LAS ELECCIONES DE COLOMBIA

Por Aldo Rosado-Tuero Conocido el resultado de las elecciones presidenciales celebradas  hoy domingo en Colombia se impone un pequeño análisis para la Segunda Vuelta que ha de celebrarse exactamente en tres semanas más, exactamente el domingo 15 de junio. OSCARIVANZULUAGAYJUANMANUELSANTOSLos resultados dieron como ganador de la primera vuelta al candidato Oscar Iván Zuluaga con el 29.28 % de los votos emitidos, mientras que el actual presidente Juan M. Santos  alcanzó el 25.6 %, quedando por debajo de Zuluaga por más medio millón de votos. Los demás candidatos obtuvieron los siguientes porcentajes: Martha Lucía Ramírez, del Partido conservador, con un 15.6%; Clara López, la candidata del Foro de Sao Paulo y por ende de las FARC sorprendió al alcanzar el 15.20% y en último lugar quedó el candidato de la Alianza Verde Enrique Peñalosa con un 8.3 %. Estas elecciones se caracterizaron por una altísima abstención y una elevada proporción de votos en blanco. Fue evidente que la gran mayoría de los votantes repudiaron la actuación del presidente Santos durante de su período, pero la incógnita que se abre sobre        quien pudiera resultar triunfador en la Segunda Vuelta, es a quién brindarán su apoyo los candidatos que no participarán en ella. Todo parece indicar que Martha Lucía apoyaría a Zuluaga, pero la cosa se complica para el candidato uribista, que obtuvo casi  4 puntos más que Santos, que si obtiene el endorso de la candidata del Partido Conservador (un 15 %) Más o menos estaría en el mismo nivel que en la primera vuelta, pues la izquierdista Clara López, que apoyaría Santos también recibió el respaldo de un 15 % de los electores. Ante ese cuadro, se hace evidente uno de las grandes contradicciones y fallos de la “partidocracia”, pues el candidato menos popular, el que menos votos recibió, Enrique Peñalosa, se convertiría prácticamente en el gran elector que podría decidir con el respaldo del 8 % de los electores, quien sería el próximo presidente. Claro que no todos  los electores en esta segunda vuelta seguirán los consejos de los candidatos minoritarios, por lo que no se puede usar esa fórmula matemática para predecir futuro ganador. Si Uribe y sus partidarios quieren llevarse el gato al agua tendrán que convencer a un buen porcentaje de los electores que se abstuvieron en la elección de hoy. Las elecciones de hoy en Colombia han demostrado muy a las claras—y esperamos que la oposición venezolana tome nota de ello—que es un hecho innegable que el sistema de votación por máquinas que se usa en Venezuela se presta e indudablemente se usa para el fraude a favor del chavismo. En Venezuela que, según el CNE las actas se transmiten directamente a las computadoras del máximo organismo que regula las elecciones, se demoran 8, 10, y hasta 14 horas para comenzar a dar los primeros resultados, evidentemente tienen que tomarse ese tiempo para introducer el fraude en el sistema; mientras que en Colombia, donde se vota manualmente,  se comenzaron a emitir los primeros boletines a los 10 minutos de cerradas las urnas y antes y a las dos horas y media, ya se sabía quién había ganado y estaban escrutadas ya el 98 % de las urnas. Los ojos de los anti comunistas y de los defensores de la verdadera democracia deberán estar muy fijos en Colombia donde se libra una de las más decisivas batallas para parar la maquinaria del FSP, que aspira a la comunización total del continente. Con la victoria de Zuluaga hoy Colombia puede abrir el alma a la esperanza, ojalá y la historia de hoy se repita el próximo 15 de junio, por el bien de Colombia, por el bien de Iberoamérica.

WordPress theme: Kippis 1.15