN SIMULADOR

    Partes de: “Ernesto Sabato, el gran gran simulador”

    El hombre solo es dueño de las palabras que no pronuncia

    · Mayo De 1976. “Le agradeci personalmente el golpe del 24 de marzo, que salvo al pais de la ignominia, y le manifeste mi simpatia por haber enfrentado las responsabilidades del gobierno. Yo nunca he sabido gobernar mi vida, menos podria gobernar un pais”, dijo Jorge Luis Borges, y los periodistas de Casa de Gobierno se sonrieron: ya tenian un titulo para sus notas.

    · El miercoles 19, Borges, Ernesto Sabato, Horacio Esteban Ratti, presidente de la Sociedad Argentina de Escritores y Leonardo Castellani, un sacerdote que escribia, almorzaron durante mas de dos horas con el general Jorge Videla y con el general Jose Villarreal, secretario general de la Presidencia.

    · Todos pasaron al comedor privado. “El desarrollo de la cultura es fundamental para el desarrollo de una Nacion”, dijo Videla varias veces, y los demas asentian. A la derecha del presidente estaba el padre Castellani. A la izquierda, Ernesto Sabato. Enfrente Borges. Y a sus lados Ratti y el general Villarreal .

    · Videla, dijeron despues los escritores, se dedico a escuchar y les repitio varias veces que para el era un honor compartir esa mesa con tan importantes personajes.

    · Dijo a la salida a la prensa Ernesto Sabato: “- Es imposible sintetizar una conversacion de dos horas en pocas palabras, pero puedo decir que con el presidente de la Nacion hablamos de la cultura en general, de temas espirituales, culturales, historicos y vinculados con los medios masivos de comunicacion. Hubo un altisimo grado de comprension y de respeto mutuo, y en ningun momento la conversacion descendio a la polemica literaria e ideologica y tampoco caimos en el pecado de caer en banalidades; cada uno de nosotros vertio sin vacilaciones su concepcion personal de los temas abordados:

    · Siguio diciendo Ernesto Sabato: “-Fue una larga travesia por la problematica cultural del pais. Se hablo de la transformacion de la Argentina, partiendo de una necesaria renovacion de su cultura”.

    · Despues le preguntaron su opinion sobre Videla: “-El general Videla me dio una excelente impresion. Se trata de un hombre culto, modesto e inteligente. Me impresiono la amplitud de criterio y la cultura del presidente”.

    · En 1978, Sabato explicaria su posicion en un articulo de la revista alemana Geo: “La inmensa mayoria de los argentinos rogaba casi por favor que las Fuerzas Armadas tomaran el poder. Todos nosotros deseabamos que se terminara ese vergonzoso gobierno de mafiosos”, dijo, para explicar el golpe de marzo.

    · Y, mas adelante dijo: “Desgraciadamente ocurrio que el desorden general, el crimen y el desastre economico eran tan grandes que los nuevos mandatarios no alcanzaban ya a superarlos con los medios de un estado de derecho. Porque entre tanto, los crimenes de la extrema izquierda eran respondidos con salvajes atentados de represalia de la extrema derecha. Los extremistas de izquierda habian llevado acabo los mas infames secuestros y los crimenes monstruosos mas repugnantes”.

    · Y, para concluir dijo Ernesto Sabato: “Sin duda alguna, en los ultimos meses muchas cosas han mejorado en nuestro pais: las bandas terroristas han sido puestas en gran parte bajo control”.

    Del libro “LA VOLUNTAD” escrito por dos ex terroristas marxistas – Tomo 3 Pagina 72.

    “.

    Algo de la UCR.

    El prestigioso lider radical Ricardo Balbin dijo en abril de 1976:

    “Recibimos con satisfaccion que las Fuerzas Armadas en el poder hayan ratificado su voluntad de arribar a un proceso democratico y republicano, que no hayan definido otros enemigos que los responsables de deshonestidades administrativas y de la quiebra moral y los que se han marginado voluntariamente del proceso, recurriendo a la subversion y al terrorismo, y que hayan reconocido la necesidad de los partidos politicos”.

    Asi se explica que numerosos afiliados radicales, ocuparon cargos en el gobierno del Proceso. En la provincia de Cordoba ocuparon 110 intendencias municipales.

    En junio de 1977, en una declaracion de la UCR, el doctor Alfonsin y toda la cupula del partido, sin excepcion publican:

    “El 24 de marzo de 1976 cayo un gobierno votado por 7.000.000 de argentinos. La ineptitud presidencial y la falta de respuestas estabilizadoras y legitimas por parte del entorno oficial, en medio de una realidad economica de improvisacion inocultable y de una indisciplina social anarquizante, mas la presencia de organizaciones para la subversion y la violencia, que angustiaron al pueblo, abrieron el camino para que las Fuerzas armadas ocuparan el poder.

    Habia que ordenar la economia y buscar el reestablecimiento de derechos y deberes para reencontrarnos en el marco de una Nacion solidaria y pacifica”

    (Del libro “Los errores militares del siglo XX” del general de brigada Mario Horacio Laprida- Editado en octubre de 2001 )

    DONDE ESTABAS TU Y CON QUIEN?

    EL 24 MARZO

    ESTO DECIA EL PARTIDO COMUNISTA

    “LOS COMUNISTAS Y LA NUEVA SITUACION ARGENTINA”
    DECLARACION DEL P.C.

    Ayer, 24 de Marzo, las F.F.A.A. depusieron a la presidenta Maria E. Martinez, reemplazandola por una Junta Militar integrada por los comandantes de las tres armas. No fue un suceso inesperado. La situacion habia llegado a un limite extremo “que agravia a la Nacion y compromete su futuro”, como dice en uno de los comunicados de las F.F.A.A.

    Cargan por esta situacion, inmensa responsabilidad el lopezrreguismo reaccionario y su protectora Maria E. Martinez, que habian pisoteado el programa por el cual habia votado el pueblo en 1973, y que en la etapa anterior habia empezado, aunque con timidez e inconsecuencias, a realizarce. Comparten la responsabilidad jerarcas sindicales que sofocaron al movimiento obrero.

    La movilizacion de tropas del 24 de Marzo habia sido precedida de una intensa campaña que reclamaba “rectificar el rumbo”. Efectivamente, era necesario y urgente cambiar el rumbo pero no en la direccion indicada por La Prensa y Clarin, por APECE (ex ACIEL de infausta memoria), el MID frigerista, Alsogaray y Manrique; la alianza del poder del dinero con politicos inescrupulosos sin respaldo popular.

    En vispera de los dramaticos sucesos del 24, bandas fascistas impunes asolaron con sus crimenes el pais. La muerte rondaba las calles y caminos, fabricas, universidades, hospitales; penetraba en la intimidad de los hogares. Nunca se habia visto en nuestro pais nada tan cruel.

    El P.C. siempre se pronuncio contra los golpes de estado. La experiencia indica que desde 1930 los golpes de estado tuvieron por objeto defender el latifundio improductivo y aumentar el grado de dependencia del pais. Esta vez, se rompera esa nefasta tradicion?

    El P.C. esta convencido de que no ha sido el golpe de estado del 24 el metodo mas idoneo para resolver la profunda crisis politica y economica, cultural y moral. Pero estamos ante una nueva realidad. Estamos ante el caso de juzgar los hechos como ellos son. Nos atendremos a los hechos y a nuestra forma de juzgarlos; su confrontacion con las palabras y promesas.

    Los actores de los sucesos del 24 expusieron en sus primeros documentos sus objetivos, que podriamos resumir de la siguiente manera:

    “…Fidelidad a la democracia representativa con justicia social; revitalizacion de las instituciones constitucionales; reafirmacion del papel del control del Estado sobre aquellas ramas de la economia que hacen al desarrollo y a la defensa nacional, defensa de la capacidad de decision nacional…”.

    El P.C., aunque no comparte todos los puntos de vista expresados en los documentos oficiales, no podria estar en desacuerdo con tales enunciados, pues coinciden con puntos de su programa, que se propone el desarrollo con independencia economica; la seguridad con capacidad nacional de decision, soberania y justicia social. No se concibe la seguridad a la brasileña, la que MAC NAMARA propuso a los paises latinoamericanos. El triste ejemplo de Brasil; es elocuente: alli se logro la “seguridad” con injusticia social, con asesinatos y presos, con dependencia y agresividad exterior. Este camino no puede dar apariencia de fuerza a una nacion intrinsecamente debil, podrida por dentro.

    Subrayamos este concepto porque no se puede ignorar la aspiracion estadounidense y su socio, la cupula brasileña, a dominar la Cuenca del Plata, controlar la pampa humeda, la costa sudatlantica y la Antartida; no se puede ignorar su apetito de petroleo de la plataforma submarina, de uranio y de otras riquezas nacionales. ¡ Es inconcebible la sola idea de la Argentina factoria !. Entre los objetivos expuestos por la Junta Militar esta el de combatir la corrupcion que pudre donde penetra; y en nuestro pais ha penetrado hondo en ciertos medios. Nada tan necesario. El P.C. advierte empero el peligro de que se poden las ramas y se deje el tronco, se ataquen las consecuencias y no las causas, se quede en la superficie sin llegar a la fuente. Asi se podra castigar a un corrompido o a muchos corrompidos; pero no a erradicar la corrupcion; la fuente es el cancer del latifundio y de los monopolios internacionales.

    Tambien expuso su proposito de poner fin a la subversion. Es conocido el punto de vista del P.C. sobre las actividades de la supuesta ultraizquierda, que siempre repudio. La guerrilla se combate, sobre todo, suprimiendo las causas sociales que la generan, como se reconoce en documentos militares. Pero, se sobreentiende tambien investigar y castigar con el maximo rigor a las bandas hasta ahora impunes de criminales fascistas ?. De no ser asi, ademas de defraudar la expectativa popular, quedaria flotando el peligro de la guerra civil. El P.C. considera que es un serio error suspender la actividad de los Partidos Politicos. Los Partidos Politicos democraticos pueden y deben, en esta nueva situacion, contribuir solidamente a encontrar las mejores soluciones, a encauzar el proceso por via constitucional respetando los derechos del hombre y del ciudadano, sobre todo la libertad de expresion.

    La opinion publica espera sean puestos en libertad todos los presos sin causas ni proceso y sea abolida la pena de muerte. La lucha por la multipartidaria ha sido un gran aporte a las soluciones nacionales. Y el hecho que se hayan podido plasmar, aunque aun de manera inconclusa, es alta expresion de la madurez politica. Si la multipartidaria no pudo todavia jugar su papel es porque surgio al borde del abismo. Lo que no invalida su enorme significacion politica.

    El P.C. considera auspicioso que la Junta Militar haya desechado una solucion “Pinochetista”. Sin embargo, nadie tiene derecho a desarmarse. En el seno de las F.F.A.A. y fuera de ellas se esconden tambien pinochetistas. El enemigo interno y externo esta en acecho. Los imperialistas y fascistas sueñan con el pinochetazo, con un baño de sangre.

    Buenos Aires, 25 de marzo de 1976

    ******************************************************************

    DONDE ESTABAS TU Y CON QUIEN?

    EL 24 MARZO

    ESTO DECIA el diario CLARIN
    Editorial
    *****************CLARIN*************
    Año XXXI – Edicion N° 10.803 / Jueves 1° de Abril de 1976
    Directora:Ernestina Herrera de Noble

    El Mensaje Presidencial

    Aunque resultara innecesario justificar las motivaciones de la accion militar del 24 de Marzo –porque nada fue mas evidente que la incapacidad del anterior gobierno para modificar el rumbo que nos conducia a todos al desastre- ha sido oportuno que el pais escuchara las explicaciones de su nuevo presidente. Ellas ratificaron el hecho conocido de que las Fuerzas Armadas no han interrumpido el proceso que se venia desarrollando, sino cuando tuvieron el convencimiento de que se hallaban agotados todos los recursos susceptibles de operar la indispensable rectificacion.

    No es este, sin embargo, el aspecto de la alocucion del teniente general Videla que interesa aqui analizar. Desde estas mismas columnas y en repetidas oportunidades nos hemos referido a las modalidades de la crisis que afecta a todos los sectores del pais. Mucho mas que la descripcion del estado de cosas heredado importa pues destacar las orientaciones contenidas en el mensaje presidencial, destinadas a superar todas las circunstancias negativas de aquel gravoso legado.

    El esfuerzo del nuevo gobierno estara centrado en operar la reorganizacion nacional. Uno de sus principales campos de accion sera la reconstruccion del Estado, cuyo ordenamiento permitira dotar al pais “del instrumento capaz de impulsar una profunda tarea de transformacion”. En primer lugar, le tocara a el ejercer el monopolio de la fuerza y cumplir las funciones vinculadas con la seguridad interior. Demas esta decir que esa fuerza sera empleada sin vacilaciones en el combate frontal contra la delincuencia subversiva en cualquiera de sus manifestaciones.

    Corresponde tambien al Estado, de acuerdo con la sobria y precisa exposicion presidencial, fijar las normas que impulsaran y enriqueceran la cultura, que estara abierta al aporte de las grandes corrientes del pensamiento, pero mantendra siempre fidelidad a nuestras tradiciones y a la concepcion cristiana del mundo y del hombre.

    La palabra oficial adquiriro un notable valor definitorio al referirse al papel del Estado en el campo de la economia. “Durante muchos años –dijo el teniente general Videla- la pretendida defensa de la gestion estatal retuvo para el monopolio publico grandes proyectos indispensables para el desarrollo nacional y el bienestar de la poblacion que nunca se vieron realizados”. Y al señalar los factores que frenaron el crecimiento –falencias en los sectores criticos de la economia y dependencia externa para el abastecimiento de materias primas indispensables- afirmo que en lo sucesivo la accion de gobierno perseguira la solucion pragmatica de los grandes problemas economicos. Anuncio de ese modo que, manteniendo el control del Estado sobre areas vitales de la seguridad y el desarrollo, se brindara a la iniciativa privada y a los capitales nacionales y extranjeros “para que participen con su maximo potencial y fuerza creativa en la explotacion racional de los recursos”.

    Acertado diagnostico y clara definicion destinada a terminar con las mistificaciones de un nacionalismo declamativo y empeñado en utilizar los aspectos emotivos o formales de lo nacional para trabar las acciones que efectivamente fortalecen la soberania. Un ejemplo claro de ello fueron las sucesivas “argentinizaciones” que dejaron al pais –entre otras cosas- sin combustibles y sin telefonos.

    La palabra presidencial, sin buscar aplausos anticipados, ha fijado un rumbo apto para la solucion de los problemas nacionales. Y como el mismo Presidente lo expresa, el acierto de las decisiones del gobierno sera en definitiva el que suscitara la adhesion de la gran mayoria de los argentinos.-

    ******************************************************

    DONDE ESTABAS TU Y CON QUIEN?

    EL 24 MARZO

    ESTO DECIA el diario LA PRENSA

    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨´

    ************************** LA PRENSA********************

    sabado 27 de marzo de 1976

    diario de la mañana. fundado por Jose C paz 18 octubre 1819

    director desde 1896 a 1943 Ezequiel P Paz

    Clausuradoy confiscado por defender la libertad el 16 de enero 1951; reenicio sus edicciones el 3 de febrero de 1956

    Director; Alberto Gainza Paz

    Orden, seguridad, confianza

    En dos horas, sin el asomo de una sola falla, al cabo de una operacion impecable, precisa, sin estridencias vanas y sin disparar un solo tiro, las Fuerzas Armadas de la Constitucion pusieron termino al desempeño ilegitimo del gobierno instaurado el 25 de mayo de 1973. Lo hicieron para salvar – como dice la proclama dada a conocer en la madrugada del dia 24 – “un tremendo vacio de poder” y tras de “serenas meditaciones sobre las consecuencias irreparables que podria tener sobre el destino de la Nacion una actitud distinta a la adoptada”. El documento inicial de la revolucion reviste el significado de una cabeza de proceso, no menos que el caracter de una exposicion de los moviles fundamentales que lo inspiran, cuando puntualiza las “reiteradas y sucesivas contradicciones” del gobierno depuesto, la “falta de una estrategia global”, la “carencia de soluciones”, el “incremento permanente de todos los extremismos”, la “ausencia total de ejemplos eticos y morales”, la “manifiesta irresponsabilidad en el manejo de la economia”, al “agotamiento del aparato productivo”, la “especulacion y la corrupcion generalizadas”.

    Estas lineas de fuerza de la proclama revolucionaria constituyen la base de un “trascendental compromiso” para “terminar con el desgobierno, la corrupcion y el flagelo subversivo”, rechazar “la accion discordara de todos los extremismos”, y “el efecto corruptor de cualquier demagogia”, ciñendo su accion a “pautas determinadas” entre otras, “el orden, el trabajo” y la “observancia plena de los principios eticos y morales”, al servicio de una finalidad manifiesta, esto es, “erradicar definitivamente los vicios que afectan al pais”, y “combatir la delincuencia subversiva, abierta o encubierta”.

    Por su caracter afirmativo, algunos enunciados principistas de la proclama parecen inspirarse en las promesas limonares de la Constitucion, cuando en su preambulo formula el proposito de “Constituir la union Nacional”; “Afianzar la Justicia”, “consolidar la paz interior”, “proveer a la defensa comun”, “promover el bienestar general” y “asegurar los beneficios de la libertad”. Esa identificacion de lenguaje aparece corroborada por la unidad de pensamiento que se advierte en otros documentos de la Junta Militar, caracterizados por la mesura de sus terminos, la claridad de sus conceptos, la brevedad de sus juicios, la ausencia. de toda altisonancia. Apreciandolos en su conjunto, se advierte que nada ha quedado librado a la inspiracion del momento, por mas alta o feliz que fuese. La improvisacion, la mera frase, el parrafo sonoro, la vanilocuencia no han tenido cabida en estos documentos.

    Hay ademas aceptacion plena, dictada seguramente por una conviccion profunda, de las mejores tradiciones civicas e institucionales. del pais, sin que una sola expresion o termino proyecte la menor duda en contrario. No se han invocado dogmas, ni ideologias ni recurrido a difusos trascendentalismos. Solo la idea de patria aparece como el comun denominador de una ciudadania avida de reparaciones salvadoras, como la suprema invocacion, destinada a que todos concurran a la realizacion de una “tarea ardua y urgente”, emprendida con el “absoluto convencimiento de que el ejemplo se predicara de arriba hacia abajo”.

    Ese documento, pues, por los males que condena, las ideas que consagra, los fines que proclama y los metodos que preconiza, esta destinado a presidir y guiar una accion historica de incalculables proyecciones. Es un documento programa, necesariamente global, insertado en la tradicion viva de nuestras instituciones republicanas y democraticas. Necesitara ser desarrollado y ejecutado con vigor de pensamiento y energia de conducta, sin desmayos ni vacilaciones, ceñido en todos sus aspectos y detalles a los rumbos fundamentales que surgen del texto. La jerarquia y la competencia de sus futuros colaboradores podran coronar equilibradamente esa calidad del poder que acaba de instaurarse.

    La revolucion del 24 de marzo no solo ha puesto fin a una epoca de ignominia y a un regimen corrupto y corruptor, sino que ha abierto el cauce por el cual podra ir derramandose un nuevo modo del comportamiento colectivo. Basta recorrer la ciudad, terciar en la conversacion del grupo callejero, prestar oidos a la tertulia del cafe, de la sobremesa, anotar los comentarios en el ambito del trabajo o de la familia, para percibir en todos una sensacion de alivio, tan aflojamiento de la tension psiquica un despertar de la pesadilla en que fue envolviendo todo, aun a los propios usufructuarios del regimen abatido; la prolongacion de una situacion de insostenible defensa. Simple, repetida, estremecida a veces, la queja era comun: “¡Esto no puede seguir!”.

    Ahora se necesita orden, ese orden que solo es fecundo cuando nace como una manifestacion de la propia conducta y precede a los hechos. Ese orden, asi concebido y puesto en practica, hara bien al pais despues del desvario desatado por el gobierno iniciado en mayo de 1973 y tras el frenesi verbal que asomo a los actos de la gestion oficial. Hay que restar espacio al fanatismo, a la adhesion servil, al rito adulatorio. Hay que elevar la condicion del ciudadano y mejorar no solo el nivel de vida sino tambien la dignidad de vida.

    La revolucion del 24 de marzo ha comenzado por prometer seguridad al que trabaja, estimulo al que produce, garantias a la existencia individual y colectiva. Se ha propuesto desterrar los miedos. La delincuencia y la subversion ya no habran de deslizarse a traves de las fisuras complices del mundo oficial.

    Los primeros pasos, actos y palabras de la Junta Militar han generado confianza. No es poco. El comienzo es alentador. Su andar cauteloso y sin embargo firme, la mesura de su lenguaje, no exento de energia, la claridad de sus objetivos y el sereno vigor – la democracia no es un profeta desarmado- con que ha iniciado su marcha, abren un ancho portico de expectativas y anhelos que expresan el deseo profundo de un pueblo ansioso de vivir en paz, al amparo de la idoneidad y del derecho.

    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨

    DONDE ESTABAS TU Y CON QUIEN?

    ESE 24 MARZO

    ESTO DECIA el diario LA NACION

    “EL GOLPE DEL 24 DE MARZO DE 1976″

    *******************LA NACION*****************

    Fundada por Bartolome Mitre

    el 4 de Enero de 1870

    ” LA NACION sera una tribunade doctrina(Num.1, Año1)

    En la madrugada de ayer concluyo el desmoronamiento de un gobierno cuya unica fortaleza consistia, en Ios ultimos seis meses, en el empeño que para sostenerlo pusieron quienes no compartian sus propositos. Nunca hubo en la Argentina un gobierno mas sostenido por sus opositores. Tal paradoja se produjo porque donde las autoridades ahora sustituidas solo vieron el botin de un vencedor electoral, la totalidad deI pais vio la posibilidad de una consolidacion institucional. Ayer, tambien, se clausuro un proceso politico que, como tal, se abrio en 1971, y no es menos evidente que se ha cerrado una epoca signada a Io Iargo de casi tres decadas por Ia presencia activa de Peron, primero, y despues por los hechos y situaciones que tuvieron una relacion de causalidad inmediata con Ia presidencia por el dejada vacante.

    Este final inexorable habia sido presentido por vastos sectores de la opinion publica. En Ias ultimas semanas tal presentimiento era una conviccion reafirmada a diario por sintomas de la mas diversa naturaleza.

    Hubo, ciertamente, insensibilidad y obcecacion en quien asumio en 1974 la presidencia de la Republica, asi como la hubo en el grupo que guio su pasos con desprecio del renunciamiento que en su momento pudo haber salvado el proceso hacia Ia unanimemente deseada consolidacion institucional. Eran tan hondos los deseos de alcanzar ese objetivo, que la Nacion entera pudo haber absorbido aquella carga negativa de la insensibilidad y la obcecacion, si no fuera porque ella se acrecento con un intolerable lastre de corrupcion, despilfarro, incompetencia e inseguridad colectiva a traves de un ‘”contraproceso institucional” que incluye a todo el gobierno peronista a partir de mayo de 1973.

    Cada vez mas, el gobierno justicialista se abandono a sus propias obsesiones. La mas absurda de estas fue la conversion de la Republica en una suerte de monarquia en la cual la viuda de un caudillo pretendio que el poder fuese un bien casi computable en el juicio sucesorio. Esta ambicion femenina, propia de la reyecia del siglo XVIII, fue alentada por un “pequeño grupo de amigos” puestos actuar como un nucleo empresario de las emociones popularesatribuidas aI eco del apellido convocante. Asi sobrevinieron las reyertas intestinas entre la depositaria del nombre y los que pretendian ser beneficiarios de una nebulosa herencia politica. Primero se fragmento el Frente oficialista en el cual el peronismo apadrino a aliados de poco vigor numerico. Luego se escindio el peronismo. Mas tarde se produjo un cisma parlamentario que privo al gobierno de su mayoria en la Camara joven, no obstante 1’o cual el Parlamento diluyo sus propias posibilidades creativas. En ultimo termino el sector gremial – unica, franja donde subsistia un vestigio de organizacion – cayo en la ficcion que desconecto a los dirigentes de la realidad popular. De tal modo, solo quedo la fachada del edificio gubernamental. Es lo que acaba de caer. Nada de Io que rodeaba al gobierno conservo poder de convocatoria como para que un cierto calor de pueblo

    Pero al sector gremial le cabe una gran responsabilidad. El fue el creador del principio de la “verticalidad” a ultranza. Suponia que a traves de la verticaIidad iba a deslizarse suavemente hasta las manos de los discutidos jefes sindicales Ia llave de las decisiones principales. Mientras especulaban con el “paso atras” que aguardaban de la entonces titular del Poder Ejecutivo, se sucedian Ios cambios de ministerios, se destruia el aparato productivo de la RepubIica, la indisciplina social crecia como una maleza parasita y la crisis economica asumia caracteres catastroficos.

    La crisis ha culminado. No hay sorpresa en Ia Nacion ante la caida de un gobierno que estaba muerto mucho antes de su eliminacion por via de un cambio como el que se ha operado. En lugar de aquella sorpresa hay una enorme expectacion. Todos sabemos que se necesitan pIanes solidos para facilitar la rehabilitacion material y moral de una comunidad herida por demasiados fracasos y dominada por un escepticismo contaminante. Precisamente por la magnitud de la tarea por emprender, la primera condicion es que se afiance en Ias Fuerzas Armadas la cohesion con la cual han actuado hasta aqui. Hay un pais que tiene valiosas reservas de confianza, pero tambien hay un terrorismo que acecha.

    *****************************************************++

    DONDE ESTABAS TU Y CON QUIEN?

    EL 24 MARZO

    ESTO DECIA el diario LA OPINION

    ************(La Opinion, 27/3, tapa)******

    Reflexion

    Si los argentinos, como se advierte en todos los sectores – aun dentro del ex oficialismo-, agradecen aI Gobierno Militar el haber puesto fin a un vasto caos que anunciaba la disolucion del pais, no menos cierto es que tambien Ice agradecen !a sobriedad con que actuan.

    De una etapa de delirio, donde torpes y vanas figuras gritaban sus amenazas a voz en cuello, vivian en el desplante y Ia impunidad, o daban Iecciones de moralidad exhibiendo sus encendedores o sus corbatas, la Argentina se abrio en pocos minutos a una etapa de serenidad de la cosa publica.

    Porque las nuevas autoridades demuestran un pudor, un recato tan beneficioso para ellos como para su relacion con Ios gobernados. No han añadido titulos pomposos y huecos al nombre de su Gobierno, ni lemas rimbombantes a sus objetivos; no hacen rendir culto a su personalidad ni se halagan con la propaganda. Y no se prestaran a ser incluidos en esa especie de album familiar deI Poder que el semanario Gente ha dedicado a los altos funcionarios de todos los regimenes.

    ****************************************************

    Escribia Don JacoboTimerman en La Opinion (27 de marzo de 1976 – a 3 dias del golpe

    Reflexio: Si los argentinos, como se advierte en todos los sectores – aun dentro del ex oficialismo-, agradecen al Gobierno Militar el haber puesto fin a un vasto caos que anunciaba la disolucion del pais, no menos cierto es que tambien le agradecen la sobriedad con que actuan.

    De una etapa de delirio, donde torpes y vanas figuras gritaban sus amenazas a voz en cuello, vivian en el desplante y la impunidad, o daban lecciones de moralidad exhibiendo sus encendedores o sus corbatas, la Argentina se abrio en pocos minutos a una etapa de serenidad de la cosa publica. Porque las nuevas autoridades demuestran un pudor, un recato tan beneficioso para ellos como para su relacion con los gobernados.

    No han añadido

    — titulos pomposos y huecos al nombre de su Gobierno,

    —ni lemas rimbombantes a sus objetivos;

    –no hacen rendir culto a su personalidad

    —ni se halagan con la propaganda.

    Y no se prestaran a ser incluidos en esa especie de album familiar del Poder que el semanario Gente ha dedicado a los altos funcionarios de todos los regmenes
    Fdo.: Jacobo Timerman 27.Mar.76

    DONDE ESTABAS TU? DONDE ESTABAS TU? DONDE ESTABAS TU?

    YO EN LA PLAZA DE MAYO FESTEJANDO JUNTO A UNA MULTITUD

    DONDE ESTABAS TU?

    DONDE ESTABAS TU?

    DONDE ESTABAS TU?

    DONDE ESTABAS TU?

    DONDE ESTABAS TU?

    DONDE ESTABAS TU?

    DONDE ESTABAS TU?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15