LA OTRA CARA DE LA HISTORIA QUE PRESENTA LA NOVELITA IZQUIERDISTA DEL CANAL 41: REVOLUCIONARIOS EXTRANJEROS EN ESPAÑA Y LAS BRIGADAS INTERNACIONALES-Segundo de una serie. Lenín, en una oportunidad llegó a decir: “Yo afirmo, y la historia me dará la razón, que el segundo país con dictadura proletaria en Europa será ciertamente España.”

Existe un libro titulado “La Guerra de España. El Frente Popular abrió las puertas a Franco”, cuyo autor M. Casanova, un ex combatiente bolchevique leninista, presenta cierta información muy interesante:

“En julio de 1936, aproximadamente tres meses antes de la formación de las Brigadas Internacionales, comenzaron a llegar desde casi todos los rincones del mundo militantes revolucionarios y también obreros de base para combatir en España. Se ponían a disposición de todos los partidos, de los sindicatos, de todas las organizaciones proletarias y se alistaban en las columnas y en las famosas “tribus” de los primeros momentos”.

“Ir a combatir a España” -señala el autor- era el deseo ardiente de numerosos militantes. “He visto voluntarios de Indochina, de Australia y también de África del Sur.” “En algunas ocasiones -sigue el Sr. Casanova- los más reflexivos tardaban algunos meses en decidirse pero encontré en España voluntarios venidos desde puntos bastante alejados ya los días 21 y 22 de julio, o sea, dos días después del levantamiento militar”.

“Durante los dos meses y medio primeros, Stalín practicó la no intervención… el Comintern -de Moscú- comenzó, al cabo de ese tiempo, a organizar las Brigadas Internacionales bajo la dirección de Marty.”

“Las Brigadas Internacionales combatieron y perdieron cinco mil hombres. Por razones políticas del favoritismo stalinista se hallaban mucho mejor alimentadas, mejor armadas y situadas en mejores condiciones que muchas otras columnas y divisiones, sobre todo de anarquistas y poumistas que contaban también con bastantes voluntarios extranjeros”.

“Esa dirección -la stalinista- utilizó en algunas ocasiones a los componentes de las Brigadas para los quehaceres más sucios y repugnantes. Los asesinatos de varios militantes revolucionarios, las provocaciones innobles fueron obra de varios comisarios políticos de las Brigadas Internacionales. En mayo de 1937, en Barcelona, sirvieron como fuerza de choque… Y varios guardias de asalto, así como algunos tanquistas, llegados a Barcelona desde Valencia el 7 de mayo de 1937 para imponer el “orden” contra los obreros cenetistas y poumistas, hablaban búlgaro, alemán, polaco o servio.”

“Todavía en el último momento, cuando los fascistas se acercaban a Barcelona, los voluntarios pudieron prestar servicio en la defensa de la capital catalana. Más de ocho mil ex voluntarios esperaban ser repatriados en varios campos de concentración. Se trataba sobre todo de los nacidos en países con regímenes fascistas y reaccionarios: Italianos, alemanes, polacos, húngaros, etc…”

“Sin embargo -sigue el autor-, dos batallones de las Brigadas Internacionales, uno alemán y el otro austríaco, en total más de mil ex voluntarios, partieron en la noche del 24 al 25 de enero, un día antes de la caída de la capital catalana, a Barcelona y ofrecieron sus fuerzas al gobierno de Negrin.”

Más adelante, el Sr. Casanova señala: “… después del 19 de julio no quedaban más que bolcheviques-leninistas españoles aislados partidarios del Secretariado Internacional. Después del 19 de julio vinieron a España como un centenar de extranjeros miembros de nuestra organización internacional, de varios países del mundo: franceses, belgas, suizos, holandeses, italianos, alemanes, polacos, daneses, checos y también norteamericanos, e incluso miembros de nuestra organización de África del Sur. La mayoría de ellos eran voluntarios en las milicias del POUM o en la CNT-FAI.”

“Después de las jornadas de mayo vino la represión stalinista. Nuestros camaradas Erwin Wolf -checo- y Hans Freund -alemán- (conocido con el nombre de Moulin) fueron detenidos y asesinados por los stalinistas”… “La GPU no podía perdonarle el hecho de haber sido secretario de León Trotsky. Según ciertas informaciones, fue fusilado en la URSS junto con Antonov Ovseenko, que había organizado, siguiendo órdenes de Moscú, el complot contrarrevolucionario de mayo -Barcelona 1937- …”

“La represión “el orden republicano”, el gangsterismo stalinista, no tuvieron como único efecto el asesinato de algunos miles de militantes y el “aplastamiento del trotskismo”; repitámoslo: esa represión le abrió el camino a Franco.”

En fin, con detalles como estos, uno se puede dar una idea de lo que fue la influencia extranjera comunista en España.

Las izquierdas suelen decir que existía una intensa actividad fascista en España. Se dice sin pruebas que en 1934, Mussolini entregó a un grupo de monárquicos españoles un millón y medio de pesetas para financiar el Alzamiento. Mi pregunta es, si Franco cuando se alzó lo hizo en nombre de la República, en donde cabe eso de la financiación monárquica ?. También se comenta sin pruebas, que el Duce envió armas antes del 18 de julio. Esto sin dudas es propaganda, con la idea de crear el comentario sobre la posible participación extranjera en la organización del Alzamiento. Pero nadie dice nada sobre las conspiraciones de la Internacional comunista en España. Se sabe que después de octubre de 1934, unos 600, entre socialistas y comunistas, hallaron refugio en la U.R.S.S. y allí fueron adiestrados y otros más lo fueron en Francia a través de las representaciones de la III Internacional.

Cuando estalló el Alzamiento Nacional, tanto los Gobiernos italianos como el alemán, les tomó por sorpresa. Es de resaltar que en los archivos italianos como alemanes, no existe documentos sobre posible ayuda o financiamiento a un Alzamiento en España antes del 18 de julio.

Al estallar el Movimiento, Franco, que veía que todo no había salido bien (caso de Madrid y Barcelona), entendió que si esperaba que triunfase el Alzamiento, necesitaría aviones, así como armamento. También pensó que Italia tenía un Gobierno que combatía al comunismo, y que como existía cierta coincidencia en cuanto a ese punto, Franco envía a Luis Bolín a Italia a negociar la compra de aviones. El Gobierno italiano no veía clara la situación en España, y no sabían quiénes eran y que se proponían los alzados, y mucho menos la posibilidad de éxito de aquel golpe militar.

En esas condiciones, Mussolini no deseaba complicarse en algo que le podría hacer quedar mal ante la opinión internacional, por lo cual la petición de permiso para la adquisición de aviones fue denegada. Insistió Franco, y tras presentar ciertos argumentos al ministro plenipotenciario italiano en Tánger, logró que el día 30 de julio el Gobierno italiano enviara doce aviones Savoia S-81 sin ningún tipo de armamento, de los cuales tres se perdieron en el camino. Hay algunos autores que por razones mal intencionadas, han tergiversado las fechas y número de aparatos, y más si el autor tiene alguna identificación ideológica a favor del Frente Popular. Por ejemplo, Gabriel Jackson señala en “La República Española y la Guerra Civil 1931-1939”, que en los aparatos italianos que no llegaron a su destino <<Sus diarios de navegación indicaban que se les indicó su destino el 15 de julio, o sea dos días antes de la sublevación de Melilla, un hecho que no podía por menos sugerir que Benito Mussolini conocía los planes para el pronunciamiento entre el 10 y el 20 de julio.>> Según dicho autor, saca dicha información de Pierra Cot, “The Triumph of Treason”, Nueva York, 1941, pags. 341-342. En fin, siempre han existido personas que tratan de inventar cuentos con la idea de desprestigiar más a lo que podríamos llamar el bando franquista. No faltará alguien que salga algún día a decir que Hitler, Mussolini y Franco se reunieron para planificar la guerra civil en España, y empezaran a salir fotos y documentos falsos (como el de los diarios de navegación de los aviones italianos señalados anteriormente) con la idea de crear dudas.

En cuanto a la ayuda alemana antes del 18 de julio, existen los archivos secretos de la Wihelmstrass, que algunos autores ignoran o simulan ignorar, en donde se demuestra la neutralidad alemana al estallar el Alzamiento Nacional. También existe un buen estudio de Ángel Viñas, “La Alemania nazi y el 18 de julio” que apoya esta idea.

El día 22 de julio, ante lo apurado de la situación, Franco decidió pedir la ayuda de Alemania, para lo cual envía una expedición que salió por avión desde Tetuán el día 23. El día 25 de julio los emisarios enviados por Franco se entrevistaron con Hitler, y le expusieron los mismos razonamientos que se le ofrecieron a Mussolini, en el sentido de que la U.R.S.S. estaba interviniendo de lleno en España, y que el establecimiento de un régimen aliado a Moscú en la zona sería muy perjudicial para los países de la zona. En fin, Hitler acordó el envío de 20 JU 52 que llegaron a Tetuán a finales de julio sin ningún tipo de armamento, y que simplemente ayudaron al traslado de tropas españolas del África a la Península.

Un hecho que pudo influir en la ayuda alemana, fue lo ocurrido en Barcelona con la llamada “Olimpiada Popular”.

Ese año Berlín organizó los Juegos Olímpicos, y Moscú, para demostrar su influencia en España, decide organizar sus olimpiadas antifascistas en Barcelona a las que acudieron (según algunos autores) 5.000 atletas comunistas. Es de resaltar que gran cantidad de esos supuestos “deportistas” que visitaron Barcelona, lucharían en las calles de esa ciudad el 18 de julio, en representación de la participación soviética en el estallido de la guerra civil.

En cuanto a lo que sería el envió de armamento por parte de la U.R.S.S., el 7 de octubre de 1936 Moscú presenta la siguiente nota: <<El gobierno soviético no puede en ningún caso consentir que ciertos firmantes del acuerdo de no intervención transformen tal acuerdo en una tapadera de la asistencia militar a los rebeldes… En consecuencia, el gobierno soviético se ve en la obligación de declarar que, si esas violaciones no cesan inmediatamente, se considera liberado de los compromisos suscritos en citado acuerdo.>> Con esta nota la U.R.S.S. empieza a justificar el envío ilegal de armas, suministros, contingentes de pilotos y tanquistas, instructores de especialistas, consejeros militares y políticos, que en muchos casos se dedicaron simplemente a la labor de espionaje.

Entre el 18 de julio y el 19 de octubre de 1936, habían cruzado (según cálculos moderados) más de 10 mil voluntarios extranjeros con la idea explícita de combatir al lado del comunismo, los cuales tuvieron su base de entrenamiento en Albacete. La organización de las Brigadas Internacionales estuvieron bajo la dirección del dirigente comunista italiano Togliatti y el comunista francés André Marty, con la ayuda de cientos de oficiales rusos de Estado Mayor, que habían llegado para ayudar en la defensa de Madrid. Los brigadistas llegaron a superar la cifra de 40 mil voluntarios. Hay autores que dan cifras de 12 mil hombres. Es de resaltar que gran cantidad de extranjeros lucharon del lado republicano sin ser incorporados a las Brigadas Internacionales. ¿Cúantos? posiblemente miles y miles. El hecho, es que la participación extranjera en la zona republicana, superó en hombres y armamento al lado nacional.

El 22 de octubre, el gobierno de la República autoriza oficialmente  la constitución de las Brigadas Internacionales. Es decir, se reconoce la participación de la U.R.S.S. en la guerra de España.(Continuará)

Un Comentario sobre “LA OTRA CARA DE LA HISTORIA QUE PRESENTA LA NOVELITA IZQUIERDISTA DEL CANAL 41: REVOLUCIONARIOS EXTRANJEROS EN ESPAÑA Y LAS BRIGADAS INTERNACIONALES-Segundo de una serie. Lenín, en una oportunidad llegó a decir: “Yo afirmo, y la historia me dará la razón, que el segundo país con dictadura proletaria en Europa será ciertamente España.”

  1. Excelente reportaje de la Guerra Civil Española y sus verdaderos inicios.
    Sin embargo hay otros autores que han tergiversado la verdadera historia, quizas al hacer esto, recibieron grandes sumas de dinero y al mismo tiempo sus conciencias fueron sepultadas en la mentira.
    Sobre este tema de esa cruel Guerra civil, he leido lo suficiente, buscando la verdad…que es dificil encontrar.
    Cuando Franco pide ayuda a Hitler, ya habia en suelo español tropas sovieticas, como tambien las Brigadas Internacionales, todas al mando del Teniente Coronel Zuckov, que mas tarde fue Marisacal de Campo en la Segunda Guerra Mundial.
    Las Brigadas Internacionales que lucharon en España, eran componentes de diferentes naciones y esto me recuerda el libro del Chileno Roberto Ampuero y su libro: “ La Revolucion Verde Olivo” donde narra que tan pronto Fidel entra en la Habana un 8 de Enero de 1959, ya lo esperban brigadas comunistas de Centro y Sur America y este es un dato, que no se publica muy a menudo lo mismo que aparece en este reportaje.
    Creo firmemente que si Hitler no hubiera dado la ayuda, España hubiera caido bajo la Hoz y el Martillo……sin embargo parece que la Historia se vuelva a repetir, pero en circunstancias diferentes, como estamos viendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15