JUICIO POLÍTICO A LA MUD Y A LA ASAMBLEA NACIONAL. Tanto la MUD como la propia Asamblea Nacional son cómplices del golpe de Estado y de la ruptura del orden constitucional, por no haber cumplido con las obligaciones establecidas por ellos mismos, en el Acuerdo del 23-O

ramosallupymaduro

Ramos Allup y Maduro. MUD y PSUV. Dos caras de la misma moneda

LUISJOSEEMPRUMPor Luis José Semprum- Periodismo sin Fronteras

El pasado 23 de octubre, la Asamblea Nacional aprobó por mayoría calificada un Acuerdo mediante el cual declaró “la ruptura del orden constitucional y la existencia de un golpe de estado continuado cometido por el régimen de Nicolás Maduro en contra de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el pueblo de Venezuela” (ver texto aquí http://bit.ly/2gR78MG)

La AN aprobó, en consecuencia: “Iniciar el proceso para determinar la situación constitucional de la Presidencia de la República”, es decir, llevar a cabo un juicio político a Maduro, debido a que, entre otros motivos: “Está en curso una investigación sobre la probable doble nacionalidad del Presidente de la República; que Nicolás Maduro ha participado activamente en la ruptura del orden constitucional antes señalada; y que existen fundadas razones para sostener que ha abandonado las funciones constitucionales de la Presidencia de la República”. Pero de repente, sin que se hubiese restituido el orden constitucional, la MUD y la Asamblea Nacional decidieron congelar este Acuerdo, con la excusa de iniciar un proceso de diálogo con el Gobierno.

Aparte de que el diálogo no ha servido para nada, excepto para darle oxígeno a Maduro, una vez que la AN declara solemnemente que se produce la “ruptura del hilo constitucional”, es imposible jurídicamente dar marcha atrás, a menos que se restituya la vigencia de la Constitución, lo cual no ha ocurrido.

Por consiguiente, tanto la MUD como la propia Asamblea Nacional son cómplices del golpe de Estado y de la ruptura del orden constitucional, por no haber cumplido con las obligaciones establecidas por ellos mismos, en el Acuerdo del 23-O.

Esto significa que, cuando algún día se produzca un cambio de gobierno y se restablezca la independencia del Poder Judicial, los miembros de la MUD y de la AN deberán juzgados por traición a la Patria, en calidad de cómplices o facilitadores de los jerarcas del régimen de Nicolás Maduro.

Mientras tanto, los ciudadanos debemos iniciar desde ahora un juicio político a los integrantes de la MUD y a los diputados de la AN, aprovechando cada oportunidad que tengamos para increparlos por su traición y para exigirles que cumplan con los términos fijados por ellos mismos el 23-O.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15