LA OTRA CARA DE LA HISTORIA QUE PRESENTA LA NOVELITA IZQUIERDISTA DEL CANAL 41: REVOLUCIONARIOS EXTRANJEROS EN ESPAÑA Y LAS BRIGADAS INTERNACIONALES-Tercero de una serie. Lenín, en una oportunidad llegó a decir: “Yo afirmo, y la historia me dará la razón, que el segundo país con dictadura proletaria en Europa será ciertamente España.”

Foto: Barco desembarcando brigadistas internacionales (comunistas) en España

Algunos autores señalan que se justifica la “ayuda” de la U.R.S.S., por el simple hecho de que los gobiernos de Alemania y Italia tuvieron gran participación en el lado franquista al estallar la guerra. Esto es rotundamente falso. Es en diciembre de 1936 cuando se forma la Legión Cóndor. Y es el 18 de diciembre cuando zarpan las primeras unidades italianas de infantería de Nápoles a España. La ayuda exterior a Franco se hace después que la U.R.S.S. anunciara oficialmente en octubre su intención de participar directamente en España.

Un aspecto interesante es que tanto Alemania como Italia su intención era la de ayudar, y que al terminar la guerra, enviarían sus voluntarios de retorno a su casa, como en realidad ocurrió. Mientras que la U.R.S.S. su intención era la de que tras ganar la guerra, ocupar militarmente y políticamente España, tal como lo estaban haciendo, y hicieron en Europa Oriental al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Para dar una idea de cómo ciertos autores distorsionan la realidad a favor de sus ideas, Jacques Delpierrie de Bayac, en su obra “Las Brigadas Internacionales” señala lo siguiente: <<El 29 de octubre comienza los bombardeos de Madrid por las escuadrillas de la Legión Cóndor…>>. El hecho es que dicha Legión se formó dos meses después.

Arriba: Tanque ruso del lado republicano en la guerra civil de España

Ese mismo autor reconoce que ya a mediados de octubre de 1936, los envíos soviéticos <<cazas y carros de combare>> llegaban a la defensa de Madrid. <<El 29 de octubre lanzan un contraataque en dirección Sur. Unos cuarenta carros de combate Renault, franceses, T.26B. de 8,5 toneladas y BT. <<Christie>> de 12 toneladas, soviéticos, con tripulaciones en su mayoría soviéticas y mandados por el general Pavlov son la punta de lanza.>> y más adelante sigue el autor señalado que para el 10 de noviembre << en el cielo -de Madrid- han aparecido los primeros cazas soviéticos, los 1.15 y los 1.16, a los que los milicianos españoles llaman <<moscas>> y <<chatos>>.>>. Otros autores como Gabriel Jackson señalan que fue el 2 de noviembre cuando aparecieron dichos aviones. También señala que el día 24 de octubre ya daban acción los tanques rusos en las cercanías de Aranjuez.

Es de resaltar que el pago de las armas soviéticas quedó garantizado cuando el gobierno de Largo Caballero, en la última semana de octubre de 1936, hizo embarcar más de la mitad de las reservas de oro del Banco de España en el puerto de Cartagena en cuatro buques mercantes soviéticos con destino a Odesa. Se dice que mucho del armamento enviado por los rusos resultó ser chatarra.

Un dato curioso del Sr. de Vayac, es que narra en una forma muy descriptiva la actividad de las Brigadas en la defensa de Madrid y sus alrededores. Relata las luchas de los brigadistas en la Casa de Campo, la Ciudad Universitaria, Getafe. Da nombres de jefes de baterías, batallones, generales, etc., pero a cuanto a la cifra de extranjeros que participaron al comienzo de la guerra, no hay nada concreto. Por ejemplo, señala que el día 22 de octubre, cuando se crea oficialmente las Brigadas, ya se habían formado tres batallones: el Batallón Hans, que se compone de alemanes, austríacos, alsacianos, balcánicos, polacos, escandinavos; un batallón francés; y un batallón italiano con el nombre de Garibaldi. La Brigada estaba integrada por el estado mayor en los efectivos del ejército republicano. Toma el nombre de 9.ª Brigada Móvil. Pero en cuanto a la cifra de voluntarios, el autor no aporta ningún número. Es de resaltar que muchos extranjeros que pelearon en la zona republicana, no estaban en las Brigadas Internacionales. Es decir, por ejemplo se daba el caso de batallones de soldados españoles bajo las ordenes de un oficial ruso.

El autor Bayac, casi, al final del libro, presenta unas cifras globales <<aproximadas>>, pues según el autor, los archivos faltan y las listas son incompletas. En fin, en su obra aporta los siguientes datos: Franceses: 9.000; Alemanes y Austríacos: 5.000; Polacos: 4.000; Balcánicos: 4.000; Italianos: 3.100; Británicos: 2.000; Belgas: 2.000; Norteamericanos: 2.000; Escandinavos: 2.500; Otras naciones: 2.000. >>. El autor los estima en unos 35.000 voluntarios. En esta suma el autor curiosamente no agregó los soviéticos, aunque más adelante señala que <<Entre 4.000 y 5.000 soviéticos sirvieron en España.>> Es de resaltar que hay otros autores que han estudiado el tema, y indican que la cifra supera los 9.000 rusos. También señala el Sr. Bayac que <<Hasta el fin de la guerra de España, hubo en las fuerzas armadas republicanas voluntarios extranjeros, anarquistas, socialistas, trotskistas, antifascistas de diversas tendencias que no formaron parte de las Brigadas Internacionales, quizá a su carácter marcadamente comunista, al menos en apariencia. Es extremadamente difícil evaluar su número: todo lo más sería de 1.000 a 2.500 hombres. El socialista alemán Willy Brandt estuvo en Aragón con una columna del POUM.>> En contraste, algunos otros autores señalan que dicha cifra puede superar los 10.000 voluntarios.

En fin, si se le agrega a la cifra de 35.000 voluntarios ofrecida por Bayac, los soviéticos y los extranjeros no alistados en las Brigadas, la cifra de voluntarios sería mucho superior a la aportada por dicho autor en sus cifras globales. Creo que sin dudas trata de manipular dichas cifras, ya que mientras menor sea estos números, y mayor la cifras de voluntarios extranjeros en la zona franquista, mejor para dicho autor. Curiosamente señala al final del libro que en la zona republicana participaron voluntarios de <<53 o 54 naciones que estuvieron en las Brigadas Internacionales>>.

En cuanto a los muertos de las Brigadas, el Sr. Bayac da la cifra de 10.000, a pesar que hay otros autores que dan la cifra de 5.000.

Esta última cifra se encuentra en “El adiós”, de Juan Negrín, a las Brigadas.

Dentro del libro del Sr. Bayac, hay un capitulo con el titulo “Las Brigadas a Principios de 1937, y al comienzo se puede leer lo siguiente: <<Desde finales de otoño de 1936, periódicos de derechas de Francia y Gran Bretaña, y naturalmente la prensa nazi y la fascistas, se hacen eco de declaraciones de desertores de las Brigadas Internacionales. Estos testimonios, o pretendidamente tales, dan a las Brigadas una imagen siniestra: robos, pillajes, violaciones, crímenes entre los prisioneros de guerra y la población civil española serían moneda de uso corriente. En marzo de 1939, en la Cámara de Diputados, en París, a propósito del asunto Delassalle y de otros casos, los parlamentarios de extrema derecha acusan a André Marty de ser un asesino. El debate tendrá gran resonancia. Se publican listas: se encuentran en ellas los nombres de decenas a veces centenares, de voluntarios de las Brigadas Internacionales que habían sido ejecutados por traición o porque se negaban a obedecer a sus jefes comunistas.>>(Continuará)

Un Comentario sobre “LA OTRA CARA DE LA HISTORIA QUE PRESENTA LA NOVELITA IZQUIERDISTA DEL CANAL 41: REVOLUCIONARIOS EXTRANJEROS EN ESPAÑA Y LAS BRIGADAS INTERNACIONALES-Tercero de una serie. Lenín, en una oportunidad llegó a decir: “Yo afirmo, y la historia me dará la razón, que el segundo país con dictadura proletaria en Europa será ciertamente España.”

  1. Sin lugar a dudas aunque con algún matiz no del todo negativo la serie “Amar en tiempos revueltos”, por demás muy buena en lo artístico se posiciona en favor del Frente popular, contra la rebelión de los nacionales y contra el posterior régimen franquista, pero su mayor peligro no es este, el mayor daño radica en su agenda de género, antifamilia, promoción del adulterio y de socavación de la figura paterna. La gran tragedia es que esa misma agenda es compartida por la mayor parte de la industria cultural occidental a la que nadie acusaría de socialista, desde los casos cerrados y aberrados de la Doctora Polo hasta la mayor parte de lo que nos ofrecen los negocios como Netflix

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15